27 Abril 2009: A 74 Años de Guerra del Chaco, Paz entre Bolivia y Paraguay

Apr 28 2009 @ 04:48am
Por: Manuel
Publicado en: Noticias
Con Fernando Lugo a su izquierda y Evo Morales a su derecha, entre los tonos dorados del Salón Blanco de la Casa de Gobierno, Cristina Kirchner encabezó anoche una ceremonia regional histórica, en la que entregó a sus colegas de Paraguay y Bolivia el acta final (memoria) que terminó con el diferendo limítrofe por el Chaco Boreal. El mismo desde la devastadora guerra que entre 1932 y 1935 ocasionó la muerte de 90 mil paraguayos y bolivianos.

Después de reunirse apenas cinco minutos con sus colegas en su despacho, cerca de las 20, Cristina cerró el acto al que calificó de "símbolo de una clausura definitiva a aquella etapa de enfrentamientos sin sentido que lo único que hicieron fue llevar agua al molino de los otros", que "no estaban en la América del Sur". Se refería la Presidenta, sin nombrar países, a la injerencia de potencias como Estados Unidos y Gran Bretaña en favor de sus gigantes petroleros (la Standard Oil y la Royal Dutch Shell) ligados directamente a la guerra paraguayo boliviana.

Y anoche mientras Lugo hacía "vivas por la paz para que las apetencias externas nunca más" los enfrente, Morales calificaba la jornada de "trascendental", fruto de tiempos de "amistad y solidaridad, entre los pueblos", y de presidentes que venían de la lucha social.

Parte del Gabinete estuvo ayer en el Salón Blanco: Sergio Massa, Julio De Vido, Débora Giorgi. Pero resaltaban en primera fila los cancilleres Jorge Taiana, David Choquehuanca (Bolivia) y Alejandro Ahmed Franco (Paraguay) más el chileno Mariano Fernández, el único ministro de los cinco países garantes del tratado firmado ayer primero en Cancillería y luego entregado por Cristina a sus pares. Brasil, Estados Unidos, Perú y Uruguay estuvieron representados por sus embajadores en Argentina.

Evo tuvo desde ayer temprano una extensa actividad. En cambio, los movimientos de Lugo se restringieron al máximo. Aterrizó poco después de las seis y lo trasladaron a la Rosada en helicóptero. Fuentes del Gobierno reconocieron que se cuidaron en extremo sus contactos con la prensa para evitar con ello preguntas incómodas sobre su paternidad de tiempos de obispo, la que ha causado un terremoto político del Paraguay.

La Presidenta fue tercera ayer en turno al momento de hablar. Y ante la mirada atenta del embajador Earl A. Wayne recurrió a la historia para contar que en momentos de la guerra por el Chaco Boreal el luego embajador en la Argentina de EE. UU. Spruille Braden, a quien llamó "un personaje" "representaba los intereses también de la Standard Oil Company".

Braden fue luego en la Argentina el "ariete más importante" contra la campaña presidencial de Juan Perón en 1945, recordó en alusión a la consigna "Braden o Perón".

"En la América del Sur, nada es producto de la casualidad", concluyó Cristina.

La memoria final entregada ayer por Cristina a sus colegas es el trabajo de la Comisión Mixta Demarcadora de Límites Boliviano Paraguaya / Paraguayo Boliviana que, bajo la presidencia argentina, empezó su labor en 1938 y la terminó en 2007.

A lo largo de estas décadas, y sobre el terreno, la Comisión tuvo a su cargo la tarea de amojonar la línea divisoria en el Chaco Boreal. Ayer por la tarde, Taiana había entregado a los cancilleres Franco, de Paraguay y Choquehuanca, de Bolivia el acta que por la tarde firmaron Cristina, Lugo y Morales.