4 ejercicios para tonificar el busto ^_^

Apr 22 2009 @ 03:25pm
Por: MoNyKa ViLlAlTa
Publicado en: Salud
Los ligamentos que sostienen la glándula mamaria necesitan de unos músculos pectorales firmes, los cuales permitan mantener los senos bien tonificados.



Basta reservar unos cuantos minutos para ejercitar esta área del cuerpo y lucirás bien con cualquier escote, sin necesidad de pasar por el quirófano ni recurrir a la ropa interior con relleno.

La belleza del busto no depende sólo del tamaño, sino de la buena apariencia que éste tenga, aun debajo de la ropa. El embarazo, la lactancia materna, el aumento y pérdida de peso, así como la mala postura y el paso de los años son sólo algunos factores que influyen en su aspecto. Esta relajación natural de los músculos pectorales y dorsales reduce su belleza natural y los hace ver flácidos y caídos.



Una manera de desacelerar ese proceso normal del cuerpo es la práctica frecuente de una rutina de ejercicios específicos, los cuales estimulan el músculo y propician una buena irrigación sanguínea. De acuerdo con Daniel Palomo, entrenador personal, para mejorar el volumen es conveniente ejercitar sólo una porción inferior del músculo pectoral y contraerlo, mientras que si buscas firmeza debes trabajarlo completo.

Para empezar con la práctica viste ropa cómoda y un sostén deportivo que mantenga tus senos firmes mientras realizas los movimientos. Luego inicia la siguiente rutina:

1. Con los pies en el suelo, recuéstate con la espalda recta sobre una banca. Con cada mano sujeta una mancuerna de tres libras, eleva los brazos hacia el frente y flexiona hasta llevarlos al pecho. Practica el movimiento en tres bloques de 12 repeticiones continuas.
2. Siéntate en una pelota estabilizadora y, poco a poco, resbala tus caderas hasta lograr sostenerte con la espalda, deja las rodillas flexionadas y los pies sobre el piso. Con cada mano sujeta una pesa de tres libras, estira hacia arriba los brazos y flexiona los codos hasta alinearlos con los hombros, realiza cuatro rutinas de 12 repeticiones cada una.

3. Coloca en el suelo una esponja y en un extremo ubica un ?step? u otro objeto que funcione como tal. Colócate de rodillas y con los pies cruzados, lleva tus manos sobre el step, flexiona los codos para realizar 12 despechadas continuas. Descansa un minuto y repite la rutina tres veces más.

4. Siéntate en una silla con respaldo reclinable e inclina tu espalda hacia atrás. Con cada mano sujeta una mancuerna de tres libras, estira los brazos hacia arriba y flexiona los codos de manera que queden alineados con el hombro. Realiza el movimiento en tres bloques de 12 repeticiones continuas.