緼sistimos al Nacimiento del BRIC y la Muerte del G-7?

Jun 18 2009 @ 10:05pm
Por: Felipe IV
Publicado en: Pol韙ica
Esper谩bamos una "divisa BRIC" (Ver Bajo la Lupa 7, 10 y 14/6/09) y los magos del nuevo orden multipolar, el presidente ruso Dimitri Medvediev y su hom贸logo chino Hu Jintao, se sacaron de la manga "la divisa del Grupo Shanghai" (Shanghai Cooperation Organization: SCO, por sus siglas en ingl茅s) que "apoy贸 la propuesta rusa de usar las divisas nacionales en sus intercambios, as铆 como introducir una moneda com煤n del grupo" (RIA Novosti, 16/6/09).



Por Alfredo Jalife-Rahme - La Jornada, M茅xico

驴Se cre贸 la "divisa del Grupo Shanghai"? Esta nueva divisa, que proponemos sea llamada "divisa Shanghai", ser谩, seg煤n RIA Novosti, "similar a la unidad monetaria europea, que fue usada hasta la introducci贸n del euro en 1999".

El hexapartita Grupo Shanghai (con "observadores" de enorme peso como India, Ir谩n y Pakist谩n, adem谩s de Mongolia) fustig贸 "la presente estructura del sistema mundial de divisas, dominado por el d贸lar como la principal divisa de reserva global, lo cual se encuentra lejos de lo ideal", y consider贸 que "la aparici贸n de nuevas divisas de reservas era inevitable (sic)".



Dmitri Medvediev, el anfitri贸n estrella, arremeti贸 contra la unipolaridad del d贸lar antes, durante y despu茅s de las Cumbres Shanghai y BRIC: "el presente conjunto de divisas de reserva y la principal divisa de reserva, el d贸lar, han fracasado en funcionar como debieran", y propuls贸 el "rublo como divisa de reserva en el futuro cercano".



La cumbre Shanghai se acopl贸 a la cumbre del BRIC: las dos grandes potencias euroasi谩ticas globales, Rusia y China, optaron por levantar la puja de la reforma del caduco orden financiero mundial mediante el Grupo Shanghai, en lugar de la cumbre del BRIC. Esta sutileza no es menor, ya que Brasil e India (miembros del BRIC) no pertenecen al Grupo Shanghai (aunque Nueva Delhi figure como "observador").



La transmutaci贸n operada en la misma ciudad de Yekaterinburg pareciera haber optado por la "divisa Shanghai", bajo la protecci贸n nuclear de una agrupaci贸n m谩s cohesiva que lleva ocho a帽os de edificaci贸n, en lugar de la "divisa BRIC" que hubiera tomado mucho mayor tiempo implementar.



Tampoco se debe soslayar el traslape funcional que existe entre el Grupo Shanghai, a帽ejo de ocho a帽os, con el reci茅n entronizado BRIC, precisamente a trav茅s de sus dos miembros comunes: Rusia y China.



La cumbre cuatripartita del BRIC, donde sorpresivamente brill贸 el tema energ茅tico, que supuestamente correspond铆a al Grupo Shanghai en exclusiva, "apoy贸 el di谩logo energ茅tico y su est铆mulo", as铆 como "el empuje de las inversiones en dicho sector" y "la coordinaci贸n y cooperaci贸n entre productores y consumidores, incluidos los pa铆ses de tr谩nsito, con el fin de reducir la incertidumbre y asegurar la estabilidad y continuidad".



El BRIC se pronunci贸 por la "diversificaci贸n de los recursos energ茅ticos y el abastecimiento de productos energ茅ticos, que incluya la energ铆a renovable". Tambi茅n apoy贸 sutilmente la incorporaci贸n de India y Brasil como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y anunci贸 que su segunda cumbre se llevar谩 a cabo el a帽o entrante en Brasil, lanzado as铆 a la estrat贸sfera geoecon贸mica.



El peri贸dico oficioso chino People?s Daily (16/6/09) no oculta el cambio de paradigma global que se escenific贸 en Yekaterinburg: "una crisis econ贸mica grave implica la reconfiguraci贸n del mapa econ贸mico global y un nuevo orden en la moderna historia mundial; sin embargo, esto es absolutamente (隆s煤per sic!) inevitable e independiente de la voluntad humana. Frente al deterioro de la presente crisis financiera, la situaci贸n parece mejor para los pa铆ses del BRIC y el papel que jugar谩n en la econom铆a global. As铆, existen bases para que los analistas predigan que las econom铆as emergentes del BRIC probablemente asuman el liderazgo para salir de la recesi贸n econ贸mica global".



Una cosa qued贸 clara en Yekaterinburg: el BRIC, una agrupaci贸n geoecon贸mica de reciente nacimiento oficial, es probable que de ahora en adelante funcione bajo la sombra militar del Grupo Shanghai. En t茅rminos pulcramente geoecon贸micos el BRIC se volvi贸 el primer competidor global, si no el sustituto, del ag贸nico G-7.



Horas antes de la cumbre del BRIC, Arkady Dvorkovich, principal asesor econ贸mico de Dimitri Medvediev, anticip贸 la voluntad de Rusia de "invertir parte de sus reservas monetarias en bonos emitidos por Brasil, China e India" (Ap, 16/6/09).



Rusia y China, atoradas en la trampa global del d贸lar (y su irresponsable impresi贸n de billetes que subsidia su belicismo planetario), buscan desesperadamente diversificar sus cuantiosas reservas en otro tipo de instrumentos financieros, por lo que Arkady Dvorkovich propuso "revisar la manera en que se valoran las obligaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI)" y exhort贸 a que "el rublo, el yuan y el oro (隆extra-s煤per-sic!) formen parte de una categor铆a revisada de monedas", con el fin de "formar la valoraci贸n de los Derechos Especiales de Giro (SDR, por sus siglas en ingl茅s)", que representan la unidad monetaria contable del FMI.



Actualmente los SDR reflejan el viejo orden monetario mundial mediante una canasta de divisas en la que predomina el d贸lar, al un铆sono del euro, el yen nip贸n y la libra esterlina, lo cual es una enorme aberraci贸n.



La c煤pula rusa ha emitido se帽ales encontradas para iniciar las exequias formales del d贸lar, mientras Dvorkovich se encarga de diluir el 铆mpetu de su jefe Dimitri Medvediev, quien ha encabezado con China y Brasil el fin de la hegemon铆a del d贸lar: "existe un entendimiento (sic) de que la 煤ltima cosa que necesitamos ahora son turbulencias en los mercados financieros", por lo que "nadie desea la ruina (隆s煤per sic!) del d贸lar, incluy茅ndonos a nosotros" (The Economic Times, 16/6/09).



A nuestro juicio, las cuantiosas reservas del BRIC ?parad贸jicamente en d贸lares y pr谩cticamente 40 por ciento de las reservas totales de las divisas mundiales? poseen la capacidad letal para sepultar al d贸lar, pero al precio quiz谩 de su propio suicidio, ya que no existe todav铆a una divisa alterna. Y 茅sta representa precisamente la gran tarea conjunta tanto del Grupo hexapartita de Shanghai como del cuatripartita del BRIC.



Con antelaci贸n a la cumbre del BRIC, el canciller brasile帽o Celso Amorim sentenci贸 que "el G-8 est谩 muerto" y coment贸 "que el BRIC tendr谩 mayor influencia global que algunos pa铆ses del mismo G-8 en la presente situaci贸n econ贸mica" (Xinhua, 15/6/09). Habr铆a que corregir respetuosamente al visionario canciller brasile帽o, ya que la verdadera defunci贸n sucede ya en el seno del G-7 (sin Rusia) que en el G-8 (con Rusia).



Qui茅rase o no, Rusia se convirti贸 en la bisagra de transici贸n del viejo orden financiero internacional, mediante su incrustaci贸n en el moribundo G-8, al incipiente nuevo orden financiero global como uno de los l铆deres del cuatripartita BRIC y del hexapartita Grupo Shanghai.



Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES
---