Con Nombre y Apellido Salen a la Luz ARENEROS vinculados a la Corrupción Estatal

Jun 12 2009 @ 07:35pm
Por: Diego Juarez
Publicado en: Política
Un diputado, la hermana de un ex presidente de la República y del partido Arena, y un columnista de un periódico -entre otros- estaban pagados por una institución que hasta el mes pasado era dirigida por el que fuera jefe de campaña del ex candidato presidencial arenero.

Por Sergio Arauz - El Faro

Una serie de personajes vinculados al quehacer político y partidario salvadoreño aparecen en una lista de pagos del Centro Nacional de Registros, algunos de los cuales han tenido conocida labor en otras oficinas o instituciones estatales, y varios de ellos estaba contratados en el CNR como "asesores externos".

Se trata de una lista de personas naturales y jurídicas de más de 8 mil registros que resume el pago de honorarios a empleados o contratistas del CNR durante los últimos cinco años, y en la que se incluye al menos a una persona que ni siquiera brindó servicio alguno a esa institución.

Entre esos más de 8 mil registros destacan algunos porque recientemente tuvieron destacados roles electorales o porque el ojo de los medios los ponía más en otros escenarios, como la Asamblea Legislativa. El ingrediente común es que han tenido una clara vinculación con el partido Arena en los últimos años y que no se sabe bajo qué criterios el CNR los contrató.

Uno de estos casos es el de Noé Medrano, un ex asistente del otrora candidato presidencial Rodrigo Ávila. Otro es el del ex alcalde arenero de San Martín, Valentín Castro, quien perdió la elección de 2006 después de seis mandatos consecutivos, y de inmediato fue adquirido por el CNR. También aparecen una hermana del ex presidente Armando Calderón Sol, el columnista Ivo Príamo Alvarenga y el diputado Enrique Valdés. Y en esta coyuntura en que los legisladores no logran ponerse de acuerdo en el nombramiento del nuevo fiscal general, sobresale ad hoc el nombre de uno de los dos candidatos sobrevivientes, el del ex parlamentario Raúl Somoza Alfaro.

En el caso del diputado Enrique Valdés, este durante tres años y siete meses supo combinar su trabajo como legislador y como ginecólogo del Centro Nacional de Registros. Valdés fue directivo de la Asamblea Legislativa 2006-2009, y aprovechó la excepción constitucional a la prohibición de que los parlamentarios propietarios tengan simultáneamente otro cargo público remunerado. La Constitución permite el doble empleo cuando se trata de servicios de asistencia social, que es el caso del legislador.

El Faro preguntó al CNR cómo fue que determinaron que contratar a Valdés era lo mejor para atender la prestación del servicio de ginecología, pero la oficina se rehusó a dar detalles. Y cuando a él se le preguntó sobre su relación con el CNR, optó por la brevedad de respuestas.

-Diputado Valdés, ¿cuál es su relación laboral con el CNR?

-Lo único que puedo decirte a ti es lo siguiente: soy un ginecólogo, ejerzo mi profesión y tengo el derecho constitucional a ejercerla. Tengo diferentes contratos con diferentes clientes.

Valdés empezó a trabajar como ginecólogo de las empleadas del Centro Nacional de Registros ganando 900 dólares mensuales. Su primer salario lo cobró en noviembre de 2005, cuando era jefe de la fracción legislativa de Arena, donde devengaba 4 mil 25.72 dólares al mes.

Al año siguiente, en 2006, obtuvo un aumento de salario en ambos trabajos. Ascendió a la junta directiva de la Asamblea, por lo que empezó a recibir 828.24 dólares más. Como ginecólogo del CNR también obtuvo 178 dólares adicionales, con lo que llegó a mil 78 mensuales, retribución que mantuvo hasta el 31 de mayo de 2009.

La lista de contrataciones del CNR a la que tuvo accceso este periódico incluye personal que tiene plaza fija o contrato por servicios prestados. En el caso de Valdés, la única información sobre la que el Centro de Registros accedió a musitar al menos un par de palabras fue que se le pagaba por sus servicios profesionales como ginecólogo.

El artículo 129 de la Constitución establece que los diputados en ejercicio no podrán desempeñar otros cargos públicos remunerados, excepto algunos como los relacionados con los servicios profesionales de asistencia social.

En la misma planilla de Valdés aparece Gloria Calderón Sol de Oñate, hermana del ex presidente de la República Armando Calderón Sol. Ella renunció el 30 de abril de este año para dedicarse al trabajo como concejal de la Alcaldía de San Salvador, pero admite que en realidad nunca sirvió a la institución que le pagaba.

Antes de ser concejal fue asistente de la ex vicepresidenta Ana Vilma de Escobar, quien la nombró jefa de campaña durante la competencia interna por la candidatura presidencial. Para esa época, en el primer trimestre de 2008, Calderón Sol de Oñate ganaba 2 mil 229. 62 dólares mensuales. En recursos humanos del CNR, su plaza aparece registrada como "asesor externo". Y lo de externo parece aplicarse muy bien porque en realidad su asesoría no era al CNR. "Mi empleador era el CNR, eso indiscutiblemente. Pero como le comento... yo fui contratada por el CNR, pero estaba a la orden de la vicepresidenta, ella me pidió que le ayudara con el tema social en la Vicepresidencia de la República", dice.



-¿Y con quién gestionó la plaza? ¿Con Félix Garrid Safie?

-Era Garrid Safie creo. Yo con quien hablé es con la señora vicepresidenta, ella me dijo: "Goga, me gustaría que me ayudaras en este tema, veo que tenés las condiciones, la capacidad, podés gestionar esa ayuda". Y así fue como comencé. Le quiero comentar que estuve trabajando como seis meses de gratis y nunca aparecía quién iba a pagar mi sueldo -relató. De inmediato, sin embargo, expresó su suspicacia ante las preguntas.

-¿Sabe el sabor que siento en este momento? Como que andan tratando de encontrar cosas donde no las hay. Comprendo su labor investigativa, es loable, tiene toda la razón de hacer lo que hace y la ciudadanía de conocerlo, pero siento que el fondo de eso no es el más sano que digamos, y lo lamento pues, porque no tengo nada de que arrepentirme.

Calderón Sol de Oñate tenía su espacio de trabajo en las oficinas de la Comisión Trinacional del Plan Trifinio, institución que en el caso de El Salvador depende de la vicepresidencia. La ahora concejal capitalina recuerda la índole de su trabajo cuando se unió al equipo de Ana Vilma de Escobar:

-La vicepresidenta empezó a recibir muchas solicitudes, de sillas de ruedas, de que ayudara a conseguir un trabajo, de que si daba una recomendación, de que si le daba no sé qué... la vicepresidencia bajo ese mismo argumento, constitucionalmente no tiene mayor rol. Entonces no tenía presupuesto, por lo cual es el CNR que a mí me pagaba. Yo no le veo cuál es el tema. Podré estar en una lista, lo que usted quiera, pero yo me siento muy orgullosa de haber trabajado para la vicepresidenta. Soy una mujer capaz, puede preguntarle a quien sea de la vicepresidencia, a mí nadie me regaló nada, no tiene que ver que era uno el que me contrataba y era otro donde yo trabajaba. Me siento orgullosa de mis funciones y no tengo nada de lo que avergonzarme.

La lista de registro de pagos incluye la planilla de personal, los salarios mensuales, los descuentos de renta, Seguro Social y las bonificaciones de fin de año que ha dado el CNR a sus trabajadores. Hasta mayo pasado, el director del Centro era Gerardo Suvillaga, un ex diputado y ex miembro de la cúpula arenera, que en 2008 se convirtió en jefe de campaña del candidato presidencial Rodrigo Ávila.

El Faro mostró el miércoles la lista al director ejecutivo actual del CNR, Fernando Batlle, para pedirle que explicara bajo qué circunstancias fueron contratadas estas y otras personas, y cuál fue el beneficio que con sus servicios aportaron al país. Él dijo haber detectado "situaciones" dentro de la institución que está investigando, confirmó la genuinidad de los datos, pero un día después, este jueves, se rehusó a brindar más información, con el argumento de que el presidente, Mauricio Funes, le dijo que él quiere hacer público el caso. "El presidente nos ha ordenado... que él va a dar las declaraciones. Pidió que evitáramos dar algún tipo de comentarios. Es información que va a dar el presidente el día de mañana (este viernes)", dijo.

Batlle es el relevo de Gerardo Suvillaga, quien a su vez había sustituido a Félix Garrid Safie cuando este asumió como fiscal general hace tres años.

Durante la gestión de Safie se contrató a un ex diputado arenero que ahora es uno de los dos sobrevivientes de la lista que la Asamblea Legislativa ha depurado para intentar nombrar al nuevo fiscal general. Raúl Somoza Alfaro obtuvo el cargo de inspector adjunto de zona. Con el tiempo, el abogado Somoza Alfaro pasó a convertirse en registrador y ahora su cargo es el de inspector general. Hasta 2008, su salario era de 3 mil 328.29 dólares.

En la misma lista aparece otro abogado, que políticamente tiene su ombligo en la democracia cristiana, aunque durante la última elección presidencial mantuvo una insistente campaña de bombardeo contra el FMLN y su candidato presidencial Mauricio Funes, mientras paralelamente alababa lo que consideraba virtudes del partido Arena y su candidato presidencial Rodrigo Ávila. "Yo estuve como asesor del director ejecutivo, de Félix Garried Safie", respondió vía telefónica Ivo Príamo Alvarenga, un columnista del periódico La Prensa Gráfica, cuando se le preguntó cuál era su rol en el CNR.

Alvarenga explicó que su trabajo consistía básicamente en llegar cuando Safie le llamaba. "Mi contrato se llama asesor externo, no se tiene ni oficina ni secretaria ni computadora ni nada, solo es de llegar cuando el jefe, en este caso Garrid, lo necesita a uno, eso era lo que yo hacía."

¿Cada cuánto lo llamaba para consultarle? "Ocasionalmente", dice, y agrega una tarea extra que hizo, aunque no alcanzó a terminarla: "También estaba haciendo un trabajo de investigación sobre el derecho de propiedad."

En su columna semanal en La Prensa Gráfica, Alvarenga mantuvo un constante asedio al aspirante presidencial de izquierda y levantaba el estandarte del partido de derecha Arena. "En definitiva, la única cualidad que (Funes) ha evidenciado en la vida es saber hablar. Que lo califica tal vez para ser un buen diputado, jamás presidente", sentenció el columnista hace poco más de un año. Y luego contrastaba: "Rodrigo Ávila es lo opuesto. Su mayor galardón no es la expresión, sino la acción..."

Después del 15 de marzo, cuando Funes ganó la presidencia, la visión de Alvarenga al parecer se transformó. Desde su espacio en el periódico, el 3 de junio pasado, el columnista hizo un acto de contrición y pareció haber olvidado todo lo que había atribuido durante meses al ex periodista. "Durante la campaña electoral mantuve un ataque permanente, encendido, exaltado, contra Mauricio Funes. Ahora, basándome en su gabinete, su discurso, su actitud general conciliadora y democrática, su alta investidura, le pido disculpas y cambiaré el tono de mis opiniones", escribió.

Alvarenga empezó como asesor del CNR en septiembre de 2004, con un salario mensual de mil 500 dólares. El contrato lo dio por terminado el entonces director Félix Garried Safie, quien luego fue elegido fiscal general.

El CNR también ha tenido contratado al abogado Noé Medrano, cuyo nombre sonó durante la pasada contienda electoral porque fue asistente del candidato presidencial de Arena, Rodrigo Ávila. Medrano fue señalado por la cadena de noticias de televisión estadounidense CNN como una de las personas a las que el partido Arena había designado para coordinar la celebración de un debate entre Ávila y Funes. El debate se frustró después que el equipo de Ávila adujo que CNN no estaba garantizando imparcialidad, lo que provocó una respuesta de la cadena, que acusó al partido de derecha de frustrar el encuentro.

Medrano aparece en el registro de recursos humanos del CNR como "asesor legal externo". Según la planilla del CNR, este ex asistente ganó 168 mil 699 dólares entre el 3 de noviembre de 2004 y el 31 de diciembre de 2008. Su relación laboral terminó el 31 de mayo de este año, es decir, el último día del gobierno arenero de Antonio Saca.

En la lista general aparecen otras figuras ligadas a gobiernos anteriores, tanto a nivel Ejecutivo como municipal. Entre los ex alcaldes destaca Valentín Castro Sánchez, quien gobernó San Martín durante seis períodos y fue durante años jefe de los alcaldes areneros.

Valentín Castro también fue contratado como "asesor externo". Una coincidencia que llama la atención es que logró entrar al CNR en 2006, justo cuando perdió la elección por la alcaldía. Su contrato expiró en abril de este año, un mes antes de la llegada del nuevo gobierno.

A la luz de los documentos a los que tuvo acceso El Faro, solo estas personas mencionadas recibieron en conjunto más de 400 mil dólares en honorarios durante los cinco últimos años.