Corea del Norte y la amenaza del Desafío Nuclear

May 26 2009 @ 02:04pm
Por: Felipe IV
Publicado en: Planeta Tierra
Condenado por el Consejo de Seguridad de la ONU, presionado y aislado por las potencias mundiales, el régimen de Pyongyang, en total soledad, sigue desafiando al "mundo occidental" con su impredecible arsenal nuclear (por ahora fuera de control), cuya capacidad de destrucción real es tan difusa como la estrategia internacional que lo mantiene como un "gran mendigo asiático" sentado sobre un polvorín atómico.



Corea del Norte, desafiante ante la condena internacional de su último ensayo nuclear, disparó el martes dos misiles de corto alcance desde su costa oriental y acusó a EEUU de conspirar contra su Gobierno.

A su vez, en una decisión que posiblemente aumentará aún más la tensión en la zona, Corea del Sur advirtió que se unirá a una iniciativa liderada por EEUU para interceptar embarcaciones sospechosas de transportar armas de destrucción masiva, hecho que Pyongyang ha señalado que lo consideraría ya como una declaración de guerra.

La agencia de noticias surcoreana Yonhap citó a una fuente del Gobierno en Seúl diciendo que el Norte había probado un misil tierra-aire y uno tierra-mar desde su costa este. Los misiles tenían un alcance de unos 130 kilómetros.

Antes del más reciente ensayo, Corea del Norte se quejó -en un comunicado difundido por la agencia oficial KCNA- de que la "política hostil" de Estados Unidos hacia Pyongyang no había cambiado.

Y amenazó: "Nuestro ejército y nuestro pueblo están totalmente preparados para la batalla (...) contra cualquier intento imprudente de EEUU de realizar un ataque preventivo".

Una de las columnas vertebrales del país son sus fuerzas armadas, compuestas por 1.127.000 efectivos, según datos de 1993 y otras fuerzas revolucionarias entre las que se destacan la Guardia Roja de Campesinos, con 3.800.000 efectivos y las Tropas de Seguridad que dependen del Ministerio de Seguridad Pública y cuentan con 115.000 efectivos.

A última hora del lunes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se comunicó con los líderes de Japón y Corea del Sur para garantizarles el compromiso de Washington con la seguridad en el noreste de Asia.

Obama aseguró a su homólogo surcoreano, Lee Myung-bak, el "compromiso inequívoco" de Washington con la defensa de Corea del Sur tras la prueba nuclear norcoreana.

Estas conversaciones ocurrieron luego de que el Consejo de Seguridad de la ONU realizara una reunión de emergencia en la que los países miembros manifestaron su oposición y su condena a las pruebas nucleares norcoreanas.

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Susan Rice, dijo que la Casa Blanca quería que la resolución en la que trabajaba el Consejo incluyera "fuertes medidas" contra Corea del Norte.

"EEUU piensa que se trata de una grave violación del derecho internacional y de una amenaza a la paz y la seguridad tanto regional como internacional", afirmó Rice.

El embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, dijo a la prensa que los nuevos ensayos nucleares norcoreanos violaban claramente la Resolución 1718 de Naciones Unidas, que impone sanciones a Pyongyang luego de que realizara su primera prueba.

Mientras que su par británico, John Sawers, explicó que el Consejo de Seguridad decidió actuar en dos etapas, primero emitiendo un comunicado "condenando enérgicamente la actitud norcoreana de realizar más ensayos nucleares".

"Además, ya empezamos a trabajar en una resolución del Consejo de Seguridad para mantener la paz y la seguridad internacional", añadió el diplomático.

La corresponsal de la BBC en la ONU, Laura Trevelyan, dijo que ahora la gran pregunta es qué tipo de sanciones acordará Naciones Unidas contra Corea del Norte y si serán efectivas para lograr que ese país, considerado imprevisible, vuelva a la mesa de negociaciones sobre el desmantelamiento de su programa nuclear.

Según Trevelyan, cabe la posibilidad de ampliar medidas existentes como los castigos económicos contra empresas norcoreanas involucradas en el desarrollo de armamento.

Por su parte, los gobiernos de Asia y Europa condenaron este martes el ensayo nuclear realizado por Corea del Norte durante la reunión ministerial del ASEM (Reunión de Ministros del Exterior de la Región Asia-Europa), que ha congregado a una treintena de ministros de Asuntos Exteriores en Hanoi los últimos dos días.

"Teniendo en cuenta la necesidad de mantener la paz y estabilidad en la región y el régimen internacional de no proliferación, los ministros condenan el test nuclear llevado a cabo por Corea del Norte el 25 de mayo, que constituye una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU", dice el comunicado firmado por los asistentes.

"Los ministros instan firmemente a Corea del Norte a que no lleve a cabo ningún ensayo nuclear más y cumpla debidamente con las resoluciones y decisiones de la ONU", añade el texto de la novena reunión ministerial del ASEM.

Históricamente, Corea del Norte recibió ayuda externa de la URSS y de China, las dos superpotencias comunistas, y en menor cantidad, de los otros países del sector comunista, y siguió su modelo de industrialización, dando lugar a la industria pesada y a la de bienes de capital, dejando fuera la industria ligera.

Actualmente, y luego de la caída de la URSS y de la conversión de China al sistema capitalista, Norcorea tiene una economía planificada al estilo soviético, padece una crisis y una hambruna sin precedentes, principalmente como consecuencia del bloqueo económico de Europa y EEUU, mientras que las relaciones económicas con el resto del mundo son mínimas y el país subsiste recibiendo ayuda alimenticia de la ONU.

La crisis económica declarada (tras la caída de la Unión Soviética) en los países de la Comunidad de Estados Independientes -heredera de la URSS-, que eran los principales socios comerciales de Corea del Norte, y el posterior colapso de la URSS agravaron las dificultades financieras del régimen de Pyongyang. El país se quedó sin recursos para mantener su maquinaria agrícola y sus fábricas de fertilizantes.

En el año 2008, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), estimó que un 40% de la población norcoreana (unos 8,7 millones de personas), necesitaría ayuda alimentaria desde ese año en adelante y previó que entre los años 2008 y 2009 pudo haber un déficit de 837.000 toneladas de cereales, según un estudio conjunto con la FAO.

Se estima que entre los años 1995 y 1999, entre uno y dos millones de personas fallecieron por falta de alimentos en Corea del Norte. A finales de 1998, UNICEF y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA), publicaron el primer estudio científico de la falta de alimentos que sufre Corea del Norte. El 60% de los niños menores de siete años estaban ?atrofiados? física o mentalmente debido a la desnutrición, que data de mucho antes de la crisis.

Su actual líder, Kim Jong-il es comandante supremo del ejército, presidente de la Comisión de Defensa Nacional y jefe del comité militar del Partido de los Trabajadores de Corea, pero hasta julio de 1995 no había asumido formalmente la jefatura del Estado y del partido que quedaron vacantes a la muerte de su antecesor Kim Il Sung. El órgano máximo del Estado es la Asamblea Popular con 541 miembros.

En octubre de 2006 Corea del Norte hizo explotar su primera bomba nuclear, a pesar de las notables amenazas que en ese sentido había recibido, por parte de EEUU y de las potencias aliadas.

Hay que aclarar que el programa nuclear de Irán o las ojivas en manos de Corea del Norte, no preocupan a EEUU por su capacidad masiva de destrucción sino por el nivel de "crisis nuclear" que puede desatar a escala planetaria.

Irán y Corea del Norte, a diferencia de la antigua disputa de las potencias en la "guerra fría" (EEUU, URSS, China) por la posibilidad de descargar un primer golpe (first strike) contra el enemigo, recrean el peligro de un estallido nuclear "fuera de control" que podría alcanzar a cualquier ciudad europea, estadounidense o israelí.

En julio de 2006, Pyonyang lanzó siete misiles de prueba, incluyendo el Taepodong-2, que según los analistas, podría hipotéticamente alcanzar la costa oeste de EEUU.

El lunes, Corea del Norte volvió a calentar el tablero mundial con un nuevo ensayo nuclear que generó la reacción inmediata de EEUU y de las potencias, quienes convocaron de urgencia una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para ese mismo dia.

Siguiendo la misma pauta que durante el ensayo de 2006, el régimen de Pyongyang primero "advirtió" con el lanzamiento de un cohete de larga distancia, y el domingo a la noche (cuando nadie lo esperaba) realizó un segundo ensayo nuclear que desató una conmoción a nivel mundial.

Desde la crisis desatada por el experimento nuclear norcoreano, en septiembre de 2006, Washington aumentó las presiones y consiguió que la ONU aplicara duras sanciones económicas contra Pyongyang.

Finalmente el gobierno de Kim Jong-Il accedió en 2007 a negociar el desmantelamiento de sus usinas nucleares a cambio del levantamiento de las sanciones y resarcimiento económico, lo que fue aceptado por EEUU.

Las negociaciones para la "desnuclearización" norcoreana fracasaron debido a que el régimen de Pyongyang se niega a revelar sus programas y número de armas, en tanto que EEUU busca obtener la información completa no sólo sobre el número de dispositivos, sino también respecto al lugar de su producción y almacenamiento.

Este martes, convertido en un gran mendigo asiático acosado por la hambruna, y sentado sobre un polvorín nuclear, el régimen de Pyongyang sigue desafiando a los poderes mundiales del sistema capitalista.

Para algunos Kim Jong-il, su líder indescifrable, es un dinousario de la Guerra Fría tratando de sobrevivir y conseguir comida para su pueblo a cualquier costo, para otros, es una muestra viviente de que el Apocalipsis nuclear podría venir de la mano de un ojiva de Corea del Norte.

Por ahora, son sólo juegos de guerra escenificados en el terreno de la disuasión.

Pero Kim Jong-il no juega con fuegos artificiales, juega con misiles nucleares.

Y nadie parece tener conciencia real de lo que puede hacer una sóla ojiva con un poder de destrucción equivalente a dos veces la bomba de Hiroshima en manos de un desesperado acosado por la hambruna y el aislamiento internacional.

Como dice un experto: El aislamiento y la condena a Corea del Norte, demuestra que el sistema capitalista es un zombi que hace equilibrio sobre brasas nucleares.



Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES
Redaccion SEO de articulos