el toro Gay jajaja

Apr 16 2009 @ 05:14am
Por: Alvaro Villalta
Publicado en: Curiosidades
Nadie imaginó que en la apartada población de Jesús Carranza se generara un gran escándalo sexual, que casi hizo desapercibida, la derogación del impuesto a la tenencia vehicular; cuando a la agencia del Ministerio Público se presentó la señora María Nelly Rodríguez Solís, a denunciar por fraude al ganadero Marcos Torres Salinas, quien en la víspera le vendió un toro semental ?bien parecido? y de buena estampa.

La noticia en los medios de comunicación de la región de Acayucan, ?corrió como reguero de polvora? el viernes 27 de febrero acaparando la atención del respetable, por un caso que no es común enterarse.

Cita :
?Yo le compré el toro en quince mil pesos para que preñara a mis vacas, pero el toro no funciona?, declaró la señora María Nelly ante el Ministerio Público Marcelo Romero Gopar, quien llamó a la Subprocuraduría para pedir instrucciones y resolver el caso, en donde se sospecha; en una de las ?líneas de investigación?, que el toro semental es ?gay?, al menos así lo consignaron los medios impresos de Acayucan.

Al parecer la agencia del Ministerio Público, auscultaría a través de los médicos legistas de Servicios Periciales, al toro en mención para determinar el grado porcentual de virilidad del animal, dado a que está siendo señalado ante las autoridades ministeriales de la Procuraduría de haber salido del clósett en el momento más inoportuno; dejando mal parado al ganadero Marcos Torres Salinas, a quien doña María Nelly Rodríguez Solís, le exige la devolución de los quince mil pesos que pagó por el toro.

El toro fue acusado en la fiscalía, de ser infértil, impotente, que no le gustan las hembras, que no ha engendrado ninguna cría, pero quienes lo conocen en Nuevo Morelos, municipio de Jesús Carranza, aseguran que el toro tiene hijos regados por ese Condado y acusaron de ?refrigerias? a las vacas. Lo cierto es que existe en el contexto un agrave daño moral en contra del toro, cuyo prestigio ya vino a menos y procede una querella por difamación, pero el MP no ha encontrado en el parchado Código Penal, el fundamento legal a proceder.

Por su parte el señor Marcos Torres Salinas, quien vendió el semental a doña María Nelly Rodríguez Solís, dijo ante el agente del Ministerio Público, Marcelo Romero Gopar, que doña María Nelly Rodríguez Solís, ya le encontró el modo al negocio, pues le compra los toros sementales y luego sale con que resultaron ?gay? así obtiene el ?burraje? o inseminación, le quedan las crías y le devuelven el dinero.

Es como el empresario que contrata a la empleada y a la hora de pagar varias quincenas ?atrasadas? la acusa de robo. De momento al toro ya le arruinaron la vida al dudar de su virilidad, pero la última palabra la tienen los experto de la Procuraduría de Justicia de Veracruz, quienes determinaran en base a la auscultación que le hagan al toro, si éste batea de zurda y corre para tercera, o se trata de una treta política para distraer al electorado ahora que inician las campañas rumbo a la diputación...