Elecciones 2009 en Israel: Más de lo Mismo para Palestina

Feb 13 2009 @ 04:15am
Por: Felipe IV
Publicado en: Política
Indiferencia y, a lo sumo, escepticismo, prevalecen hoy entre palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza, sentimientos palpables también en la mayoría de países árabes donde se espera poco o nada del futuro gobierno israelí.

Los líderes del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) Osama Hamdan, radicado en el Líbano, y Fawzi Barhoum, en Gaza, afirmaron que sólo vislumbran "más de lo mismo" en la política de Israel.

Hamdan dijo esperar poco de la administración que emerja de las negociaciones que ya se antojan complicadas entre los partidos Kadima y Likud, pues "apenas se diferencian" y el programa electoral de ambas fuerzas es muy similar.

Resultados aún preliminares de los comicios del martes en el estado judío otorgan a la actual canciller, Tzipi Livni, líder del Kadima, 28 escaños en la Knesset o parlamento (de 120).

El conservador Benjamín Netanyahu, jefe del Likud, aparece detrás con 27 asientos, seguido del ultranacionalista Avigdor Lieberman, de Yisrael Beiteinu (15), lo cual hace creer que el futuro ejecutivo lo integrarán los sectores más radicales, por lo general antipalestinos.

En principio, Netanyahu parece que podrá sumar 65 curules a partir de alianzas con ultraderechistas y ultrarreligiosos, mientras Livni alcanzaría sólo 55, si consigue retener a su lado a 11 diputados árabes que le retiraron la confianza tras conocer los resultados.

Por su parte, Barhoum valoró a Gaza como "la primera víctima de la demagogia electoral de los candidatos israelíes", y aseguró no ver diferencia entre "los partidos sionistas", término en el que incluyó a Livni, Netanyahu, Lieberman y Ehud Barak, líder de los laboristas.

"Ya los conocemos desde hace muchos años y todos han masacrado al pueblo palestino", apuntó el dirigente islamista al opinar que todas esas fuerzas se lanzaron a una carrera desmedida "para demostrar cuál era el más extremista con los palestinos a fin de ganar los comicios".

Mientras ciudadanos en Gaza y Cisjordania vaticinaron que el próximo gobierno israelí será incapaz de traer la paz, Barhoum alertó de que la votación podría tener graves consecuencias en las negociaciones indirectas que tienen lugar en El Cairo.

La capital egipcia es escenario de contactos bilaterales, por separado entre israelíes e islamistas palestinos para conseguir un acuerdo de cese del fuego duradero en Gaza, tras la devastadora ofensiva militar que dejó más de seis mil 600 muertos y heridos.

Entretanto, Saeb Erekat, jefe de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para las tratativas de paz con Israel, recordó que Netanyahu se opone a la creación de un estado palestino independiente, como prevé la ONU, y sólo habla de ofrecer una ambigua paz económica.

Medios periodísticos palestinos y de otros países árabes destacan la necesidad de acciones para evitar que el proceso de paz en el Medio Oriente se convierta en rehén del desenlace de la consulta israelí.

En opinión de analistas, un gobierno con Kadima sería la opción "menos mala" para rescatar el estancado diálogo con la ANP, pero esa eventualidad se desvanece al recordar que Livni fracasó en octubre pasado en el empeño de formar un ejecutivo de coalición.

Consultado por el canal qatarí Al Jazeera, un experto regional consideró que, aún con su cuota de responsabilidad en la reciente guerra contra Gaza, Livni posee una retórica menos antiárabe y antipalestina que Likud e Yisrael Beiteinu. "Es el mal menor", dijo.

Si bien no se puede hablar de una nueva era, pues no desea eliminar las colonias judías ni devolver los territorios ocupados, Kadima defiende la solución de dos estados (uno israelí y otro palestino) y la continuidad de las negociaciones, como dice querer Estados Unidos.

De otro lado, la prensa árabe generalmente se mostró clara en que las elecciones fueron dominadas por la extrema derecha y que el real vencedor fue Lieberman, con Yisrael Beiteinu, de ahí que crea razonable esperar una escalada de la tensión regional.

Incluso, rotativos y televisoras libanesas trasmitieron cautela en sus análisis, pero sugirieron no esperar cambios en las relaciones de Beirut con Tel Aviv, menos aún respecto al grupo chiita Hizbulah (Partido de Dios) o a los también islamistas de Hamas.

La preocupación se extiende además a Siria, cuyo gobierno mira con mucho más desesperanza la devolución por Israel de los Altos del Golán, tomando en cuenta lo dicho por Netanyahu y el hecho de que uno de los escasos temas domésticos de la campaña fue la escasez de agua.

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES