Tragaperras: de los tres rodillos de Charles Fey a la diversión online

Jul 16 2013 @ 01:14pm
Por: Manuel
Publicado en: Entretenimiento


Para recorrer la evolución histórica de esta diversión habrá que retrotraerse dos centurias, hasta llegar a finales del siglo XIX. Es tremendamente interesante, ya que hoy en día, jugar gratis en tragaperras.org, por ejemplo, es una grata experiencia que no sería posible sin la labor que hizo Charles Fey, cuando terminaba de armar en San Francisco su Liberty Bell.

La primera máquina tragaperras contaba con tres cilindros que alternaban cinco diferentes símbolos: herraduras, diamantes, espadas, corazones, y el que le daba su nombre, la campana de la libertad. Recibía monedas de 5 centavos de dólar, y el máximo premio implicaría recibir 10 veces la apuesta inicial: 50 centavos.

Aún con un pozo tan llamativamente bajo, la máquina no tardó en convertirse en un rotundo éxito, y si bien en un comienzo el propio estado de California prohibió su venta, pronto el dispositivo superó las barreras legales y comenzó a verse funcionando en bares, almacenes, barberías, negocios de ramos generales. A los pocos años, su utilización se extendió rápidamente todo el oeste de los Estados Unidos.

Durante todo el siglo XX la evolución de estas máquinas tragamonedas no se ha detenido, y fue así como se han ido incorporando más tambores, combinaciones especiales, bonus, comodines y una variedad de condimentos que las han vuelto aún más atractivas y misteriosas. Aunque claro está, siempre conservando esa dinámica de las figuras girando hasta detenerse frente al jugador.

En la actualidad las tragaperras cuentan con total aceptación entre los apostadores. Pero esto no fue desde siempre, ya que en sus comienzos eran de algún modo "menospreciadas" por los jugadores de poker o blackjack, presumiendo de que ganar en ellas no dependía más que del azar.

Tales prejuicios no tardaron en ser archivados, al punto que en la actualidad no debe haber casino en el mundo que no cuente con estas máquinas, indispensables en la industria de la diversión y las apuestas. Según datos de 2012, sólo en un mes recaudan casi 250 millones de dólares los 41 casinos de Las Vegas Strip. Y en esa ciudad hay más de 200 mil máquinas tragaperras funcionando.

Populares y difundidas

Durante la última década del siglo XX comenzaron a desarrollarse video-tragaperras, que eliminaban el dispositivo mecánico, pero conservando el mismo funcionamiento y dinámica de las máquinas originales.

No obstante, el mayor salto tecnológico parece haberse registrado cuando esta diversión aterrizó en el mundo online, donde todo su mecanismo y su encanto fue perfectamente adaptado y enriquecido por las nuevas tecnologías.

En un comienzo, el desafío era lograr que la sensación fuera "lo más parecida posible" a lo que sería jugar en una máquina física. Sin embargo, los desarrollos de los últimos años han optado por enriquecer esta experiencia a partir de animaciones hiper-realistas, gráficos en tres dimensiones, efectos sonoros, plataformas sociales para interactuar con otros jugadores, entre otras incorporaciones.