Altas Dosis de Vitamina D son Necesarias para Prevenir Fracturas

Aug 10 2012 @ 04:06pm
Por: Spencer
Publicado en: Salud
Si tuvieras un riesgo significativo que pudieras mitigar con un tratamiento barato, aunque bastante efectivo, fácil y seguro, ¿lo usarías, o pensarías que demasiado bueno para ser cierto?

Un nuevo análisis de múltiples estudios sobre la vitamina D ha probado su efectividad en la prevención de huesos fracturados en individuos de edad avanzada. A lo mejor, porque todavía no hay grupos de presión para la vitamina D o porque la desinformación que hay, en la que se considera que el uso de la vitamina D en personas con alto riesgo de fracturarse, no es una prioridad en el mundo de la medicina.

Por Qué la Vitamina D es tan Importante

Esencial para la buena salud, la vitamina D es una vitamina liposoluble necesaria para la absorción y utilización del calcio y del fósforo. Protege contra la debilidad muscular, regula los latidos del corazón y es necesario para la coagulación normal de la sangre y el funcionamiento de la tiroides. Realza el sistema inmunológico y es esencial en la prevención de muchos tipos de cáncer, osteoporosis e hipoglicemia. De hecho, mas de 2000 genes (aprox. 1/6 del genoma humano) están regulados por la vitamina D, afectando la proliferación y muerte de las células. La vitamina D ayuda a mejorar el humor y la función cerebral. Ayuda a prevenir las enfermedades crónicas y degenerativas como la diabetes, artritis, protege tu corazón, fortalece tus huesos, previene la vejez prematura, ayuda contra la influenza, reduce la severidad del asma, promueve el crecimiento del cabello, etc. La vitamina D es esencial para las funciones motrices y corporales.

Bajos niveles de vitamina D son asociados también con el incremento en el riesgo de fracturas de cadera. Necesitas vitamina D para poder utilizar el calcio que obtienes de los alimentos. Cerca de 300,000 personas son hospitalizadas con fracturas de cadera cada año y muchos mueren por complicaciones post-cirugía, muchos otros sobreviven con una disminución severa en la movilidad y son por tanto incapaces para vivir independientemente.

Por Qué los Ancianos Tienen Mayor Riesgo

Se estima que tres cuartas partes de los estadounidenses sufren de deficiencia de vitamina D. La deficiencia de vitamina D puede manifestarse de muchas formas. De acuerdo a Bach, los problemas derivados de esta deficiencia pueden incluir: enfermedades del corazón, defectos de nacimiento, depresión, hipertensión, demencia, fibromialgia, mineralización ósea deteriorada, cáncer del piel, seno, próstata y otros tipos, esclerosis múltiple, insomnio, problemas visuales, problemas de embarazo y otras enfermedades crónicas.

Los adultos mayores no sólo son más propensos a tener deficiencia, también tienen mayor necesidad de recibir los beneficios de la vitamina D. Es más probable que se encuentren bajo varias prescripciones médicas, tales como medicinas para reducir el colesterol que pueden interferir con la absorción, causar efectos secundarios que la vitamina D podría mitigar y es más probable que pasen su tiempo en interiores, sin exponerse para nada al sol. La forma más activa de vitamina D es de la clase más natural, la D3. Esta es sintetizada por la piel en respuesta a los rayos ultravioletas del sol. Existe un componente del colesterol en la piel que es un precursor de la vitamina D. La vitamina D que obtenemos de los alimentos y suplementos no es por completo activa hasta que llega a nuestros hígados y riñones, donde es convertida, luego puesta a circular en la sangre como una hormona. No es posible para la mayoría de la gente consumir suficiente vitamina D mediante la dieta nada más.

Los remedios naturales de todos los tipos a menudo se piensan que son demasiado buenos para ser ciertos, pero haz un poco de investigación por tu propia cuenta y encontrarás que la mayoría de ellos han estado por mucho más tiempo de lo que el estamento médico oficial podría recomendar con regularidad. Si no funcionaran, no habrían sido usados durante miles de años.

Suplementar tu salud con vitaminas a base de alimentos es una póliza de seguro accesible y efectiva. Siempre y cuando esté hecha de alimentos producidos por la naturaleza, no puede dañarte y no interferirá con tus medicamentos. No compres vitaminas en tientas o cadenas. Dirígete mejor a una tienda de comida saludable donde puedes hablar con una persona sabedora y calificada que pueda ayudarte a encontrar algunas buenas selecciones. Luego, vuelve a tu casa e investiga algo más - llama a la empresa, pregúntale que fuente usa para sus vitaminas. Vale la pena este trabajo inicial para asegurarse de que estás invirtiendo tu dinero con sabiduría y obteniendo lo que buscas. La mayoría de la gente no puede equivocarse al agregar la suplementación con vitamina D en sus hábitos saludables.