La Manera de Vivir y el Desarrollo de las Enfermedades

Nov 01 2013 @ 12:51am
Por: Spencer
Publicado en: Salud
Mientras haya vida, puede haber salud; porque la salud es la verdad de la vida. -M.A.                                                                                                  
No verás con indiferencia la buena acción, por pequeña que sea, pensando: "Esto no vale la pena para mí". Gota por gota se llena el cántaro gigante. Así el sabio conquista su salud, no obstante haberla conseguido poco a poco. -Buda

Si cada año desarraigamos un vicio, pronto seremos perfectos. -Anónimo

Haz a la noche, noche y al día, día y vivirás con alegría. -Refrán popular

Una resolución enérgica cambia, en un momento, la más mala salud por un estado de bienestar normal. -Sthendal

LA ENERGÍA DE LA VIDA

Existe una potencia que no nos puede faltar ni un minuto y constituye la llama de la vida. Todo el mundo la tiene? a medias.

Quien logre recuperarla en toda su extensión acabará con las tensiones y el estrés: las preocupaciones serán dominadas, el pensamiento fluirá con viva inteligencia, la memoria aumentará y lo más importante: Todo el organismo se llenará de la energía vital la cual es necesaria e imprescindible para la curación espontánea de cualquier enfermedad. Esta superpotencia es:

LA RESPIRACIÓN CORRECTA

(1a. POTENCIA DEL SABER VIVIR)

Casi nadie sabe respirar bien y esto hace que su sistema inmunitario sea débil y no pueda luchar debidamente. Una persona puede vivir más de 42 días sin alimento; pero, después de tres minutos sin respirar, se hace presente la muerte.

Es táctil darnos cuenta que el oxígeno, presente en el aire, es el alimento principal del cerebro, del sistema inmunológico y de toda célula del organismo. Es inútil luchar contra cualquier enfermedad si no se respira bien. Todos respiramos pésimamente ?menos los niños recién nacidos que son verdaderamente maestros en el arte de la respiración-. A ellos les enseña la Naturaleza; a nosotros no lo impiden las preocupaciones que nos comprimen el pecho.

El que respira insuficientemente se asfixia lentamente.

HAGAMOS LO CONTRARIO

1) Siéntate cómodamente. Lo ideal es un cojín cruzando los pies. Lo importante es que te sientas muy cómodo.

2) Las manos en descanso sobre las piernas o rodillas y la espalda recta sin tensionarse.

3) Cierra lentamente los ojos y relájate muy profundamente. Comienza a concentrarte en tus pies y vas relajando todo músculo que sientas tensionado.

4) Primero pongamos nuestra atención en los músculos del abdomen; inflemos el estómago como los niños cuando duermen plácidamente. No temas "inflar el estómago" (distender). Ahora relaja los músculos al mismo tiempo que botas el aire por la nariz.

Al principio puedes pedir ayuda a una persona que te lea despacio o simplemente ir abriendo los ojos después de cada acción. Con la práctica vas memorizando los puntos hasta no necesitar leer. Existen casetes de Antemedicina para la relajación respiración concentración, meditación trascendental y otras ayudas que puedes conseguir.

5) Practica lo anterior hasta familiarizarte con los movimientos y sé muy consciente de esas contracciones hasta que se vuelvan rítmicas. Abre los ojos y descansa un minuto.

Es bueno aclarar que es muy diferente una respiración completa a una profunda. La mayoría de la gente respira de forma incompleta y de ahí su pobre fuerza vital que la lleva a enfermar fácilmente.

Aun algunos atletas, no muy experimentados, respiran rítmica pero no profundamente, y esto les impide alcanzar buenas marcas, no importando el esfuerzo que realicen, todo esto por no practicar la respiración profunda. Aquí aprendemos a respirar rítmica y profundamente.

6) Aprendemos a sacar todo el aire de nuestros pulmones, cerrando los ojos y comenzando una lenta exhalación Saca el aire a través de la nariz hasta que los pulmones queden al máximo vacíos.

7) De inmediato nos veremos obligados a tomar aire en cantidad. Hagámoslo lentamente inhalando oxígeno, al mismo tiempo que sacamos el abdomen, y sentimos como si el estómago se inflara como un globo.

De esta forma llega el aire a las partes más bajas de los pulmones. Esto aumenta nuestra vitalidad y resistencia a las enfermedades en un 20% más. Con lo anterior estaremos agregando a nuestro cuerpo unos pulmones extra que no se usaban (partes bajas).

8) Lo que sigue es muy importante: en acto continuo al ejercicio anterior, contrae el abdomen y dilata el pecho antes de botar el aire. Sentimos como el aire, que en apariencia teníamos en el estómago, lo lanzamos an interior delo pecho dilatando este último todo lo que nos sea posible.

9) De inmediato levantamos los hombros y estiramos la columna ejerciendo presión con las manos sobre las piernas hacia abajo para, con esto, ayudar a levantar los hombros y estirar la columna

10) Ello permite que el aire pase de las partes bajas hacia las partes altas de los pulmones, también subutilizadas normalmente. De esta forma se gana otro pulmón duplicando la fuerza vital ya en un 40%.

11) Lo que sigue, es un vaciado obligado de los pulmones de donde no solamente sale el aire vaciado, sino que salen las penas, las presiones que se nos acomodan en el pecho no dejándonos vivir ni respirar. Salen los temores y se siente un alivio espiritual y un descanso físico incomparables.

12) Conclusión: de los miles de enfermedades atrasadas por los médicos independientemente, la Antemedicina las puede resumir en unas cuantas. Enfermedades originadas por la depresión, la ira y el estrés. La respiración completa quita estas grandes causas que son origen de las miles de enfermedades que trata la ciencia una a una, sin resultados satisfactorios, por no acudir a las causas reales que están en el alma, y son las que comprimen el pecho y causan muertes.

Para describir el proceso anterior se analizan 12 puntos los cuales duran apenas unos segundos y deben repetirse lenta y conscientemente durante varios minutos, de tres a cinco veces por día como mínimo.

Por este mundo caminan muchas personas que viven a medias porque medio respiran.

Si logras ponerle ánimo al procedimiento anterior, desatarás la fuerza más incontenible de La Naturaleza: la fuerza vital de la cual seguiremos hablando.

Con ello la persona pesimista se vuelve decidida; el cerebro pobre en ideas adquiere una nueva luz y, lo más importante, el cuerpo debilitado por la enfermedad empieza a luchar como nunca antes lo había hecho. Ahora se decidirá a ganar.

El solo hecho de respirar conscientemente nos pone alegres y cada una de nuestras células se contagia de alegría.

El sistema inmunológico despierta de si adormilamiento ocasionado por la falta de respiración completa. Este acto constituye un poderosísimo "medicamento invisible" que supera y complementa lo que estés usando. No necesita receta y no produce efectos nocivos. Los resultados no se dejan esperar. ¡Comienza ya!

Respirar es vivir, como se respira se vive.

Ayúdate para que los dioses puedan hacerte el milagro.

EL PRANAYAMA

  Así llaman en la India a la ciencia de la respiración. Los Yoguis o sabios nos enseñan que, aparte del oxígeno, en el aire se encuentra un elemento sutil, no detectable físicamente pero sí espiritualmente. Lo llaman Prana. Es el elemento que sostiene la armonía de la vida.

Mantiene un balance perfecto entre mente y cuerpo y, quien practica el pranamaya, adquiere una armonía que es imposible que enfermedad alguna pueda atacarle. También explica el hecho de que unas personas respondan a un tratamiento y otras no, y de ahí el dicho antiquísimo: "Mente sana en cuerpo sano".

Respirar profundamente convierte al practicante en lo que llaman "paciente fácil". Las investigaciones que se han hecho sobre la respiración han arrojado tantos resultados ?largos de describir aquí-, que toda persona decidida a recuperar la salud ha de practicarlo varias veces al día.

Se acaban los dolores de cabeza, la irritabilidad, los miedos, la forma de pensar negativa, las alergias, mareos, y una lista casi interminable de males que, de otra forma, requerirían frascos llenos de fármacos contaminantes.

Todos tenemos en nuestro interior poderosas fuerzas pero están dormitando, esperando una causa que las despierte. Estas fuerzas son las responsables de curaciones espontáneas que han beneficiado a millones de personas en el mundo, ante la vista aterrada de quienes les aseguraban que tenían enfermedades incurables.

Al saber respirar habrás activado tu primera potencia del saber vivir.

La ciencia de la respiración, Pranayama, va más allá de lo aquí informado. Si usted quiere perfeccionarse en ella, puede asistir a un buen centro de Yoga de su localidad. Yoga no es ninguna religión ni rito; es simple conocimiento; se relaciona con la armonía mente-cuerpo y, por ende, con la salud verdadera.

La respiración es el ritmo básico de la vida y sobre ella se basan todos los ritmos. -Dr. Chopra

EL ELIXIR DE LA VIDA

Nuestras billones de células trabajan todo el día una a una. Ese trabajo incesante produce desechos; sustancias a veces venenosas que nos pueden matar si no las retiramos pronto. Los órganos, a su vez, producen residuos o basuras que envenenan la sangre. La digestión origina toxinas que causan enfermedades y recargan el organismo no dejándolo sanar.

Toda esa carga mortal debe ser retirada y existe una potencia que se encarga de hacer la labor. La gran mayoría de las personas tiene enfermedades graves y muere por la deficiencia de esa potencia. Millones de personas son imposibles de curar por no tener con qué comprar las dosis completas de ese elemento maravilloso de la limpieza interna.

No se consigue en las farmacias, y el que venden en el "mercado negro" se encuentra sucio y contaminado. ¿Cuál es ese precioso elixir de la salud total?

OCHO VASOS DE AGUA PURA DIARIAMENTE

(2.POTENCIA DEL SABER VIVIR)

Sin agua pura suficiente, el organismo se envenena, aparece cualquier enfermedad ?aunque no parezca tener relación con el hecho- la persona se torna incurable, sufre y muere. Podemos vivir más de 40 días sin comer pero no más de tres días sin tomar agua. ¿Cuáles enfermedades se producen por la falta de agua pura?... ¡TODAS!

La vida floreció aquí, en un planeta cuya superficie en su mayoría es agua. Más de la mitad de nuestro cuerpo es agua. Si nosotros no nos bañáramos diariamente, al cabo de varios días se sentiría un olor a cadáver, porque la piel produce y excreta sustancias muertas; luego aparecen hongos, bacterias, alergias y, después enfermedades más graves; o sea que no bañarnos con agua fresca es prepararle el terreno a las enfermedades.

La mayoría de personas son estrictamente pulcras por fuera, pero tienen su organismo interno en un desastre de desaseo intolerable. Tales personas necesariamente tienen que enfermar y sufrirán enfermedades incurables. ¿Quiénes son esas personas?

Quienes toman bebidas gaseosas, cervezas, licores, maltas con tintas oscuras, jugos químicos que imitan el sabor y el color de las frutas, etc. La Antemedicina considera que estas bebidas son aguas contaminadas altamente perjudiciales para la salud y que no sirven para lavar el organismo interno sino para contaminarlo más.

¿Bañarías tu cuerpo con agua sucia? Esto es lo que se hace cuando se reemplaza el agua pura con agua ya sucia y con porquerías comerciales. Los jugos de fruta con leche y azúcar refinada, el chocolate y el café tampoco son recomendados por la Antemedicina. Ni aún el jugo de naranja. La naranja debe comerse completa sólo dejando las cáscaras y las semillas. El agua con jugo de limón sin azúcar si cuenta y es muy provechosa y medicinal.

Tu cuerpo necesita urgentemente ocho vasos de agua pura diariamente para liberarse de las sustancias que lo envenenan. Algunos médicos, en general, no hacen énfasis en esto porque del acueducto no les manda regalos para que ayuden a vender agua. Mejor recetan medicamentos, que producen más venenos y son más rentables para el sistema "médico-fármaco-multinacional".

Toma agua pura suficientemente y comenzarás a sentir cómo se recupera tu salud desde el momento en que empieces. Anótate otra superpotencia y el mal que crees tener comenzará a asustarse. Con las dos primeras potencias adquiridas, te sentirás muy bien. ¿Cómo será cuando las posean todas? Pues serás un millonario en salud.

Las impurezas internas del cuerpo son mayores que las externas. Se lavan con suficiente agua pura.

Volver al Índice del libro: "Cómo Curar las Enfermedades Incurables"