La Potencia de la Eterna Juventud

Nov 03 2013 @ 09:46pm
Por: Spencer
Publicado en: Salud
El cuerpo tiene una inmensa capacidad de recuperación. siempre y cuando se le proporcione la energía necesaria para hacerlo, - M A.

Nuestro defecto es que aprendemos más por la escuela que por la vida. - Séneca

Nadie descubre la gran fuerza que posee basta que no se encuentra con una necesidad imperante. - M.A.

Las personas demasiado importantes y ocupadas prosperan hacia la muerte. - M.A.

El cementerio esté lleno de personas que se creían insustituibles. - M.A.

Las personas que tras la búsqueda del dinero no les queda tiempo para La salud, se mueren un día después de haber alcanzado el "éxito" - M.A.


LA POTENCIA DE LA LARGA VIDA (4.a POTENCIA DEL SABER VIVIR)

Quienes tengan esta potencia tienen todas las de ganar. Quienes les falte tienen todas las de perder en cuanto a la salud se trate. Lo triste del caso es que el modernismo ha acabado con ella y casi nadie la tiene.

De ahí las muertes por enfermedades del corazón, artritis, osteoporosis, y sigue una lista de enfermedades que no caben en varias hojas, las cuales prácticamente desaparecerían si tales personas hicieran diariamente una "dosis" razonable de ejercicios.

Moverse es estar vivos, es tener salud. Los ejercicios son la razón de la vida porque la vida es movimiento, la muerte sobreviene cuando dejamos de vibrar. La vida se balancea entre la acción y el reposo; mas, cuando existe uno solo la enfermedad aparece.

Quien sabe cuándo tiene que hacer ejercicios y sabe cuando tiene que descansar, conocer la balanza de la eterna juventud:

Ejercicio principal en la mañana y ejercicios secundarios durante el día, por un lado; y por el otro lado de la balanza, sueño principal durante la noche y siestas secundarias durante el día.

RUTINA FATAL

La rutina de muchas personas es la siguiente: De la cama - por la mañana a la mesa del comedor; de allí al vehículo; después de un largo trayecto de congestiones, humo, odiosos semáforos en rojo, incidentes y rabietas, se llega al garaje del edificio: de allí al ascensor o escalera eléctrica, luego a la silla de la oficina a sentarse durante horas frente a un escritorio lleno de problemas.

De regreso, lo mismo: de la silla al ascensor, al vehículo, al garaje, al comedor, a la silla de T.V. a la cama con poco tiempo, a la tumba.

Si no queremos morir pronto, renovemos nuestra vida con el movimiento. La enfermedad se va cuando el cuerpo vibra. Nuestras piernas fueron diseñadas para caminar durante horas y no para empujar el acelerador de un auto todo el día. Nuestros brazos y manos son diseñados, inclusive, para treparnos a los árboles y no para presionar el mouse (ratón) o el control del T.V. todo el día con un solo dedo.

La enfermedad es la sombra de nuestros descuidos y la salud es la energía de nuestra acción. Hacer ejercicios es tratar a nuestro cuerpo con amor y él nos recompensará con salud.

Si no te esfuerzas , no conseguirás lo que buscas - Sentencia

SALUD SIN LÍMITES

Aun los que están en cama pueden realizar los ejercicios que recomienda la Antemedicina. ¿Cuáles son? Los que la persona logre hacer según su estado. Si sólo puedes mover la boca, haz muecas de todo tipo, si puedes mover solamente los brazos, invéntate los ejercicios que te permitan mover los huesos, músculos, cuello y abdomen. Lo importante es que la persona no se entregue a la inacción total.

Ahora, si la persona puede caminar, pues que camine lo más que pueda. Si puede trotar, éste es el mejor ejercicio que existe. La regla de oro es moverse en la medida de las capacidades que se tienen en el momento e ir aumentando lenta y progresivamente ese movimiento, hasta que la enfermedad comience a ceder.

Dichosos los que se pueden mover porque de ellos será la salud. -Sentencia

Los mejores ejercicios son los que puedes realizar el cuerpo sin ayuda de ningún aparato comercial. Bailar, saltar, hacer flexiones, etc. La gimnasia pasiva mediante choques eléctricos de alta frecuencia, está prescrita por la Antemedicina. Es un insulto a la Naturaleza y una estafa a la salud pues, dado que el ritmo aeróbico de los pulmones y del corazón no se activan, el organismo entra en desarmonía. Mover músculos sin la participación del corazón ni los pulmones es como activar un motor sin aceite ni grasa.

Recordemos que la AM considera al cuerpo como unidad de unidades donde cada parte tiene que desarrollarse en armonía con todas, nunca en forma independiente y sin colaboración de las demás.

Cuando la persona realiza verdaderos ejercicios, todo el organismo se pone en alerta. Se siente un sudor refrescante que, a la vez, descontamina el cuerpo (cuando la gimnasia es pasiva, los tóxicos que produce la agitación se quedan dentro). El verdadero ejercicio fortalece el corazón y los pulmones se ensanchan adquiriendo capacidad vital. ¿Ocurre esto en la gimnasia electrónica? ¡Obviamente no!

Cuadro triste es ver como una persona aliviada trata de remplazar su capacidad de moverse por un antinatural aparato electrónico. Para ellos el siguiente mensaje:

La salud no se aprecia hasta que se pierde, debido a la estupidez o engaño comercial.

Mientras no sea necesario no reemplacemos las riquezas naturales por los absurdos aparatos electromecánicos, y hagamos todo lo posible para que nunca tengamos que depender de ellos. La única recomendación sobre los ejercicios es que debes realizar los que inteligentemente consideres posibles y benéficos, (de acuerdo a tu estado actual, siempre con un sentido de superación y avance, y consultando al médico, si lo estimas conveniente.

Realiza ejercicios a tu medida y anótate una superpotencia

LA SALUD PASO A PASO

La falta de ejercicios es la madre de la celulitis, la hermana de las varices, la abuela de la osteoporosis y la artritis, y la esposa de los infartos.

Los laboratorios ultramodernos producen fármacos costosos pan disimular la enfermedad y los médicos ganan comisiones por contaminar el organismo de sus pacientes con esas drogas.

Si realizas una caminata diaria, cada paso que des es un medicamento natural que evitará la enfermedad. La mejor cura está en tus pasos y movimientos alegres y vivificantes.

Finalizamos aquí la exposición de las cuatro potencias que corresponden a la manera de saber vivir:

1. Respirar correctamente.

2. Ingerir echo vasos de agua pura diariamente.

3. Hacer siestas reparadoras.

4. Realizar ejercicios vitalizantes.

Acógelas con amor y la enfermedad se detendrá. Con las 4 siguientes harás retroceder el mal del todo.

Pero antes de conocer los cuatro siguientes secretos correspondientes a la manera de comer, conozcamos algunos poderes grandiosos conque contamos.

Volver al Índice del libro: "Cómo Curar las Enfermedades Incurables"