El poder del pensamiento para una vida sana

Jan 31 2010 @ 04:56pm
Por: Ernesto Cruz
Publicado en: Salud
El pensamiento puede definirse como una actitud mental no rutinaria que requiere esfuerzo. Implica una actividad del sistema cognitivo con intervención de los mecanismos de memoria, atención, aprendizaje, etc.

Nuestros pensamientos gobiernan nuestras acciones. El verdadero reto es pensar bien en un mundo donde abunda lo negativo.

En Naturopatía utilizamos el pensamiento holístico que percibe las cosas en su conjunto por encima de las partes. Ver el bosque más allá de los árboles. Esta forma de pensar es muy importante para el desarrollo de la creatividad.

A lo largo de la vida absorbemos determinados pensamientos y rechazamos otros de forma continua.

COMER SANO PARA VIVIR SANO, pensamos muy poco en lo que comemos y el efecto que esto tiene en nuestra vida y forma de pensar. No todos los que buscan tratamiento lo desean, o quieren cambiar aunque lo digan. Pretenden que se les arregle la vida como por arte de magia, cuando la actitud y forma de pensar son fundamentales para iniciar cualquier proceso.

En el sobrepeso, por ejemplo, es necesario reducir los efectos residuales de experiencias frustradas, algo que pocos logran por desconocimiento de lo anterior. En casos extremos, la obsesión por perder peso da lugar a enfermedades como la anorexia o la bulimia.

Una alimentacion sana y equilibrada es fundamental para sustentar nuestra salud. No hay alimentos malos o prohibidos, simplemente cada uno hay que tomarlo en su justa medida. Las hierbas y las plantas medicinales poseen una eficiente acción para el tratamiento sobre nuestro organismo, aportándonos un equilibrio natural, salud física y mental.

CONSTRUYE EL CARACTER CON EL PENSAMIENTO, cada uno tiene un valor incalculable en todos los aspectos de la vida, el pensamiento configura el caracter y el hombre se convierte en lo que piensa. Un caracter admirable no es causa del azar, sino el resultado natural de un constante esfuerzo en guardar los pensamientos correctos. Para pensar necesitamos relacionar datos y poseer un criterio claro para relacionar la información de la memoria.

PENSAMIENTO POSITIVO; es curioso que aunque todos tenemos la posibilidad de elegir lo que pensamos, por lo general lo orientamos a un destino que nos perjudica, es decir, al lugar equivicado. Pero podemos modificar esta manera de orientar los pensamientos , una de las formaqs puede ser controlar mi vida y provocarme el entorno que quiero. Nada en la vida es GRATIS, eso quiere decir que sean cuales mis deseos, tengo que luchar y esforzarme por ellos. Está comprobado que los pensamientos positivos y situaciones de placer inciden en una sensación de bienestar físico y mental general del organismo.

Igual que el cerebro es capaz de registrar los estímulos físicos, el cuerpo también registra los estímulos emocionales y responde a ellos.

ERRADICAR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS; básicamente estos son las ideas que no podemos controlar, normalmente vienen de una forma externa y se alimentan de nuestra ansiedad normal para crecer, alimentarse y contagiarse a otras personas. Hemos de ser conscientes que los pensamientos negativos se pueden erradicar de forma disciplinada

* una podría ser la distracción, buscar una actividad placentera y llevarla a cabo, esto supone dejar de concentrarse en lo negativo, ya que dos actividades opuestas no pueden llevarse a cabo.
* romper la monotonía
* la conversación también ayuda a la distracción, eso si, procura buscar a alguien que no sea negativo.

Ponte en práctica y no pierdas tiempo, busca la que más pueda favorecerte.

QUITARSE EL MIEDO AL QUE DIRAN; todos necesitamos sentirnos valorados y aprobados por los demás, el problema surge cuando esta búsqueda se convierte en una necesidad. Nuestra sociedad es fruto de la opinión de unos pocos que imponen las normas que son seguidas por el resto de la sociedad.

Cambios de opinión bruscos ante una respuesta negativa de otra persona, conductas realizadas porqué otros lo consideran apropiado, son algunas de las cosas que nos llevan a caer en la frustración y la angustia, llevados por el afán de ser queridos por el grupo, seguimos sus instrucciones dejando de lado nuestras propias necesidades. Es más fácil cambiar de oponión o dar la razón a alguien que enfrentarse a la desaprobación o al rechazo. Debajo de esta conducta hay una baja autoestima. Acepta que no siempre estarás de acuerdo con todo el mundo. Da opción a la crítica y aceptarla, es algo normal y natural. Ante la crítica no analices el porqué si o no, no es tu problema, es el otro el que no está de acuerdo.

Valora tu criterio. Querer que los demás nos valoren no es malo, es una necesidad humana, no dejes que se convierta en una frustración.

* Cultiva siempre pensmientos positivos y originales.
* Ante los pensamientos negativos esfuérzate en distraer tu mente.
* Te conviertes en los que piensas, formando así el carácter.
* Ten tu mente ocupada, evita las conversaciones frívolas y los cotilleos.
* Donde no hay esfuerzo, no hay resultados.
* Canaliza la energía en pensamientos útiles.
* Aprovecha la energía para la meditación y el bien.
* Aprende a olvidar, no almacenes información inútil.
* Todo pensamiento debe ser constructivo.
* No generes pena, dolor o infelicidad a nadie.

MIEDO AL CAMBIO, suele ser el causante de una vida rutinaria y sin sentido. Las experiencias pasadas, y estas abarcan desde el mismo momento de la fecundación de la célula pasando por los nueve meses de gestación y el propio nacimiento, son experiencias que dejan información en nuestro pensamiento. Una forma de tratar estas experiencias es la técnica metamórfica.

Cuando consigamos aceptarlas como algo normal en nuestra vida cotidiana ya estaremos entrando en la verdadera filosofía naturópata y veremos como vamos cambiando hacia un estado de bienestar físico y mental que nos dará ideas claras para seguir nuestro camino.

Vivan con un pensamiento positivo y seran saludables
Cherada.com RSS Feeds

Suscríbete!

Feed Chicklet

Cherada en tu correo:

Hazte Fan!

Cherada en Twitter
Cherada en Facebook