Tributo a Facundo Cabral (1937 - 2011)

Jul 11 2011 @ 02:04pm
Por: Dr Esparavel
Publicado en: Arte
Dedicada con mucho cariño y admiración al mas grande cantautor Argentino Facundo Cabral; el que con su música hizo saltar fuego en el corazón del hombre; el que habló por los oprimidos; el que devolvió la flor de la esperanza a los que habían perdido la esperanza, y logró que todos los que lo oyeran encontraran el sendero del equilibrio con sus cantares inmortales, cuya música quedará en el alma de las generaciones.



Desde su fecundo corazón, hasta el pedernal del espíritu humano, siempre oiremos su voz...

POEMA ESKRITO POR EL VENERAVLE MENSAJERO DE ELOHIM EL SIN SIMVRE

PRESENTE ANTE VOSOTROS EL SIN SIMVRE, KON KIEN ME KOMPAÑA EL MENSAJERO DE ELOHIM:

Niños homvres y ansiagdus,
Niñas mujeres y ansiagdas,
Religiosos y profanos de la tierra,
Desvalidos y azotados,

Rikos y povres
Torturados por las orribles bestias
Embajadoras armagedónicas.
Cerbidoras que an combertido los países
En inquicidores baticanos...

A kién tuvisteis el privilegio de oir?...
Resitales de esperansa,Krítikas y reprensiones,
Ke no aguantavan los oídos de los yanquécicos señores...

Fa :
Sita musikal
Ke desde kuando salisteis a las palestras de la tierra
Llamadas estadios, teatros, coliseos y de otros nomvres.
Horadavas la konsiensia de los gringos y los papas,
De los torpes religiosos monedarios, de los presidentes barrenderos
Del papa y de los yanquis,

Sita musikal ke rompía los cerebros de los malos,
De los torpes y de los ignorantes
Y de los sabios mal intencionados,

Ke rompía las neuronas
De los dictadores y esclabizadores,
Cerdos bestidos de corbata,
Bestidos de señores.

Sita musikal ke endulsó el oído
De los ke sudavan lágrimas y sangre,

Los que sufrían y agonizaban su futuro consumido,
Los desnutridos de vervo
Ke kantavan sus kansiones,
Kampesinos ke viajavan monte adentro,
Travajadores en el surko del dolor en su pecho,
Madres embarazadas de tristesa
Por el ambre producida por el mal gobierno,
Niñas bioladas de pobreza,
Estudiando las mentiras de los ombres,
Aprendiendo falsas enseñansas del infierno,
Infierno que fabricaron los planteles,
Negrúles doctrinas de la bestia,
No pensúles
Con los que engañan a los povres niños,
Niños de 80 años y de kinder.

Sita musikal que mitigava el ambre
Del trabajador mal pagado por su opulento patrón,
Resentidos y reveldes kontra el ambre y la miseria,
Ke silvando sus kantares
Se les hiva despertando su konsiensia,
Así viniste kon katansia a pregonar en esta tierra.

Kun:
Energía etervia de la vida
Ke distingue a los enviados de dios,
Ké mal iciste en otros ekstremos del kosmos,
Ke te tokó venir a esta ves
A pregonar tu fuego en este horno ?
Talvés alavansas mal entendidas,
Talvés blasfatuas por lusifer mutadas,
Pero así a los perbersos de la tierra
Kon tu vervo insultavas,
Pero aun así!
El mensaje ke te pusieron los dioses en el kosmos
Padá ponerlo en esta tierra,
Kon él en tu garganta viajavas,
Voses oídas desde la patagonia hasta la meka,
Girando por la sintura de la esfera...
Avadón te ayudó a desender a este abismo
Y pregonar así a un deskonosido kristo...

Do:
Esta sita ke es dios mismo
El ke vivió en su kasa,
En su tálamo,
En su pecho y en su garganta,
El ke te arrankó de los apriskos de las kavras
Donde tú y yo,
En otros siglos pasíamos los revaños de mi padre,
Ke era el tuyo...
Llevaste este apellido en tu sintura,
El kual suvió por tus lomos hasta tu kavesa
Y tomaste alas komo de águila.

Kavrales,
Fakundo kavrales,
Viejo judío,
Dios te mandó a naser en ese país
De avundansia de vos y de poetas,
Y así kon vos argentina
Soltara sus ráfagas de palavras,
Disparadas en los sesos
De los esclabizadores de la tierra
Con la moderna esclabitud de este mal tiempo,
Ke no serraste tu voka ante la amenaza,
¡el arma ke adonaí te entregó fué tu garganta!
Tus lavios soltavan ojivas de vengansa;
No tuviste ke komprar munisiones
Padá atakar los enemigos de las almas,
Paresiera ke estavas konmigo en monte horev
Gritando en las kordilleras a las kavras...
Se fueron los siglos,
Y siguieron agonizando en esta tierra así las almas;
Y volviste despues ke sus padres muy avuelos,
Los padres de tus padres,
Los más antiguos de tus padres,
Que los papas los mataron en un gueto...
Oh! Fakundo hermagdu mío,
¡hijo mío!
Kompañero y antropogeneo mío,
Ké ekstraño mensaje pregonavas,
Ke en kada resital
Del dios omnipotente el kamigdu enseñavas,
Kon kada kansión,
Ke mas era un kantar,
A los homvres a dios invitavas...

Kuantos heliokrones
O años de este viaje han pasado,
Ke en algún lugar de la tierra
¡te ví y me viste!,
¡te oí y me oiste!
Los árvoles de la selva son testigos.
Montañas de gentes te apretavan,
Cordilleras de edifisios te asfixiaban,
Te enseñaste a tí mismo
Y a kienes te seguían
A andar los escabrosos caminos de la selva
En el vigor de tus años freskos,

Viejo pastor
Ke viniste a pastorear las bestias,
Hasta ke kayó la nieve sovre tu kavesa
Y el viento de los años
Kitó la vlanka eskarcha de tu gran mollera,
Aún viejo y enkanesido por pensar,
Por intuir,
Por visualisar,
Por pregonar de dios en esa forma
De la antropogenea a la antigua siensia.
Pastor de multitudes,
Mas no dueño de ninguna oveja,
Así en forma suelta
Por los kampos pregonaste
Esa ekstraña doktrina en esta tierra,
Los siglos no kitaron a dios de tu eksistensia
Y en forma frekuente
Solo kon el arma ke dios te puso en la garganta
Salías ante las multitudes a la guerra.

Un día,
Profetisaste ke kamviarías de kuerpo en esta tierra,
Kuando tekstualmente
Dijiste así en el furor!
En el furioso komvatir de una palestra!
Pues el kantor endecha la muerte
Y kuando kanta
Devenido de dios
Resita el porvenir de la vida eterna
Y éstas son tus palavras pregonero,
Hoy kuando hase un día
Yá tu kuerpo está kieto,
Tus huesos tremos y tu sangre yerta,
Cuando quisá los rubios
Con los cabellos del alma negra,
O quisá los de sotana enferma,
Millones de euros,
Porque el dólar ya no bale.

Fácil de confundir esta palabra,
Pero muy klara porque maneja la huesa,
Bicarios o cicarios,
Buscaban recibir la oferta,
Mudos que no tienen
En su garganta de dios la siensia,
Eridos kon las palavras de kavrales
Ke frekuentemente se estrellaban en sus torpes cabezas,
Cumplieron lo ke este savio dijo
Y este fué su pregonar a kuestas,

Palavras de fakundo kavrales,
El kual dijo:
Es la kontinuidad de la vida, no hay muerte, hay mudansa. Yo kantava hase mucho: la muerte vensedora trabaja noche y día para el eterno triunfo de la eterna vida...es una kontinuidad, dejas el eskeleto ke se enferma, el serevro ke siempre pregunta y volvés a ser parte del alma universal, te transformas en la totalidad, esa es la muerte, a lo mejor reenkarno y a la vuelta seré un komediante komo antonio gasalla, un karpintero komo don markos, ó seré lavrador...siempre es eksitante la vida.

Kerido fakundo
¡tú no has muerto!
La etervidad sigue kontigo,
Ya sea en esta atropellada tierra,
O en otra esfera de dolor y muerte,
Ojalá en un sol
De los ke no se están destruyendo,
De los ke dios está emvarasando kon amor
Y fekundando kon la vida,
Así komo tú mismo lo dijiste,

Palavras de fakundo kavrales:
Dios está emvarasando konstantemente el universo, kon galaksias y soles, yo no pude separar jamás el sekso de la alegría y de la fé, porke es lo mismo. No havlo de la promiscuidad, tenés ke tener un respeto elemental.

Oh fakundo!
Sigues predikando
Komo el viento ke sirkunda alrededor de la esfera,

Porke tus kantares kon sátiras de savios
Invitan a las gentes ke se alleguen a dios,

Así komo tú mismo lo dijiste,
Palavras de fakundo kavrales:
En el escenario siento ke kada kansión ke kanto es un mensaje ke te manda el padre, la inspirasión de mi vida. El haverme desidido a vivir es una provokasión del maestro, de jesús, siempre siento kuando kanto una kansión ke es un mensaje ke te manda él, ó el padre ke te dise: oye, te amo, anímate a ser felis, porke el amor es valentía, y kanta konmigo...

Fakundo kavrales:
Este no es tu simvre etervio,
Pero sí es uno de ellos,
Fakundo es uno de tus simvres,
Ahora leo en tus fríos huesos
Un simvre ke te dió,
Kisá jah kelium zeus induzeus,
O de pronto samael joab vator wehor
Ke no podía ser develado al mundo,
Pero kon este simvre kósmiko
Y el de fakundo kavrales
Nos enkontraremos en alguna esfera
Y kuando purguemos la katansia
Nos veremos en un sol,
Mirando los registros ke están en tu mollera,
Llamada por los savios fontanela,
Eskritos en el tálamo de tu kavesa,
Destrozado por las balas del norte.

Tenías programado
Ir al templo vegetal sakro akuarios,
Pero los que roban el petróleo
Y que ace pocas oras se robaron tu sangre,
Les cerraron el paso
Y no pudiste ver aunke fuere el rastro,
De donde estuvo el aktual viaje del moises
Ke nos puso en las montañas donde hoy me enkuentro,
De él havlaste kuando kantavas,
Tamvién del kristo de la aktualidad:
Samael joav bathor wehor,

Palavras de fakundo kavrales:
Esta es la kosa mas triste ke nos pudiera pasar, saver ke está kon nosotros y no saber donde está...

Esto lo dijiste antes ke los ke te desaparesieron
Hayan desaparecido a dios
En el kuerpo de los dos yá dichos.

Fakundo,
Hoy suspiramos profundo,
Hoy tristemente te endecho
Hasta dolerme el pecho,
No porke hayas muerto,
Porke tú eres etervio,
Es porke no te dejaron haser otros kantares
Pada aturdir a los cuerbos
De la bota y del norte,

Pero es imposible que maten lo ke dijiste,
No hay metralladoras,
Ni fusiles para callar lo ke has dicho.

¡a kristo lo kallaron!
Pero kedó gritando más fuerte
Por todos los kavos de esta tierra
Y las esferas oyen su pregón...
Y nos,
Sus pregoneros,
Más fuerte gritamos su vos...
Hasta pronto fakundo kavrales,
¡nos oimos y nos vemos en los mejores lugares del kosmos!!.