Coalición Internacional Incapaz de Derrotar a Kadafi en Libia

Apr 04 2011 @ 06:08pm
Por: Felipe IV
Publicado en: Crisis petrolera
Finalmente el "peor escenario" comenzó a configurarse para EEUU y la coalición imperial que tras 16 días de feroces e ininterrumpidos bombardeos "humanitarios" no pudo doblegar la resistencia del líder libio que con sus tropas (aún debilitadas) sigue sometiendo a un cerco y fuego intenso a los "rebeldes" entrenados y armados por la CIA y los servicios británicos. En este marco, Kadafi intenta imponer una salida negociada del conflicto mientras EEUU y las potencias imperiales proponen como condición a un alto el fuego,  dividir el crudo libio entre el régimen y los sediciosos, colocando a Libia en una virtual "balcanización petrolera".



Informe especial IAR Noticias

A 16 días de la intervención militar, con Libia sometida a un brutal bloqueo económico y aislamiento internacional, con distintas hipótesis sobre una crisis humanitaria en gestación, Kadafi sigue contraatacando y acorralando a las fuerzas sediciosas no obstante al apoyo aéreo que reciben de las fuerzas de la OTAN que bombardean noche día a blancos situados incluso en zonas residenciales con población civil, principalmente en la capital, Trípoli.

La OTAN tiene a partir del jueves pasado el mando total sobre las acciones militares internacionales (léase bombardeos) en Libia, al completarse la transición de la "coalición" imperial, que ya arrojó miles de misiles y bombas inteligentes, liderada por Francia, Reino Unido y EEUU, a la Alianza Atlántica.

Unos días antes, la organización ya había asumido la dirección de la zona de exclusión aérea impuesta sobre Libia en virtud de lo acordado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y, previamente, había hecho lo propio con la vigilancia del embargo de armas que pesa sobre el país norteafricano a través de una misión naval en aguas del Mediterráneo.

Esto dio la justificación para que el trío criminal EEUU-Reino Unido-Francia comenzaran los bombardeos ininterrumpidos sobre la infraestructura y poblaciones civiles del país petrolero. 

En definitiva, EEUU y sus aliados  de la Alianza imperial, quieren otorgar un marco de "legitimidad" internacional a la fase final de las operaciones militares para descuartizar a Libia, terminar con Kadafi  y apoderarse de su petróleo.

Para después (como lo hacen siempre) proceder a la "privatización" de la riqueza petrolera libia, apoderarse de los activos financieros libios en el exterior, y proceder a la "reconstrucción" del país.

Hay tres hipótesis para un desenlace del conflicto militar libio:

1- Derrocamiento, renuncia o eliminación física de Kadafi

2- Kadafi negocia su renuncia y el exilio con las potencias europeas.

3- Balcanización petrolera de Libia (2 zonas, una controla Kadafi, otra controla EEUU y la UE).

En la medida que avanzan los días, y Kadafi sigue en el poder, las contradicciones se agudizan en el campo de las potencias centrales, que no consiguen unificar un criterio común para abordar una situación alternativa.

En este escenario, y ante la inacción de las potencias  imperiales, el lider libio avanzó a en dirección a propuestas de "salidas negociadas" del conflicto que está destruyendo la infraestructura libia.

En general, EEUU y las potencias de la OTAN a nivel de propuesta negociada para un alto el fuego solo aceptan que las tropas de Kadafi se replieguen y dejen a los rebeldes ocupando las posiciones conquistadas, o sea en poder de ciudades y áreas claves de la producción petrolera. 

Propuesta, que de ser aceptada por el régimen de Kadafi, instalaría una balcanización de libia, dividiendo las zonas petroleras entre Kadafi y las fuerzas sediciosas apoyadas por EEUU y la UE.

Abdel Jalil, jefe del Consejo Nacional libio de Transición, señaló el domingo que los rebeldes pactarán un armisticio con el régimen de Muamar Kadafi, si las tropas gubernamentales desocupan varias ciudades del oeste del país. Las tropas de Kadafi realizaron en los últimos días varias operaciones exitosas a pesar de los bombardeos por parte de la coalición internacional. La línea del frente, según AFP, se encontraba en la mañana del viernes a unos 40 Km de Ajdabiya, localidad clave para avanzar hacia Bengasi, segunda en importancia ciudad libia y actual baluarte de la insurgencia golpista.

Rechazo a la transición con Kadafi



En este escenario, la  Comisión Europea puso en "duda" la posibilidad de que los hijos del coronel Muamar Kadafi puedan pilotar el proceso de transición en Libia porque éstos "forman parte del régimen" y éste "ha perdido la legitimidad" para seguir gobernando el país. "Los hijos de Kadafi son parte del régimen", señaló el portavoz de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Michael Mann, en rueda de prensa, cuando le preguntaron si Bruselas aceptaría la posibilidad de que Saif al Islam Kadafi participe en la "transición democrática en Libia" a cambio de que el dirigente libio acepta abandonar el poder. "La posición de la UE es muy clara: el régimen de Kadafi debe marcharse. Queremos que se respete la voluntad del pueblo de Libia y que haya una transición hacia la democracia. El régimen ha perdido toda su legitimidad y debe marcharse",precisó el portavoz de Bruselas. Varios " Estados miembros como Grecia y Malta sostienene que mantienen canales de comunicación tanto con representantes del régimen libio como con representantes del "rebedle" Consejo Nacional Libio, al que la UE reconoce como "un interlocutor" válido en Libia. El Ejecutivo comunitario sigue siendo partidario de ejercer "la máxima presión" para lograr la salida de Kadafi, que espera lograr "a través de una combinación de las sanciones económicas y la presión política" y reiteró la disposición de la UE de apoyar la "transición democrática" en Libia como en Egipto una vez que "cesen las hostilidades" sobre el terreno, según el portavoz de la UE. Kadafi, por su parte, envió a un emisario este lunes a Ankara, donde también se espera la llegada próximamente de un representante del rebelde Consejo Nacional libio, según informaron varias agencias citando fuentes oficilae turcas. Según una fuente  del Ministerio de Exteriores turco, el objetivo de Ankara es tratar de sondear las posibilidades de un alto el fuego con las partes. "Hablaremos y veremos si hay una base común para un alto el fuego", indicó.

El representante de Kadafi será el viceministro de Exteriores, Abdelati Obeidi, quien el domingo viajó a Atenas para entrevistarse con el primer ministro griego, George Papandreou, señaló fuente, sin precisar quién o cuándo llegará el representante de los rebeldes. Según explicaron las autoridades griegas, el régimen de Kadafi propone un arreglo político dado que la solución militar al conflicto entre sus fuerzas y las de los rebeldes, respaldadas por los bombardeos aliados, parece actualmente imposible. "Ahora habrá que ver cómo es posible que comience dicho proceso, un proceso político que permita un debate nacional",señaló el portavoz del Ministerio de Exteriores griego, Gregory Delavekouras, en declaraciones a la emisora NET. Papandreou estuvo manteniendo contactos telefónicos con responsables en Trípoli así como con los dirigentes de Qatar, Turquía y Reino Unido en los dos últimos días. Grecia goza de buenas relaciones con Kadafi desde hace años.

La balcanización petrolera



En la línea de la balcanización, los "rebeldes" libios podrán reanudar las ventas de petróleo en el mercado internacional al margen del embargo de la ONU y otros organismos y países, si logra crear empresas exportadoras no vinculadas a las compañías estatales libias, según afirmó una fuente del Departamento del Tesoro de EEUU citada por agencias internacionales. El funcionario dijo que los rebeldes podrían exportar el crudo libio sin incurrir en las sanciones de EEUU si realizaran estas transacciones al margen de la Compañía Nacional del Petróleo de Libia, cuyos activos, junto con los de sus cinco filiales, fueron bloqueados por la ONU y algunas de las potencias mundiales. Hace dos días, el Consejo Nacional de Libia, creado por los rebeldes como la ?única autoridad legítima del país?, nombró jefe del Comité de Finanzas y Comercio al conocido opositor Ali Tarhouni, quien estudió la carrera de economía en EEUU. ?Lo único que queremos es librarnos de las sanciones, son nuestro mayor problema y un importante obstáculo para nosotros?, declaró Tarhouni, al tiempo que reveló que los "rebeldes" negocian este asunto con representantes de la comunidad internacional. Por su parte, el Gobierno de Muamar Kadafi amenazó con acciones legales a empresas extranjeras que cierren contratos energéticos con lossediciosos libios, subrayando en un comunicado que ?ningún país puede transferir la gestión de productos como el petróleo y el gas a bandas armadas, dada su importancia estratégica a nivel mundial?.

A finales del pasado febrero, los golpistas en Bengasi  prometieron que no permitirían la suspensión de las exportaciones de crudo, ?que son legítimas y sirven para el bien del pueblo libio?. No obstante, los líderes sediciosos no ofrecieron detalles de cómo lograrían mantener el debido nivel de la producción petrolera, un sector de gran contenido tecnológico que en el último mes abandonaron decenas de miles de profesionales extranjeros. Libia produce petróleo desde 1959 y lo exporta desde 1961. Actualmente ocupa el octavo lugar entre los miembros Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con una producción media de 1,56 millones de barriles diarios en 2009 y 2010. Los ingresos de las ventas de petróleo representan hasta un 97% de todas las ganancias por el conjunto de las exportaciones del país africano. Los principales consumidores de su crudo son Italia, Alemania, España, Francia, y en menor medida China y EEUU, pero la UE acapara el 80% del total de exportaciones del crudo libio. Según datos de la OPEP, en 2009 las reservas libias de petróleo ascendían a 46.400 millones de barriles y de gas a 1,549 billones de metros cúbicos.

Guerra petrolera

Probadamente, el objetivo central de la operación imperial que hoy está destruyendo Libia y asesinando en masa a su población, está determinada por el petróleo y el control geopolítico y militar de las regiones petroleras (mayoritariamente situadas en países árabes o islámicos) en manos de regímenes no dóciles a las potencias centrales.

Dentro de este escenario central, EEUU y la UE desarrollan estrategias diferenciales y confrontan en una guerra encubierta por el control de las reservas, las rutas y los oleoductos en Eurasia, Medio Oriente y África.

Si bien ahora EEUU y las potencias de la Unión Europea están "formalmente" juntos en la invasión a Libia, el cuadro de situación tenderá a modificarse por las contradicciones y las disputas que empiezan a surgir por el control del petróleo libio en la medida que se aproxima el desenlace militar.

El objetivo, tanto para EEUU como para las potencias centrales de la UE, es controlar la comercialización y las reservas de petróleo de Libia, terminar con la National Oil Corporation (NOC) de Kadafi,  privatizando la industria y la riqueza petrolera de Libia. La NOC, controlada por el gobierno de Kadafi, figura en el puesto 25 entre las grandes corporaciones petroleras del planeta, según estimaciones de fuentes occidentales.

Washington busca que, como en Irak, los grandes beneficiarios del apoderamiento de Libia sean Wall Street, los gigantes petroleros anglo-estadounidenses, además de las armamentistas y empresas de servicios del Complejo Militar Industrial del Pentágono.

Como sucedió con el régimen de Saddam Hussein en Irak, al "botín de guerra" petrolero se suman los activos financieros libios depositados en bancos extranjeros. Miles de millones de dólares que serán confiscados por los invasores USA-europeos. En su diseño original, la operación militar presionada por EEUU en la ONU busca la hegemonía norteamericana en el Norte de África, una región que históricamente fue dominada por Francia y, seguida en influencia por Italia y España. Los golpes encubiertos de la CIA (disfrazados de "revueltas populares", en las regiones petroleras africanas intenta eliminar la influencia de potencias de la Unión Europea, como Francia, e instalar regímenes políticos "democráticos"  ultra dependientes de Washington. Ese es el objetivo central.

La estrategia global de EEUU en el Norte de África rediseña una geopolítica de apoderamiento de toda la región, consolidada en el plano militar por el comando del AFRICOM. Este despliegue afecta los intereses de China y busca terminar con la influencia de la Unión Europea en el norte africano, incluida Libia.

Y hay un dato insoslayable a la hora de proyectar el futuro de Libia. La Unión Europea es ultradpendiente del flujo del petróleo libio. El 85% del crudo de ese país, antes de la operación militar internacional contra Kadafi,  se importaba hacia las potencias centrales europeas. Además, el gas libio se trasnporta a través del gasoducto Greenstream que atraviesa el Mediterráneo.

Este es el punto donde los intereses estratégicos de Washington y la Unión Europa, socios habituales en la depredación capitalista del planeta, chocan en Libia. Tras la operación militar, y más allá del resultado, los socios imperiales intentarán aplicar su propia agenda de apoderamiento del petróleo libio.

Este, en síntesis, es el elemento central (la lucha intercapitalista por el petróleo) que va definir el desenlace del ataque imperial y el futuro de Libia con Kadafi o sin Kadafi.

Si no estás suscrito a Cherada.com, regístrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo información actualizada de las temáticas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Regístrate en:

http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES