Colapso Mundial del Consumismo: Deterioro Ambiental y Moral

Feb 28 2011 @ 12:39pm
Por: Felipe IV
Publicado en: Crisis petrolera
La sucia contaminación, excremento del progreso. Basta recordar el incremento en las últimas y grandes catástrofes, una tras otra, para ver el grado de degradación a que ha sido sometido el planeta de los árboles y de los animales en donde el hombre, por eventos que desconocemos, sin ser su planeta de origen apareció en la Tierra y acabo con ella. La contaminación está llegando a la última fase y disparará la última y definitiva crisis.



El agujero en la capa de ozono que nos protegía de la radiación solar alcanzó el tamaño de tres veces la extensión de los EEUU y los científicos estiman que se formaran largas grietas semejando a una araña que amenazará con picarnos a todos con los mortíferos rayos ultravioleta. Si el ozono continúa extinguiéndose, el cáncer matará a 2 de cada 7 personas y los cultivos de hortalizas y hojas anchas se quemarán.

Si no morimos por las sequias, por los cambios bruscos de temperatura, de hambre por la desertización, por las subidas de los niveles del mar y las catástrofes naturales, podemos morir por el calentamiento glaciar que constituye, según los expertos, la peor amenaza planetaria capaz de aniquilar por si sola al homo "sapiens" que no demostró ser sapiente al administrar los recursos naturales.

De lo que estamos seguros es que el calentamiento global que está originando continuas catástrofes va a acelerar el inminente colapso petrolero.

La humanidad se enfrenta a la peor catástrofe de la historia originada por una sumatoria de factores críticos cada uno capaz de causar un exterminio: las enfermedades respiratorias, cardiovasculares, la deshidratación por los calores, la falta de agua, el cáncer y el sida se disputan los primeros puestos en causar muertes en el mundo. Se puede sumar la anunciada pandemia que duerme hasta que la sea despertada por la desnutrición, la escasez de agua, la falta de higiene y la contaminación. La lluvia ácida está contaminando las represas y el ácido invisible lo estamos ingiriendo en el agua que tomamos. Los filtros no eliminan ese acido y las enfermedades degenerativas y autoinmunes, incluyendo el cáncer y la artritis se alimentan de acidez... son su causa directa.

La acidificación está llegando a los ríos y es la causante de gran mortandad de peces; también está causando daños importantes en los cultivos. Lo delicado es que lo anteriormente dicho constituye una realidad indiscutible que todos conocemos porque la estamos viviendo.

QUÉ SOLUCIONES NOS DAN LOS GOBIERNOS

Preocupados los altos gobiernos por las emisiones contaminantes que nos están asfixiando se reunieron los principales jefes de estado más poderosos del mundo para hacerle creer al mundo de que iban a hacer algo por detener el problema. Quisieron tranquilizar a los inocentes con el famoso Protocolo de Kyoto. Para comenzar diremos que las potencias que más contaminaban no quisieron firmar porque afectaba su economía... obviamente progreso quiere decir consumo desorbitado de petróleo que produce la contaminación que prometían controlar.

http://img51.imageshack.us/img51/1272/payasos.jpg

La mayoría de las determinaciones estuvieron cuidadosamente camufladas para evitar riesgo político que originaría el pánico. Los 50 flamantes y poderosos mandatarios que llevan las riendas del mundo únicamente fueron allí para hacer exactamente lo mismo que hacen las campanas: tilín tilan. La ventaja estriba en que fueron muy cultos y amables porque posaron para la prensa... un hecho histórico. Deducimos que no hay gobierno ni élite que haga algo para detener el calentamiento glacial. Las continuas catástrofes exigirán ingentes movilizaciones de maquinaria y consumo gasolina para la recuperación, que se sumarán a las causas del colapso petrolero.

¿CÓMO PUEDE UNA CIVILIZACIÓN CULTA Y AVANZADA DESTRUIRSE A SI MISMA?

Esta mal llamada civilización no es culta; son los mismos romanos, bárbaros o inquisidores pero con celular; lo que ha avanzado es la tecnología. Las acciones de los seres humanos se rigen por lo que podría llamar "inercia de la masa"; significa que los vicios tradicionales que acostumbra a hacer una sociedad entera entran en la conciencia como algo bueno o normal: Los romanos creían que las muertes y los sacrificios humanos en el circo como espectáculo público eran propias de una civilización moderna y equilibrada, no experimentaban ningún sentimiento de culpa por las inhumanas orgias de sangre. Los aztecas mataban a cientos de personas en público y luego repartían los cadáveres para alimento humano. También se consideraban como una civilización avanzada.

http://img651.imageshack.us/img651/4729/futurop.jpg

Un solo obispo en la inquisición mandó a quemar vivas a 5.000 personas en nombre de la fe cristiana, y esto era considerado como un oficio santo. Hitler no tuvo ningún reparo en mandar a matar a 50 millones de judíos en nombre de la gloriosa civilización alemana... ...y en el comienzo de este tercer milenio de la súper, ya culta, tecnológica y arrogante civilización, van 5 "pequeñas" guerras, con miles de ancianos, madres, jóvenes y niños muertos, todo en nombre del petróleo... muy normal En pleno tercer milenio destrozan parte por parte a una criatura indefensa en el vientre de su madre; esta práctica es legal y cotidiana y, lo más grave, es que generalmente la practican especialistas salidos de una universidad, alma de la ciencia y la cultura. Estamos hablando algo que es muy importante tener presente para la comprensión de este libro y poder demostrar qué es realmente lo que va a ocurrir y por qué. Estamos demostrando que en la masa humana de cualquier sociedad se esconde una mega bomba de maldad y crueldad sin medida que puede estallar al toque de cualquier chispa del destino que la haga detonar:

LA GRAN BOMBA HUMANA

New york, la ciudad cosmopolita que se ufana de su cultura, orgullosa de sus museos, capital de las bellas artes, del cine y su riqueza, donde los ancianos son respetados y los niños extra protegidos... excelente. Pero bastó un apagón, tan solo un corte total de energía, para que cundiera el pánico. El resultado: atracos, violaciones, asesinatos, saqueos en gran escala, y se necesitaron dos gruesos libros para relatar los horribles sucesos que escaparon al control de la policía más efectiva y organizada del mundo.

Recién entablada la silla eléctrica, dado que los guardias del penal no podían ser obligados a encender el fatal interruptor que ejecuta al reo, salió un aviso en el periódico local pidiendo voluntarios para ser testigos y dar muerte "legal" a una persona desconocida para ellos... se presentaron 511 personas ávidas de ver morir a un semejante y dispuestas a accionar el interruptor de la muerte.

El detalle no es aislado y no constituye cosa de poca monta: iniciada la guerra en el golfo, el 99% de las personas estaban, a cualquier hora del día o de la noche esperando cómodamente en su sofá frente a su televisión, ?quizás comiendo una grasosa hamburguesa?ansiosos de ver como se mataban semejantes en una guerra tecnológica. ¿Morbosidad colectiva?, o qué otra cosa.

¿Quién de los adoradores de los noticieros de televisión se perdió el espectáculo macabro del ahorcamiento del rey Hussein que las agencias internacionales ofrecieron como plato predilecto al público una y otra vez? La gente hace y aprueba lo que hace la otra gente por el solo hecho de estar permitido por la ley. La masa, sorda, bruta y malévola, compuesta en su mayor parte por la crema de la sociedad, se aglomera para ver destrozar a un noble animal vivo y aplauden al asesino aduciendo que es un diestro; si el toro matara al torero dirían que el toro es una bestia feroz.

http://img339.imageshack.us/img339/4040/telebasura.jpg

En los países donde no está permitido no lo hacen; pero, si de repente lo permitiesen, al siguiente día estarían edificando un circo y, para el momento de su inauguración, todos los boletos estarían vendidos. El malévolo acto lo hacen porque esta permitido por la ley. En este punto es donde admiro la inteligencia de las bestias y deploro la bestialidad de los hombres. Es más: si en estos momentos gloriosos de la civilización tecnológica fuese permitido el sacrificio de seres humanos en un coliseo con luces y pantallas de alta definición, no es insensato pensar que resultarían personas de todos los estratos sociales que acudirían en masa al dantesco espectáculo, y no faltarían los millones de personas que los verían gustosas por la televisión, y patrocinadores comerciales que pagaran altos costos por las propagandas incluidas.

De hecho lo hacen a diario viendo noticias de cuerpos sangrantes en accidentes, atracos o atentados terroristas, filmados en vivo y en directo por los noticieros que consideran como primicias importantes aquellas donde haya más cantidad de sangre y horror. Y las presentan una y otra vez para alimentar al Nerón subconsciente que hay en cada uno. Estas noticias son las que más dinero producen porque millonarios son los ojos que disfrutan viéndolas: porque "¿hacia dónde va Vicente?... a donde va toda la gente. ¿Acaso es ésta una civilización evolucionada?... ¡por favor! ¿Que clase de gen demoníaco llevamos, qué nos pasa o, mejor, qué nos va a pasar cuando estalle la hecatombe humana y se forme la gran tromba del desespero donde los dantescos espectáculos no van a poder ser presentados por televisión, para el agrado de los millones de espectadores, porque ellos mismos van a hacer los protagonistas?

NO ESTAMOS BIEN ACOMPAÑADOS

Aun los sicólogos no saben de dónde provino esa programación subconsciente del ser humano. Pero si sabemos que ese gen demoníaco impreso en los hombres es el que se va a despertar en un momento de desesperación y locura colectiva que, por razones científicas que analizamos, ocurrirá más pronto de lo que el más pesimista lo considere.

Lo preocupante del caso es que son nada menos que la escalofriante suma de 8.000.000.000 de seres que están dispuestos a desatar la furia implacable de ese gen maldito que cada uno lleva dentro. Podemos deducir que no vamos a estar bien acompañados cuando el reloj apocalíptico de la humanidad, con su enorme puntero negro como el crudo, marque la hora cero para todos. Y pido sinceras disculpas al lector porque no estamos acostumbrados a hablar descarnadamente y con las palabras que corresponden, sin rodeos ni tapujos, y esta forma de ver la realidad desnuda hiere los sentimientos por que todos pertenecemos a la raza humana. Estas consideraciones sé que duelen al leerlas y deben saber que más duelen al escribirlas.

No obstante algunas veces es bueno recibir un grito si es emitido con tiempo justo para hacernos alejar de un peligro inminente y mortal. ¿Qué podría ocurrir si no reaccionamos?, ojalá me encuentre bien equivocado, ojalá fuera un fanático, un desequilibrado el que escribió este libro, y ruego para que sea así. De lo contrario: (¡ADVERTENCIA! no deben leerlo las personas que tengan hijos) Las personas que cuenten ahora con 50 años de edad les tocará morir en plena crisis. Las personas que hoy cuenten con 30 años se quedarán en las ciudades protegiendo a los niños sin abuelos ni padres. Los jóvenes que hoy cuentan con 5 años su profesión será la guerra.

Los bebés por nacer serán huérfanos y se convertirán en los pandilleros juveniles que sembrarán el terror en las ciudades. Las niñas no conocerán el amor de un galán porque los hombres estarán en la guerra, y serán violadas cuando los soldados en desbandada inunden las ciudades. Todo niño rico o pobre que nazca en los próximos años, ambos compartirán el mismo futuro. Más les valiera esperar en el más allá antes de venir a un mundo de terror.

El mundo está comprando toldos los boletos de una lotería que no se debe ganar. Es posible que me haya adelantado al tiempo para tratar de hacerles entender que todavía se puede hacer algo.

Pero que el petróleo se agota... se agota.

Que la ciencia o la tecnología podrán reemplazar sus derivados... nunca.

Que la bomba humana puede estallar... lo más probable.

Que la gente vaya a hacer caso a este libro... lo dudo. Que el autor vaya a ser insultado por catastrófico... si.

¿Quienes van a ser los insultantes?, pues quienes quieren derrochar el petróleo hasta que la humanidad sucumba... no existe duda. A éstos caballeros no les interesa que hayan conciencias despiertas.

¿AÚN PODRÁ SALVARNOS EL AMOR?



Alguien diría que aún existe mucho amor en el mundo; creemos que sí pero, ¿qué clase de amor? Los artistas de televisión, en sus gastadas palabras de cajón, nos dicen que nos quieren mucho, y las artistas de cine nos tiran besos cuando las cámaras las enfocan, en realidad sienten mucho amor... por su propia fama y éxito. El amor de una madre es la gran obra de la Naturaleza; vemos como sus ojos no descansan de observar a su bebé y frecuentes lágrimas de amor sublime lubrican su rostro. En la noche, al menor quejido de su bebé su madre está presta para auxiliarlo. Al más inspirado poeta le faltaran palabras para expresar el infinito amor que una madre divina le regala a su bebe. Si no fuera por ese inmenso amor maternal todos estaríamos muertos porque el hombre al nacer es la criatura más indefensa y frágil de cuantas hayan existido y lo será hasta su juventud. Pero el amor de madre esta encerrado en un crisol dorado que llega sólo hasta las fronteras donde se desarrolla la vida de su propio hijo.

Infortunadamente el amor de los padres poco se extiende a los otros bebes que nacen en el mundo porque es personalizado. Se preocupa más una pareja por la gripa de su hijo o por su perro, que por la muerte por hambre de millones de infantes en el mundo: ¡30.000 niños mueren de hambre cada día! de un total de 100.000 personas que tienen que abandonar el mundo diariamente porque no pueden comprar comida. De cada 1000 niños nacidos vivos 280 mueren a temprana edad a causa de la pobreza extrema. Y dónde estará el dinero que abunda gracias al derroche sin medida del petróleo y los recursos naturales: Tres multimillonarios poseen más riquezas que 48 naciones más pobres del orbe. Y sabemos que sus ejecutivos madrugarán mañana a hacer todo lo posible por acaparar más.

La irracionalidad y la avaricia sin límites de los poderosos por fin tocó límites y el colapso petrolero y financiero es inminente, irreversible e inevitable. Y ¿qué hacen con el dinero que se roban producto del petróleo?: hoteles de 10 estrellas, mansiones con grifería de oro puro, compran aviones gigantescos dotados con piscinas, yacusis y cuanto lujo irracional y extravagante pueda concebir la mente humana, fiestas escandalosas y orgias donde el derroche y la maldad no conocen límites.

En tanto 1300 millones de personas viven con 1 dólar diario. 1.100 millones de hermanos viven sin acceso al agua potable y casi la mitad del mundo carece de servicios sanitarios adecuados; el resto, la sociedad culta y acomodada, arroja sus excrementos a los ríos, ¿en dónde está el amor verdadero que no lo veo? Queremos a nuestra novia porque es bella y nos brinda su ternura. Queremos a nuestra esposa porque se ha convertido en la compañera ideal, y los hijos quieren a sus padres porque les entregaron el esfuerzo de sus vidas. En general el amor del hombre está condicionado por algo y no se extiende más allá de unas cortas fronteras de interés.

Esa clase de amor interesado abunda en el mundo. Pero es bastante escaso el amor verdadero o sea aquel que lo entrega todo y no exige nada a cambio. Ese amor que enseñaron con su ejemplo San Pedro Claver o la Madre Teresa de Calcuta es escaso. Un hombre puede entregar su vida por amor a su hijo; un joven puede morir por su patria, pero solo un hombre, Cristo, murió por amor a toda la humanidad. Sin embargo, ahora todos los hombres vamos a morir por nuestro propio egoísmo e insensatez, no exactamente por amor.

Afortunadamente todo no puede ser malo; habiendo agotado todos los recursos tenemos una gran ventaja para enfrentarnos a la terrible e inminente crisis: contamos nada menos que con 20.000 religiones o sectas que predican el amor. ¿Podrán los altos jerarcas religiosos de todas las religiones hacer algo? La grata y alentadora respuesta es sí. Aunque se trata de la única esperanza para la mayoría que no quiere cambiar, la unión hace la fuerza, y todas las personas amorosas y fervorosas del mundo que quieran solucionar la crisis de un modo fácil, desde este mismo momento pueden ponerse a rezar.

IR AL ÍNDICE: El Colapso Mundial del Capitalismo y el Estilo de Vida Consumista

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES