El Colapso de tu Estilo de Vida Consumista: Un Sueño Extraño

Feb 24 2011 @ 03:47am
Por: Felipe IV
Publicado en: Crisis petrolera
La dorada sonrisa del atardecer multicolor se convirtió en una brillante noche, plena de fulgurantes estrellas que me miraban como tratándome de comunicar algo importante.





Mis ojos estaban clavados en la profundidad celeste, y no comprendo si se trató de una coincidencia pero tuve el privilegio de observar un fugaz meteorito que atravesó la atmósfera, y posiblemente cayó en un sitio desconocido.

Despedía una luz verde-azul fosforescente.

Creo que todos sentimos una sensación extraña cuando algo de otro mundo perfora velozmente el manto negro de la noche.

Quisiéramos que se tratase de una encomienda celeste portadora de un mensaje del más allá, quizás proveniente de una civilización súper evolucionada que nos envía un consejo, o una orientación para conocer la forma adecuada de salir airosos de esta confusión en la que se debate la humanidad actual.

El fenómeno me dejó vivamente conmocionado y pensé en él hasta que llegó la hora de entregarme al sueño...

y en verdad tuve un sueño extraño y aterrador: Influenciado por el fenómeno que observé en la realidad, en el sueño se tradujo en una nave extraterrestre fascinante que emanaba una fuerte luz verde-azul fosforescente.

Yo me encontraba en un cerro cercano que frecuentaba y, tan pronto observé la extraña nave que aterrizaba peligrosamente cerca, mi instinto de conservación hizo que me escondiera tras una enramada desde donde pude observar lo que ocurría: Sin que se tuviese que abrir ninguna escotilla, una mujer y un hombre salieron de la nave; simplemente la traspasaron como si ésta estuviese hecha de algún metal desconocido en estado gaseoso.

Posteriormente llegué a la conclusión de que se trataba de dos emisarios provenientes del centro galáctico donde existe la Confederación Intergaláctica de Mundos Habitados.

Dicha confederación es la encargada de velar y evitar que seres o animales agresivos puedan poblar mundos, constituyéndose en una amenaza para otros seres pacíficos quienes protegen la Naturaleza de los planetas que habitan y viven en armonía perfecta con su entorno.

No se como hizo la pareja de extraterrestres para hacer aparecer una esfera semitransparente semejante a una pantalla plasmática, pero en tercera dimensión, donde pudieron observar las acciones aberrantes, contaminadoras y destructoras de los hombres terrestres.

Aterrados, se comunicaron con una gigantesca nave madre -que, por otros detalles que escuche de su conversación, me di cuenta que permanecía escondida en el lado opuesto de la Luna; la nave nodriza estaba poderosamente equipada y lista para emprender cualquier acción.

Los visitantes eran seres protectores que tenían la misión de ayudar y defender a otros seres, siempre y cuando mostraran evidencias de bondad y compasión hacia otras razas, animales o reinos que compartieran los recursos del planeta que les servía de sustento.

¡Que alivio -pensé- nos van a ayudar! Pero los evolucionados visitantes se llevaron una sorpresa en extremo desagradable que les conmovió el sentir de sus almas diáfanas: Observaron aterrados como el hombre terrestre martirizaba de la forma más cruel posible a sus hermanos menores -los animales-: Sobrealimentaban a las aves de corral hasta que estas no podían pararse.

Confinaba a estos inocentes seres a vivir en jaulas tan estrechas que ni siquiera podían darse vuelta, y así, en este horrible suplicio, permanecían todas sus vidas sin ver la luz del Sol hasta su cruel degüello.

Observaron como el hombre cortaba partes de un animal vivo (vivisección) para examinarlo, en cruentas torturas de dolor extremo ante las cuales no experimentaba signos de compasión, ante la mirada indiferente del resto de la humanidad.

Todo para supuestos efectos de investigación.

Contemplaron los extraterrestres como se reunían en un circo tipo romano para presenciar la muerte lenta, sanguinaria y humillante de un noble toro, y, en vez de sentir compasión, aseguraban que era un arte.

Además se dieron cuenta que ya habían arrasado con tres cuartas partes de las selvas destruyendo a su paso miles de especies que habían demorado millones de años en su evolución.

Lo más aterrador, ante lo cual los nobles visitantes sintieron un estremecimiento desgarrador, fue el saber que los humanos asesinaban fríamente a sus propios hijos cuando aun estaban completamente indefensos en el vientre de sus madres, en crueles abortos; el macabro asesinato lo hacían cortando en pedazos a la criatura aun viva y en suaves palabras lo llamaban aborto.

Conmovidos y confundidos los extraterrestres no se demoraron en transmitir el siguiente informe a la nave madre que se encontraba lista para tomar acciones correctivas obligatorias: "La raza dominante del planeta Tierra carece en absoluto de compasión; ha contaminado el aire, los ríos y los mares en forma ya irrecuperable y peligrosa para la vida, al punto que las enfermedades infecciosas, autoinmunes y degenerativas los están diezmando y se encuentran al borde de una pandemia ya anunciada.

El clima se encuentra desequilibrado y, en consecuencia, ya empezaron los huracanes, los tsunamis, los temblores y deslizamientos de tierra.

Debido a la fuerte contaminación ambiental se abrió un gigantesco hueco en la capa de ozono que protegía a todas las especies de los rayos ultravioletas, y el cáncer esta convirtiéndose en una de las primeras causas de muerte en todo el mundo.

El calentamiento global ha iniciado un proceso irreversible y los desiertos avanzan.

La ola de calor ha matado a millones de personas y los hielos polares se están derritiendo amenazando con inundar las zonas costeras.

Los animales humanos se encuentran en la era atómica con suficiente arsenal para destruir 5.000 veces a cada hermano, y muy pronto se les agotará el petróleo que constituye su principal economía y su única fuente no renovable de fabricación de objetos tecnológicos comerciales.

El atrasado sistema de transporte (automóviles) se consume el 90% de esa energía que calienta la atmósfera y deja en el aire miles de gases peligrosos para la salud.

Consideramos -comunicaron los extraterrestres a la nave madre- que la raza dominante terrestre representa una amenaza para el resto de mundos habitados en razón de que ya han viajado a otros planetas y pueden difundir su herencia cruel y letal en otros mundos.

Por tanto sugerimos que los animales humanos del planeta Tierra sean considerados como una de las peores plagas que hemos conocido a través de nuestras exploraciones interplanetarias, y pedimos el permiso para eliminarlos de inmediato".

¡NO!, -les respondieron los Jueces y Maestros de la gran confederación, y concluyeron: "Si la humanidad terrestre se encuentra en esos estados extremos de agresividad, descontrol y poder tecnológico, no hay necesidad de destruirlos... ¡ellos muy pronto se destruirán solos!".

IR AL ÍNDICE: El Colapso Mundial del Capitalismo y el Estilo de Vida Consumista

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES