La Crisis en Estados Unidos que NADIE Desea Reconocer que Existe

Jun 03 2011 @ 08:46pm
Por: Felipe IV
Publicado en: Crisis financiera
Las "malas noticias" de la econom铆a estadounidense se potenciaron el mi茅rcoles, colapsando los mercados financieros y detonando la mayor ca铆da burs谩til de los 煤ltimos 12 meses. La d茅bil recuperaci贸n econ贸mica de la primera potencia imperial (en medio de una crisis financiera que ya golpea con fuerza a Jap贸n y a los Estados de la Uni贸n Europea), dibuja un panorama incierto marcado por la persistencia del desempleo, la baja del consumo y un recrudecimiento del d茅ficit fiscal, lo que hace temer una reca铆da de la crisis con contagio a escala global. En ese escenario, el crecimiento de la pobreza en los Estados USA genera el fantasma de una crisis social que hasta hace poco parec铆a impensable en la primera potencia imperial.



Por Manuel Freytas

La econom铆a de EEUU se desaceler贸 en el primer trimestre de 2011, despu茅s que las alzas en los precios, especialmente de la gasolina y los alimentos, redujeran los gastos de los consumidores estadounidenses.

El producto interno bruto creci贸 a una tasa anual ajustada por inflaci贸n de 1,8% entre enero y marzo, inform贸 el Departamento de Comercio, en su primera estimaci贸n para el PIB del primer trimestre.

El modesto incremento representa una significativa desaceleraci贸n frente al ritmo de expansi贸n econ贸mica en el cuarto trimestre, cuando el PIB creci贸 3,1%.

Las "malas noticias" de la econom铆a estadounidense se potenciaron el mi茅rcoles, colapsando los mercados financieros y detonando la mayor ca铆da burs谩til de los 煤ltimos 12 meses.

El Promedio Industrial Dow Jones cay贸 279,65 puntos, o 2,2%, para ubicarse en 12.290,14 unidades, su mayor descenso en puntos desde el 4 de junio del a帽o pasado.

Los inversionistas (l茅ase especuladores internacionales) se refugiaron en los bonos del Tesoro estadounidense, haciendo caer los rendimientos de los instrumentos a 10 a帽os a menos de 3% por primera vez en lo que va del a帽o.

Las bolsas europeas se desplomaban el jueves despu茅s de que decepcionantes datos macroecon贸micos en EEUU generasen inquietud acerca del ritmo de la recuperaci贸n econ贸mica, menguando el apetito por las inversiones de mayor riesgo.

A las 10:51 GMT, el 铆ndice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas ced铆a un 0,8 por ciento a 1.122,42 puntos, tras tocar su peor marca en una semana en 1.119,34 puntos.

El selectivo europeo se dej贸 un 1 por ciento el mi茅rcoles tras conocerse que el sector privado estadounidense cre贸 menos empleo de lo previsto en abril y que la actividad manufacturera del pa铆s se desaceler贸 con fuerza en mayo.

Estos datos son especialmente preocupantes porque llegan en un momento en el que los mercados financieros se est谩n preparando para el previsible fin del programa de est铆mulo de US$ 600.000 millones de la Reserva Federal.

"El deterioro de la econom铆a de EEUU asusta a los mercados", se帽ala The Wall Street Journal el m谩s calificado vocero del poder financiero estadounidense.

El sector fabril de EEUU, que un motor hist贸rico de la "recuperaci贸n", anot贸 su mayor ca铆da mensual desde 1984 conforme las compa帽铆as frenaron la contrataci贸n de personal y la producci贸n.

Otro informe mostr贸 que la contrataci贸n de empleados en el sector privado se desplom贸 en mayo, moderando las expectativas de los economistas de cara al informe de n贸minas no agr铆colas que se dar谩 a conocer el viernes.

Los frustrantes datos econ贸micos de EE.UU. se divulgaron luego de pesimistas informes de producci贸n industrial en el mundo. Los n煤meros demostraron que las personas todav铆a tienen dudas a la hora de llevarse la mano al bolsillo, e indican que la econom铆a est谩 perdiendo velocidad r谩pidamente, seg煤n el Journal.

"Est谩bamos aguantando, pensando que se trataba una mala racha pasajera", dijo al diario financiero James Paulsen, estratega jefe de inversiones de Wells Capital Management. "Si las compa帽铆as no contratan personal y la producci贸n fabril se estanca, a帽adi贸, el cuadro empieza a cambiar radicalmente".

Los economistas estadounidenses advierten de que algunos de los problemas que obstaculizan el crecimiento son el alza en los precios del combustible y las interrupciones en la cadena de suministro causadas por el terremoto y tsunami de Jap贸n.

Y estiman que debido al alto desempleo imperante en EEUU, el alica铆do mercado inmobiliario y la crisis financiera en Europa, la desaceleraci贸n podr铆a agravarse en las pr贸ximas semanas. Esto "me pone m谩s nervioso", dijo al Journal, David Greenlaw, economista de Morgan Stanley. "La econom铆a no puede soportar mucho m谩s que un frenazo temporal a estas alturas".

La desaceleraci贸n de la econom铆a estadounidense coincide con una pol茅mica entre republicanos y dem贸cratas acerca de si se debe reducir el gasto para controlar el d茅ficit fiscal o seguir "estimulando" la econom铆a con fondos estatales pagados por toda la sociedad.

La producci贸n se est谩 "enfriando", el mercado inmobiliario sigue de capa ca铆da y los consumidores a煤n no han perdido el miedo a gastar.

Esto -seg煤n analistas estadounidenses- que el posible que el camino que debe recorrer la econom铆a estadounidense hasta su completa recuperaci贸n sea mucho m谩s largo y lento de lo esperado.

"Es muy dif铆cil generar una r谩pida recuperaci贸n cuando tradicionalmente, las recuperaciones r谩pidas sol铆an estar impulsadas por los bienes ra铆ces y los consumidores", apunta Nigel Gault, economista de la consultora IHS Global Insight.

Seg煤n sus c谩lculos, el crecimiento se estancar铆a en una tasa anualizada y en t茅rminos reales de menos de 3% en los pr贸ximos trimestres; mejor que la tasa de 1,8% en los primeros tres meses, pero todav铆a demasiado d茅bil para compensar el desempleo.

Un n煤mero mayor de expertos est谩 revisando a la baja sus predicciones de crecimiento para el segundo trimestre. Economistas de J.P. Morgan Chase & Co. redujeron su estimado de 3% a 2,5%, mientras que los de Bank of America Merrill Lynch recortaron el suyo de 2,8% a 2%. Deutsche Bank rebaj贸 su pron贸stico de 3,7% a 3,2%.

Incluso si las dificultades temporales se calmaran, la econom铆a podr铆a enfrentar problemas a medida que la Fed vaya minimizando sus esfuerzos de "est铆mulo" a empresas y bancos, los gobiernos estatales y locales reduzcan el gasto para equilibrar sus presupuestos, y el Congreso trate de ahorrar en gastos fiscales el a帽o que viene.

El propio l铆der de la minor铆a dem贸crata en la C谩mara de Representantes, Steny Hoyer, advirti贸 que la econom铆a podr铆a ser un problema pol铆tico para el presidente Barack Obama. "Claramente nuestro presidente se ve afectado hasta cierto punto por un desempe帽o econ贸mico pobre", afirm贸.

Ron Bloom, el asesor de Obama para la pol铆tica industrial, dijo que la desaceleraci贸n del sector manufacturero se debe fundamentalmente a "factores externos", como la situaci贸n de Jap贸n.

Desocupaci贸n y ajustes salvajes

Del mismo modo que la crisis financiera oblig贸 a romper con el "libre mercado" (haciendo intervenir al Estado en el salvataje del capital privado), el colapso recesivo (todav铆a no superado) y el estallido del d茅ficit fiscal oblig贸 a la primera potencia a aplicar recortes en el gasto p煤blico de su propia poblaci贸n, que ya padece en carne propia el costo social del derrumbe de la econom铆a.

Curiosamente, y forzado por la debacle econ贸mica y un d茅ficit fiscal hist贸rico, el Imperio ahora se ve obligado a aplicar sus propias recetas en casa para afrontar una crisis que ya ha derivado en crisis social, de la mano de la desocupaci贸n, la pobreza, y los despidos laborales que se suceden por todo el territorio estadounidense.

Las estad铆sticas difundidas por la Oficina del Censo de Washington son devastadoras, y alimentan el temor de todos los que creen que el pa铆s est谩 lejos de la recuperaci贸n y que la econom铆a estadounidense est谩, en realidad, al borde de una segunda recesi贸n, bautizada como el " doble dip".

Cuando se produce un gran deterioro del mercado laboral, la pobreza sube. La gran mayor铆a de los ingresos de la gente en este pa铆s depende del mercado laboral", a帽adi贸.

Seg煤n The Wall Street Journal, el vocero m谩s influyente del poder financiero de EEUU: La crisis (endeudamiento y baja de recaudaci贸n) de los estados agrava el desempleo (desocupaci贸n y recortes salariales) y ya extiende los ajustes (reducci贸n de planes sociales) a todo el territorio de EEUU.

Andrew Ross -el autor de "Demasiado grande para fracasar", un libro sobre la crisis financiera- dijo que en los pr贸ximos a帽os ni la situaci贸n de la pobreza ni la del empleo mejorar谩 de una manera sustantiva. Y explic贸: "lo que hay que comprender es que para regresar a los niveles pre-crisis necesitamos crear 11.000.000 de trabajos, es decir 400.000 por mes...".

Pese a los anuncios de "recuperaci贸n" de la econom铆a, empresas y bancos todav铆a est谩n recortando empleos y obteniendo ganancias a trav茅s de reducciones de costos (incluido reducci贸n de salarios) en lugar de potenciar un alza en la producci贸n y en las ventas por medio de la reocupaci贸n laboral.

Por medio de los despidos laborales y la reducci贸n del gasto social ("ajustes"), que incrementan los niveles sociales de precariedad econ贸mica y de exclusi贸n masiva del mercado laboral, bancos y empresas mantienen sus tasa de rentabilidad al costo de m谩s desempleo y depresi贸n de la econom铆a real.

Y lo que parec铆a impensable hasta ahora, ya est谩 sucediendo: Los "ajustes salvajes", que hist贸ricamente fueron exportados por el FMI (el gendarme financiero global) a los pa铆ses subdesarrollados de Asia, 脕frica y Am茅rica Latina, llegaron, como una extra帽a paradoja de la historia, al Estado de la primera potencia imperial.

Mientras la administraci贸n de Obama y las usinas financieras USA derraman todo tipo de teor铆as y de pron贸sticos "esperanzadores" sobre una hipot茅tica "recuperaci贸n", los n煤meros reales indican que (y mientras florece la especulaci贸n financiera en Wall Street) la primera econom铆a imperial no consigue despegar.

La crisis laboral con desempleo masivo que se expande por la mayor铆a de las regiones estadounidenses, azota con particular dureza extrema a California (que ya implement贸 un fuerte ajuste en julio de 2009), el mayor Estado de la Uni贸n, equivalente a la s茅ptima econom铆a mundial, y que afronta un cuadro potencial (todav铆a larvado) de huelgas y protestas sociales.

En este escenario, la nacionalizaci贸n de la crisis social por medio de los ajustes y los despidos laborales habilita un pasaporte hacia las huelgas y los conflictos sociales que hasta ahora aparec铆an como fen贸menos in茅ditos en la primera potencia imperial.

Si no est谩s suscrito a Cherada.com, reg铆strate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informaci贸n actualizada de las tem谩ticas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Reg铆strate en:

http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES
---