Estados Unidos e Israel Se Preparan para Iniciar Guerra Nuclear

Aug 14 2010 @ 03:20pm
Por: Felipe IV
Publicado en: Política

Objetivo Irán: Un experto pronostica un holocausto nuclear

En dos informes publicados en el sitio Global Research, el analista geopolítico, Michel Chossudovsky, afirma que EEUU y sus aliados se están preparando para lanzar una guerra nuclear dirigida contra Irán con consecuencias devastadoras.


Según el experto, profesor (emérito) de Economía de la Universidad de Ottawa y director del Centro para la Investigación sobre la Globalización (CRG), un plan operativo para realizar "ataques convencionales y nucleares integrados" contra Irán ha estado en un ?estado de disponibilidad? desde junio de 2005.

Todas las garantías de la era de la Guerra Fría, que categorizaban a la bomba nuclear como "un arma de último recurso" han sido dejadas de lado, y las acciones militares ?ofensivas? utilizando ojivas nucleares son descritas ahora como actos de ?autodefensa?, señala Chossudovsky.

La comunidad internacional ha aprobado la guerra nuclear en nombre de la paz mundial. "Hacer el mundo más seguro" es la justificación para iniciar una operación militar que potencialmente podría resultar en un holocausto nuclear, continúa.

Mientras se puede conceptualizar la pérdida de la vida y la destrucción que resultan de las guerras actuales, incluyendo Iraq y Afganistán, es imposible comprender la devastación que puede resultar de una Tercera Guerra Mundial, usando "nuevas tecnologías" y armas avanzadas, hasta que ocurra y se haga una completa realidad.

Las realidades -continúa el especialista- se vuelven del revés. En una lógica retorcida, la "guerra humanitaria" es aquélla en que se utilizan armas nucleares tácticas, que son "inofensivas para la población civil circundante" de acuerdo con "la opinión científica experta". Esto se defiende como que son los medios para proteger a Israel y al mundo occidental de un ataque nuclear.

Las mini-bombas nucleares estadounidenses, con una capacidad explosiva hasta seis veces mayor que la bomba de Hiroshima, son defendidas por la opinión científica autorizada como bombas humanitarias, mientras que las armas nucleares inexistentes de Irán se etiquetan como una amenaza incontestable para la seguridad mundial.

Para Chossudovsky, cuando los EEUU promocionan una guerra nuclear como un "instrumento de la paz", condonado y aceptado por las instituciones del mundo y las más altas autoridades, incluyendo las Naciones Unidas, no hay vuelta atrás: la sociedad humana se ha precipitado indefectiblemente al sendero de la autodestrucción.

Estamos -afirma el experto- en una encrucijada peligrosa: las reglas y las pautas que gobiernan el uso de las armas nucleares se han "liberalizado" (es decir, "desregulado" en relación con aquéllas impuestas durante la era de Guerra Fría). La nueva doctrina dice que el comando, el control, y la coordinación (CCC) respecto al uso de armas nucleares deben ser "flexibles", permitiendo que comandancias de combate localizadas decidan sí hace uso y cuándo de armas nucleares: las comandancias de combate "desplazadas estarían a cargo del escenario de operaciones nucleares (TNO), con capacidad no sólo de cumplimiento sino también para formular las decisiones de comando en relación con armas nucleares" (doctrina para la doctrina de operaciones nucleares conjunta).

Hemos llegado -añade- a un punto decisivo en nuestra historia. Es completamente esencial que la gente a través de la región, a escala nacional e internacionalmente, comprenda la gravedad de la situación actual y actúe contra sus gobiernos enérgicamente para invertir la marea de la guerra.

Según Chossudovsky, todas las garantías de la era de Guerra Fría, que categorizó la bomba nuclear como "un arma del último recurso", se han descartado. Acciones militares ?ofensivas" con uso de armas nucleares se describen como actos de "defensa propia" ahora.

La diferencia entre armas nucleares tácticas y el arsenal de campo de batalla convencional se ha difunonado. La nueva doctrina nuclear de Estados Unidos está basada en "una mezcla de capacidades de ataque". La última, que es aplicable al bombardeo aéreo planeado específicamente para Irán por el Pentágono, prevé el uso de armas nucleares en combinación con armas convencionales.

Como en el caso de la primera bomba atómica, que en palabras de presidente Harry Truman "Se dejó caer sobre una base militar en Hiroshima", las "mini-bombas nucleares" de hoy se anuncian como "seguras para la población civil circundante".

Conocida oficialmente en Washington como "Publicación conjunta 3-12", la nueva doctrina nuclear (doctrina para las operaciones nucleares conjuntas, (DJNO) (marzo2005)) exige "integrar los ataques convencionales y nucleares" bajo un unificado e "integrado" comando de control (C2).

De acuerdo con Chossudovsky, esto describe la dirección de la planificación de guerra y el proceso de toma de decisiones en gran parte, donde los objetivos militares y estratégicos se consiguen, a través de unas mezclas de instrumentos, con poca preocupación por la pérdida de vidas humanas.

Los planes militares se centran en "el empleo de la fuerza más eficiente", -es decir, un concierto óptimo de sistemaas de armas diferentes para lograr los objetivos militares marcados.

En este contexto -sigue el experto- las armas nucleares y convencionales se consideran "parte de la caja de herramientas", en la que los comandantes pueden escoger y usar los instrumentos que requieran de conformidad con las "circunstancias en evolución" en el escenario de guerra. (Ninguna de estas armas de la "caja de herramientas" del Pentágono, incluyendo bombas de penetración de búnker convencionales, bombas de racimo, mini-armas nucleares, armas químicas y biológicas se describen como "armas de la destrucción masiva" cuando las usan los Estados Unidos de América y sus aliados).

La nueva doctrina nuclear vuelve los conceptos y las realidades del revés, afirma el experto. No sólo niega los impactos devastadores de las armas nucleares, dice, claramente, que las armas nucleares son "seguras" y su uso en el campo de batalla asegura "garantía de daño mínimo y reducción de la probabilidad de escalada". El asunto de la lluvia radiactiva apenas se reconoce con respecto a las armas nucleares tácticas.

Esta variedad de principios que describe las armas nucleares como "seguras para los civiles" constituye un consenso dentro de los ejércitos y se introduce en los manuales militares, proveyendo los criterios de "luz verde" relevantes a comandantes desplazados en el escenario de guerra. Las acciones "defensivas" y "ofensivas".

La doctrina para las operaciones nucleares conjuntas va un paso más allá nublando la diferencia entre movimientos militares "defensivos" y "ofensivos?:

Mientras, la evaluación de postura nuclear 2001 expone el escenario para el uso preventivo de armas nucleares en el Medio Oriente, específicamente contra Irán (ver también el documento principal de PNAC "Reconstruyendo las defensas de América, estrategia, fuerzas y recursos para el nuevo siglo").

De acuerdo con Chossudovsky, El pretexto para librar una guerra contra Irán, en esencia, se basa en dos premisas fundamentales que forman parte de la doctrina nacional de seguridad de la administración Bush.

1. Presunta posesión por parte de Irán de "armas de destrucción masiva" (ADM), más específicamente su programa de enriquecimiento nuclear.

2. Presunto apoyo de Irán a "terroristas islámicos".

Se trata de dos declaraciones relacionadas entre sí que forman parte integrante de la campaña de propaganda y medios de desinformación, puntualiza.

Para Chossudovsky, el status "armas de destrucción masiva (ADM)" se usa para justificar la "guerra preventiva" contra Estados patrocinadores del terror es decir, países como Irán y Corea del Norte de quienes se alega que supuestamente poseen armas de destrucción masiva. Irán es identificado como un Estado patrocinador de las llamadas "Organizaciones Terroristas no Estatales". Este último también posee armas de destrucción masiva y pueden constituir una amenaza nuclear. Las organizaciones terroristas no estatales se presentan como una "potencia nuclear".

El plan de los bombardeos aéreos a Irán -según el experto- empezó a mediados de 2004, de conformidad con la formulación CONPLAN 8022 a principios de 2004. En mayo de 2004, se hizo pública la directiva presidencial de seguridad nacional NSPD 35 que daba derecho a la autorización de despliegue de armas nucleares.

En todo este escenario -cita Chossudovsky- Israel posee 100-200 cabezas nucleares estratégicas. En 2003, Washington y Tel Aviv confirmaron que estaban colaborando en "el despliegue de misiles de crucero Harpoon armados con cabezas nucleares proporcionados por los EE.UU. en los submarinos de de la flota de Israel clase delfín" (El observador, 12 octubre de 2003). En los desarrollos más recientes, que coinciden con los preparativos de los ataques a Irán, Israel ha comunicado la adquisición de dos nuevos submarinos nucleares producidos por Alemania "Éstos pueden lanzar misiles de crucero armados con cabezas nucleares como factor disuasivo de un "segundo ataque". (Newsweek, 13 febrero de 2006. Vea también CDI Data Base).

Montado sobre bombas teledirigidas por satélite, las BLU-109 pueden ser disparadas por los reactores F-15 o F-16 de fabricación estadounidense del arsenal de Israel. Este año Israel recibió el primero de los envíos de 102 F-16 de largo alcance de Washington, su aliado principal. "Israel muy probablemente fabrica sus propios penetradores de búnker, pero no son tan robustos como los BLU de 2.000 libras (910 kg)", dijo a Reuters Robert Hewson, editor de Jane's Air-Launched Weapons (Reuters, 21 septiembre de 2004).

Los EEUU por su parte -continúa el experto- han suministrado unas 480 bombas termonucleares B61 a cinco países de la OTAN no nucleares, tales como Bélgica, Alemania, Italia, Países Bajos y Turquía, así como un país nuclear, el Reino Unido. Casualmente ignoradas por la base de Viena UN Nuclear Watch, los EE.UU. han contribuido activamente a la proliferación de armas nucleares en Europa Occidental.

En consonancia con la política nuclear de EEUU, el almacenamiento y el despliegue de las bombas B61 en Europa occidental están destinadas a objetivos en el Oriente Medio. Además, de acuerdo con "planes de ataque de la OTAN", estas bombas termonucleares B61 revienta-búnkeres (almacenadas por los "Estados no nucleares") podrían ponerse en marcha"contra objetivos en Rusia o países en el Medio Oriente como Siria e Irán" (citado en el Consejo Nacional de Defensa de los Recursos, las armas nucleares en Europa, febrero de 2005).

En opinión de Chossudovsky, los ataques aéreos planeados por el Pentágono sobre Irán incluyen "escenarios" tanto con armas nucleares como convencionales. Si bien esto no implica el uso de armas nucleares, el peligro potencial de un holocausto nuclear en Oriente Medio debe, sin embargo, tomarse en serio. Debe convertirse en un punto focal del movimiento contra la guerra, particularmente en los Estados Unidos, Europa occidental, Israel y Turquía.

También se comprendería que China y Rusia, que son (extraoficialmente) aliados de Irán, le proporcionasen equipos militares avanzados y un sofisticado sistema de defensa antimisiles. Es poco probable que China y Rusia asumieran una posición pasiva en caso de que los bombardeos aéreos se llevaran a cabo, añade el experto.