ŅPor Quť los Extraterrestres PodrŪan Ser una Farsa MŠs?

Aug 08 2011 @ 11:39am
Por: Matrix Reloaded
Publicado en: Planeta Tierra
Nuevo excelente art√≠culo de Ibn Asad sobre el blue Beam y falsa invasi√≥n alien NOM y canalizaciones. Estamos de acuerdo en todo. Recordamos que no nos os qued√©is en el 2012 y que el oro falso existe, porque existe el verdadero y algunos seres receptivos LO PERCIBEN CADA VEZ M√ĀS CERCA.



I LOVE COSMICAR, SIEMPRE ILUSTRA GENIALMENTE LO QUE PIENSA ELITERIO[/h3]

[b]por Ibn Asad, en el blog de Luis Carlos Campos


Tras el art√≠culo "Para los que esperan a su Mes√≠as" entabl√© interesant√≠simas relaciones con algunos lectores que siempre responden con un feedback de conocimientos impresionantes. En este caso, la mayor√≠a de esos lectores eran cristianos (y tambi√©n cat√≥licos) que aportaron reflexiones y puntos de vista fascinantes. Tambi√©n recib√≠ correos de inestimable valor por parte de hind√ļes, musulmanes y ateos. Sin embargo, el cribador sabe que el oro se encuentra escaso entre arenisca y guijarros: tambi√©n recib√≠ previsibles correos-bomba de varios hist√©ricos ofendidos, sin ning√ļn contenido salvo la certificaci√≥n de que hay tipos que no s√≥lo no saben leer, sino que tampoco van a aprender a estas alturas. Estas pobres gentes sacaron la conclusi√≥n de que soy un "anti-cristiano" (sic.), incluso un "anti-cristo" (s√≠, as√≠ como suena), y expresado de forma m√°s period√≠stica , un "negacionista de Jes√ļs". En fin: esa es la tesis que algunos extrajeron de ese art√≠culo. Tiremos de la cadena y que corra el agua.

Todas estas reacciones (tanto las positivas edificantes como las hist√©ricas negativas) nos empujan con fuerza a seguir escribiendo sobre la ignominia moderna en todas sus formas. Una de esas formas es el neo-espiritualismo ufol√≥gico, el cual siempre est√° revestido por los tres elementos se√Īalados en el art√≠culo ya citado: el error intelectual como pretexto pseudo-doctrinal, un salvacionismo que aguarda algo o alguien exterior, y -finalmente- un adosado empresarial encubierto sin otro objeto que el lucro y el mercachifle. En 2009, cuando escrib√≠ "La Danza Final de Kali" dediqu√© muy poco espacio al salvacionismo extraterrestre. De √©l s√≥lo dije:

De muy lejos vendr√≠an unos "salvadores" que parecen tener importancia en algunos movimientos salvacionistas: los extraterrestres. La amenaza de este salvacionismo requiere tomarse en serio por parte del ser humano cr√≠tico, pues se trata de algo m√°s que de una mamarrachada. Si el Establishment pol√≠tico pudiera aprovecharse de estas esperanzas con la escenificaci√≥n extraterrestre a nivel masivo, la importancia de este salvacionismo ser√≠a capital en la culminaci√≥n del Novus Ordo Seclorum. Ya se tiene constancia de que existen intenciones y proyectos en esa direcci√≥n, y si a√ļn no se ha llevado a cabo una escenificaci√≥n as√≠, es ?quiz√°- por una actual falta de medios. (La Danza Final de Kali, cap XV.- Movimientos y direcciones de reacci√≥n √ļnica)

Tras ratificar lo publicado, en el √ļltimo a√Īo estudi√© al movimiento, no s√≥lo en sus farragosas teor√≠as sino tambi√©n en sus organizaciones sectarias y empresariales. Todas las investigaciones me llevaron (como no pod√≠a ser de otra forma) a Europa y Estados Unidos. Me sorprendi√≥ comprobar que muchos de los adventismos protestantes y sus correspondientes editoriales y grupos empresariales euro-jews, ten√≠an relaci√≥n directa con el neo-espiritualismo ufol√≥gico, tanto en los nombres propios como en los comunes. Como en la actualidad resido en Am√©rica, pude investigar directamente a los diversos grupos ufol√≥gicos. No fue necesario infiltrarse en ninguna secta, pues en mis contactos jam√°s ocult√© mi identidad e intenci√≥n. A√ļn as√≠, tomando algunas precauciones, me introduje en grupos new-age ufol√≥gicos, y llegu√© a entablar relaci√≥n con uf√≥logos valorados en su medio, tanto de Brasil como de Estados Unidos, M√©xico y Espa√Īa. Por una prudencia que me consta conviene tomar con algunas gentes, en este art√≠culo no se dar√°n ciertos nombres propios. No har√° falta. Ser√© claro pues no tengo dudas al respecto: La agenda global requiere una escenificaci√≥n mesi√°nica que actualice el mito adventista y la superstici√≥n universal; esa escenificaci√≥n ser√° el contacto extraterrestre.

Para abordar la aut√©ntica naturaleza del movimiento neo-espiritualista ufol√≥gico se dividir√° el art√≠culo en dos apartados: a) uno primero que aborde el error te√≥rico que sirve de pretexto epistemol√≥gico para estas sectas; y b) una peque√Īa s√≠ntesis de sus soportes pr√°cticos, tal y como las organizaciones, el entramado empresarial, la imaginer√≠a pop, sus procedimientos y algunos puntos que ser√≠an chistosos si no fuera porque nada de lo que aqu√≠ se va a denunciar tiene pizca de gracia.

La falacia fenoménica como pretexto teórico neo-espiritualista

La piedra angular de eso que el sectario ovni llama "vida extraterrestre" es la creencia. No existe otro √°mbito alrededor de lo extraterrestre: la creencia. En los extraterrestres, se cree o no se cree. Poco m√°s se puede hacer ante esta materia. Es por ello por lo que algunos han hablado de "religi√≥n ovni" o incluso "religi√≥n alien". Por supuesto que la ufolog√≠a no es una religi√≥n, pero ser√≠a m√°s apropiado hablar de "religi√≥n ovni" que de "ciencia ovni", pues el centro de todo neo-espiritualismo ufol√≥gico es la creencia. Sin embargo, esta creencia no es una creencia religiosa. La creencia religiosa se fundamenta en una revelaci√≥n. La creencia ufol√≥gica ?por el contrario- se apoya en una experiencia fenom√©nica, individual o colectiva. Y ah√≠ reside la falacia: los neo-espiritualistas ufol√≥gicos creen haber visto, tocado, olido, escuchado... extraterrestres, y basan su creencia en experiencias subjetivas de las que no tienen m√°s testimonio que percepciones sensoriales raras. ¬ŅSer√≠a la ufolog√≠a, por lo tanto, una ciencia emp√≠rica? Ni tan si quiera eso. Los neo-espiritualistas ufol√≥gicos no se interesan por los casos generales de experimentaci√≥n. Al contrario: cuanto m√°s particulares, m√°s extravagantes, m√°s extra√Īos, m√°s on√≠ricos, m√°s delirantes sean los fen√≥menos, m√°s valorados por su d√©bil mentalidad. ¬ŅPero qu√© fen√≥menos son esos?

¬†Este tipo de preguntas se responden mejor por medio de s√≠miles y, en este caso concreto, mejor a√ļn si son extra√≠dos de la experiencia personal. Recuerdo que cuando era un ni√Īo de ocho a√Īos deseaba una peonza de madera para jugar con mis amigos. No ten√≠a dinero. Sab√≠a que mi √ļnica manera de conseguirla era confiar en que el Ratoncito P√©rez me la cambiara por un diente de leche ca√≠do. Mi abuela aliment√≥ esta esperanza y me anim√≥ a que pusiera el diente bajo la almohada. A la ma√Īana siguiente, hab√≠a una peonza bajo mi almohada. No s√≥lo eso: recuerdo n√≠tidamente a un rat√≥n que me mir√≥, salt√≥ de mi cama y sali√≥ del cuarto correteando. Lo juro. Lo recuerdo como si fuera ayer: yo vi al Ratoncito P√©rez.

Claro, que por aquel entonces no repar√© que la peonza que me dej√≥ P√©rez era exactamente igual que las peonzas que vend√≠an en la tienda donde mi abuela era cliente habitual. M√°s a√ļn, cuatro a√Īos despu√©s, cuando era mi hermana menor la que ten√≠a ocho a√Īos, vi a mi abuela en la misma tienda comprando una mu√Īeca que a la ma√Īana siguiente apareci√≥ bajo su almohada. Le pregunt√© a mi abuela y me lo confirm√≥: ella era quien compraba los regalos y los dejaba bajo la almohada. Sin embargo, con ocho a√Īos yo vi en mi habitaci√≥n a un rat√≥n que me sonri√≥, salt√≥ y sali√≥ corriendo. ¬ŅEs eso posible?

Por supuesto que es posible. Mi percepci√≥n del Rat√≥n P√©rez fue aut√©ntica en cuanto percepci√≥n. Los registros sensoriales son verdaderos en el modo que el experimentador los vive como ciertos. Sin embargo, eso no quiere decir que esos datos reflejen una verdad que, en √ļltima instancia, transciende lo f√≠sico, siendo eminentemente metaf√≠sica. En palabras claras: los sentidos no mienten, pero la interpretaci√≥n de los datos sensoriales que nosotros extraemos pueden ser enga√Īosos. De hecho, la mayor√≠a de las veces lo son. El mundo fenom√©nico s√≥lo refleja la verdad a trav√©s de sombras y espectros difusos.

¬ŅVi al Ratoncito P√©rez con ocho a√Īos? S√≠, lo vi. ¬ŅDe eso se puede inferir que el Ratoncito P√©rez tiene una existencia fuera de la imaginaci√≥n infantil? No, claro que no. Si tras esta experiencia el ni√Īo no desarrolla su discernimiento, en la edad adulta el sujeto puede desarrollar teor√≠as sobre la existencia de una especie de roedor sonriente con dedos prensiles. ¬ŅEl sujeto vio alguna vez un roedor as√≠? S√≠. ¬ŅExiste ese roedor? No. Si se toma en serio todo esto, el sujeto puede fundar una "religi√≥n", una "fe", una "creencia espiritual" basada en un desvar√≠o fenom√©nico. Imaginen: ¬°La Iglesia del Ratoncito P√©rez! ¬ŅSuena rid√≠culo? Pues ese rid√≠culo sostiene a toda secta de creencia extraterrestre: un infantilismo intelectual que toma como pretexto la interpretaci√≥n de unos fen√≥menos peculiares. Unos (los pocos) sacar√°n tajada de esos fen√≥menos; y otros (los muchos) directamente ser√°n estafados. ¬ŅPero c√≥mo se dan esos fen√≥menos?

Simplemente se dan; y no tiene nada de extraordinario, ni revelador, ni espiritual. Existe una ciencia subordinada y secundaria dentro del conocimiento tradicional v√©dico que aborda los modos y funcionamientos mentales. Se trata de una psicolog√≠a integral a√ļn presente en la tradici√≥n hind√ļ que nada tiene que ver con lo que el moderno entiende por "psicolog√≠a". En esta ciencia, se especifica que la mente (citta) dispone de cuatro modalidades: jagrata, que ser√≠a el estado de vigilia en el que ahora nos encontramos; svapna (tambi√©n llamado vikalpa) que ser√≠a el estado de enso√Īaci√≥n imaginaria; susupti, que ser√≠a ausencia de consciencia como en el sue√Īo profundo o cuando se est√° inconsciente tras un golpe en la cabeza; y turiya, un cuarto estado transcendente supraindividual.



No existe una modalidad real y otra irreal; todas son reales en su contexto modal. Dos de esos modos son sensoriales:¬†jagrata¬†y¬†svapna, la vigilia y la imaginaci√≥n; y ambos est√°n separados por una fina l√≠nea. Esa l√≠nea est√° difuminada en ni√Īos, desequilibrados mentales y consumidores de ciertas drogas. Cuando esa l√≠nea se rompe, el sujeto funde la vigilia perceptiva con el imaginario, y los psiquiatras modernos diagnostican lo que llaman "esquizofrenia". Sin embargo, no es necesario que se d√© esa ruptura patol√≥gica completa para la manifestaci√≥n de fen√≥menos que desde un estado de vigilia normal parecer√°n extraordinarios. No conviene sorprenderse ante fen√≥menos raros. Al contrario: la perspectiva tradicional (toda tradici√≥n, no s√≥lo la hind√ļ) los desprecia, los desde√Īa, y recomienda siempre desapegarse de ellos pues son valorados como enga√Īosos y peligrosos.

Estos fen√≥menos ?subrayo- no tienen nada de extraordinarios. Sin embargo, suelen tener un encanto fascinante en las masas populares. Esta fascinaci√≥n es aprovechada por sujetos con intereses eg√≥latras y malintencionados. Pues estos fen√≥menos no s√≥lo se dan, sino que se pueden producir, fabricar y manipular con una intenci√≥n. Esa es la tarea de lo que en Occidente se llam√≥ "mago negro", el cual se sirve de prestidigitaciones y brujer√≠as para generar fen√≥menos fascinantes, en el individuo o en el colectivo. Se tienen registros de magos negros en pr√°cticamente todas las culturas y en todos los tiempos: tipos que se aprovechan de la producci√≥n fenom√©nica y la superstici√≥n para enga√Īar a las muchedumbres. Lo √ļnico que es nuevo y reciente (nunca antes del S.XIX) es la organizaci√≥n de estos tipos en grupos, sectas y sociedades de alcance global. Eso es el neo-espiritualismo: grupos proselitistas que no tienen otro inter√©s que tarambanas fenom√©nicas y la estafa econ√≥mica. En su momento, en el siglo XIX, lo llamaron "ocultismo europeo": un amorfo movimiento que surgi√≥ de contextos siempre europeos, siempre de trasfondo cristiano, siempre relacionados con una Masoner√≠a fatalmente desviada. Citemos tres nombres infames: Gerardo Anacleto Vincente Encausse (alias Papus), un medicucho gallego fundador del Martinismo; Allan Kardec, un franc√©s mas√≥n que fund√≥ el Espiritismo; Helena Petronila Blavatsky, una rusa mentirosa que se sac√≥ de la manga la fraseolog√≠a y la coartada doctrinal que adoptar√° todo neo-espiritualismo del S.XX y XXI (incluido y especialmente, el extraterrestre).



Galería de pioneros en la estafa neo-espiritualista: Papus, Kardec, Blavatsky

Madame Blavatsky funda la Sociedad Teos√≥fica en New York en 1875 junto a un hatajo de masones y ocultistas europeos. La Blavatsky dijo, sobre la fundaci√≥n de su movimiento: "Necesitamos explicar los fen√≥menos relacionados con los m√©diums y el espiritismo." As√≠ era: la Sociedad Teos√≥fica se convierte en la primera gran empresa neo-espiritualista cimentada sobre la superstici√≥n, la ignorancia occidental y la fascinaci√≥n fenom√©nica. En pocas d√©cadas, tras una vomitiva trama de disputas, cismas e intrigas, la secta extiende sus tent√°culos a Francia, Suiza, Reino Unido, M√©xico, Brasil, India, Grecia, Egipto, Australia... y un total de cincuenta y dos pa√≠ses. Una de las directoras de la Sociedad Teos√≥fica fue Annie Besant, masona, socia, secuaz y amante del fabiano H.G. Wells (para conocer a Wells leer "Tecnocracia Global y Destrucci√≥n Familiar"). Besant sigui√≥ con la pol√≠tica sectaria de alimentar teor√≠as neo-mesi√°nicas con fines comerciales; de hecho, ella misma no tuvo complejos en anunciar "la llegada de la reencarnaci√≥n de Jesucristo" a trav√©s de la figura del anglo-indio Jiddu Krishnamurti y el llamado World Teacher Proyect. (Lo cierto es que Krishnamurti rehus√≥ la invitaci√≥n de ser el "nuevo mes√≠as" mundial, pero tambi√©n es cierto que se dej√≥ querer por los teosofistas hasta el punto de afincarse en Ginebra, Londres y finalmente Los Angeles donde muri√≥ entre caranto√Īas de Naciones Unidas y sectas new-age). Este no fue el √ļnico ni el m√°s grave desvar√≠o de Besant y los teosofistas. De hecho, toda esta panda (ocultistas, teosofistas, espiritistas... son en esencia los mismos) hablar√°n de "comunicaciones" con "entidades" para autorizar sus tergiversaciones te√≥ricas y sus abusos pr√°cticos. Esas "comunicaciones" fueron referidas por dos t√©rminos hermanados: "mediumidad" (palabreja extra√≠da del contexto esp√≠rita de Allan Kardec) y "canalizaci√≥n", otra palabra inventada por Madame Blavatsky y adoptada despu√©s por todo neo-espiritualismo (incluido el extraterrestre ufol√≥gico).

¬ŅY qu√© es una "canalizaci√≥n"? Mi respuesta: generalmente se llama "canalizaci√≥n" a los desvar√≠os de un majara. La respuesta de los neo-espiritualistas: "canalizaci√≥n" es una "comunicaci√≥n" con algo que ellos llaman "entidad". ¬ŅY qu√© diablos es eso de "entidad"? Respuesta de los neo-espiritualistas: un "esp√≠ritu" (seg√ļn los espiritistas), un "elemental" (seg√ļn los neo-paganos), un "extraterrestre" (seg√ļn los uf√≥logos")... Y mi respuesta: lo que toda esta gente llama "entidad" no es sino un espectro particular de su miseria intelectual proyectada a trav√©s de una imaginaci√≥n delirante. El "canalizador" dice ser mediador entre una cosa que quiere comunicar (la "entidad") y los receptores de esa canalizaci√≥n (que, sin eufemismos, resultan ser los cr√©dulos pros√©litos del movimiento neo-espiritualista de turno). Tras el cierre de la tradici√≥n prof√©tica y su correspondiente "sello" (jatim al-anbiya?), era previsible la aparici√≥n de miles de falsos profetas tal y como ahora vemos: cualquiera con f√©rtil imaginaci√≥n puede declararse "m√©dium", "canalizador", "vidente"... ¬°o hasta "profeta"! y nadie parece escandalizarse por ello. Ni si quiera entre ellos llegan a consenso sobre sus fuentes: discuten, rivalizan, y polemizan sobre qu√© canalizaci√≥n es verdadera y cu√°l no lo es. Para los que quieran escuchar, yo respondo: ninguna llamada "canalizaci√≥n" es verdadera, ni veraz, ni verificable. Me mojo y afirmo lo que pocos se atreven a decir: todo en el neo-espiritualismo es difuso, obscuro, vago, malintencionado y falso.

Pues una mamarrachada no es inofensiva e inocua por ser mamarrachada. Al contrario: el neo-espiritualismo es un claro ejemplo de que una supercher√≠a puede ser de gran utilidad en un plan. Ese plan es la producci√≥n de un nuevo paradigma religioso actualizado en la mentira, la superstici√≥n y la locura. Ese plan es una uniformizaci√≥n cultural de alcance global. Ese plan se llama Novus Ordo Seclorum y necesita una histeria salvacionista proyectada en las masas a trav√©s de las plataformas pol√≠ticas, religiosas, econ√≥micas, cient√≠ficas y educacionales. Pues tras estas generalidades, habr√° quienes se pregunten: ¬ŅQu√© tiene que ver el neo-espiritualismo euro-americano y las esperanzas neo-mesi√°nicas con la escenificaci√≥n fraudulenta del contacto extraterrestre? Todo. Tienen que ver todo: son cara y cruz de una misma moneda falsificada.

La Mentira Extraterrestre

El 22 de Enero de 2011, se celebr√≥ en Riad (Arabia Saudita) "Global Competitiveness Forum". En su programa estaba "Contact: Learning from Outer Space", una conferencia que reuni√≥ a l√≠deres pol√≠ticos, uf√≥logos, economistas, directivos corporativistas y cient√≠ficos varios, para tratar "las consecuencias sociales y econ√≥micas de un contacto extraterrestre" (as√≠ como suena). En esta reuni√≥n participaron, entre otros, Tony Blair (ex primer ministro brit√°nico responsable de la invasi√≥n de Iraq), James Wolfensohn (Caballero de la Orden del Imperio Brit√°nico, miembro del CFR y ex director del Banco Mundial), Jean Chretien (ex primer ministro canadiense), Jim Albaugh (presidente ejecutivo de Boeing), Andy Bird (Director-Jefe de Walt Disney International), Jared Cohen (Alto directivo de Google), o Simon Conway Morris (Doctor y profesor de Cambridge y miembro de Royal Society) quien dijo en la revista "Philosophical Transactions" (publicaci√≥n cient√≠fica Windsor; mes Enero, a√Īo 2011) que "ante un contacto extraterrestre debemos estar preparados para lo peor" (sic., como lo oyen) ... El presupuesto de esta conferencia ascendi√≥ a m√°s de un mill√≥n de d√≥lares y en ella participaron ex jefes de estado, catedr√°ticos universitarios, renombrados f√≠sicos, economistas del FMI y BM, arist√≥cratas europeos y saud√≠es... Piense el lector en ello: toda esta gente reunida en Riad para hablar sobre la "posibilidad de un contacto extraterrestres". No es un chiste. Esta car√≠sima y -en apariencia- absurda merendola elitista fue sufragada por Abdulah Bin Abdulaziz, y quien conozca a este sujeto sabr√° hasta qu√© punto este tiparraco est√° interesado por el debate cient√≠fico, la filosof√≠a y la libertad de pensamiento. Esta reuni√≥n s√≥lo supuso ser eso mismo, una "reuni√≥n". ¬ŅY qui√©n se reuni√≥? Un mismo entramado institucional que -aunque algunos no lo crean- llevan varias d√©cadas trabajando sobre la cuesti√≥n "extraterrestre". Ese mismo entramado (ONU, universidades anglo-americanas, NASA, massmedia...) es el que ha estado educando (en otras palabras, manipulando) a las masas sobre este tema a trav√©s de d√©cadas de cultura basura pop, cine, ciencia-ficci√≥n, m√ļsica, TV, divulgaciones cient√≠ficas, y patra√Īas neo-espiritualistas. Tras m√°s de cinco d√©cadas de familiarizar a las masas con los "extraterrestres", una reuni√≥n como la de Riad no parece tan sospechosa y rid√≠cula para una opini√≥n p√ļblica ya completamente controlada. Sin embargo, si alguien resta cuerdo y cabal despu√©s de toda esta loca guerra cultural, con seguridad se preguntar√°: ¬ŅQu√© pu√Īetas hay detr√°s de todo esto?

CARTEL DE CONFERENCIA EXOPOL√ćTICA ILLUMINATI EN RIAD



Nada bueno. Hay toda una cultura ufo, una cultura ovni, una cultura alien. Por supuesto esta cultura no exist√≠a hace cien a√Īos, como tampoco exist√≠a la cultura heavy-metal o la cultura de la F√≥rmula 1. ¬ŅPor qu√©? Pues porque la cultura ovni fue implementada recientemente, de forma artificial y con una intenci√≥n determinada. Toda imaginer√≠a alien fue inventada por la llamada ciencia-ficci√≥n, primeramente en la literatura y despu√©s en el cine y en la televisi√≥n. En el Hall of Fame de la ciencia-ficci√≥n tenemos a H.G. Wells, que fue c√≥mplice de Madame Besant. Otro autor de ciencia-ficci√≥n fue Aldous Huxley (clique aqu√≠ para conocer a los Huxley), frontman del mundo cient√≠fico anglo-californiano, estado que tiene el record absoluto de sectas y grupos neo-espiritualistas en general y ufol√≥gicos en particular. En California, Aldous Huxley escribi√≥ sobre "la posibilidad de la vida extraterrestre", como tambi√©n sobre el LSD o la mescalina, todo ello mientras su hermano Julian Huxley dirig√≠a la plataforma mundial de cultura, ciencia y educaci√≥n (UNESCO). En California tambi√©n, estar√° la principal industria propagand√≠stica de esta farsa doctrinal: el cine de Hollywood. La ciencia-ficci√≥n se hizo un g√©nero puntero durante los a√Īos 50 y 60, edad de oro de la revoluci√≥n pop, las drogas psicotr√≥picas y la carrera espacial americano-sovi√©tica. En menos de veinte a√Īos, consiguieron adoctrinar a la poblaci√≥n en una iconograf√≠a verbenera de platillos volantes, humanoides bajitos, marcianitos verdes, as√©pticas aeronaves y rayos l√°ser. En veinte a√Īos, hasta las abuelas se comenzaron a cuestionar la "posibilidad extraterrestre". Surgi√≥ de la noche a la ma√Īana. Una manipulaci√≥n de masas de este calibre sin Star Trek, sin Lost in the Space, sin ET, sin Steven Spielberg, sin Star Wars y George Lucas, sin Carl Sagan, sin la BBC, sin Fox, sin Columbia, sin MGM, sin Futurama, sin Matt Groening, sin Independence Day, sin Will Smith, sin The X-Files... habr√≠a sido imposible. Hicieron un buen trabajo; a los hechos me remito.



Massmedia: Más de seis décadas adoctrinando a las masas en el neo-espiritualismo

Pero hay algo peor en esta historia. El neo-espiritualismo parasit√≥ resquicios desvitalizados del lenguaje religioso, especialmente cristiano. La fascinaci√≥n fenom√©nica neo-espiritualista se mezcl√≥ con ciertas esperanzas adventistas. Pues por mucho que algunos quieran verlos, NO hay ovnis hollywoodienses en la Biblia, tampoco en el Tanaj, ni en el Cor√°n, ni en los Vedas. Sin embargo, los estafadores neo-espiritualistas dieron una vuelta de tuerca a la farsa. Un franc√©s, Claude Vorilhon (alias "Rael"), identific√≥ los Ben-Elohim b√≠blicos con los alien√≠genas que le visitaban, y fund√≥ una secta peligros√≠sima extendida en los cinco continentes. Wallace Fard identific√≥ al Allah del Cor√°n con otro alien√≠gena del cual √©l mismo se consideraba "reencarnaci√≥n" (as√≠ como lo oyen), y tambi√©n fund√≥ una secta peligros√≠sima extendida en los cinco continentes. Para acabar de pisotear todos los textos sagrados y hacer un supermercado de ello, David Icke vio alien√≠genas en los nagas de los Agamas y Puranas, y Zecharia Sitchin vi√≥ alien√≠genas en los anunaki sumerio-babil√≥nicos. (Todo falso: y reto a los seguidores de estos cuatro cantama√Īanas a que defiendan sus respectivas tesis tras la refutaci√≥n que podemos hacer a trav√©s de respaldo filol√≥gico en hebreo, √°rabe, s√°nscrito y acadio respectivamente.)

A principios del Siglo XXI, el cacao ya estaba hecho: la new-age se ocupa de ejercer de la nueva religi√≥n del ciudadano global que subvive en el Nuevo Orden Mundial. A trav√©s de una sat√°nica paradoja, la Nueva Era no acaba de llegar y, para mantener la paradoja, precisa de un neo-mesianismo fundamentado en un contacto extraterrestre que se har√° escenificar a su debido momento. Y ah√≠, en 2010, es cuando un servidor decide entrar en contacto con grupos neo-espiritualistas americanos y espa√Īoles, para investigar y estudiar su modus operandi. Sin embargo, a pesar de mi buena disposici√≥n para estudiar las teor√≠as ufol√≥gicas, poco objeto de estudio encontr√©. La literatura neo-espiritualistas ufol√≥gica es una inmensa biblioteca paup√©rrima que mezcla narrativa fant√°stica con una divulgaci√≥n pseudo-cient√≠fica repetitiva, trillada y aburrida. Encontr√© una especie de sub-g√©nero ufol√≥gico alrededor de Ashtar, la figura inventada por el judeo-norteamericano George Adamsky. Alrededor de la supercher√≠a del Comandante Ashtar y una Federaci√≥n Gal√°ctica, pr√°cticamente en cada estado de Europa y Am√©rica, encontr√© al menos un individuo que ha montado una empresa sectaria que se lucra con conferencias, talleres y cursillos altamente sospechosos de estafa. En Estados Unidos, Thelma B. Terrel enga√Ī√≥ a los hippies rebotados que quedaban, y despu√©s Lourdes Miranda har√≠a lo propio con el pueblo mexicano. En Italia est√° la figura de Giorgio Bongiovanni, en Per√ļ la de Sixto Paz, en B√©lgica y Suiza apareci√≥ el asesino Luc Jouret, en Francia el propio Rael, y en Espa√Īa el estrafalario conferencista Rafael Palacios: todos ellos anunciaron, presentaron o contactaron con un tal Ashtar, que no era ning√ļn extraterrestre, sino el logo de una serie de franquicias empresariales que se dedican a la estafa y a la destrucci√≥n intelectual. Quiz√°s sea verdad aquello que dijo el neo-espiritualista Ron Hubbard: "La intelectualidad y la erudici√≥n son obst√°culos para el florecimiento de la Nueva Era." El caso es que la literatura new-age s√≥lo se la recomendar√≠a a mis peores enemigos, y s√≥lo a los menos dotados de todos ellos. Todo libro neo-espiritualista de relevancia original est√° escrito en ingl√©s (¬°claro!) con un estilo moralizante y continuas y obsesivas alusiones a t√©rminos extra√≠dos del espiritismo, el teosofismo, el ocultismo europeo... el neo-espiritualismo en definitiva. Hagan la prueba: cojan un libro neo-espiritualista ufol√≥gico famoso y comprueben que siempre (lo garantizo: siempre), o bien el autor (o la autora), o bien la editorial, o bien el grupo sectario responsable de la publicaci√≥n, son o bien jud√≠os, o bien californianos, o bien homosexuales, o todo al mismo tiempo. No falla. Compru√©benlo.



Algunos estafadores profesionales de la anunciación alienigena

En cuanto a los miembros de las sectas ufol√≥gicas, creo que es conveniente hacer una divisi√≥n entre ellos: los enga√Īados (la mayor√≠a) y los enga√Īadores en el top empresarial (muy poquitos). Los primeros suelen ser esp√≠ritus confundidos m√°s interesados por la fenomenolog√≠a fant√°stica, la ciencia-ficci√≥n y la cultura pop que por cualquier investigaci√≥n m√≠nimamente seria y honesta. Comprob√© que un gran n√ļmero de los pros√©litos neo-espiritualistas son consumidores de cannabis. (Por supuesto que habr√° otros muchos neo-espiritualistas que no toman drogas, pero yo hablo de lo que comprob√© experimentalmente). Tras preguntarles por sus "investigaciones", me sorprend√≠ al ver que pocas investigaciones hab√≠a: parece que los neo-espiritualistas ufol√≥gicos pasan m√°s tiempo pegados al internet de su ordenador y a la TV, que buscando pruebas de vida extraterrestre. Tras meses de entrevistas y encuentros con autotitulados uf√≥logos, todo lo que consegu√≠ fue un mont√≥n de fotos mal tomadas y videos de "objetos volantes" que no parecen tener ning√ļn origen no-humano ni extraterrestre. Pics difusos y clips dudosos; eso es todo el material que me aportaron los miembros del neo-espiritualismo ufol√≥gico. A su favor puedo decir que la mayor√≠a de pros√©litos ufol√≥gicos son tipos pac√≠ficos, simp√°ticos, amables y de trato muy divertido. Lo pas√© muy bien con ciertos uf√≥logos... y me habr√≠a divertido m√°s de yo haber sido consumidor de marihuana. Sin embargo, mi inter√©s era otro: conocer al neo-espiritualismo ufol√≥gico desde su base y, tambi√©n en la medida de lo posible, desde su c√ļspide.

Esa es otra historia: la √©lite neo-espiritualista. Porque as√≠ como hay una mayor√≠a neo-espiritualista enga√Īada, existe tambi√©n una minor√≠a enga√Īadora detr√°s y encima. Establec√≠ contacto tambi√©n con "uf√≥logos serios" (prefer√≠a a los "no serios", la verdad) de Brasil, M√©xico y Estados Unidos. En Brasil comprob√© (tengo datos para el que los solicite) que todo el movimiento ufol√≥gico est√° en manos de una misma √©lite pol√≠tica articulada a trav√©s de la masoner√≠a europeo-brasile√Īa. Pues todo lector brasile√Īo atento lo sabr√°: Brasil es una rep√ļblica federal articulada por grupos mas√≥nicos que proyectan en las masas un histerismo neo-mesi√°nico a trav√©s de grupos evang√©lico-adventistas y sectas neo-espiritualistas como los esp√≠ritas o los raelianos. Tanto los uf√≥logos investigados de Brasil como los de M√©xico y Estados Unidos, tienen relaci√≥n con el ej√©rcito de uno u otro estado. O tienen formaci√≥n militar, o se criaron en familias militares, o viven cerca de importantes √°reas militares. Tambi√©n he comprobado una relaci√≥n directa de estas gentes con los conglomerados de massmedia RedeGlobo, Televisa y Fox, tres productoras que han insistido en telenovelas, series y programas de televisi√≥n con propaganda alien y ufol√≥gica. Los uf√≥logos investigados han participado en programas de estos grupos y han publicado libros en editoriales vinculadas a sectas neo-espiritualistas tanto protestante-adventistas, como mormones y grup√ļsculos siniestros como Ramtha School of Enlightenment. Pues -lo repito- tarde o temprano, detr√°s de toda secta ufol√≥gica, aparece la ciudad de Los Angeles; tarde o temprano aparece una productora de Hollywood; tarde o temprano aparece un ej√©rcito de la OTAN. Ning√ļn uf√≥logo consigui√≥ presentarme a un extraterrestre; de la misma manera, ning√ļn uf√≥logo me consigui√≥ ocultar los tres elementos siempre repetidos: lobby judeo-americano, cine de Hollywood, y ej√©rcito anglo-americano-israel√≠. En mi investigaci√≥n no consegu√≠ encontrar ni un s√≥lo indicio de vida alien√≠gena. Sin embargo, encontr√© demasiados elementos inhumanos y monstruosos, sin necesidad de viajar a otros planetas ni montarme en una nave espacial.



Lo más parecido a alienígenas que he encontrado en mi investigación

Tras este estudio e investigaci√≥n de poco m√°s de doce meses, puedo enunciar con claridad mi tesis: hay una agenda global de inversi√≥n doctrinal religiosa que afecta a todos los pueblos de la tierra. Esa agenda se proyecta a trav√©s de un mismo entramado pol√≠tico-econ√≥mico-cient√≠fico. Y en esa agenda juega un papel importante la escenificaci√≥n del contacto extraterrestre. Pues el neo-espiritualismo ufol√≥gico no s√≥lo esperanza a unos pocos cr√©dulos y confunde a√ļn m√°s a los ateo-materialistas; hay algo m√°s en esta historia. Sin despreciar el da√Īo que ya hoy ha hecho el neo-espiritualismo en su desarrollo, existe un "goal", un objetivo final, un evento esperado. Este evento actualizar√° el paradigma religioso mundial al servicio del Nuevo Orden Mundial.

¬ŅCu√°ndo se alcanzar√° ese goal? Cuando se tengan los medios tecnol√≥gicos para ello y -al menos hoy en d√≠a- no los tienen. Sin embargo, el proyecto bluebeam tiene varios planes de acci√≥n y varios objetivos sobre dominios diferentes. En palabras claras: no hay que esperar al futuro para evaluar los horrores producidos por el neo-espiritualismo global. Algunos autores (por mi respetados y siempre valorados) hablan del a√Īo 2012 como fecha de la presentaci√≥n completa de la "doctrina del dajjal" apoyada en la escenificaci√≥n extraterrestre. Yo personalmente discrepo: en 2012 se dar√° un paso m√°s en un proyecto que se inici√≥ en los albores de la Guerra Fr√≠a y que se culminar√° en alg√ļn momento de la segunda mitad del S. XXI. No s√© qu√© importancia pueden tener los eventos de 2012 en ese proyecto, pero opino que a√ļn tienen que producirse cambios geopol√≠ticos y econ√≥micos importantes antes de este "goal". Uno de esos cambios ser√° la entrega del relevo de manos de Estados Unidos al Estado de Israel como World Ruler. Presumiblemente para ello tendr√° que producirse un gran evento en Occidente (terremoto, atentado, guerra u otro) que configure el mapa pol√≠tico al servicio de la nueva Pax Judaica. Finalmente todas las fuerzas globales se volcar√°n alrededor de la ciudad de Jerusal√©n como centro pol√≠tico mundial. En esta situaci√≥n -empero- se escenificar√≠a el circo mesi√°nico-extraterrestre en su forma completa. No antes. Por ello personalmente opino que the bluebeam goal se presentar√° a mediados del Siglo XXI. En ning√ļn caso en 2012. Esta es mi opini√≥n personal; no es una profec√≠a, ni un ejercicio adivinatorio (pues ni soy profeta, ni adivino, ni nada que se le parezca). Por lo tanto, no tengo inconveniente en reconocer que mi opini√≥n -como toda opini√≥n- no es infalible y est√° abierta a errores. De la misma forma, no tengo inconveniente en hacerla aqu√≠ p√ļblica y en comprometerme a debatirla con mis semejantes. Me consta que este art√≠culo irritar√° a muchos hasta el punto de ganarme no pocos enemigos. Estoy acostumbrado: jam√°s escrib√≠ para hacer amigos. Como siempre apelo a una b√ļsqueda honesta y desinteresada de la verdad, al debate libre, y al intercambio fluido de conocimientos entre seres humanos.

Ibn Asad

www.ibnasad.com

Si no estás suscrito a Cherada.com, regístrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo información actualizada de las temáticas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Regístrate en:

http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES
---