Pruebas de la Manipulacion Extraterrestre en la Humanidad

May 20 2010 @ 05:41pm
Por: Sauron
Publicado en: Planeta Tierra

LA PARADOJA DE LA "LIBRE ELECCI√ďN" Y LA "CA√ćDA" EN "PRISI√ďN"





Información de los Casiopeos

"Gurdjieff, Casta√Īeda y los Casiopeos han coincidido todos al referirse a la realidad de la 3ra densidad como una especie de prisi√≥n. Gurdjieff es de la opini√≥n de que esto es as√≠ en virtud de las "fuerzas" que act√ļan sobre el hombre para tratar de controlarlo, y que estas fuerzas son un tanto nebulosas y pertenecen a otros "niveles" o "mundos" de la creaci√≥n. De acuerdo a don Juan, nos encontramos en una prisi√≥n porque el Depredador C√≥smico nos ha dado "su propia mente" con la finalidad de poder controlarnos y hacer presa f√°cil de todos nosotros. √Čl habla acerca de dimensiones superiores cuando se refiere a "lo desconocido" o "incognoscible".

Los Casiopeos dicen que nos encontramos en una prisión esencialmente porque escogimos esta circunstancia con la finalidad de aprender y adquirir experiencia; que el Dios/Universo se recrea a sí mismo en el gran Drama Cósmico concebido en el sétimo nivel y escenificado en todos los niveles inferiores de densidad a través de guionistas, productores, directores, actores y todo el resto del personal de "puesta en escena". Y todas estas partes son "interpretadas" por el Ser Único.

En tal caso, una persona vive bajo "la ley de lo fortuito", como lo describe √©l. Los Casiopeos dicen que esta condici√≥n de "aleatoriedad" significa que el hombre vive bajo un sistema de control dise√Īado para mantenerlo en un estado de confusi√≥n y de ignorancia de forma tal que pueda seguir siendo "alimento" para seres de dimensiones superiores. Don Juan, a su vez, dice algo similar con distintas palabras. Yo lo llamar√≠a la ley del caos."

R: (L) ¬ŅDe adonde proven√≠an las almas que ocuparon los cuerpos en el planeta Tierra? ¬ŅHabitaban cuerpos en otros planetas antes de venir aqu√≠?
C: No las de este grupo.
R: (L) ¬ŅAcaso solamente flotaban en alguna parte del universo?
C: Estaban en uni√≥n con el Primordial. ¬ŅHan escuchado la antigua leyenda de Lucifer, el √Āngel Ca√≠do?
R: (L) ¬ŅQui√©n era Lucifer?
C: Ustedes mismos. La raza humana.
R: (L) ¬ŅForman las almas humanas individuales parte de un alma m√°s grande?
C: Sí. Aproximadamente. El Primordial. Todos aquellos que han caído deben aprender las lecciones por el "camino difícil". Ustedes son los miembros de un alma unitaria fragmentada.
R: (L) ¬ŅPorqu√© se equipara el hecho de querer tener existencia f√≠sica con una "ca√≠da"?
C: La b√ļsqueda del placer ego√≠sta.

R: (L) Bien, así que esta realidad cambió, como parte de un ciclo, y varias opciones nuevas se presentaron: la raza humana decidió cruzar un umbral en pos del "oro", por así decirlo, y comenzó a gravitar en la esfera de los Reptilianos: esto es lo que usted nos ha dicho. Todo esto trajo como consecuencia una serie de efectos: la corrupción del ADN, la eliminación de los diez primeros factores del ADN, la separación de los hemisferios del cerebro…
C: La √ļnica explicaci√≥n para esto es que, cuando uno juega con tierra, se ensucia las manos.
R: (L) ¬ŅCual era el atractivo de ponerse a jugar con tierra? ¬ŅQu√© evento capital tuvo lugar? Usted nos dijo una vez que fue el de "corromper un estado de balance por acci√≥n del deseo". ¬ŅFue un deseo por qu√© cosa espec√≠fica?
C: Incremento de la naturaleza física del ser.
R: (L) ¬ŅCual era el objetivo que se persegu√≠a a trav√©s del deseo de incrementar la naturaleza f√≠sica del ser?
C: Sensaciones.
R: (L) ¬ŅDe qu√© manera pudieron ser experimentadas estas sensaciones para que nuestra raza precursora tuviera una idea de lo que pod√≠a conseguir una vez incrementada la naturaleza f√≠sica de su ser?
C: Experimentadas no, demostradas.
R: (L) ¬ŅDemostradas por qui√©n, los Reptilianos?
C: B√°sicamente.
R: (L) ¬ŅDe qu√© manera demostradas? ¬ŅAcaso dijeron: "Miren, prueben esto", o m√°s bien lo demostraron por medio de im√°genes y hechos?
C: Lo √ļltimo es m√°s aproximado.
R: (L) Ellos hac√≠an cosas, experimentaban, jugaban y dec√≠an: "Miren todo lo que podemos hacer y sentir; ¬°es fant√°stico! ¬ŅNo quieren venir a probarlo?".
C: No exactamente; más bien fue en términos de: "ustedes también podrían tener todo esto".
R: (L) ¬ŅQu√© podr√≠a haber resultado tan deseable acerca del incremento de la naturaleza f√≠sica cuando dijeron: "ustedes tambi√©n podr√≠an tener todo esto"?
C: ¡Use su imaginación!
R: (L) ¬ŅHubo alg√ļn entendimiento previo de que un incremento en la naturaleza f√≠sica del ser pod√≠a ser como el destino de Osiris, atra√≠do hacia su propio f√©retro por la astucia de Set? ¬ŅDe que iban a cerrar la puerta y clavarla?
C: Obviamente, tal clase de entendimiento estuvo ausente.
R: (L) ¬°Parece que resultamos ser una bandada de ingenuos! ¬ŅSe puede decir que esta falta de entendimiento era reflejo de una falta de conocimiento?
C: Por supuesto. Pero más aun, es la obstrucción del conocimiento por parte del deseo.

Publicado en Casiopea

MANIPULABILIDAD HUMANA



Mensaje Pleyadiano

"Queremos que ustedes se den cuenta de que aquellos seres que están en el planeta andando por ahí afuera, y que ustedes sienten como negativos, y con quienes vuestro gobierno ha hecho tratos, están involucrados en lo mismo que ustedes. Son seres que son los espejos de lo que la humanidad piensa y de sus dramas. Se les ha acusado de comportamiento atroz, de hacer mutaciones y secuestros de humanos, que ha levantado el clamor en muchas organizaciones OVNI.

Sin embargo estos seres reflejan lo que ustedes permiten que los l√≠deres hagan. ¬ŅQue diferencia hay? Ellos no hacen cosas distintas de lo que ustedes les permiten hacer. Las masas permiten a sus l√≠deres hacer los que quieren, nadie dice masivamente "no apruebo". La conciencia en el planeta es de dejarse estar y que otro se preocupe, que otro maneje, que otro mande."

Barbara Marciniak, Mensajeros del Alba

De Ouspensky

"Existe un cuento oriental que habla acerca de un acaudalado hechicero que pose√≠a gran cantidad de ovejas, pero que a la vez era extremadamente avaro. No deseaba contratar pastores y tampoco quer√≠a erigir una cerca alrededor de los pastizales en los que pac√≠an sus ovejas. Consecuentemente las ovejas a menudo se adentraban en los bosques aleda√Īos, ca√≠an en grandes precipicios o sufr√≠an toda suerte de calamidades, pero por sobre todo, escapaban para nunca regresar porque sab√≠an que el hechicero solo las quer√≠a por su carne y su lana, y esto no era del todo de su agrado.

Finalmente el hechicero encontr√≥ un remedio para esta situaci√≥n: hipnotiz√≥ a todas las ovejas y las sugestion√≥ para que creyesen, en primera instancia, que todas ellas eran inmortales y que ninguna suerte de da√Īo para ellas pod√≠a resultar del hecho de ser trasquiladas o aun despellejadas. Que, muy por el contrario, todo eso era en realidad muy agradable e inclusive placentero para ellas.

En segundo lugar les sugiri√≥ la idea de que el hechicero era en verdad un buen amo que tanto amaba a su reba√Īo que estaba dispuesto a hacer cualquier cosa en el mundo por √©l.

Y en tercer lugar les hizo creer que si a fin de cuentas alguna cosa fuera a sucederles, no iba a ser en el momento presente, o cuando menos ese mismo día, y por lo tanto no había ninguna razón para que pensaran en ello. Aun más, el hechicero les hizo creer que no eran ovejas en lo absoluto: a algunas de ellas les sugirió que eran leones, a otras que eran águilas, a otras que eran hombres, y a otras más que eran hechiceros.

Luego de esto todas sus preocupaciones acerca de las ovejas desaparecieron. Nunca m√°s volvieron a escap√°rsele sino que m√°s bien esperaban mansamente la hora en que el hechicero requiriera de su carne y pieles.

Para poder despertar, primero es necesario que uno caiga en la cuenta de que se encuentra sumido en un estado de sue√Īo. Y para poder caer en la cuenta de esto, a no dudarlo, debe uno reconocer y entender la naturaleza de las fuerzas que operan para mantenerlo a uno en un estado de sue√Īo, o hipnosis. Es absurdo pensar que esto pueda conseguirse buscando informaci√≥n proveniente de la misma fuente que induce el estado de hipnosis. En teor√≠a, un hombre puede despertar, pero es pr√°cticamente imposible que esto suceda, por cuanto apenas consigue abrir sus ojos y salir del sue√Īo siquiera por un momento, todas las fuerzas que le han provocado este sue√Īo sempiterno comienzan a actuar de nuevo sobre √©l con redobladas energ√≠as para hacerle dormir de nuevo, muy a menudo so√Īando que est√° en trance de despertar o del todo despierto."

"Es parte del plan c√≥smico que un cierto n√ļmero de hombres se desarrollen, pero no todos, porque esto entrar√≠a en contradicci√≥n con otro prop√≥sito c√≥smico. Evidentemente la humanidad debe permanecer en la Tierra y sobrellevar su vida y sufrimientos. Pero un cierto n√ļmero de hombres puede escapar, y esto tambi√©n entra dentro del plan c√≥smico..."
Piotr Demianovich Ouspensky, En B√ļsqueda de lo Milagroso

Observación de Atienza

"En todos los casos se da, por parte de los sujetos receptores, un grado precario de cultura. Suele tratarse de analfabetos, j√≥venes pueblerinos de escuela primaria o parroquial -catecismo, palo y tentetieso- o seres con escaso grado de formaci√≥n que, curiosamente, parecen adquirir un ba√Īo de cultura despu√©s del contacto. En todos estos seres se da igualmente una enorme dosis de credulidad, que se manifiesta inmediatamente, sin dudas y sin ning√ļn tipo de planteamiento cr√≠tico.

La aparición es asumida en su aparente realidad desde el primer instante y sus mensajes son transmitidos en cuanto comienzan a revelarse. Las órdenes -porque siempre hay órdenes e incluso, en muchos casos, órdenes que no admiten réplica- se aceptan sin rechistar y sin poner en duda su autenticidad, y del mismo modo se reemiten a todos cuantos quieran oírlas, presuntamente el mundo entero, aunque su influencia sea generalmente restringida."
Juan G. Atienza, La gran manipulación cósmica

MANIPULACI√ďN EN LAS APARICIONES Y "CONTACTOS"



Describe Atienza

Las llamadas apariciones constituyen, seguramente, el nivel m√°s inmediato de manipulaci√≥n dimensional que se ejerce sobre el individuo humano a niveles culturales. Y no me refiero √ļnicamente a las que, con pl√°cemes o rechazos de los poderes religiosos establecidos, se manifiestan como contactos divinales de ra√≠z cristiana o de cualquier otro credo, sino a aquellas otras que surgen como presencia de entidades supuestamente extraterrestres que vienen, lo mismo que las v√≠rgenes y los arc√°ngeles, como aparentes portadoras de mensajes de salvaci√≥n.

Etapas del contacto


Por parte de la entidad contactante, hay diversos niveles de acercamiento, que suelen darse de modo sucesivo y en un orden perfectamente establecido de antemano. Surge, en primer lugar, una presentación de credenciales: yo soy Tal. La tarjeta de identidad está avalada por el mismo modo de presentarse y por el grado de manipulación secundaria del receptor. Al creyente se presentará como celestial, al no creyente -racionalista ateo, a su modo- como entidad extraterrestre. Y hasta el disfraz irá acorde con el show representado.

El segundo paso vendrá dado por una manifiesta preocupación ante el estado en que se encuentra el planeta. Y, en general, esa preocupación vendrá a responder a la preocupación presente en el inconsciente colectivo de los individuos. Ahí entra de lleno el mensaje antibolchevique de Fátima o la profunda preocupación por el avance del peligro nuclear en los extraterrestres.

Tercer paso: la entidad viene a resolver este caos pol√≠tico, b√©lico, preb√©lico, o simplemente tecnol√≥gico, que puede terminar con la vida del hombre sobre la tierra (o con la fe ciega en los valores religiosos reconocidos, que viene a ser lo mismo: muerte del cuerpo, muerte del alma). Mas para que la misi√≥n obtenga resultados satisfactorios, los seres humanos tienen que colaborar intensamente. ¬ŅC√≥mo? Volviendo a las costumbres buenas, a las creencias convenientes, a la oraci√≥n positiva, al sacrificio redentor, rechazando de plano al mismo tiempo los malos sistemas pol√≠ticos, las nefastas teor√≠as racionalistas y los negativos pensamientos que apartan de las viejas y sanas creencias.

Es decir, que se trata de meter en los seres humanos la idea del moralismo dualista a todos los niveles, hacerles ver que existe algo muy malo que se contrapone a lo esencialmente bueno, que es lo que se debe mantener a toda costa. Hay que promover amor frente al odio, hay que aprender a distinguir (o hay que mantener, cueste lo que cueste) el valor de los contrarios; sostener, fomentar, conservar y defender unos principios esencialmente dualistas que son, no lo olvidemos, la base misma de la realidad sensorial propia del grado evolutivo que hemos recalcado al principio como propio e inherente a la conciencia tridimensional del ser humano.

Sólo entonces se emprende el cuarto paso: llevar a la práctica la supuesta redención del género humano. Las órdenes son entonces tajantes. Hay que sufrir por los demás, hay que sacrificarse, hay que lanzar plegarias a coro (y mejor cuanto más numeroso y heterogéneo sea ese coro), hay que convertir el lugar preciso de la aparición en un auténtico ombligo del mundo, en el que se concentren al máximo las energías de toda una humanidad que clame al unísono por la salvación redentora (espiritual y física). Unos prodigios sabiamente dosificados y ciertos, como los que ya comentábamos, bastarán para mantener, durante el tiempo que haga falta, la concentración masiva de un conjunto humano que se dará cita allí del mismo modo -y no es metáfora gratuita- que las ovejas se concentran a su hora y bajo las órdenes del pastor, en el redil o en el aprisco.

Consecuencias de los contactos


He dado cuenta de un caso l√≠mite, en el que lo tr√°gico sustituy√≥ a toda una serie de caracter√≠sticas dram√°ticas que, rozando alternativamente lo m√°gico y lo -aparentemente- l√≥gico, lo serio y el chiste, el sainete y el teatro del absurdo, conforman todo un mundo de contactos en el que se dan visitas a planetas desconocidos, aparici√≥n de cualidades paranormales, invitaciones a tortitas de ma√≠z, curaciones inexplicables e il√≥gicas, redenci√≥n de alcoh√≥licos y de drogadictos, profec√≠as que nunca o muy pocas veces se cumplen, nombramiento de representantes gal√°cticos en la tierra (que se convierten autom√°ticamente en mes√≠as creadores de nuevas sectas), rupturas de v√≠nculos familiares, coitos intergal√°cticos, traslaciones prodigiosas, actos de vampirismo con bestias y personas, suicidios rituales y un mont√≥n de variantes que har√≠an la lista interminable e in√ļtil para cuantos siguen, m√°s o menos de cerca, el proceso o la investigaci√≥n de estos fen√≥menos.

¬ŅQu√© hay de com√ļn en todos estos contactos?

Aparentemente, nada. En realidad, el absurdo esencial del hecho en s√≠ mismo, la dependencia aparentemente voluntaria del contactado para el resto de sus d√≠as, como propagandista directo o indirecto de unas entidades que han surgido precisamente para que √©l las proclame y sirva de testigo de su existencia y de emisor de energ√≠as, que, como en las concentraciones masivas de fieles creyentes, pueden resultar √ļtiles.

Porque, sea cual sea la variante del contacto, existe fundamentalmente una emisión de emociones por parte del contactado, aunque sean mínimas y, en muchos casos, inconscientes. Pero hay, sobre todo, una creación o un intento de creación de cierto ambiente general, que tiende a implantar en las conciencias que lo captan el convencimiento -o eventualmente la prueba- de que hay algo o alguien muy por encima de ellos, algo que deben tener en cuenta para siempre, como entidad superior que domina irremisiblemente al ser humano, física y psíquicamente, más allá de su voluntad. Algo o alguien que puede hacer de ese ser humano en cuestión lo que le venga en gana en cuanto quiera o en cuanto ese ser humano se desmande e intente ejercer libremente su propia voluntad.

Algo o alguien que, adem√°s de todo eso, resulta inaprensible, incomprensible e imprevisible, tres factores fundamentales de dependencia que dan al hombre la misma inseguridad en sus propias posibilidades evolutivas que la que procede de un dios arbitrario premiador de sus buenos y castigador de sus malos, en √©pocas de predominio de fe y de poder religiosos. Aqu√≠ se trata tambi√©n de fe, tan fuerte y tan fan√°tica como la otra, pero la diferencia estriba, aparte las presuntas pruebas, en que el objeto de la fe no es ning√ļn esp√≠ritu intangible, sino unas entidades que se patentizan como poseedoras de un grado sumo de conocimiento y de poder emanado de un aparente y colosal e incomprensible avance en el campo de una tecnolog√≠a cient√≠fica imposible de asimilar.

En estos casos, aparte dramatismos absurdos y crueldades en apariencia gratuitas, cabe destacar que los contactados son, por regla general, gentes de inteligencia media, de estudios medios y, bien por su personalidad o por la circunstancia personal anterior al contacto (el ejemplo de alcohólicos o drogadictos redimidos), seres con una cierta merma en su capacidad de discernimiento personal. En estos casos, el choque del contacto directo y dramático, eminentemente emocional, tiene efectos prolongados y, aunque no tenga como consecuencia una concentración de seguidores histéricos o dolientes (los mesías contactados suelen reunir en torno suyo grupos relativamente reducidos, pero profundamente fieles y convencidos), el efecto consecuente del contacto marca, lo sepan ellos o no, todos los actos de la existencia.

Utilidad "vampírica" de los contactos


Hay, pues, en este asunto de las apariciones, una doble vertiente que no debemos pasar por alto. Por un lado, se condiciona a los fieles -y doy a la palabra su sentido más amplio- para el mantenimiento a ultranza de los principios del dualismo propios de la conciencia dimensional del género humano, es decir, para el mantenimiento a ultranza del status de dependencia frente a cualquier deseo o cualquier intención de evolución.

Por otro lado, se provoca una fort√≠sima corriente de energ√≠a colectiva -enfermos, penitentes, disciplinantes y corifeos- en un centro presuntamente divinizado que parece apto, a juzgar por su secular implantaci√≥n m√°gica, para canalizar esa energ√≠a hacia un destino que no podemos en modo alguno adivinar, pero que, sin duda alguna, resulta √ļtil para alguien o para algo.
Juan García Atienza, La gran manipulación cósmica

Seg√ļn Freixedo

"En algunos casos de "Contactados o Contactos", hablan muy bien de su contacto o que tienen un buen recuerdo de él. También son estas entidades las que suelen dictar libros y mensajes muy elaborados a los humanos con los que contactan. En estos mensajes se habla mucho de amor, de confraternidad universal, de espiritualidad, de evolución de la mente y del espíritu, y de principios morales para la humanidad.

En ocasiones, estos mensajes degeneran en una jerga abstracta y pesada, que resulta francamente insoportable salvo para aqu√©llos que la reciben y para sus fanatizados disc√≠pulos. Estas entidades se presentan como ajenas al fen√≥meno religioso, aunque finalmente acaban dando mensajes con parecido a los sermones religiosos; se alejan del fen√≥meno ovni, aunque a veces tengan algo que ver con √©l, les gusta aparecer como "entidades c√≥smicas" o como "hermanos del espacio", sin revelar c√≥mo llegan hasta nosotros, y no se vinculan con aparatos o veh√≠culos para su transportaci√≥n, como para comunicarse con el hombre, necesitan tomar alguna forma visible, cuando lo hacen suelen adoptar formas humanas muy bellas, resplandecientes o aureoladas de luz, ang√©licas, e inspiradoras de una gran paz en aqu√©llos que las contemplan, naturalmente, la belleza de la aparici√≥n crea en el contacto una gran confianza y entrega, as√≠ el mensaje es recibido sin oponer resistencia alguna, por m√°s que atente contra los principios del contactado, lo malo es que cada uno de ellos cree ver toda la realidad o la √ļnica realidad que hay, adem√°s de la nuestra, y por lo general no dan cr√©dito a las realidades que los dem√°s ven, esta ceguera para reconocer la realidades del los dem√°s es una especie de enfermedad que aqueja a las personas que est√°n envueltas en esta tremenda aventura ps√≠quica trascendente que es el fen√≥meno de la "Contactaci√≥n".

En la actualidad proliferan en todas los estratos sociales, individuos que se llaman "gu√≠as" o "maestros", y que lo √ļnico que pretenden es solucionar sus problema econ√≥micos a costa de los ingenuos que se les entregan, algunos buscan ingenuos para parasitar en ellos, para venderles ense√Īanzas que est√°n deseos de recibir, otros venden amuletos cargados de energ√≠a, elixires, "cursos motivacionales ", y toda clase de filosof√≠a esot√©rica y c√≥smica, ¬°AH!, los ingenuos lo que buscan es "contactar", sentir la gran emoci√≥n de ser uno m√°s de esa casta privilegiada y muy selecta llamada "Contacto".

La "Contactaci√≥n" es para muchos una especie de droga que los esclaviza, aunque sublimen la experiencia y crean estar envueltos en una aventura de tipo superior o esot√©rica, en ocasiones hay un enorme enga√Īo del que son v√≠ctimas tanto los "gu√≠as" como los "guiados".

Debemos estar conscientes de que nuestros ojos tambi√©n pueden servir para enga√Īarnos , sobre todo si son manipulados por estos maestros del enga√Īo que se nos presentan como "buenos hermanos del espacio", aunque vengan a nosotros vestidos de pieles de cordero, en realidad son lobos que quieren quedarse con lo mejor que tenemos: nuestra voluntad y nuestra inteligencia."
Salvador Freixedo

Contactada

"Al poco tiempo me fueron revelando que existían ’’Seres’’ capaces de Manifestarse utilizando sectas, ritos, dogmas y creencias que Ellos mismos habían inculcado desde los orígenes de la humanidad, y que también hacían uso de los conocidos médiums, como instrumentos inconscientes de sus nefastas manipulaciones. Tampoco se trataba de Espíritus como todos creían, sino de Extraterrestres negativos, dirigidos a confundir aun más a los ya confusos y desorientados habitantes de este planeta."
Valentina de Andrade, La verdad sobre Dios

Mensaje Pleyadiano

"Cuando estos seres vuelvan a la Tierra, habrá muchos que digan: "Son maravillosos, miren lo que pueden hacer". Algunos de estos dioses parecerán poder arreglar y salvar al mundo. Aquí es donde ustedes podrían dejar de ver el panorama mas amplio. Parecerá que vienen a arreglar las cosas, cuando en verdad, sólo montarán otra forma de autoridad y control. Venderán su idea a través de la propaganda bien montada, y ya está en marcha ese programa.

Como los reptoides saben que el antiguo plan tambalea, están por presentar uno nuevo, ADORAR A UN NUEVO DIOS. Así que ustedes, más allá que cualquier cosa, empiecen a ESCUCHARSE POR DENTRO, a ustedes les toca descubrir la realidad desde adentro. Recuerden que es la zona del libre albedrío, todos pueden probar aunque sean las tiranías, se les ha inculcado buscar las soluciones fuera de ustedes y como están acostumbrados a que otros manejen las cosas, es muy fácil hacerles venerar a un nuevo dios.
Pasarán momentos de gran frustración, pues verán lo que otros no pueden ver, verán a una multitud seguir a un falso dios, y no podrán vivir con eso."
Barbara Marciniak, Mensajeros del Alba

Mensajes Casiopeos

"Muchas fuentes canalizadas hablan acerca de esta idea de ser en √ļltima instancia "uno con el Universo" y de la creaci√≥n de la Ilusi√≥n por medio de la Mente, ¬°y todo eso es CIERTO! El embuste se presenta cuando sugieren que todo lo que debemos hacer es sentarnos debajo de un √°rbol a contemplarnos el ombligo hasta convertirnos en seres iluminados como Buda. Si bien en algunos raros casos esto es posible y, en otras instancias, la adquisici√≥n de "poderes" tambi√©n lo es, no es sino hasta que examinamos la literatura con vistas a desenmascarar la oculta "agenda de las motivaciones veladas" que comenzamos a encontrar ciertas peque√Īas inconsistencias dentro de tales ense√Īanzas."
Publicado en Casiopea

"Hay una GRAN cantidad de desinformaci√≥n, propaganda, mentiras y confusi√≥n diseminada en estos tiempos por medio de varios canales y otras fuentes as√≠ como por los com√ļnmente llamados alien√≠genas, y muchas personas est√°n siendo engatusadas principalmente por dos razones: la primera es la falta de conocimiento, sencillamente no manejan una base de datos lo suficientemente completa como para poder comparar la informaci√≥n que se les suministra; y la segunda es m√°s de car√°cter fundamental: servicio a s√≠ mismo. Nos hace SENTIR BIEN creer que los alien√≠genas est√°n aqu√≠ con el solo af√°n de salvarnos, o que todos los males del planeta pueden ser f√°cilmente remediados si tan solo tenemos fe y tenemos pensamientos positivos y proyectamos sentimientos de amor y de luz hacia todas las personas, etc., etc. ¬°Servicio a S√≠ Mismo! S√≠. ¬°Hace SENTIR BIEN a cualquiera!

Y, por sobre todas las cosas, a la gente le gusta sentirse bien. En algunas ocasiones es muy conveniente creer en un paquete de mentiras porque la salida más sencilla es la de relajarse y confiar en que hay alguien "allí fuera" llámese Jesus, Buda, Mahoma, o el Comandante Ashtar y sus camaradas que va a arreglar todas las cosas para nosotros si solamente lo pedimos con cierta devoción y somos capaces de enviar la suficiente carga energética por medio de pensamientos de "amor y de luz".

Aquellos individuos sometidos a abducciones ya no se describen a s√≠ mismos como "v√≠ctimas" sino como "interactores", y llevan una insignia especial que muestran a todos mientras proclaman orgullosos su "conexi√≥n" con los abductores alien√≠genas. No hay duda de que aun son mortificados por los "procedimientos intrusivos", las sondas vaginales y anales, y por las claras acciones criminales de los alien√≠genas, pero todo ello es disculpado y olvidado en virtud del "proceso contemplativo" que les hace experimentar sensaciones de tibieza y cari√Īo.

S√≠, ahora sienten que AYUDAN a los pobres alien√≠genas a transformarse en seres m√°s "humanos" cuando se someten a sus "experimentos" e "interacciones", ya que se les ha convencido de que es esa la finalidad de todas sus acciones; el creer esto resulta m√°s sencillo y les provoca una sensaci√≥n M√ĀS AGRADABLE que el enfrentar la cruda realidad de que no hay un Dios omnipotente supervisando todos y cada uno de los actos del Hombre, su Divina Creaci√≥n, y que adem√°s est√° siempre comprometido y deseoso de intervenir en favor de √©ste.

As√≠ pues, no pudiendo los abducidos sacudirse de encima este paradigma del Dios Fiscalizador, explican el hecho de que casi todas las oraciones est√°n mal enfocadas y no surten los efectos deseados mediante el razonamiento de que, "puesto que Dios no est√° interviniendo para impedir este tipo de actividad, est√° claro que todo es parte de Sus designios, ¬°parte de un plan DISE√ĎADO por √Čl para favorecernos de alguna manera misteriosa!" Y descansan convencidos de que las cosas son as√≠."
Publicado en Casiopea


ARCHIVO P√öBLICO DEL COMANDANTE CLOMRO
Informe Clomro-3 LA MANIPULACION MUNDIAL SEG√öN DIVERSAS FUENTES
de Comandante Clomro Website
---