Esta es Tu Realidad: El Apocalipsis del Sistema Capitalista

May 02 2010 @ 06:07am
Por: Felipe IV
Publicado en: Planeta Tierra
Las siete plagas de la destrucci贸n parecen haberse desatado sobre el planeta y la humanidad nivelada y regida por el sistema capitalista. Es como si hubiera estallado un aviso de Apocalipsis. Pero no se trata de la Biblia ni de la ira de Dios.

Se trata de una acci贸n-reacci贸n matem谩tica. Se trata de un principio de acumulaci贸n de factores. Una ecuaci贸n num茅rica. Sumas y restas, de acciones irracionales que llevan a un desenlace interactivo. Tres l铆neas del Apocalipsis que avanzan hacia un solo desenlace. La destrucci贸n del planeta con nosotros sobre 茅l.

Y lo peor: Nadie lo puede detener. Es como si al sistema, que se qued贸 impune y sin enemigos, le hubiera llegado la hora de la implosi贸n. De una autodestrucci贸n asegurada, como emergente de su propia acci贸n depredadora a escala planetaria.

驴El castigo de Dios? No, el castigo de la vida. Una lecci贸n 煤ltima del Universo totalizado, a un sistema asesino que se erigi贸 en "mundo 煤nico" matando al propio cerebro humano y pasando por encima de las leyes de la l贸gica y el sentido com煤n.



Por Manuel Freytas

No se trata de una profec铆a b铆blica ni de una teor铆a conspirativa. Se trata de un emergente matem谩tico: El planeta Tierra est谩 en crisis.

Y la crisis (completamente mensurable y analizable) no es un fen贸meno aislado. Es un fen贸meno interactivo y totalizado: Econ贸mico, pol铆tico, social y medio ambiental.

No se trata de procesos aislados, sino de un colapso sist茅mico.

Y de un resultante: La destrucci贸n y el suicidio colectivo de la humanidad programada solo para consumir y votar presidentes en la m谩s completa ignorancia del sistema que rige y ordena su vida .

Es como si hubiera estallado un aviso de Apocalipsis: Terremotos, lluvias de una intensidad inusitada en todo el hemisferio sur, nevadas hist贸ricas en el este norteamericano y el norte europeo, sequ铆as devastadoras en las mismas regiones donde no hace mucho las inundaciones arrasaban a poblaciones enteras.

Aludes, incendios forestales, crecidas de r铆os y oc茅anos, deshielos monumentales, hambrunas masivas, manchas de petr贸leo extendi茅ndose como una macha asesina de la vida, como la que ya se instal贸 en el sur de EEUU.

El clima estalla encadenadamente en diversos frentes, la econom铆a mundial colapsa y se derrumba el modelo econ贸mico financiero a escala planetaria, los desocupados, marginados y hambrientos ya ascienden a la mitad de la poblaci贸n humana, y los conflictos intercapitalistas por los mercados y recursos estrat茅gicos est谩n generando y elevando un clima de tensi贸n militar mundial alimentado por una carrera armamentista nuclear.

El sistema capitalista, como acci贸n y como resultante es irracional, no planificado y (salvo la b煤squeda de rentabilidad y de concentraci贸n de riqueza en pocas manos) carece de l贸gica estrat茅gica para preservar y proteger racionalmente al planeta de su propia acci贸n depredadora y destructiva.

Para la mayor铆a de los cient铆ficos esos fen贸menos catastr贸ficos son la consecuencia natural de la contaminaci贸n y la destrucci贸n del planeta. Para otros es una se帽al m铆stica del "fin del mundo".

Los cient铆ficos y funcionarios que "alertan" sobre la cat谩strofe ambiental, no la relacionan con la propiedad privada capitalista, con la b煤squeda de rentabilidad y concentraci贸n de riqueza en pocas manos, con la sociedad de consumo y con las trasnacionales y bancos que controlan los recursos naturales y los sistemas econ贸micos productivos sin planificaci贸n, y s贸lo orientados a la ganancia privada en todo el planeta.

En todas las cumbres sobre "cambio clim谩tico" s贸lo se habla de "impacto ambiental", de "emisiones contaminantes" que destruyen el planeta, sin profundizar en las ra铆ces y causalidades del sistema capitalista que las produce. Esta omisi贸n (c贸mplice y conciente) permite hablar de la "v铆ctima" (el planeta y la mayor铆a de la humanidad) sin identificar al "criminal" (los grupos y empresas capitalistas que concentran activos y fortunas personales depredando y destruyendo irracionalmente el planeta).

La irracionalidad (la no consideraci贸n de emergentes o de efectos colaterales nocivos y/o destructivos) convierte a las empresas capitalistas en depredadoras del medio ambiente (r铆os, fauna, y animales incluidos) por la sencilla raz贸n de que no act煤an siguiendo intereses sociales generales (la preservaci贸n del planeta y de las especies), sino en la b煤squeda de intereses particulares (la preservaci贸n de la rentabilidad y la concentraci贸n de riqueza privada).

En este contexto, las cumbres para hablar del calentamiento global y de los cataclismos en ascenso, siempre terminan en un fracaso a causa de los intereses enfrentados y las guerras por los mercados que predominan en el sistema capitalista.

Qu茅 tienen que ver entre s铆 las cat谩strofes seriales (entre ellas los terremotos) con la crisis econ贸mica, la crisis social y la crisis nuclear?

En primer lugar, todas ellas se interrelacionan a partir de su pertenencia y vertebraci贸n dentro de un sistema: El capitalismo.

En resumen, las crisis (algunas reales y otras potenciales) son la expresi贸n, en distintos escenarios y niveles, de una sola gran crisis: La del sistema capitalista que rige el mundo desde hace 500 a帽os concebido como "civilizaci贸n 煤nica".

Y el planeta (con nosotros sobre 茅l, y en manos de la demencia nivelada del sistema capitalista) solo acumula Apocalipsis matem谩tico impl铆cito en su naturaleza depredadora y criminal.

Se trata de reconvertir los planos b铆blicos de la Profec铆a: Donde dice "Dios", hay que decir "Sistema", y donde dice "Diablo", hay que decir "Capitalismo. Por todos los caminos se llega al Apocalipsis.

El sistema capitalista est谩 fundado sobre las matem谩ticas (suma, multiplicaci贸n y resta) y un axioma original para construir la plusval铆a: Comprar barato, vender caro, y generar rentabilidad privada con el trabajo social.

Aunque para ello tenga que condenar al hambre y a la pobreza a una masa mayoritaria (y creciente) de seres humanos y destruir el planeta que los contiene.

Y los tres Apocalipsis que signan los emergentes y la decadencia (todav铆a controlada) del sistema dominante tambi茅n llegan por acumulaci贸n matem谩tica.

El Apocalipsis social llega por acumulaci贸n matem谩tica de hambrientos, desocupados y pobres a escala mundial.

El Apocalipsis natural llega por acumulaci贸n matem谩tica de destrucci贸n medio ambiental a escala planetaria.

El Apocalipsis nuclear llega por acumulaci贸n matem谩tica de conflictos militares (intercapitalistas) por la supervivencia de las potencias dentro del sistema.

En su din谩mica hist贸rica concentradora de riqueza en pocas manos (y como producto de la propiedad privada explotada sin planificaci贸n) el capitalismo ha depredado los r铆os, la fauna y los bosques, produciendo las condiciones para un "Apocalipsis natural" de la mano del calentamiento global y de la extinci贸n de los recursos naturales esenciales.

En un segundo frente, las guerras intercapitalistas por la conquista de mercados y el negocio con el armamentismo han creado las condiciones para un "Apocalipsis nuclear" de la mano de los arsenales at贸micos que las potencias centrales acumulan como "efecto disuasivo" contra sus rivales, y cuya utilizaci贸n efectiva nadie puede prever en el futuro.

Y hay un tercer frente que se suma: La plaga del hambre, de la exclusi贸n social y del desempleo que ya se extiende como una epidemia por las 谩reas empobrecidas del planeta generando las condiciones para un "Apocalipsis social".

No hace falta mucha imaginaci贸n (el fen贸meno ya se verifica en la realidad) para mensurar el factor apocal铆ptico masivo que representar铆a para el sistema el avance de ej茅rcitos de hambrientos buscando comida para supervivir en las grandes urbes, enfrentando con la violencia a la represi贸n militar o policial.

En resumen, el Apocalipsis no es una profec铆a b铆blica o una teor铆a conspirativa, forma parte de tu propia realidad existencial y planetaria que el sistema esconde para mantenerte en la ignorancia.

Cuando escuches sobre un nuevo terremoto o una tragedia masiva, solo estar谩s viendo una nueva parte descompuesta del Apocalipsis. Hasta que llegue el desenlace.

Y no ser谩 la obra de Dios o del Diablo, sino un emergente (extremo) del sistema. Pura l贸gica matem谩tica.

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES
---