Fidel Castro Expone los Secretos del Nuevo Orden Mundial - I Parte

Aug 20 2010 @ 02:22am
Por: Felipe IV
Publicado en: Sociedades Secretas
En la reciente Reflexi√≥n de hace dos d√≠as, el 15 de agosto, escrib√≠ al comentar un art√≠culo del periodista cubano Randy Alonso, que dirige el programa Mesa Redonda de la televisi√≥n nacional, acerca de una reuni√≥n sostenida en el hotel Dolce de Barcelona sobre lo que √©l llama Gobierno Mundial: ...articulistas honestos estaban siguiendo igual que √©l las noticias que lograron filtrarse del extra√Īo encuentro. Alguien mucho m√°s informado que ellos estaba siguiendo la pista de esos eventos desde hac√≠a muchos a√Īos.



Por Fidel Castro

Me refería al escritor Daniel Estulin; 475 páginas de 20 líneas me esperaban para una revisión de la fantástica historia narrada por el mencionado autor, si alguno de los participantes en esa reunión fuese capaz de negar su presencia allí, o su participación en lo que relata su libro.

Lo m√°s que cabe en esta Reflexi√≥n, que dividir√© en dos partes para que no resulte demasiado extensa, es incluir un n√ļmero de p√°rrafos que seleccion√© para dar una idea del fabuloso libro titulado: Los secretos del Club Bilderberg. En ese libro Estulin hace trizas a los grandes gur√ļes:

Henry Kissinger, George Osborne, los directivos de Goldman Sachs, Robert Zoellic, Dominique Strauss-Kahn, Pascal Lamy, Jean Claude Trichet, Ana Patricia Bot√≠n, los presidentes de la Coca Cola, France Telecom, Telef√≥nica de Espa√Īa, Suez, Siemens, Shell, British Petroleum, y otros similares pol√≠ticos y magnates de las finanzas.

Estulin comienza por las raíces:

'Durante dos domingos seguidos, algo sin precedentes, en el programa de Ed Sullivan -nos cuenta Donald Phau en The Satanic Roots of Rock-, más de setenta y cinco millones de norteamericanos vieron cómo los Beatles agitaban la cabeza y movían el esqueleto en un ritual que pronto iba a ser copiado por cientos de futuros grupos de rock'.

El hombre encargado de que a los estadounidenses les 'gustaran' los Beatles fue el mismo Walter Lippmann. Los Beatles, el grupo m√°s parodiado y versionado de la historia de la m√ļsica, fueron puestos ante el p√ļblico norteamericano para que fueran descubiertos.

Entra Theo Adorno, se titula uno de los epígrafes iniciales.

La responsabilidad de elaborar una teoría social del rock and roll recayó en el sociólogo, musicólogo y compositor alemán Theodor Adorno, 'uno de los principales filósofos de la Escuela de Frankfurt de Investigación Social...' Adorno fue enviado a Estados Unidos en 1939 para dirigir el Proyecto de Investigación de la Radio de Princetown, un esfuerzo conjunto del Tavistock y de la Escuela de Frankfurt con el objetivo de controlar a las masas, financiado por la Fundación Rockefeller y fundado por uno de los hombres de confianza de David Rockefeller, Hadley Cantril...

De hecho, los nazis hab√≠an utilizado intensivamente la propaganda radiof√≥nica como instrumento de lavado de cerebro y la hab√≠an convertido en un elemento integral del Estado fascista. Este hecho fue observado y estudiado por las redes del Tavistock y utilizado extensivamente en sus propios experimentos. El objetivo de este proyecto, como se explica en la Introducci√≥n a la sociolog√≠a de la m√ļsica del propio Adorno, era ¬ęprogramar una cultura 'musical' de masas como una forma de control social masivo...

'Las cadenas de radio se convirtieron en unas máquinas que reciclaban durante veinticuatro horas al día los cuarenta mayores éxitos'.

Los Beatles llegaron a Estados Unidos en febrero de 1964, cuando el movimiento a favor de los derechos civiles estaba en su apogeo. El país se encontraba sumido en un profundo trauma nacional y se reponía del brutal asesinato del presidente John F. Kennedy [...] en las calles de la capital el movimiento por los derechos civiles, dirigido por el doctor Martin Luther King, convocaba a una manifestación a la que asistieron más de medio millón de personas.

Entre 1964 y 1966, la llamada invasi√≥n brit√°nica fue la eclosi√≥n de una serie de cantantes y grupos de rock de Gran Breta√Īa que se hicieron populares en Estados Unidos y pusieron cerco a la cultura norteamericana. [...] hacia finales de 1964 se demostr√≥ que esta 'invasi√≥n inglesa' hab√≠a sido bien planificada y coordinada.

'Estos grupos recién creados y su estilo de vida [...] se convirtieron en un nuevo 'tipo' (jerga del Tavistock) muy visible', y no pasó mucho tiempo antes de que nuevos estilos (modas en ropa, peinado y uso del lenguaje) arrastraran a millones de jóvenes norteamericanos al nuevo culto. La juventud de Estados Unidos sufrió una revolución radical sin siquiera ser consciente de ello [...] reaccionando de forma equivocada contra las manifestaciones de esa crisis, que eran las drogas de todo tipo, primero marihuana y luego ácido lisérgico (LSD), una poderosa droga que alteraba el estado de conciencia.' [...] en el cuartel general del MI6 en Londres y en la base de la CIA en Langley, Virginia, puede darse por sentado que la Inteligencia británica y su filial, la Oficina de Servicios Estratégicos norteamericana, estuvieron directamente implicadas en una investigación secreta para controlar la conducta humana. Allen Dulles, el director de la CIA en el momento en que la agencia empezó, MK-Ultra, era el jefe de la OSS en Berna, Suiza, durante la primera época de la investigación de Sandoz.

...en Estados Unidos y Europa, se utilizaron los grandes conciertos de rock al aire libre para frenar el creciente descontento de la población.

La ofensiva emprendida por Bilderberg-Tavistock llevó a toda una generación al camino de ladrillos amarillos del LSD y la marihuana...

Entra Aldous Huxley

El sumo sacerdote de la guerra del opio inglesa fue Aldous Huxley, el nieto de Thomas H. Huxley, fundador del grupo de la Mesa Redonda de Rodas y, también, famoso y elocuente biólogo que ayudó a Charles Darwin a desarrollar la teoría de la evolución.

Toynbee, educado en Oxford [...] trabajó como delegado británico en la Conferencia de Paz de París en 1919?...

'Su tutor en Oxford fue H. G. Wells, director de la Inteligencia brit√°nica durante la Primera Guerra Mundial y padre espiritual de la Conspiraci√≥n de Acuario. Aldous Huxley fue uno de los iniciados de los Hijos del Sol, un culto dionisiaco en que participaban los hijos de la √©lite de la Mesa Redonda brit√°nica.' Su novela m√°s famosa, Un mundo feliz, es un borrador (encargado por varios consejos mundiales) para un aut√©ntico mundo socialista futuro bajo un gobierno √ļnico o, como su mentor fabiano, H. G. Wells, dijo y us√≥ como t√≠tulo de una de sus populares novelas, un borrador para El Nuevo Orden Mundial...

En Un mundo feliz, Huxley se centró en el método científico para mantener a todas las poblaciones fuera de la élite minoritaria en un estado casi permanente de sumisión y enamoradas de sus cadenas. Las herramientas principales para lograrlo fueron unas vacunas que alteraban las funciones del cerebro y medicamentos que el Estado obligaba a la población a consumir. En opinión de Wells, esto no era una conspiración, sino más bien 'un cerebro mundial trabajando como policía de la mente'.

En 1937, Huxley se traslad√≥ a California, donde trabaj√≥ como guionista para MGM, Warner Brothers y Walt Disney gracias a uno de sus contactos en Los √Āngeles: Jacob Zeitlin. [...] 'Bugsy Siegel, el jefe de la organizaci√≥n Lansky de la mafia para la Costa Oeste, ten√≠a estrechos v√≠nculos con Warner Brothers y MGM'.

De hecho, la industria del espect√°culo -producci√≥n, distribuci√≥n, marketing y publicidad- est√° bajo el control de una mafia que surge de la uni√≥n del crimen organizado y estafadores de alto nivel de Wall Street, que en √ļltima instancia est√°n controlados por el todopoderoso Bilderberg. La industria del espect√°culo est√° dise√Īada igual que cualquier otra 'l√≠nea de negocio' del Bilderberg y sus secuaces.

El trabajo de Huxley

En 1954, Huxley publicó un influyente estudio de la expansión de la conciencia mediante el uso de mescalina titulado Las puertas de la percepción (1954), el primer manifiesto de la cultura de las drogas psicodélicas.

En 1958 reunió una serie de ensayos que había escrito para Newsday y los publicó bajo el título de Nueva visita a un mundo feliz, en los que describía una sociedad en la que 'el primer objetivo de los gobernantes es evitar a toda costa que sus gobernados creen problemas'.

Predijo que las democracias cambiar√≠an su esencia: las viejas y extra√Īas tradiciones -elecciones, parlamentos, tribunales supremos- permanecer√°n, pero el substrato que habr√° debajo ser√° el del totalitarismo no violento. [...] Mientras tanto, la oligarqu√≠a dirigente y su bien entrenada √©lite de soldados, polic√≠as, fabricantes de pensamiento y manipuladores de mentes dirigir√°n tranquilamente el mundo como les plazca. En efecto, esta descripci√≥n de Huxley se ajusta perfectamente a la situaci√≥n actual.

En septiembre de 1960 se nombró a Huxley profesor invitado del Centennial Carnegie en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Boston. Estuvo allí sólo un semestre, tras el cual fue despedido. 'Mientras estaba en esa ciudad, Huxley creó un círculo en Harvard...'.

El tema p√ļblico de ese c√≠rculo o seminario de Harvard fue la religi√≥n y su significado en el mundo moderno. [...] Michael Minnicino, en un art√≠culo publicado en la revista The Campaigner en abril de 1974 [...] afirma: 'Huxley estableci√≥ contacto durante su per√≠odo en Harvard con el presidente de Sandoz, que a su vez trabajaba en un encargo de la CIA para producir grandes cantidades de LSD y psilocibina (otra droga sint√©tica alucin√≥gena) para MK-Ultra, el experimento oficial de la CIA en la guerra qu√≠mica', un experimento que us√≥ a humanos como conejillos de Indias para sus a menudo letales experimentos que, en muchas ocasiones, implicaba el uso de LSD. [...] Adem√°s, la Universidad McGill, en Montreal, Canad√°, una instituci√≥n de educaci√≥n superior vinculada al Bilderberg, realiz√≥ tambi√©n experimentos en la d√©cada de 1960 dentro del programa MK-Ultra bajo los auspicios de un fascista degenerado del Tavistock, John Rees, utilizando como sujetos a ni√Īos de orfanatos locales, a los que torturaban y luego suministraban diversas dosis de LSD. [...] Seg√ļn documentos recientemente desclasificados por la CIA (gracias a la Ley de Libertad de Informaci√≥n), Allen Dulles (en aquellos tiempos director de la CIA) compr√≥ m√°s de cien millones de dosis de LSD, 'muchas de las cuales acabaron en las calles de Estados Unidos a finales de la d√©cada de 1960?, seg√ļn afirma Minnicino en el art√≠culo citado anteriormente.

'...Miles de estudiantes universitarios sirvieron como conejillos de Indias. Ellos [los estudiantes] enseguida empezaron a sintetizar sus propios '√°cidos.

'...la inmensa mayoría de los que se manifestaban contra la guerra fueron a Studentes for a Democratic Society a causa de la sensación de ultraje provocado por la situación en Vietnam. Pero una vez atrapados en la atmósfera creada por los expertos en guerra psicológica del Instituto Tavistock, e inundados con el mensaje de que el hedonismo y la defensa del país era una alternativa legítima a la guerra 'inmoral', su escala de valores y su potencial creativo se desvanecieron en una nube de humo de hachís', escribe el autor en la monografía citada anteriormente.

Creando la contracultura

La 'guerra' cultural abierta, aunque no declarada, contra la juventud norteamericana empez√≥ de verdad en 1967, cuando el Bilderberg, para conseguir sus objetivos, comenz√≥ a organizar conciertos al aire libre. Mediante esta arma secreta, lograron atraer a m√°s de cuatro millones de j√≥venes a los llamados 'festivales'. Sin saberlo, los j√≥venes se convirtieron en v√≠ctimas de un experimento perfectamente planificado con drogas a gran escala. Las drogas alucin√≥genas [...] cuyo consumo propugnaban los Beatles [...] se distribu√≠an libremente en estos conciertos. No pasar√≠a mucho tiempo antes de que m√°s de cincuenta millones de los que asistieron (entonces de entre 10 y 25 a√Īos de edad) regresaran a casa convertidos en mensajeros y promotores de la nueva cultura de las drogas o de lo que acab√≥ conoci√©ndose como la 'New Age'.

El mayor concierto de todos los tiempos, el 'Woodstock Music and Art Fair' al aire libre, fue calificado por la revista Time como un 'Festival de Acuario' y como 'el espectáculo más grande en la historia'. Woodstock se convirtió en parte del léxico cultural de toda una generación.

'En Woodstock -escribe el periodista Donald Phau-, casi medio millón de jóvenes se reunieron para que les drogaran y les lavaran el cerebro en una granja. Las víctimas estaban aisladas, rodeadas de inmundicia, hasta los topes de drogas psicodélicas y se las mantuvo despiertas durante tres días consecutivos, todo con la plena complicidad del FBI y de altos cargos del gobierno. La seguridad del concierto la aportó una comuna hippie entrenada en la distribución masiva de LSD. De nuevo serían las redes de la Inteligencia militar británica las que lo iniciarían todo', con la ayuda de la CIA a través de su ex director William Casey y de sus contactos con Sefton Delmer del MI6, cuyo contacto Bruce Lockhardt fue el controlador del MI6 de Lenin y Trotsky durante la revolución bolchevique.

Tendr√≠a que pasar todav√≠a otra d√©cada antes de que la contracultura se integrara en el l√©xico norteamericano. Pero las semillas de lo que era un proyecto ***√°nico y secreto para darle la vuelta a los valores de Estados Unidos se sembraron entonces. Sexo, drogas y rock and roll, grandes manifestaciones en toda la naci√≥n, hippies, drogadictos que abandonaban los estudios, la presidencia de Nixon y la guerra de Vietnam estaban desgarrando la misma fibra de la sociedad norteamericana. Lo viejo y lo nuevo chocaban de frente sin que nadie fuera consciente de que ese conflicto formaba parte de un plan social secreto, dise√Īado por algunas de las personas m√°s brillantes y diab√≥licas del mundo...

La Conspiración Acuario

'En la primavera de 1980 -escribe Lyndon LaRouche en DOPE INC.- se hizo famoso un libro titulado The Aquarian Conspiracy (vendi√≥ m√°s de un mill√≥n de ejemplares y se tradujo a diez lenguas), que se convirti√≥ de la noche a la ma√Īana en un manifiesto de la contracultura.' [...] The Aquarian Conspiracy afirmaba que hab√≠a llegado la hora de que los quince millones de estadounidenses que tomaron parte en la contracultura se unieran para provocar un cambio radical en Estados Unidos. De hecho, este libro fue la primera publicaci√≥n orientada al gran p√ļblico que apostaba por el concepto del trabajo en equipo, un concepto que se ten√≠a por lo m√°s virtuoso y r√°pidamente impulsado por los ¬ęgurus¬Ľ del management.

La autora Marilyn Ferguson afirma: 'Mientras esbozaba un libro a√ļn sin t√≠tulo sobre las nuevas alternativas sociales emergentes, pens√© sobre la particular forma de este movimiento, sobre su at√≠pico liderazgo, sobre la paciente intensidad de sus seguidores, sobre sus improbables √©xitos...'.

En una conferencia de 1961, Aldous Huxley describió este estado policial como 'la revolución final': una 'dictadura sin lágrimas' en la que la gente 'ama sus cadenas'.

Zbigniew Brzezinski, asesor de Seguridad Nacional del presidente Carter, fundador del Comité Trilateral y miembro de Bilderberg y del CFR, expresa idénticas ideas en su apasionante obra Between Two Ages: America's Role in the Technotronic Era, escrita bajo los auspicios del Instituto de Investigación sobre el Comunismo de la Universidad de Columbia y publicado por Viking Press en 1970.

Sin utilizar la represi√≥n violenta, dise√Īaron un complejo conjunto de acciones para conseguir un 'ciudadano pac√≠fico' para el Nuevo Orden Mundial. [...] Tambi√©n apoyaron nuevos conceptos como 'Inteligencia Emocional', que es la capacidad de quererse uno mismo y de relacionarse adecuadamente con los dem√°s. [...] Una tercera v√≠a para convertir a este 'ciudadano industrial' en un 'ciudadano pac√≠fico' es una gran campa√Īa de marketing para desplegar un inmenso reconocimiento social a los colaboradores con las ONG, como expliqu√© en mi primer libro La verdadera historia del Club Bilderberg.

Seg√ļn Harmon:

'Una vez ablandado, [Estados Unidos] ya estaba maduro para la introducción de drogas (especialmente la cocaína, el crack y la heroína) y el inicio de una época que iba a rivalizar con la prohibición y con las enormes sumas de dinero que comenzarían a amasarse'.

Vale la pena mencionar que extensos fragmentos de las tres mil páginas de 'recomendaciones' dadas al recién elegido Ronald Reagan en enero de 1981 por el CFR se basaron en material tomado del informe 'Las cambiantes imágenes del hombre', de Willis Harmon.

Con luna llena, el 8 de diciembre de 1980, John Lennon fue asesinado por un hombre llamado Mark Chapman. Es poco probable que alg√ļn d√≠a lleguemos a saber si Mark Chapman fue v√≠ctima de una psicosis modelo inducida artificialmente, un asesino al estilo del 'candidato manch√ļ' enviado por el Tavistock, la CIA y el MI6 para silenciar a un Lennon que se demostraba cada vez m√°s dif√≠cil de controlar.

CAPITULO 2

La m√°quina de lavado de cerebro perfecta: la MTV

Entra MTV, la televisi√≥n de la m√ļsica

La MTV, un canal de mercado para m√ļsica popular de rock y v√≠deos musicales, inventada y dirigida por Robert Pittman para el p√ļblico adolescente y joven, se fund√≥ el 1 de agosto de 1981. Hoy forma parte del imperio Viacom (conocido como CBS Corporation, cuyo presidente y director general, Sumner Redstone, es miembro pleno del CFR y cuyo grupo medi√°tico forma parte del Club Bilderberg). Para llegar a los j√≥venes sin que la sociedad se diera cuenta del enga√Īo, se hizo necesario 'disponer de una contrainstituci√≥n que predicara valores contrarios a los valores dominantes en la sociedad'. Eso es precisamente lo que hace MTV. 'Pero para que tal esfuerzo tenga √©xito -dice L. Wolfe-, se debe neutralizar la influencia positiva de los padres y de la escuela o, al menos, debilitar su influencia.'

'El modelo para esto [la MTV] fueron los espect√°culos teatrales ofrecidos por el prenazi Richard Wagner, en los que se llevaba al p√ļblico a una especie de √©xtasis que luego fue usado conscientemente por los nazis al crear sus propias celebraciones simb√≥licas, como las reuniones en Nuremberg.' Los especialistas del lavado de cerebros que crearon la MTV eran muy conscientes de su efecto. En un libro sobre la cadena, Rocking Around the Clock, E. Ann Kaplan afirma que la MTV 'hipnotiza m√°s que cualquier otra [televisi√≥n] porque consiste en una serie de textos cortos que nos mantienen en un estado constante de emoci√≥n y expectaci√≥n... Nos quedamos atrapados en la constante esperanza de que el siguiente v√≠deo nos satisfar√° por fin. Seducidos por la promesa de la plenitud inmediata seguimos consumiendo infinitamente esos textos cortos'.

Durante los cuatro minutos que dura aproximadamente un vídeo musical (los científicos del Tavistock determinaron que cuatro minutos era lo máximo a lo que un sujeto involuntario era susceptible de recibir los mensajes contenidos en los propios programas), 'una realidad artificial en la forma de 'contrapuntos' se inserta en la conciencia, sustituyendo a la realidad cognitiva...'.

'Si la gente pensara sobre este proceso -escribe Walter Lippmann-, puede que [√©ste] se acabase', pero, concluye, 'la masa de iletrados, de d√©biles mentales, de profundamente neur√≥ticos, desnutridos y frustrados individuos es tan considerable, que hay motivos para creer mucho m√°s de lo que generalmente creemos. As√≠ pues, [el proceso] se pone al alcance de personas que mentalmente son ni√Īos o b√°rbaros y cuyas vidas son un completo l√≠o, eligen contenidos simples con un gran atractivo popular...'. [...] En Crystallizing Public Opinion, Edward Bernays afirm√≥ que ¬ęel ciudadano medio es el censor m√°s eficaz del mundo. Su propia mente es la mayor barrera que lo separa de los hechos.

El espectador que sufre el lavado de cerebro s√≥lo tiene la ilusi√≥n de que conserva la capacidad de elegir, al igual que un drogadicto cree que controla su adicci√≥n en lugar de que √©sta le controla a √©l. 'La MTV -dice Ann Kaplan- est√° dise√Īada gracias a un conocimiento cada vez mayor de los m√©todos de manipulaci√≥n psicol√≥gica.' [...] La media de consumo televisivo diario hab√≠a subido constantemente desde la aparici√≥n de la televisi√≥n, de modo que, a mediados de la d√©cada de 1970, era la actividad diaria a la que m√°s tiempo se dedicaba despu√©s del sue√Īo y el trabajo, con casi seis horas diarias. Desde entonces, con la aparici√≥n del aparato de v√≠deo, de las videoconsolas, ha aumentado mucho m√°s. Los ni√Īos en edad escolar pasaban casi tanto tiempo viendo la televisi√≥n como durmiendo.

'En la terminolog√≠a del lavado de cerebro freudiano -expresa Emery- el espectador de un v√≠deo musical se halla en un estado inducido muy similar al sue√Īo. Le ayuda, o le induce a entrar en ese estado, la aparici√≥n repetitiva de colores e im√°genes brillantes que abruman la vista, al tiempo que el ritmo puls√°til y vibrante del rock, tiene un efecto similar en el o√≠do.' No s√≥lo estamos en una √©poca de televisi√≥n, sino tambi√©n en una √©poca condicionada por la televisi√≥n -y es una √©poca de intranquilidad, de descontento, de frustraci√≥n, dirigida a ninguna parte o a muchas partes a la vez-, como es l√≥gico en un entorno en el que [la televisi√≥n] es omnipresente.

Las siniestras camarillas y los cabilderos del Bilderberg, las esferas clandestinas de influencia y manipulaci√≥n consciente e inteligente de los h√°bitos organizados es la m√°s reciente expresi√≥n de una campa√Īa de manipulaci√≥n m√°s profunda para instituir un gobierno mundial sin l√≠mites, que no responda ante nadie m√°s que ante √©l mismo.

...los principales éxitos vendidos a voluntad a una población desmoralizada en favor del fundamentalismo fanático de un grupo de hombres que no responden ante nadie y que buscan el poder absoluto al precio de la dignidad del hombre moderno, denigrado, humillado y despreciado por los poderes combinados del aparato de manipulación y el lavado de cerebro de Bilderberg-CFR-Tavistock con su equipo de científicos, psicólogos, sociólogos y científicos de la nueva ciencia (New Age, misticismo, etcétera), antropólogos y fascistas decididos a recrear un nuevo Imperio romano.

Primero empezaron Edward Berneys y Walter Lippmann. Luego, Gallup y Yankelovich. Más tarde, Rees y Adorno, Aldous Huxley y H. G. Wells, Emery y Trist, seguidos por la cultura de las drogas y la Conspiración de Acuario, un supuesto ideal 'humanista' a favor de la vieja cultura, salpicado con una pizca de libertad humana en lugar de lo que realmente es: una inteligente manera de degradar a las personas hasta convertirlas en meros animales de granja, negándoles la originalidad de la conciencia humana, que se entienden al instante en todas partes sin necesidad de traducción.

La Nueva Edad ser√° una nueva Edad Oscura. Significar√° la muerte prematura de poco m√°s de la mitad de la poblaci√≥n y el olvido deliberado de los mayores logros de la humanidad. √Čsta es la ideolog√≠a totalitaria que propugna el Nuevo Orden Mundial, decidido a gobernar el mundo aunque sea por encima de nuestros cad√°veres. [...] ¬ŅPor qu√© vale la pena defender nuestra civilizaci√≥n? ¬ŅPor qu√© es un r√©gimen basado en la libertad mejor que las tiran√≠as que hoy oprimen buena parte del planeta? Para algunos, las respuestas a estas preguntas son evidentes, pero para muchos no.

CAPITULO 3

Cómo y por qué el Bilderberg organizó la guerra en Kosovo

Esta vez le tocaba el turno a los Balcanes. El 'plan maestro' se concibi√≥ durante la reuni√≥n que en 1996 mantuvieron los miembros del Club Bilderberg en King City, un peque√Īo enclave de lujo ubicado a unos 20 kil√≥metros de la ciudad canadiense de Toronto. [...] las guerras de los miembros del Bilderberg en Kosovo y en los Balcanes tuvieron un motivo concreto: drogas, petr√≥leo, riqueza mineral y el avance de la causa del 'gobierno global'.

Estados Unidos y Alemania comenzaron a apoyar a las fuerzas secesionistas en Yugoslavia despu√©s de la ca√≠da del comunismo en la antigua Uni√≥n Sovi√©tica, cuando la Federaci√≥n Yugoslava rechaz√≥ ser incorporada a la √≥rbita occidental. John Pilger, un laureado periodista australiano que se dedica a investigar los conflictos b√©licos, escribi√≥ en The New Statesman: 'Milosevic era un bruto; tambi√©n era un banquero que una vez fue considerado como un aliado de Occidente preparado para poner en pr√°ctica 'reformas econ√≥micas' de acuerdo con las exigencias del FMI, el Banco Mundial y la Uni√≥n Europea; para desgracia suya, se neg√≥ a ceder soberan√≠a. El Imperio no esperaba menos.' Seg√ļn el art√≠culo de Neil Clark, un periodista que se especializa en asuntos de Oriente Medio y de los Balcanes, 'en aquel momento, m√°s de 700.000 empresas yugoslavas permanec√≠an bajo propiedad social, y la mayor√≠a a√ļn era controlada por comit√©s mixtos de directivos y trabajadores, con s√≥lo un 5 % de capital en manos privadas'.

Sara Flounders, una activista y periodista af√≠n al Partido Mundial de los Trabajadores, un movimiento pacifista internacional, escribi√≥ en un art√≠culo: '...las condiciones de cr√©dito del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial requieren la desintegraci√≥n de todas las industrias p√ļblicas. √Čste es el caso del petr√≥leo y del gas natural en el C√°ucaso y el mar Caspio, as√≠ como de las minas de diamantes de Siberia. Quien posea o tenga un inter√©s dominante [...] ser√° quien quiera que gane la lucha armada que se desarrolla en Kosovo. La dominaci√≥n de la OTAN sobre el terreno pondr√° a las empresas estadounidenses en la mejor posici√≥n de cara a la propiedad de esos recursos'.

Los miembros del Bilderberg, al principio, pretendían 'inflamar' a los serbios persiguiendo a los criminales de guerra que ellos albergaban, llevándolos a juicio ante un nuevo Tribunal Internacional. Los serbios, orgullosos y experimentados, esquivaron esta provocación persuadiendo a los sospechosos de nivel más bajo en el escalafón a que se entregaran voluntariamente. Sin embargo, eso no era suficiente. Para enfurecer a los serbios, el Tribunal de La Haya, controlado por Estados Unidos, recurrió a los secuestros ilegales para incitar a la guerra.

Esto tambi√©n explicar√≠a por qu√© Richard Holbrooke, embajador estadounidense ante Naciones Unidas entre 1999 y 2001, miembro del Bilderberg y del CFR y seis veces candidato al Premio N√≥bel de la Paz, insert√≥ una cl√°usula sobre Kosovo en el acuerdo final. ¬ŅQu√© tiene que ver Kosovo con Bosnia? Nada. Pero la idea de Holbrooke era convertir a Bosnia en un ensayo de la futura expansi√≥n del Bilderberg en los Balcanes.

En busca de una excusa: William Walker entra en escena

...seg√ļn explica John Laughland en su art√≠culo 'La t√©cnica de un golpe de Estado', era William Walker, miembro del CFR y 'ex embajador en El Salvador, cuyo gobierno, apoyado por Estados Unidos, estableci√≥ escuadrones de la muerte'. En 1985, Walker era ayudante del subsecretario de Estado para Am√©rica Central y un operador clave en los intentos de la Casa Blanca de Reagan para derrocar al gobierno nicarag√ľense. El teniente coronel Oliver North, asignado al personal del Consejo Nacional de Seguridad a comienzos de 1981 y despedido el 25 de noviembre de 1986, era el funcionario de la Administraci√≥n Reagan con mayor implicancia en la ayuda secreta a los contras gracias a los beneficios de la venta de armas a Ir√°n.

Seg√ļn el expediente judicial, Walker fue el responsable de establecer una falsa operaci√≥n humanitaria en una base a√©rea en Ilopango, El Salvador, que se usaba en secreto para proporcionar armas, coca√≠na, municiones y provisiones a los mercenarios contras que atacaban Nicaragua.

Walker, que había entregado armas a los contras en Nicaragua y ahora se había transformado en observador de paz, declaró con bombos y platillos ante la prensa mundial que la policía serbia era la culpable de 'la más horrenda' matanza que él había visto. Los serbios, que hasta entonces habían evitado hábilmente las provocaciones de la OTAN y del Bilderberg, habían caído. La supuesta 'masacre' provocó un pretexto para la intervención. El 30 de enero, el Consejo de la OTAN autorizó el bombardeo. Y el Bilderberg ordenó a su secretario general, Javier Solana, que 'usara la fuerza armada para obligar a los delegados serbios y de etnia albanesa en las negociaciones de 'paz' en Francia a hablar de un marco para la 'autonomía' de Kosovo'.

Un artículo del 4 de agosto de The Washington Post citaba a 'un alto funcionario del Departamento de Defensa estadounidense que indicó sólo una cosa que podría provocar un cambio de política: 'Pienso que si se alcanzaran ciertos niveles de atrocidad que resultaran intolerables, probablemente eso sería un detonante.

Como referencia hist√≥rica √ļtil, hay que recordar que los serbios fueron v√≠ctimas del peor acto de limpieza √©tnica, como los 200.000 o m√°s serbios a los que se elimin√≥ de la regi√≥n de Krajina en Croacia durante la 'Operaci√≥n Tormenta' apoyada por Estados Unidos en 1995 o los 100.000 o m√°s serbios que fueron eliminados de Kosovo por el ELK al final del bombardeo de la OTAN. No hace falta decir que el Tribunal de La Haya, el mecanismo de justicia del Nuevo Orden Mundial, no ha hecho nada para llevar a los autores de esa atrocidad ante la justicia.

'Deb√≠an de saberlo, porque de otro modo ¬Ņqu√© inducir√≠a a la Corona a mantener un ej√©rcito en esa regi√≥n donde no hab√≠a nada de valor excepto el lucrativo comercio de opio? Era muy caro mantener hombres armados en un pa√≠s tan lejano. Su majestad deb√≠a haber preguntado por qu√© estaban esas unidades militares all√≠', se pregunta el doctor John Coleman en Conspirator's Hierarchy: The Story of the Committee of 300.

Bajo el epígrafe:

Historia de la implicación de Estados Unidos en el tráfico de narcóticos

A diferencia de lo que los libros de historia nos han contado durante a√Īos, el nefasto narcotr√°fico no es territorio exclusivo del estamento criminal, a menos que por estamento criminal entendamos a algunas de las familias m√°s importantes de la historia de Estados Unidos, conocidas como el establishment liberal del Este, cuyos miembros dirigen ese pa√≠s desde la oligarqu√≠a a trav√©s de un sistema de gobierno paralelo conocido como Club Bilderberg...

Kosovo y la heroína

Dos periodistas, Roger Boyes y Eske Wright, en un artículo publicado el 24 de marzo de 1999 en el periódico The Times de Londres afirman que 'Albania -que juega un papel fundamental en el trasvase de dinero a los kosovares- está en el epicentro del tráfico de drogas de Europa...'.

Albania se ha convertido en la capital del crimen de Europa. Los grupos más poderosos del país son criminales organizados que usan Albania para cultivar, procesar y almacenar un gran porcentaje de las drogas ilegales destinadas a Europa Occidental...

Agosto 17 de 2010

6 y 20 p.m.


Lee la Segunda Parte de este artículo...

VIDEOS PARA DESENMASCARAR A LA ELITE FINANCIERA Y POLITICA DEL CLUB BILDERBERG

* EndGame (Subitulada)

* The Obama Deception (Subtitulada)

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES
---