Fidel Castro Expone los Secretos del Nuevo Orden Mundial II Parte

Aug 20 2010 @ 04:01pm
Por: Felipe IV
Publicado en: Sociedades Secretas

ABC del tr√°fico de drogas

El opio se cultiva en diversas regiones del mundo: Sudam√©rica, el Tri√°ngulo de Oro de Laos, Burma y Tailandia, Afganist√°n, Pakist√°n y Asia central, en una zona conocida como la Media Luna dorada. La gran mayor√≠a de amapolas de opio crecen en una estrecha zona monta√Īosa de unos seis mil kil√≥metros que va desde el sur de Asia a Turqu√≠a pasando por Pakist√°n y Laos.



Por Fidel Castro

A estas alturas queda claro que los bilderbergers no se encargan personalmente de transportar las drogas ni de lavar el dinero de los beneficios. De eso se encarga la CIA...

...Neil Clark se√Īala lo siguiente: 'Soros est√° enfadado no con los objetivos de Bush -extender la Pax Americana y hacer que el mundo resulte m√°s seguro para capitalistas globales como √©l-, sino con la burda y grosera manera que emplea Bush para conseguirlo'.

'El 'Plan Marshall' propuesto para los Balcanes es una ilusión [...] Financiado por el Banco Mundial y el Banco Europeo de Desarrollo (EBRD), así como por acreedores privados, beneficiará principalmente a las empresas mineras, petroleras y constructoras, e inflará la deuda externa hasta bien entrado el tercer milenio'.

Intervención militar de la OTAN

La consolidación del poder de la OTAN en el sur de Europa y el Mediterráneo también constituye un paso hacia la ampliación de la esfera de influencia geopolítica del Bilderberg más allá de los Balcanes hacia el área del mar Caspio, Asia Central y Asia Occidental.

El fantasma de Travis

La primera semana de noviembre de 1999 recib√≠ lo que en principio parec√≠a ser una postal enviada desde Ladispol, un peque√Īo pueblo en la regi√≥n del Lazio, Roma, en la costa mediterr√°nea.

El d√≠a 30 de marzo de 1980 era la fecha en la que nos fuimos oficialmente de la Uni√≥n Sovi√©tica. Mientras est√°bamos en Italia, nos establecimos en Ladispol, pueblecito que ser√≠a nuestro hogar durante el a√Īo siguiente.

Sal√≠ a la calle. Lloviznaba. Dos ni√Īos peque√Īos saltaban y chapoteaban de charco en charco encantados, dejando las huellas de sus zapatos en las aceras. Cruc√© la elegante calle bajo los nubarrones y abr√≠ la puerta del pub de la esquina de mi casa. 29 de noviembre de 1999. ¬ŅQu√© demonios significaba todo eso? Volv√≠ a leer el texto. 'Me lo estoy pasando bien. Ojal√° estuvieras aqu√≠.' Firmado: Fashoda. ¬ŅQui√©n demonios era ese tipo?

'¡Fashoda no es una persona sino un lugar!' Podía sentir cómo me bombeaba el corazón. 29 de noviembre de 1999 [...] De repente me incorporé en mi asiento. '¡¡¡Fashoda, Travis Read!!!'.

Travis era un maleante al que había conocido durante la reunión del Club Bilderberg en King City en 1996. Era un ladrón de poca monta, indisciplinado y detestable [...] Travis era propenso a ser arrestado y, casi con la misma rapidez, a ser puesto en libertad.

Como supe más tarde, Travis Read se había convertido en delincuente para trabajar con los delincuentes.

Fue enviado a Sudán por contactos que trabajaban tanto para la CIA como para la Policía Nacional de Canadá, la RCMP [...] Nunca se revelaron los detalles de su viaje a Sudán, pero al igual que en 1899, ese lugar dejado de la mano de Dios atraía a todos los tipos más inapropiados por los motivos más apropiados.

'Si Travis quiere verme, esto se va a convertir en un buen lío', me dije a mí mismo.

Debo admitir que cuando las cosas se ponían mal, siempre confiaba en los antiguos funcionarios soviéticos. Algo intrínseco en ellos hacía que no se fiaran de Occidente y no se dejaban comprar fácilmente, al contrario de lo que los periódicos de masas y los informes de prensa quieren hacer creer.

No eran la clase de gente a la que te gustaría traicionar. Yo sabía que estaba a salvo con ellos. Mi abuelo había arriesgado su propia vida a principios de la década de 1950 para salvar las vidas de los padres de estos hombres, agentes del KGB...

El 27 de noviembre, a √ļltima hora de la tarde, son√≥ mi m√≥vil. Era Travis. Estaba alojado en alg√ļn antro de las afueras de Roma.

-Piazza della Repubblica a las cinco y media de la tarde -le interrumpí.

-Yo pongo las reglas -vociferó Travis.

- ¬ŅQuieres la informaci√≥n o no? -pregunt√≥ Travis.

-No lo suficiente como para que me maten -dije fríamente.

Travis no se presentó a la reunión. Hacia las ocho y media de la tarde, nos dirigimos rápidamente a su residencia, si es que puede llamarse así, pistolas en mano. El antro de una sola habitación estaba totalmente saqueado. Aun así, no había rastro de forcejeos ni manchas de sangre ni el cadáver de Travis Read. Por lo que yo sé, nunca más se oyó hablar de él.

De vez en cuando, el fantasma de Travis se aparece en los rincones más profundos de mi memoria, un recuerdo mórbido de la fragilidad y falibilidad del espíritu humano.

Así concluye Estulin el capítulo 3.

CAPITULO 4

Bilderberg y la guerra secreta en Afganist√°n

Las causas por las que se desatan las guerras se enraízan en la ideología reflejada en los libros de texto escolares: las naciones van a la guerra por períodos terriblemente largos de tiempo fundamentándose en mentiras, como lo han demostrado la Primera Guerra Mundial y cada uno de los conflictos del siglo XX.

El famoso historiador Edmund Morgan escribió lo siguiente: 'La historia nunca se repite. Eso sólo les parece a aquellos que no conocen los detalles.'

La cuenca del mar Caspio y Asia Central son las claves de la energ√≠a en el siglo XXI. Dos terceras partes de las reservas de petr√≥leo se encuentran en aquella regi√≥n [...] 'Am√©rica quiere que la regi√≥n est√© bajo un total dominio estadounidense', seg√ļn afirma James Donan en un art√≠culo publicado en la revista comercial Oil & Gas Journal el 9 de octubre de 2001.

'...Madeleine Albright [la entonces secretaria de Estado bajo la Administraci√≥n Clinton y una de las personas responsables de la guerra de Kosovo] concluy√≥ que 'trabajar para moldear el futuro del √°rea es una de las cosas m√°s apasionantes que podemos hacer, seg√ļn informa el n√ļmero de mayo de 1998 de la revista Time.

La guerra del Golfo permiti√≥ que el Pent√°gono estableciera numerosas bases militares en Arabia Saud√≠, en los Emiratos √Ārabes Unidos y en otros lugares.

Como ha documentado el profesor Michel Chossudovsky en War and Globalization, la alianza GUUAM (Georgia, Ucrania, Uzbekist√°n, Azerbaiy√°n, Moldavia) formada por la OTAN en 1999, est√° sobre el meollo de la riqueza caspia de petr√≥leo y de gas. Fundamental en GUUAM es Georgia, un Estado cliente de Estados Unidos, donde Mikhail Saakashvili sustituy√≥ como presidente al ex ministro de Asuntos Exteriores sovi√©tico Eduard Shevardnadze mediante un golpe de Estado ama√Īado por los americanos y presentado como una revuelta popular y espont√°nea.

Seg√ļn Project Underground [...] antiguos miembros de los s√≥viets, de la KGB y del Politbur√≥ se aprovechan de la riqueza del petr√≥leo, junto con "una colecci√≥n formidable de importantes figuras de la Guerra Fr√≠a, procedentes, principalmente, del gabinete de George [H. W.] Bush". Los jugadores son los antiguos consejeros de Reagan, Bush y Clinton, como James Baker III (ex secretario de Estado de la Administraci√≥n Bush padre), Dick Cheney (vicepresidente) y John Sununu (ex jefe de Personal de la Casa Blanca).

...Peter Sutherland (de la British Petroleum), la reina Elizabeth II de Inglaterra (accionista principal de British Petroleum, cabeza del Comit√© de los 300), que est√°n luchando por el control sobre los recursos petroleros y los corredores de los oleoductos que salen de la cuenca del mar Caspio. En 1998, despu√©s de la reuni√≥n secreta del Club Bilderberg en Escocia, inform√© en los medios independientes que la OTAN, siguiendo las √≥rdenes del Club que la fund√≥, dio carta blanca a Rusia para bombardear Chechenia, sabiendo que con eso aumentar√≠an a√ļn m√°s las hostilidades entre esos dos pa√≠ses cuyo odio mutuo tiene m√°s de trescientos a√Īos.

El oleoducto afgano no era simplemente un negocio, sino un componente clave de una agenda geoestrat√©gica m√°s amplia: control militar y econ√≥mico total de Eurasia (Oriente Medio y las antiguas Rep√ļblicas sovi√©ticas de Asia Central). George Monbiot lo confirmaba en The Guardian el 23 de octubre de 2001: 'El petr√≥leo y el gas no tienen ning√ļn valor si no se trasladan. La √ļnica ruta que tiene sentido tanto pol√≠tico como econ√≥mico es a trav√©s de Afganist√°n...'.

Despu√©s de la ca√≠da de la Uni√≥n Sovi√©tica, la compa√Ī√≠a petrol√≠fera argentina Bridas, dirigida por su ambicioso presidente, Carlos Bulgheroni, fue la primera empresa en explotar los yacimientos petrol√≠feros de Turkmenist√°n, donde se encuentran unas de las mayores reservas de gas natural del mundo [...] Afganist√°n es la ruta m√°s corta hacia el golfo para transportar los recursos de gas de Turkmenist√°n y Uzbekist√°n desde Asia del Norte Central y Asia Occidental Central.

Con gran consternación para Bridas, UNOCAL se dirigió directamente a los líderes regionales con su propia oferta. UNOCAL formó su propio consorcio competidor, dirigido por Estados Unidos, patrocinado por Washington, que incluía a Delta Oil de Arabia Saudí, junto con el príncipe saudí Abdullah y el rey Fahd.

Seg√ļn Ahmed Rashid, 'la verdadera influencia de UNOCAL sobre los talibanes se basaba en que su proyecto ten√≠a la posibilidad de ser reconocido por Estados Unidos, algo que los talibanes quer√≠an asegurarse a toda costa'. [...] En la primavera de 1996, ejecutivos de UNOCAL llevaron al l√≠der uzbeco general Abdul Rashid Dostum (un asesino de masas responsable de la masacre de Dasht-i-Leili en diciembre de 2001, cuando cientos de prisioneros talibanes fueron asfixiados intencionadamente en contenedores de cami√≥n met√°licos mientras eran conducidos por soldados americanos y de la Alianza del Norte a la prisi√≥n de Kunduz, Afganist√°n) a Dallas para discutir el paso de oleoducto por sus territorios del norte, controlados por la Alianza del Norte.

La competencia entre UNOCAL y Bridas, seg√ļn la describe Rashid, 'empez√≥ a reflejar la competencia dentro de la familia real saud√≠'. En 1997, funcionarios talibanes viajaron dos veces a Washington y a Buenos Aires para ser agasajados por UNOCAL y Bridas.

Una vez m√°s, la violencia cambiar√≠a el curso de los acontecimientos. En respuesta al bombardeo de las embajadas estadounidenses en Nairobi y Tanzania (atribuido a Osama bin Laden, aunque, seg√ļn fuentes de Inteligencia francesas, el atentado ha sido trabajo del Mossad israel√≠), el presidente Bill Clinton dispar√≥ misiles de crucero a una tienda vac√≠a en Afganist√°n y Sud√°n el 20 de agosto de 1998. La Administraci√≥n, entonces, rompi√≥ las relaciones diplom√°ticas con los talibanes y las Naciones Unidas impusieron sanciones.

Durante el resto de la presidencia de Clinton, no hubo reconocimiento oficial de Afganist√°n por parte de Estados Unidos ni de las Naciones Unidas. Y ning√ļn avance en el tema del oleoducto.

Por aquel tiempo, George W. Bush entró en la Casa Blanca.

Durante los meses finales de la Administraci√≥n Clinton, los talibanes eran oficialmente un grupo terrorista. Despu√©s de casi una d√©cada de competici√≥n feroz entre el consorcio UNOCAL-CentGas apoyado por Estados Unidos y Bridas de Argentina, ninguna empresa hab√≠a conseguido un acuerdo para construir un oleoducto en Afganist√°n [...] George W. Bush reestableci√≥ las relaciones con los talibanes. No hay que extra√Īarse, pues, dado que en 1998 y en 2000, el ex presidente George H. W. Bush viaj√≥ a Arabia Saud√≠ en nombre del grupo privado Carlyle Group, el und√©cimo mayor contratista de Defensa en Estados Unidos, donde se reuni√≥ en privado con la familia real saud√≠ y con la familia de Osama bin Laden, seg√ļn la edici√≥n del 27 de septiembre de 2001 de The Wall Street Journal.

En uno de los episodios m√°s surrealistas y kafkianos de los acontecimientos previos al 11-S, The Washington Post cita a Milt Bearden, agente de la CIA, que ayud√≥ a establecer a los muyahidines afganos, lamentando el hecho de que Estados Unidos no se tom√≥ tiempo para entender a los talibanes cuando afirm√≥: 'Nunca o√≠mos lo que intentaban decirnos [...]. No habl√°bamos una lengua com√ļn. Nosotros dec√≠amos 'entregad a Bin Laden'. Ellos dec√≠an: 'Hagan algo para ayudarnos a entregarlo. Pero hay mucho m√°s.

De hecho, la relación entre la Administración Bush y el 'terrorista' y líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, nunca fue mejor.

La evidencia de que la guerra en Afganistán, donde la avaricia multinacional se mezcla con la avaricia y la crueldad de los grandes del petróleo (BP, Shell, Exxon, Mobil, Chevron, etc.) es simplemente irrefutable. Asusta pensar que un rincón dejado de la mano de Dios, controlado por terroristas, pueda convertirse en un punto donde se combinan los intereses de la Administración Bush, Bridas, UNOCAL, la CIA, los talibanes, Enron, Arabia Saudí, Pakistán, Irán, Rusia e India.

Bajo el ep√≠grafe Un vaquero en la Casa Blanca, Daniel Estulin se√Īala que:

Bush formó su gabinete con personajes de la industria de la energía con estrechos vínculos en Asia Central (Dick Cheney, de Halliburton; Richard Armitage, de UNOCAL; Condoleeza Rice, de Chevron) y llegó al poder gracias a la generosidad de las corporaciones con derechos adquiridos en la región como Enron.

La participación de la familia Bush en la política petrolífera de Oriente Medio y Asia Central y sus vínculos profundos con la familia real saudí y la familia Bin Laden existen desde hace generaciones.

Cómo los bilderbergers crearon la guerra del Yom Kippur con el objetivo de internacionalizar el petróleo.

...Los miembros del Bilderberg no dejan ning√ļn cabo suelto. No trabajan sobre un plan quinquenal. Planean a m√°s largo plazo. A principios de los a√Īos setenta, prepararon un plan B, un plan de reparto de petr√≥leo que inclu√≠a a Estados Unidos y a otros once importantes pa√≠ses industrializados, estableciendo un mecanismo bajo el que Allen sostiene lo siguiente: 'El petr√≥leo producido en el interior de Estados Unidos por primera vez en la historia americana ser√≠a compartido y asignado en caso de que hubiera otro embargo del petr√≥leo de Oriente Medio'.

Epílogo del capítulo 4.

La 'prueba' de 1973, preparada por los miembros del Bilderberg, demuestra claramente que el petróleo será utilizado como arma de control. Lo que pasó en 1973 alertó 'a la población americana y le hizo ver cuánto control podían ejercer los gobiernos extranjeros y las corporaciones multinacionales sobre la nación', escribe David A. Rivera en Final Warning: A History of the New World Order.

En el capítulo 5 se aborda:

MATRIX: Bases de Datos y Programa de Conocimiento Total de Información

Por lo general resulta mucho más fácil alcanzar un acuerdo si no hay oyentes. No es una cuestión de secretismo, sino de la capacidad de actuar de una manera más eficaz.

NEIL KINNOCK

comisario de la Unión Europea

y miembro del Bilderberg

El Programa de Conocimiento Total de Información (Total Information Awareness, TIA) del Pentágono es un sistema que parte de una frase codificada e implica la disolución gradual de las preciadas libertades individuales de América defendidas por la Constitución en favor de un Estado global, totalitario. La mayor parte de los detalles de este gigantesco sistema de espionaje sigue siendo un misterio. Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, TIA se ha convertido en una red de vigilancia que es 'representativa de una mayor tendencia que ha aparecido en Estados Unidos y en Europa: el flujo aparentemente inexorable hacia una sociedad bajo vigilancia'.

El eje principal de la red de Vigilancia Total es una nueva y extraordinaria modalidad denominada "minería de datos" o descubrimiento de conocimiento, que supone la extracción automatizada de información predictiva oculta a partir de bases de datos.

Poniendo en pr√°ctica una capacidad incomparable para procesar miles de millones de registros por segundo, Accurint ha compilado el mayor registro de datos de contacto accesible del mundo. Accurint busca m√°s de 20.000 millones de registros que cubren desde mudanzas recientes hasta direcciones antiguas que se remontan a m√°s de 30 a√Īos atr√°s.

...cuando se les solicitó más información, los responsables de la empresa se negaron a revelar detalles más específicos sobre la naturaleza y las fuentes de los datos.

Seg√ļn Christopher Calabrese, del Consejo del Programa de Tecnolog√≠a y Libertad de la Uni√≥n de Libertades Civiles Americana, 'Matrix [...] convierte a cada estadounidense en un sospechoso'.

Associated Press ha desvelado que, en enero de 2003, el gobernador de Florida, Jebb Bush, informó al vicepresidente Dick Cheney, a Tom Ridge, que estaba a punto de jurar su cargo como secretario del nuevo Departamento de Seguridad Nacional, y al director del FBI, Robert Mueller, sobre el proyecto secreto que demostraría cómo las Fuerzas de Seguridad podrían usar un programa informático para capturar 'terroristas'.

Aerolíneas Iberia

Por otra parte, Iberia, la principal compa√Ī√≠a a√©rea espa√Īola, ha sido acusada de ceder informaci√≥n confidencial de sus pasajeros al gobierno de Estados Unidos...

'Estados Unidos obliga a las líneas aéreas a proporcionar datos sobre los viajeros', Andy Sullivan, Reuters, 17 de marzo de 2004.

De la misma manera, la NASA tambi√©n pidi√≥ y recibi√≥ informaci√≥n confidencial sobre datos de pasajeros de millones de clientes de Northwest Airlines como nombres, direcciones, itinerarios de viaje y n√ļmeros de la tarjeta de cr√©dito, para un estudio similar de miner√≠a de datos [...] incidentes han generado docenas de litigios. Esto representaba tambi√©n una violaci√≥n de su propia pol√≠tica.

'Northwest Airlines entrega a la NASA información personal sobre millones de pasajeros; la cesión viola la política de privacidad', Electronic Privacy Information Center, 18 de enero de 2004.

'Northwest Airlines cede datos de los pasajeros al gobierno', Jon Swartz, USA Today, 19 de enero de 2004.

Un epígrafe lo dedica a:

Detalles privados a la vista de todos

El comisario Almunia, el presidente Borrell y el presidente de la Comisi√≥n Europea, Jos√© Manuel Barroso, otro bilderberger habitual, hicieron una gran campa√Īa en favor de la aprobaci√≥n de los derechos fundamentales, supuestamente consagrados en la Constituci√≥n Europea [...] Lo que nunca han dicho ni Borrell, ni Almunia, ni Barroso al buen ciudadano europeo es que todos y cada uno de los derechos, seg√ļn el art√≠culo 51, pueden ser suspendidos si as√≠ lo requieren '¬≠los intereses de la Uni√≥n'.

Sin embargo, hay mucho más por contar en cuanto a la vergonzosa demostración de traición por parte de la Comisión Europea con respecto a sus propios ciudadanos.

Control europeo de las telecomunicaciones: votación en el Parlamento Europeo para aceptar la retención de datos y la vigilancia por parte de las fuerzas de seguridad.

La votación sobre la retención de datos del 30 de mayo de 2002 (En la anterior legislación Europea, los votos del PPE y PSE reunieron a 526 eurodiputados de un total de 626).

Statewatch y Reporteros sin Fronteras fueron las √ļnicas organizaciones que informaron sobre lo que resultaron ser decisiones que afectan a cientos de millones de europeos.

Básicamente, la grandilocuencia y desafío de los socialistas sobre cuestiones de ley nacional e internacional son una farsa. La alianza de los grupos del PPE y el PSE en el Parlamento Europeo ha demostrado que ellos apoyan las exigencias de los gobiernos de la UE, en lugar de actuar en defensa de la gente y defender los derechos de ciudadanos a la privacidad y libertades civiles.

Javier Solana Madariaga, miembro clave del Grupo Bilderberg, antiguo secretario general de la OTAN y secretario general del Consejo de la Uni√≥n Europea/Alto Representante para la Pol√≠tica Com√ļn de Seguridad y Defensa, en una decisi√≥n que la Federaci√≥n Internacional de Periodistas simplemente bautiz√≥ como "un golpe de Estado de verano". Recuerda, lector, que personajes como Javier Solana no representan tu inter√©s ni los intereses de Espa√Īa.

Después Estulin lo documentó todo a lo largo de 16 páginas.

Su libro incluye un epígrafe nominado Mi final.

La memoria creativa es el oponente más sutil del historiador. El pretexto de olvidar gobierna y deforma todo lo que decidimos recordar abiertamente. La existencia y el mundo parecen justificarse sólo como fenómeno estético. Sólo estético implica no la vida por la vida, sino un contraste agudo a la interpretación moral de la existencia y del mundo.

Amos Oz, probablemente el novelista israelí más conocido, hizo esta observación: 'Allí donde la guerra se llama paz; allí donde la opresión y la persecución se denominan seguridad, y el asesinato, liberación, la contaminación del lenguaje precede y prepara la contaminación de la vida y de la dignidad. Al final, el Estado, el régimen, la clase o las ideas permanecen intactos mientras se destruye la vida humana'.

Si la democracia es el gobierno del pueblo, los objetivos secretos de los gobiernos y los siniestros grupos de presi√≥n son incompatibles con la democracia. La propia idea de esferas clandestinas de influencia dentro del gobierno que emprenden campa√Īas secretas contra la humanidad es, por tanto, ajena a la noci√≥n de libertad y debe combatirse con entusiasta determinaci√≥n, a menos que deseemos repetir los fatales errores de un pasado no tan distante.

En una sociedad cada vez m√°s desmembrada, hay algunos elementos que permiten destacar lo que compartimos, lo que tenemos en com√ļn, y permiten hacerlo directamente, con dram√°tica intensidad. La dignidad humana y un anhelo genuino de libertad, que se comprende al instante en cualquier lugar del mundo y no necesita traducci√≥n, son algunos de los aspectos m√°s valiosos de la tradici√≥n universal. Merece todo el apoyo que pueda recibir.

Finalmente, si criticar los aspectos arrogantes, irreflexivos y abusivos de la sociedad totalitaria hace que a veces haya quien se burle de ti y te etiquete de "antitodo", debería considerarlo como una distinción honorable. Graham Greene dio en el clavo cuando dijo que "el escritor debe estar listo para cambiar de bando en cualquier momento. Su misión es defender a las víctimas y las víctimas cambian".

DANIEL ESTULIN

Dedica finalmente ocho p√°ginas y media a la memoria de su abuelo.

√Čsa fue la √ļltima vez que lo vi vivo. Un anciano de complexi√≥n normal, de noventa y seis a√Īos de edad, sentado en su destartalado div√°n, mirando a trav√©s de sus exageradas gafas, encontr√°ndose con mi mirada, pero apenas capaz de reconocer mis ojos. Estaba vivo porque se mov√≠a y hablaba, o m√°s bien porque hac√≠a un esfuerzo inhumano para enlazar las letras, que se derramaban en los lugares m√°s rec√≥nditos de las profundidades de la conciencia que le quedaba y se negaban con tozudez a unirse para formar sintagmas coherentes. En los √ļltimos meses de su larga vida, a mi abuelo, un hombre que se expresaba con claridad y al que le encantaba el humor y el debate, le faltaban literalmente las palabras. En una especie de acto de crueldad final, el c√°ncer le rob√≥ el lenguaje antes de robarle la vida.

Con mi billete de avi√≥n de vuelta a Espa√Īa en la mano, me pas√© por su casa para despedirme. En mi √ļltima visita no nos dijimos gran cosa. Yo no encontraba las palabras apropiadas. Estaba sin aliento y me costaba respirar porque sab√≠a que nunca m√°s volver√≠a a verle. 'Adi√≥s' era una expresi√≥n demasiado simple y demasiado atroz.

En la mesa de la sala de estar, apoyada contra la pared, hab√≠a una fotograf√≠a de mis abuelos, hecha poco despu√©s de su llegada a Canad√° en 1983. Mi abuela hab√≠a fallecido hac√≠a poco m√°s de un a√Īo. Mi abuelo, enfermo de gravedad en aquel momento, nunca se recuper√≥ de la p√©rdida de alguien a quien hab√≠a amado profundamente durante m√°s de cuarenta a√Īos.

Tratando por todos los medios de no romper a llorar, sigo recordándome a mí mismo que estas páginas son una reivindicación de la honestidad a expensas de la crueldad y la oportunidad. El tema principal no es la política ni tampoco es una crítica abierta del totalitarismo, sino más bien el latido del corazón de un hombre, y por eso le rindo homenaje. Por eso debería leerse.

La muerte cl√≠nica de mi abuelo se constat√≥ el 18 de abril de 1995. Se supon√≠a que hab√≠a sido la √ļltima tarde que hab√≠a sido √©l mismo, como dijo Auden acerca del d√≠a en que muri√≥ Yeats: '√Čl se convirti√≥ en sus admiradores.' √Čl se convirti√≥ en un recuerdo; desapareci√≥ en las profundidades de su nombre. Es uno de los misterios de la muerte, que deber√≠a suponer una m√≠nima diferencia para todos, menos para los allegados a esa persona.

Como el resto de nosotros, la gente muere como mínimo dos veces: físicamente y conceptualmente. Cuando el corazón deja de latir y cuando empieza el olvido. Los más afortunados, los más grandes, son aquellos en los que la segunda muerte se pospone de un modo considerable, tal vez indefinidamente [...] Llegaron llamadas desde todos los países y rincones imaginables del Planeta, un tributo a la infinita admiración que él, mi abuelo, un ex agente del contraespionaje de la KGB, infundió en esas personas en las que influyó en sus vidas.

Su abuelo era un soldado entre soldados. Se pas√≥ veinticinco a√Īos defendiendo al Imperio zarista, a Alejandro II y a Alejandro III. Mi abuelo sigui√≥ la tradici√≥n militar de la familia. Particip√≥ en la Revoluci√≥n, la guerra civil rusa y las dos guerras mundiales. Mientras defend√≠a a los Minsk en las primeras semanas de la Segunda Guerra Mundial, toda su familia, once hermanos y hermanas, su padre, su madre y una abuela de ciento cuatro a√Īos de edad, fueron exterminados por los nazis en Karasy-Bazar, Crimea.

Llevaba una vida de verdad. No se limitaba simplemente a vivir.

Mi abuelo se hab√≠a casado en una ocasi√≥n, en 1930. Hab√≠a tenido tres hijos. Entonces lleg√≥ la guerra. Combati√≥ en Bielorrusia, defendi√≥ Brest, pero le obligaron a retirarse con lo que quedaba del Ej√©rcito Rojo debido al avance alem√°n. En alg√ļn momento, en el caos resultante, perdi√≥ la pista de su familia. Una madre y tres ni√Īos de ocho, cinco y tres a√Īos de edad no pod√≠an ir tan r√°pido como el Ej√©rcito Rojo o como los soldados nazis. Fueron capturados por los nazis, enviados a un campo de concentraci√≥n y exterminados.

La Segunda Guerra Mundial, tal como demuestro en este libro y como he puesto de manifiesto ampliamente en mi primer libro sobre el Club Bilderberg, fue astutamente financiada por los Rockefeller, los Loeb y los Warberg. El pr√≠ncipe Bernhard, fundador del Club Bilderberg, tambi√©n estaba implicado. Era nazi. La familia real brit√°nica simpatizaba en su mayor√≠a con los nazis, al igual que la mayor parte del Eastern Establishment "liberal" de Estados Unidos, el entramado plutocr√°tico que domina la vida econ√≥mica, pol√≠tica y social de ese pa√≠s. Hitler, la bestia, fue creado por los mismos que hoy asisten en secreto a las reuniones del Club Bilderberg, el CFR y la Comisi√≥n Trilateral. La historia, para esta gente, es una pizarra en blanco en la que defecar contra la angustia de otros. ¬ŅAlguien me puede culpar por despreciar tanto al Bilderberg y a sus hom√≥logos?

En mi caso, mi abuelo sigue siendo mi piedra angular -compa√Īero de viaje- incluso despu√©s de la muerte. Est√° tan ausente como presente.

Tiempo y espacio, los trucos del mundo herido por todas partes, el montón de residuos que llamamos historia, que también representan sus éxitos. Son sus éxitos. Como el tiempo, conservan la magia que lo hace desaparecer.

Me acuerdo de √©l sobre todo cuando llega su cumplea√Īos. Pero, para m√≠, este a√Īo es diferente. La edad es una acumulaci√≥n de vida y de p√©rdida. La edad adulta es una serie de l√≠neas cruzadas. He traspasado un umbral. De ahora en adelante, estoy solo...

He recogido en la segunda parte de esta Reflexión gran cantidad de las líneas finales de su libro. Explican su desprecio por la odiosa institución del Club Bilderberg.

Es terrible pensar que las inteligencias y los sentimientos de los ni√Īos y los j√≥venes de Estados Unidos son mutilados de esa forma.

Hay que luchar ahora para evitar que sean conducidos a un holocausto nuclear, y recuperar todo lo que sea posible su salud física y mental, e idear las formas en que los seres humanos sean liberados para siempre de tan terrible destino.

Fidel Castro Ruz

Agosto 18 de 2010

5 y 54 p.m
.

Lee la Primera Parte de este artículo...

VIDEOS PARA DESENMASCARAR A LA ELITE FINANCIERA Y POLITICA DEL CLUB BILDERBERG

* EndGame (Subitulada)

* The Obama Deception (Subtitulada)

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES
---