Entre el Amor y la Fantasía

Aug 02 2009 @ 11:19pm
Por: MoNyKa ViLlAlTa
Publicado en: Relaciones

Todos los seres humanos buscamos el amor, y a veces tenemos relaciones divertidas, pero que no son profundas y no implican ese sentimiento llamado amor.

El amor no es ese deseo de ver a otra persona por segunda vez, ni siquiera de besarlo otra vez, ni soñar con él todas las noches. Todo eso ocurre cuando alguien nos atrae y nos gusta, pero a quien no necesariamente amamos.

Ahora, no quiero decir que tal sentimiento primigenio no sea valioso o que incluso no puede llegar a convertirse en verdadero amor, pero sí es innegable que es importante tener clara la diferencia para que no causemos confusión ni daño, y para que no nos compliquemos nosotras mismas la vida.

Hay que decir que es muy común que especialmente las mujeres nos conformemos con mantener una relación de pareja, donde no nos sentimos realizadas, pero preferirnos quedarnos en ese estado para no estar solas, para no aburrirnos y tener con quién salir, o por mera costumbre.

Esto no es necesariamente negativo, pero es importante que se tenga consciencia de la realidad de nuestros sentimientos, para así no engañar a nuestra pareja ni tampoco engañarnos nosotras mismas.

De esta manera, si examinamos nuestra vida con los parámetros de la realidad, podremos discernir si una relación se perfila estable y duradera o no deja de ser una simple aventura, la cual se puede disfrutar con mayor libertad en el momento en que dejas de pensar en términos que no corresponden, o se puede terminar para buscar un vínculo que te satisfaga más.

Uno de los factores que debes analizar es si te sientes mejor estando sola o con tus amigas u amigos, que pasando la noche con tu compañero. Si prefieres siempre estar con tus amigas, o quedarte en tu casa sin que él moleste, los indicios no son muy alentadores, pero si lo único que deseas es estar con él, y te sientes insegura si él no está y te aburres cuando estás sin su compañía, todo va bien.

También cuando tu, decides alejarte un poco y no existe la búsqueda o la necesidad de saber como esta, que ha pasado, o si esta bien o no te puede dar parámetros para saber que clase de persona es.

En este punto, es importante aclarar que no se trata tampoco de que sólo puedas respirar cuando él está cerca. Recuerda que por lo general es importante tener un espacio para tí misma.

Por otro lado, debes pensar si la imagen que tienes de tu compañero corresponde al menos en su mayoría al ideal de hombre con que te gustaría estar. Si la diferencia es mucha, pues hay que decir que no pareciera que éste sea el hombre de tus sueños, pero si desde una perspectiva realista es todo lo que tú esperas de un hombre, vas por muy buen camino.

Con respecto a esto, es necesario hacer la aclaración de que no se puede ser demasiado exigente, pero tampoco conformarse. No se trata de buscar un ser humano imposible de encontrar, pero sí aquel que reúna la mayor cantidad de cualidades según tu propio juicio.

Uno de los elementos claves en una relación, aunque no lo creas es el buen humor. Por lo tanto, deberás pensar si tu compañero te hace reír, te alegra y te hace olvidar cualquier problema o más bien te pone tensa, aumenta tu nivel de estrés y el mal humor amarga tu tarde o noche, pues los problemas se incrementan cuando estás con él. Lógicamente, si te alegra quiere decir que podría ser una relación magnífica, pero si ocurre lo contrario es probable que estés perdiendo tu tiempo.

Si cuando te ocurre algo muy bueno o muy malo, piensas en buscar su apoyo y compartirlo con él, todo va muy bien, pero si ni siquiera se te ocurrre mencionárselo "pues no le entendería", ten cuidado. Eso quiere decir que no confías en él, y que no es capaz de ser además de tu pareja, tu amigo.

Además, debes revisar si alguna vez te ha hecho sentir mal, anulada o incluso agredida, o si sientes que no puedes ser sincera y ser tú misma con él, ya que si ese es el caso, casi podríamos asegurar que no es el tipo de hombre con el que se deba establecer algo serio.

De igual forma, si eres capaz de mencionar diez de sus virtudes sin pensarlo mucho, quiere decir que el amor que siente es sincero, y que la relación puede llegar a concretarse y estabilizarse. Si no es así, entonces no confundas las cosas, no es necesario que termines hoy mismo, pero debes saber que no va a pasar de ser una aventura.

Ahora bien, si ya tienes una relación seria con él, y después de este análisis piensas que no era todo lo que tú estabas queriendo creer, no te alarmes. Piensa primero qué es lo que deseas, habla con él y exponle cuáles son tus sentimientos verdaderos. Tal vez todavía puedan ser grandes amigos.

http://mundojovenmv.blogspot.com