Sus Zonas Calientes: Loco De Placer

Dec 09 2009 @ 12:48am
Por: 'Cyborg' ***
Publicado en: Relaciones
En su delirio penecéntrico, probablemente nunca se le ocurrió a El, que Vos, la Diosa del Sexo, lo podes llevar al éxtasis, sin tocar su miembro.

Su cuerpo, como el tuyo, es una mapa con una topografía colmada de valles y picos erógenos, listos para ser descubiertos y explorados y explotados.

Hace de esta, su noche, y ofrecele un ritual con un menú deleites al mejor estilo geisha.


Recordá, que verte, ya lo enciende; recibilo en el dormitorio con tu lencería más sexy, la que sabés que a él le gusta. Tiralo en la cama, con la orden de que hoy, El no toca, sino que se entrega a tus caricias. Y comenzá entonces tu rito erótico, besando y lamiendo su cara, sus orejas, su cuello, hablándole sensual, gimiéndole al oído. Prestale especial atención al labio inferior ( succionalo y mordelo suavemente) y la zona entre este y la barbilla.

Baja lentamente a su cuello, y estimula no solo los costados sino también el frente, la nuececita y debajo de esta.

Pronto así, llegas a una gran zona erógena, muchas veces tan descuidada, sus pezones. Mientras tocas uno con tus dedos, haciendo circulitos, frotándolo entre tu pulgar y el índice, con tu lengua estimula el otro, pasándola por la areola, acercándote entonces al pezón al que tocas con ella y mordés suavemente primero y luego con mas intensidad.

Ahora baja a su abdomen y cubrilo con lamidas lentas y besitos húmedos, para despues dedicarte un rato a sus testiculos y perineo.

Concentrate ( con mucho cuidado aquí!!!) en la rayita que los separa. Pasa tu lengua por allí hasta llegar al perineo, debajo se encuentra su milagroso Punto G, la próstata. Ya en esta zona, pone tu mano detrás de los testículos y apretá tus nudillos contra su perineo, estimulándolo por un buen rato, haciéndolo gritar de placer.

Cuando sentís que si seguís va a llegar al clímax, te retiras, para ofrecerle tu show de autoerotismo y cuando estas cerca de tu orgasmo, sin dejar de tocarte, te acercas a El para rendirle tu máximo tributo, una espectacular fellatio.

Silvina Belmonte, LMHC
Psicoterapeuta y Sexóloga

Extraido de :
Sexo,Salud y Mas !