Deportación y matrimonio

Jan 04 2010 @ 07:16pm
Por: #F Network
Publicado en: Varios


Bajo las leyes de los Estados Unidos, existen una serie de razones que pueden conducir directamente a la deportacion al país de origen del inmigrante. Antecedentes criminales, violación del puesto de trabajo, violación de la ley de inmigración, vencimiento de la tarjeta de residencia o no abandono del país en la fecha establecida, son algunas de las más relevantes.

Los abogados de inmigracion son especialistas en buscar las estrategias a emplear para evitar la deportación. Así, la obtención de asilo, la cancelación de la orden, la variación en el estado civil, la modificación en la condición de residencia así como logar un indulto, son fórmulas muy comunes que los abogados de inmigración saben emplear en cada situación.

Existen acciones que pueden llevarse a cabo para evitar ser expulsado de los Estados Unidos. Para ello, es imprescindible contar con la asesoría de un abogado de inmigración que interponga una apelación a la sentencia en los plazos establecidos por la ley.

Previo a la apelación, existe un plazo de 90 días en los que el inmigrante podrá presentar lo que se conoce como una moción de reapertura, en la que se solicite la potestad de presentar evidencias que no fueron analizadas en la audiencia, por ejemplo, el matrimonio con un ciudadano de los Estados Unidos. El matrimonio debe haberse celebrado de acuerdo a la legislación vigente, con el cumplimiento del trámite de obtención de visa de matrimonio correspondiente y, por amor, ya que los matrimonios por conveniencia, no son legales por lo que ningún abogado de inmigración, defendería un acto que no es lícito de acuerdo a la ley.

Adicionalmente, si el inmigrante falló a la cita y puede acreditar una enfermedad grave o un motivo invalidante real, puede logar una moción de reapertura. La apelación se llevará a cabo en la Junta de Apelaciones de Inmigración durante los 30 días siguientes al fallo.

Es importante destacar que, mientras la apelación está vigente, el inmigrante mantiene su residencia legal y su permiso de trabajo. Si la apelación resultara negativa podría volver a apelar, lo que es siempre recomendado por los abogados de inmigración ya que los inmigrantes con procesos de deportación en curso, no podrán ser expulsados del país.

Recientemente, se ha aprobado una nueva causa de paralización del proceso de deportación, tras meses de demandas, apelaciones y procesos, por fin se ha obtenido una modificación que permitirá a los viudos y viudas, cuyos cónyuges fallezcan dentro de los dos años siguientes al matrimonio, obtener un plazo de dos años para regularizar su situación de residencia.

Estos son algunas de las estrategias y requisitos para evitar ser deportado y será su abogado de inmigración quien pueda orientarle y lograr la nulidad del mismo, con el procedimiento legítimo existente adecuado a la situación de cada inmigrante.