Fiscalía y Calvo en acuerdo para NO investigar reventa de boletos

Jun 18 2009 @ 08:37pm
Por: Diego Juarez
Publicado en: Noticias
La investigación no ha logrado identificar a los culpables de la reventa de boletos con sobreprecios para el juego eliminatorio entre El Salvador y México, del 6 de junio pasado. En medio de críticas, Rodrigo Calvo renunció el lunes a la presidencia de la Comisión Normalizadora de Fútbol.

Por Rodrigo Baires Quezada - El Faro

Ástor Escalante, Fiscal General en funciones, aseguró que no se investigó a Rodrigo Calvo, presidente de la comisión normalizadora de fútbol, en el caso de la reventa de boletos para el juego entre El Salvador y México; y que la investigación que dirige la Fiscalía General de la República (FGR) no ha dado frutos.

"Yo no estoy investigando a Rodrigo Calvo ni a ninguna persona", dijo Escalante en conferencia de prensa, y ahondó que la investigación por la reventa de boletos para el partido entre El Salvador y México que ha realizado la FGR ni siquiera ha tocado a los revendedores. Según el fiscal general en funciones, las investigaciones no "han tenido mayor avance" porque no encontraron boletos falsificados ni identificaron a revendedores que estuvieran dando entradas a sobreprecio.

A principios del mes, el 4 de junio, Ástor Escalante anunció que ordenó abrir un expediente sobre averiguar de la venta de boletos para el juego de la selección salvadoreña ante México. Sin embargo, fue claro en decir que "no se está investigando a una persona en particular". Según explicó Escalante, la FGR esperaba que la Policía Nacional Civil detectara y verificara alguna comisión de delito como falsificación de boletos o venta de entradas a precios superiores para comenzar a actuar. Entonces, en las calles a los alrededores del estadio Cuscatlán, sede del encuentro futbolístico, ya se podían obtener entradas que oscilaban entre los 30 y los 300 dólares cuando los precios oficiales eran entre 5 y 45 dólares.

Las declaraciones del fiscal general en funciones fueron la respuesta a la petición de las diferentes fracciones parlamentarias que solicitaron una investigación al presidente de la comisión normalizadora, Rodrigo Calvo. Ese mismo día, la Asamblea Legislativa, a petición del PCN, aprobó un dictamen recomendable a la Fiscalía General de la República (FGR) para que investigaran a Calvo por posibles "actos arbitrarios y de corrupción" en la venta de boletos. "Respaldamos que se investigue. Sea quien sea el culpable, hay que llegar a fondo para que no vuelva a pasar", dijo Ernesto Angulo, diputado arenero y presidente de la comisión de turismo, juventud y deporte.

De igual forma, el fiscal en funciones recordó que desde el inicio no estaba investigando a Rodrigo Calvo, ni siquiera por la vinculación familiar entre él y un accionista de la empresa encargada de fabricar la boletería para el juego, ni a ninguna persona en particular.

A mediados de la semana pasada, El Gráfico publicó que Ronald Calvo, el padre del entonces presidente de la comisión normalizadora, es accionista fundador de la empresa Todoticket, encargada de fabricar los boletos para los juegos premundialistas de El Salvador desde junio de 2008. "Esto (la contratación de Todoticket) no ha sido hecho para favorecer a nadie. Además, no es el gran monto de dinero, son a lo mucho tres mil dólares (por partido)", justificó a manera de defensa Rodrigo Calvo, en declaraciones al periódico deportivo.

En medio de una lluvia de críticas en los medios de comunicación por la reventa y el manejo de la institución, Rodrigo Calvo anunció el lunes 15 de junio su renuncia como presidente de la Comisión Normalizadora de Futbol, que hará efectiva a fin de mes. El aún funcionario negó que su renuncia estuviera relacionada con las críticas por su gestión. Pero el caso de la reventa sigue sin aclararse.

"Mandé a un equipo de fiscales a que participaran en la apertura de las cajas y contaran boleto por boleto. Los tacos emitidos correspondieron al número de boletos emitidos. De tal manera que no se tiene ningún indicio de que alguna persona haya participado en un hecho delictivo", dijo Escalante y añadió que tampoco se procedió contra la reventa porque "si la PNC no individualiza a ese revendedor, como Fiscalía no lo puedo acusar. Estaría investigando a un fantasma".

Pero el fiscal tampoco ha determinado cómo los revendedores se hicieron de cientos de boletos, cuando las taquillas limitaban el número de entradas disponibles para cada persona que llegara a comprar. Y no está investigando a nadie.

"No las estoy investigando porque no me las han individualizado. Hay un problema en el país. A mi no me gusta que venga un revendedor y meta un boleto con un sobreprecio del 100% o el 150%. Creo que es un abuso y debe de existir mecanismos que lo regulen", dijo Ástor Escalante, al tiempo que recordó que definir esto era una atribución de la dirigencia deportiva y no de la FGR.