Gripe Aviar y el Nuevo Orden Mundial

Oct 17 2008 @ 09:34pm
Por: Spencer
Publicado en: Salud

Pandemia deliberada



Si la gripe aviaria se convierte realmente en una temible pandemia, será como consecuencia de una deliberada voluntad política. Con este artículo podemos estar mejor informados sobre el próximo genocidio "médicamente asistido", mientras nos encomendamos a Dios para que nos coja confesados.



En abril del 2003 conocimos al SARS (Severe Acute Respiratory Disease,) o neumon√≠a at√≠pica. Esta enfermedad nos lleg√≥ tambi√©n desde Asia, y se hizo sentir fuertemente en la regi√≥n de Toronto. Estuve en el lugar durante casi toda la duraci√≥n de aquella epidemia, que anunciaba la actual gripe aviaria. En aquellos momentos se dec√≠a que el SARS era la √ļltima de toda una serie de nuevas enfermedades provocadas por una serie de misteriosos "super g√©rmenes" mutantes que iban a golpear a la humanidad.

Un atento estudio cient√≠fico de las caracter√≠sticas m√©dico-sociol√≥gicas y de los antecedentes de esta epidemia ha revelado algo mucho m√°s insidioso que el SARS propiamente dicho. He considerado la reacci√≥n de los medios informativos como la debe considerar todo diplomado de Harvard, experto en problemas de salud p√ļblica y en t√©cnicas psicol√≥gicas de persuasi√≥n mental. Ya que esta epidemia pose√≠a todas las caracter√≠sticas de una nueva experimentaci√≥n social dirigida por "bioterroristas" de bata blanca.

Me pareci√≥ evidente que esta manipulaci√≥n humana sin precedente iba destinada a adoctrinar a las masas y a manipularlas sutilmente para que apoyen una pol√≠tica de sanidad p√ļblica perfectamente adaptada a la llegada de una pandemia masiva, a pesar de toda a legislaci√≥n existente (1). Durante toda la epidemia de "neumon√≠a at√≠pica", los medios informativos no han cesado de referirse a nuevos "agentes bacteriol√≥gicos", que pod√≠an provocar la desaparici√≥n de un tercio o de la mitad de la poblaci√≥n mundial. Habiendo estudiado a fondo todo lo que se ha publicado recientemente en materia de control de la poblaci√≥n, as√≠ como los actuales objetivos de las principales sociedades industriales multinacionales, he observado que estas "predicciones" se ajustaban estrechamente a ciertos objetivos oficiales en materia de reducci√≥n de la poblaci√≥n mundial (2).

En el 2003, la lucha llevada a cabo en Canadá contra el SARS por primera vez en la historia de este país fue directamente orquestada por las Naciones Unidas y por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Al haber descubierto los estrechos lazos existentes entre los planes financieros y administrativos, entre las organizaciones siguientes, comprobé que la familia Rockefeller, la Fundación Carnegie, y los principales dirigentes de la industria farmacéutica mundial controlaron la investigación canadiense y la lucha desarrollada en Canadá contra esta epidemia.

Ninguna gran pandemia, o epidemia a escala mundial, ha podido nunca ser separada de su contexto econ√≥mico y pol√≠tico. La epidemia de neumon√≠a at√≠pica hizo avanzar el programa pol√≠tico del Nuevo Orden Mundial mucho m√°s r√°pidamente que cualquier otro problema de salud p√ļblica. Si los responsables pol√≠ticos de la sanidad quisieran realmente prevenir estas nuevas epidemias que van produci√©ndose regularmente, o si realmente quisieran tratarlas de ra√≠z, no dejar√≠an de observar que estos devastadores agentes bacteriol√≥gicos siempre aparecen misteriosamente en el seno de estructuras secretas que enlazan cientos medios militares, m√©dicos y biotecnol√≥gicos. Basta simplemente estudiar la sociolog√≠a m√©dica para darse cuenta de ello.

Hace ya decenios que algunos "expertos" nos predicen la pr√≥xima llegada de una super epidemia devastadora. Lo que despert√≥ mis sospechas en relaci√≥n con la neumon√≠a at√≠pica, fue el momento en que se declar√≥. Sobrevino al mismo tiempo que se lanzaba la guerra total contra el terrorismo y la guerra anglo-americana contra Irak. Me pareci√≥ que se trataba de una ocasi√≥n que ni pintada para "distraer" a la opini√≥n p√ļblica del hecho de que la administraci√≥n Bush hab√≠a acusado a Saddam Hussein de acumular un impresionante arsenal de armas bacteriol√≥gicas, entre las cuales se hallaba el √°ntrax y el virus del Nilo. La epidemia de neumon√≠a at√≠pica era pues caracter√≠stica de lo que ya hab√≠a anunciado en uno de mis libros en forma casi prof√©tica, publicado antes de los ataques del 11 de setiembre. Algunos meses antes de estos ataques, los anunci√© en ese libro, presentando el an√°lisis conceptual que nos permite comprender los lazos existentes entre estas epidemias y el Nuevo Orden Mundial (Death in the Air: Globalism, Terrorism and Toxic Warfare, Tetrahedron Publishing Group, 2001 ¬Ė "Muerte en el aire: Globalismo, Terrorismo y guerra qu√≠mica"

Para resumir lo esencial de ese libro, en él explicaba cómo una cierta forma de "bioterrorismo" de Estado era perfectamente compatible con una guerra bacteriológica oficialmente dirigida por un Estado. El propio Saddam Hussein había experimentado sobre algunas poblaciones de Irak y de os estados vecinos los efectos destructores de las armas químicas y bacteriológicas. En mi opinión, está claro que la neumonía atípica, al igual que la actual gripe aviaria, han sido fabricadas con el consentimiento y el apoyo de ciertos medios de las industrias médicas, farmacéuticas, petroquímicas y militares, actuando de forma ilegal. Es algo que he podido demostrar muchas veces.

Habiendo tenido ocasi√≥n de testificar ante el Congreso Americano, pude darme cuenta directamente de hasta qu√© punto la industria farmac√©utica influencia y controla directamente a nuestros representantes econ√≥micos y pol√≠ticos a nivel gubernamental. Las epidemias emergentes completan los efectos de la guerra pol√≠tica contra el terrorismo, y concuerdan con nuestra actual cultura influenciada por el bioterrorismo. Un tal programa secreto responde a dos objetivos esenciales: la b√ļsqueda de beneficios y la reducci√≥n de la poblaci√≥n mundial.

Realidad política, contra mitos difundidos por los medios de comunicación.

La creciente locura del mundo que nos rodea se relaciona extra√Īamente con las recomendaciones de los pensadores del Nuevo Orden Mundial, que favorecen los "desastres sin guerra". ¬ŅDe qu√© se trata exactamente?

Desde finales de los a√Īos 60, en los principales medos industriales se empez√≥ a reflexionar sobre "substitutos econ√≥micos de la guerra cl√°sica". Comparados con los efectos de a primera y segunda guerras mundiales, los estragos que pod√≠a ser provocados por los desastres naturales, s√ļper huracanes, epidemias, o guerras bacteriol√≥gica y gen√©tica, empezaron a aparecer como pol√≠tica y econ√≥micamente "rentables". Estos "desastres sin guerra" eran sin duda mucho m√°s "manejables" pol√≠ticamente, y m√°s "rentables" econ√≥micamente. Por estas razones, y en particular por su rentabilidad econ√≥mica, los dirigentes pol√≠ticos anglo-americanos del Nuevo Orden Mundial consideraron estos "desastres sin guerra" como opciones de primer orden.

Por ejemplo, Henry Kissinger, el protegido de Nelson Rockefeller que fue Consejero de la Seguridad Nacional bajo el mandato de Richard Nixon, dirigi√≥ de hecho la pol√≠tica exterior de Estados Unidos, considerando la reducci√≥n de la poblaci√≥n mundial como una "necesidad" para Estados Unidos, Gran Breta√Īa y sus aliados. Es el mismo Kissinger que fue nombrado por George W. Bush para presidir el comit√© de investigaci√≥n sobre los acontecimientos del 11 de setiembre. Kissinger es sin embargo un criminal de guerra confesado, que orden√≥ a la CIA el desarrollo de las armas bacteriol√≥gicas, seg√ļn los archivos del Congreso Americano de 1975. Entre estas armas bacteriol√≥gicas fabricadas por el hombre, existen g√©rmenes mucho m√°s mortales que el de la gripe aviaria.

Por ejemplo, antes de 1968, Kissinger ordenó una investigación relativa a los agentes bacteriológicos sintéticos que existían y que podrían ser utilizados en materia de guerra bacteriológica y de control de la población mundial. Así pues, un equipo de investigadores (O'Conner, Stewart, Kinard, Rauscher entre otros), acabó de fabricar en laboratorio nuevos virus mutantes de la gripe, capaces de propagar ciertos cánceres (3).

Con ocasi√≥n de ese programa, ciertos virus gripales se combinaron artificialmente con otros virus de la leucemia aguda, para fabricar literalmente nuevos g√©rmenes capaces de extender el c√°ncer a la velocidad de una epidemia de gripe, son contacto simple directo entre las personas infectadas. Estos mismos investigadores manipularon tambi√©n virus del c√°ncer del pollo, un sarcoma, para inocularlos en monos y en hombres, para probar su capacidad de producir c√°nceres en estos √ļltimos. Raucher y otros emplearon tambi√©n radiaciones para aumentar la potencia del virus del c√°ncer del pollo. Estos incre√≠bles hechos cient√≠ficos han sido oficialmente reconocidos, pero totalmente silenciados por los principales medios informativos.

Igualmente, el instituto londinense IOSS (Institute of Science in Society) evoc√≥ oficialmente la posibilidad de que el virus de la neumon√≠a at√≠pica hubiera sido fabricado en laboratorio. Plante√≥ la siguiente pregunta: "¬ŅEs posible que experimentos de √≠ndole gen√©tica hubieran podido crear el virus de la neumon√≠a at√≠pica, aunque de forma involuntaria?" Esta hip√≥tesis ni siquiera fue examinada por los expertos vir√≥logos convocados para ayudar a resolver la crisis, expertos que acto seguido fueron engatusados por las empresas farmac√©uticas involucradas en la producci√≥n de vacunas. Quienes viven en casas de cristal no tienen por costumbre arrojar piedras. A√Īado que el IOSS hubiera tambi√©n podido plantear la hip√≥tesis de la creaci√≥n intencionada de un virus de neumon√≠a at√≠pica, en su estudio supuestamente cient√≠fico y objetivo (4).

Los "conflictos sin guerra", tales como la "guerra contra el SIDA", la "guerra contra la droga", la "guerra contra el terrorismo", la "guerra contra el c√°ncer", y en la actualidad, la "guerra contra la gripe aviaria", exigen programas muy sofisticados de propaganda que recurren a campa√Īas con el objetivo de estimular el temor en el seno de la opini√≥n p√ļblica, a fin de que acepte y apoye las leyes que suprimen las libertades p√ļblicas. Estas operaciones psicol√≥gicas son necesarias para controlar estos conflictos sin guerra, y constituyen la caracter√≠stica esencial de la nueva "revoluci√≥n militar" en curso. Esta "revoluci√≥n militar" busca instaurar una nueva forma de esclavitud humana, por medio de la cual las poblaciones humanas no se den ni siquiera cuenta de que est√°n sometidas a esclavitud (2).

Esta nueva "revoluci√≥n militar" hace llamamiento, sin ning√ļn g√©nero de duda, a las armas bacteriol√≥gicas y qu√≠micas m√°s potentes. Estas armas son fabricadas por los fabricantes de vacunas y medicamentos, para un mayor beneficio. Existe un cl√°sico ejemplo, el de los pesticidas altamente t√≥xicos y cancer√≠genos, que se utilizan en profusi√≥n en las zonas habitadas con el pretexto de erradicar los mosquitos responsables de la "fiebre del Nilo". En t√©rminos militares, estos productos no son directamente mortales. Act√ļan a largo plazo provocando una muerte lenta por envenenamiento cr√≥nico, lo que genera muchos m√°s beneficios para las sociedades farmac√©uticas encargadas de inventar nuevos medicamentos para luchar contra estas enfermedades. Las v√≠ctimas de estas campa√Īas de erradicaci√≥n de mosquitos mueren lentamente de enfermedades cr√≥nicas debilitantes. Los centros de atenci√≥n y los hospitales construidos para tratar a estos enfermos no son m√°s que campos virtuales de concentraci√≥n.

Entre todas estas nuevas enfermedades provocadas de forma artificial encontramos un gran n√ļmero de ellas que afectan al sistema inmunitario, as√≠ como a numerosos c√°nceres pr√°cticamente desconocidos hace una cincuentena de a√Īos. Este sencillo hecho, por s√≠ solo, basta para sugerir la existencia de un verdadero genocidio socio-econ√≥mico programado por ciertas autoridades pol√≠ticas.

Una gripe aviaria que da rendimientos

Frente a la epidemia de neumon√≠a at√≠pica, Michael Fumento, investigador del Instituto Hudson, en Washington, public√≥ en Toronto una tesis econ√≥mica que coincide con la que desarrollo en este art√≠culo. Esta tesis fue publicada en el Canadian National Post. Se pidi√≥ a los canadienses que ellos mismos se pusieran en cuarentena, que portasen m√°scaras y que, en algunos casos, que permanecieran en sus casas. El Ministro de Sanidad de Ontario decret√≥ un "estado de urgencia sanitario", mientras que los medios informativos hablaban de la "super neumon√≠a, esta misteriosa asesina". Rehusando dejarse llevar por esta histeria, Fumento planteaba cierto n√ļmero de preguntas v√°lidas, tales como: ¬ŅEs esta epidemia realmente tan mortal y contagiosa como nos dicen?, y conclu√≠a en estos t√©rminos: "Las respuestas a estas preguntas no dejan lugar a la agitaci√≥n y menos todav√≠a al p√°nico". Lo mismo se podr√≠a decir de esta nueva epidemia de gripe aviaria (1).

¬ŅMortal?

Hasta el momento, la gripe aviaria ser√≠a responsable de unas 65 muertes en todo el sudeste asi√°tico, ¬°y eso en el transcurso de los dos √ļltimos a√Īos! Todav√≠a se conocen pocos datos exactos sobre las v√≠ctimas, que en general presentaban problemas de su sistema inmunitario. Adem√°s, todas las muertes se produjeron en pa√≠ses del sudeste asi√°tico en los que los servicios sanitarios dejan mucho que desear. A t√≠tulo comparativo, las formas ordinarias de gripe matan m√°s de 40.000 americanos anualmente, en general personas de edad avanzada y con el sistema inmunitario debilitado.

¬ŅContagiosa?

Seg√ļn la revista USA Today del 9 de octubre del 2005, "los servicios sanitarios europeos trabajan para contener el virus de la gripe aviaria que, hasta el momento, no ha afectado a nadie en esa parte del mundo". Sin embargo, m√°s de 140 millones de aves habr√≠an ya sido sacrificadas o eliminadas, Las p√©rdidas financieras, para el sector av√≠cola, representan ya m√°s de diez mil millones de d√≥lares. Seg√ļn los t√©rminos de esta propaganda: "el actual virus, bautizado como H5N1, todav√≠a no ha mutado al punto de poder transmitirse con facilidad de persona a persona". De hecho, es probable que este virus nunca se haya transmitido de persona a persona, si no es en el transcurso de manipulaciones en laboratorio (5).

¬ŅDif√≠cil de cuidar?

Seg√ļn un informe del Business Week, "El Senado Americano ha votado ya un presupuesto de 3,9 mil millones de d√≥lares para la compra de vacunas y medicamentos antivirales. El gobierno prepara tambi√©n una nueva solicitud de cr√©ditos de entre 6 a 10 mil millones de d√≥lares".

¬ŅExiste realmente vida inteligente en nuestro planeta? La respuesta a esta pregunta permitir√≠a explicar por qu√© el p√ļblico se traga con tanta facilidad este tipo de mentiras. El mismo USA Today afirma que:" actualmente no existe ninguna vacuna para el ser humano" ¬ŅC√≥mo es entonces que el Senado Americano pueda votar de prisa y corriendo el gasto de tantos billones de d√≥lares para la compra de una vacuna contra la gripe aviaria?

Supongo que no debemos olvidarnos del hecho de que el virus H5N1 actual nunca se ha transmitido de persona a persona, y que ni siquiera se ha transmitido frecuentemente de las aves a los hombres. Así pues, una vacuna realmente eficaz sólo podría ser preparada haciendo mutar al virus, y provocando realmente lo que el mundo más teme. Permítanme que me explique.

A fin e fabricar una vacuna espec√≠fica contra un virus mutante del H5N1, transmisible a los seres humanos, primeramente ser√≠a necesario que existiera este virus de la gripe aviaria transmisible al hombre. Pues bien, hasta ahora ese virus no existe, excepto quiz√°s en algunos laboratorios del complejo militar-m√©dico-farmac√©utico. De hecho, y seg√ļn la informaci√≥n que poseo, eso es exactamente lo que en secreto se est√° preparando. A fin de producir un virus transmisible al ser humano, se debe cultivar el virus de la gripe aviaria durante bastante tiempo, mezcl√°ndolo con cultivos de c√©lulas humanas. Luego se debe inyectar a monos, luego a seres humanos, para verificar si los sujetos se contagian con ese virus fabricado en laboratorio.

Así, este nuevo virus que tanto teme el mundo:

1. o bien est√° siendo fabricado en laboratorios financiados por industriales altamente motivados para dejar que este virus de "extienda",

2. o bien, ha sido ya fabricado en esos mismos laboratorios, para aprovechar el actual p√°nico mundial, en previsi√≥n de los ping√ľes beneficios que reportar√° la lucha contra este virus.

Debemos saber que una vacuna, para que realmente sea eficaz contra un virus, necesita ser espec√≠fica. Si las autoridades desearan realmente extender el virus humano de la gripe aviaria H5N1 en una fecha futura concreta, no tendr√≠an ninguna garant√≠a seria de que la vacuna producida en paralelo fuera eficaz en esa misma fecha, teniendo en cuenta las posibles mutaciones virales. En efecto, la rapidez de las mutaciones virales depende de la novedad del virus. Los virus nuevos fabricados por el ser humano y creados en laboratorio, como los que actualmente se fabrican para preparar las vacunas, son mucho menos estables que los que han evolucionado de forma natural en el curso de miles de a√Īos.

Por esta misma raz√≥n, todos los esfuerzos actuales para preparar una vacuna no son m√°s que enga√Īos, y las verdaderas motivaciones permanecen ocultas.

Debemos saber tambi√©n que la eficacia de una vacuna exige a√Īos, o por lo menos meses de controles y verificaciones en el seno de la poblaci√≥n destinataria. Durante ese tiempo, se debe reunir cuidadosamente todas las informaciones sobre los efectos secundarios o los accidentes terap√©uticos provocados por esta vacuna, a fin de asegurar que no mate o enferme a m√°s gente de la que se pretende salvar. ¬ŅPod√©is creer en serio que el gobierno o la industria farmac√©utica podr√°n reunir todas estas garant√≠as en medio de la histeria provocada por esta "pandemia"? La desastrosa reacci√≥n de las autoridades frente al hurac√°n Katrina ser√° una minucia si se la compara con el desastre seguro a nivel sanitario y humano que puede provocar una vacuna mal probada, y medidas de sanidad p√ļblica inadecuadas.

Hablo de desastre seguro porque disponemos de precedentes. Hay una larga lista de vacunas preparadas con prisas y corriendo, que han ocasionado, una vez en el mercado, terribles consecuencias humanas. Podemos citar la primera vacuna contra la peste porcina, las vacunas contra la polio, la vacuna contra la viruela, la vacuna contra el √°ntrax, la vacuna contra la hepatitis B y, m√°s recientemente, la vacuna contra la enfermedad de Lima, que ha dejado inv√°lidas a 750.000 personas en pocos meses antes de ser retirada del mercado por las autoridades.

La mayor√≠a de personas ignoran que todas las vacunas contienen una serie de ingredientes potencialmente perjudiciales para la salud e incluso mortales. Entre estos ingredientes podemos citar a productos qu√≠micos t√≥xicos como son el mercurio, el aluminio, el formaldeh√≠do y el formol (empleados para conservar a los cad√°veres), los productos gen√©ticos extra√Īos al hombre, las prote√≠nas de alto riesgo obtenidas de ciertas especies de bacterias, de virus o de animales, que han sido cient√≠ficamente asociadas al desencadenamiento de ciertas enfermedades del sistema inmunitario o de ciertos c√°nceres. Disponemos cada vez de m√°s hechos cient√≠ficos que tienden a demostrar que las vacunas son en gran parte responsables de numerosas enfermedades, como el autismo, la fatiga cr√≥nica, la fibromialgia, el lupus, la esclerosis en placas, la artritis reumatoide, el asma, la fiebre del heno, las otitis cr√≥nicas, la diabetes de tipo 1, y muchas m√°s. Estas enfermedades cr√≥nicas y debilitantes necesitan tratamientos a largo plazo, que en s√≠ mismos conllevan numerosos efectos secundarios. En realidad, la principal causa de mortalidad en Am√©rica la presentan las enfermedades iatrog√©nicas, es decir, las enfermedades producidas por el sistema m√©dico o contra√≠das por su causa. Esto significa que las vacunas, como tantas otras invenciones de la industria farmac√©utica, invalidan i literalmente matan a millones de personas, sin que ni el gobierno ni la industria intervengan para detener este azote.

Seg√ļn lo que sabemos, son los gobiernos lo que est√°n fabricando una vacuna contra la gripe aviaria, cuyo efecto ser√° precisamente el de extender esta pandemia por todo el mudo a fin de reducir la poblaci√≥n mundial. ¬ŅOs parece absurda esta hip√≥tesis? Seguid leyendo.

Business Week piensa que la acumulación de vacunas por parte de los gobiernos sólo puede beneficiar a las empresas farmacéuticas como Sanofi-Pasteur, Sanofi-Aventis o Chiron. Se considera que el Tamiflu, un antivirus fabricado por Roche, sería eficaz contra la gripe aviaria. Estados Unidos poseen ya 4,5 millones de dosis de Tamiflu y tienen en curso otros pedidos. He aquí sin embargo lo que Business Week no ha revelado:

* La eficacia e inocuidad del Tamiflu no han sido demostrados, en lo que se refiere a poblaciones que sufren enfermedades cr√≥nicas, lo que es el caso de buena parte de la poblaci√≥n americana. Hay que tener tambi√©n en cuenta que este medicamento provoca numerosos efectos secundarios: n√°useas, v√≥mitos, diarreas, bronquitis, dolores g√°stricos, v√©rtigos, dolores de cabeza, etc. (nd P√©trus: ¬ŅUne sorte d'AZT pour grand public?)

* En 1999 los Laboratorios Roche (Hoffman-LaRoche) fueron hallados culpables de malversación en relación a la provisión de vitaminas para el mercado mundial. Roche pertenece a un cartel petroquímico y farmacéutico, proveniente de la empresa I.G.Farben, uno de los pilares industriales de la Alemania nazi (2) (6).

* Uno de los socios industriales de Sanofi-Aventis es la Sociedad Merck. Esta empresa recibi√≥ la parte del le√≥n, con ocasi√≥n del reparto de los restos de la econom√≠a nazi, al final de la segunda guerra mundial. El volumen de negocios de la Sociedad Merck sufri√≥ una fuerte ca√≠da el pasado a√Īo, cuando debi√≥ retirar del mercado uno de sus medicamentos de lucha contra la artritis, el Vioxx, de efectos devastadores. Seg√ļn informes recientes, Merck y Sanofi-Aventis trabajan actualmente en la producci√≥n de la primera vacuna contra un c√°ncer de transmisi√≥n sexual, vacuna destinada a los adolescentes (7). Merck es tambi√©n tristemente c√©lebre por haber fabricado la primera vacuna contra la hepatitis B, responsable de desencadenar la epidemia de SIDA, seg√ļn los informes cient√≠ficos que publiqu√© en uno de mis libros que actualmente es un n√ļmero uno en ventas (3) (8).

Durante las semanas y meses que siguieron a los ataques del 11 de setiembre en Estados Unidos, conseguí demostrar que las cartas conteniendo ántrax provenían de empresas productoras de armas bacteriológicas que habían firmado contratos con la CIA, y relacionadas también con los servicios secretos ingleses, así como con el mismo cartel farmacéutico anglo-americano ya mencionado (9).

Estas cartas cargadas de ántrax habían provocado en toda América un fuerte temor del terrorismo bacteriológico, terror que benefició con creces a los fabricantes de vacunas y productos farmacológicos, y que son los mismos que en la actualidad están asociados a los que sacan provecho de la gripe aviaria (10).

Frente a tales temores, la mayoría de personas no dudan en renunciar a sus derechos civiles y a sus libertades individuales. En América, la votación de la escandalosa ley sobre Seguridad Nacional (Home Security Act), así como de una ley similar en Canadá, son ejemplos clásicos de esta deriva social y de esta manipulación a gran escala, que concluyen con una legislación de fuerza.

¬ŅPor qu√© Asia?

En el momento en que las relaciones entre, por una parte China, y por la otra Gran Breta√Īa y Estados Unidos, son bastante tensas por no decir otra cosa, resulta muy oportuno que esta gripe aviaria provenga de Asia, como pas√≥ con la reciente neumon√≠a at√≠pica.

Justo antes de que se produjeran los primeros casos de neumonía atípica, os americano tuvieron que hacer frente a una escalada de agresiones en la península de Corea. Sin embargo, la China comunista, declarada "socio comercial privilegiado" de América, está aliada políticamente con varios enemigos de América, incluidos aquellos que, en aquellos momentos, se consideraba que poseían armas de destrucción masiva, como Irak.

¬ŅEs coincidencia? Ciertamente no, si se considera ala oligarqu√≠a anglo-americana, sus empresas multinacionales, y sus "conflictos sin guerra", provocados artificialmente.

Consideren tambi√©n el hecho de que los principales medios informativos se hallaban fuertemente influenciados, si no controlados, por sus socios comanditarios multinacionales, que defend√≠an los intereses de un n√ļmero relativamente restringido de empresas y de organismos multinacionales.

Tampoco olviden que las agencias de noticias siguen las directivas de los servicios de información, si damos fe al respetable testimonio de muchos funcionarios y agentes de noticias jubilados. Sería interesante que se planteasen las siguientes preguntas inteligentes, y que aportasen una respuesta:

* ¬ŅPor qu√© los altos responsables de Defensa americana, empezando por William Cohen, Secretario de Defensa bajo con Bill Clinton, han dado tanta publicidad a la pretendida vulnerabilidad de Estados Unidos en materia de terrorismo bacteriol√≥gico? ¬ŅAcaso desvelar en prensa "secretos de defensa" tan importantes, que podr√≠an ser utilizados por enemigos potenciales de nuestro pa√≠s, no es una forma de alta traici√≥n en relaci√≥n a Estados Unidos?

* ¬ŅPor qu√© los principales medios informativos contin√ļan prediciendo la llegada de una pandemia mundial causada por un virus gripal humano, que provocar√° millones de muertes, como hizo la "gripe espa√Īola" en 1918-1919? ¬ŅPor qu√© estos mismos medios no hablan de los hechos indudables relativos a las personas, organizaciones o laboratorios que trabajan produciendo estos agentes de destrucci√≥n masiva? Incluso se ha hecho lo imposible para "desenterrar" el virus de la gripe espa√Īola, en teor√≠a para estudiarlo y, accidentalmente, extenderlo de nuevo?

* ¬ŅPor qu√© se dice que el virus de la gripe espa√Īola apareci√≥ en el Tibet en 1917, seg√ļn los datos hist√≥ricos oficiales? Se ha explicado que los peri√≥dicos espa√Īoles fueron los √ļnicos que publicaron art√≠culos relativos a esta gran epidemia, dado su neutralidad durante la primera guerra mundial. Sin embargo, las relaciones entre Espa√Īa y Estados Unidos por aquel entonces no eran mucho mejor que las actuales relaciones entre la China comunista y los Estados Unidos. Se decidi√≥ bautizar aquella epidemia como "gripe espa√Īola", tras dos decenios de disputas entre Am√©rica y Espa√Īa a prop√≥sito de la colonizaci√≥n del Caribe, Hawai y las Filipinas, tras la guerra hispano-americana finalizada en 1902 en las Filipinas. De hecho la gripe espa√Īola surgi√≥ en los campamentos militares. ¬ŅNo se estar√° repitiendo la Historia?

* ¬ŅNo est√° claro que Am√©rica est√° siendo manipulada, y que es sin duda v√≠ctima de los planificadores del Nuevo Orden Mundial? ¬°No olviden que una de las prioridades de estos planificadores es la reducci√≥n de la poblaci√≥n mundial!

La gran pandemia anunciada

De nuevo afirmo que en el transcurso de los a√Īos 60 y 70, laboratorios militares estrechamente asociados a la industria farmac√©utica, fabricaron virus mutantes de la gripe, y los combinaron con virus de leucemia aguda. En otras palabras, almacenaron cantidades considerables de un virus de leucemia, tan contagioso como el de la gripe (3)

Adem√°s, numerosos expertos de enfermedades infecciosas o altos responsables de la sanidad p√ļblica, aparentemente desmemoriados de esta realidad cient√≠fica, afirman que la actual gripe aviaria podr√≠a ser la "gran pandemia" anunciada. Hace algunos d√≠as las Naciones Unidas publicaron un informe declarando que 150 millones de personas en todo el mundo podr√≠an morir a causa de esta gripe aviaria.

Emma Ross, periodista de Associated Press, hab√≠a publicado art√≠culos sobre la forma n que la OMS (Organizaci√≥n Mundial d la Salud) hab√≠a lanzado su "plan de crisis para erradicar la epidemia de neumon√≠a at√≠pica". Sin duda saben que la OMS s una de las organizaciones dependientes de la ONU, y que ha sido acusada de extender el SIDA en √Āfrica, bajo la cobertura de campa√Īas de vacunaci√≥n contra la hepatitis B y la poliomielitis. Existe un cierto n√ļmero de hechos precisos que apoyan esta acusaci√≥n (1).

Preocupa saber que las Naciones Unidas están muy influenciadas por ciertos miembros de la familia Rockefeller, que poseen intereses en las industrias petroquímica y farmacéutica. Se sabe que la sede de las Naciones Unidas en Nueva York fue construida gracias a la fortuna de los Rockefeller. En el transcurso de la segunda guerra mundial, fueron igualmente los Rockefeller, así como su "Standard Oil Company", lo que apoyaron a Hitler en vez de a los aliados. Esto fue reconocido ante tribunales. Un juez federal decidió que Rockefeller había cometido una "traición" hacia Estados Unidos.

Tras la segunda guerra mundial, seg√ļn el abogado John Loftus, investigador oficial de los cr√≠menes nazis, Nelson Rockefeller persuadi√≥ a las naciones sudamericanas para que votasen a favor de la creaci√≥n del estado de Israel, con el √ļnico objetivo de desviar la atenci√≥n del hecho de que hab√≠a apoyado a los nazis.

John D. Rockefeller se unió a Prescott Bush (abuelo de George W. Bush)=, así como a la familia real inglesa, para financiar las iniciativas de "mejora de la raza", que dieron origen a los programas "eugénicos" de Adolf Hitler. Durante ese mismo período, la familia Rockefeller prácticamente monopolizó la industria farmacéutica americana, así como los laboratorios de lucha contra el cáncer y de investigación genética (2) (3).

En la actualidad, la familia Rockefeller, la Fundaci√≥n Rockefeller, las Naciones Unidas y la OMS son los responsables de "programas demogr√°ficos" destinados a reducir la poblaci√≥n mundial a un nivel juzgado como m√°s "aceptable". Como aparec√≠ escrito en "Foreign Affairs", un prestigioso peri√≥dico pol√≠tico publicado por el CFR (Consejo de Relaciones Extranjeras ¬Ė Council on Foreing Relations), dirigido por David Rockefeller, el objetivo ser√≠a reducir en un 50 % la poblaci√≥n de Estados Unidos (2).

David Heyman, de la OMS, declaró a propósito de la neumonía atípica: "Nunca nos hemos encontrado una epidemia tan generalizada y a una tan gran escala".

El Doctor Klaus Stohr, vir√≥logo de la OMS y encargado de la coordinaci√≥n internacional de los laboratorios, a√Īadi√≥ : "Es la primera vez que una red mundial de laboratorios intercambia as√≠ las informaciones, muestras, extracciones sangu√≠neas e im√°genes. Ya no hay secretos, celos ni competencia, frente a un tal urgencia sanitaria mundial. ¬°Es una red fenomenal! (1)

¡Estas redes de vigilancia de enfermedades contagiosas también son controladas por los Rockefeller!

Sobre el autor:

El Dr. Leonard Horowitz es un experto internacional en materia de salud p√ļblica, de ciencias del comportamiento, de nuevas enfermedades y de terrorismo bacteriol√≥gico. Diplomado en Harvard es miembro del equipo de investigadores de esta universidad. Es conocido por varios libros de √©xito, del cual uno ha sido n√ļmero uno en ventas: "Emerging viruses: AIDS & Ebola ¬Ė Nature, Accident or Intentional? (Los virus emergentes, SIDA y Ebola - ¬Ņnaturales, accidentales o intencionados?) Este libro ha permitido la apertura de un investigaci√≥n oficial en Estados Unidos para verificar las hip√≥tesis lanzadas por el Dr. Horowitz.

Los trabajos del Dr. Horowitz relativos a los riesgos asociados a las vacunas han impulsado por lo menos a tres países del Tercer Mundo a modificar sus políticas en materia de vacunación. El Dr. Horowitz tuvo ocasión de ofrecer un testimonio con repercusiones ante el Senado de Estados Unidos.

Una semana antes de los atentados por ántrax, el Dr. Horowitz había advertido oficialmente al FBI de esta amenaza concreta, pero no fue escuchado.

Tres meses antes de los ataques del 11 de setiembre, el Dr. Horowitz había publicado su treceavo libro, titulado, de manera casi profética: "Death in the Air: Globalism, Terrorism and Toxic Warfare" (Muerte en el Aire: Mundialización, Terrorismo y Guerra bacteriológica). En este libro el Dr. Horowitz las toma con el "cartel petrolero y farmacéutico", al que acusa de preparar un nuevo genocidio programado.

Notas:

1 ) Horowitz LG. SARS (Severe Acute Respiratory Syndrome) : A Great Global Scam. Available at : http://www.healingcelebrations.com/SARS.htm

2 ) Horowitz LG. Death in the Air : Globalism, Terrorism and Toxic Warfare. Sandpoint, ID : Tetrahedron Publishing Group, (Spring) 2001.

3 ) Horowitz LG. Emerging Viruses : AIDS & Ebola, Nature, Accident or Intentional ? Sandpoint, ID : Tetrahedron Publishing Group, (Spring) 2001.

4 ) The Institute of Science in Society. SARS and Genetic Engineering ? London, England. Article available at : http://www.tetrahedron.org/articles/health...ngineering.html

5 ) Knox N. Europe braces for avian flu. USA TODAY, October 9, 2005 ; Manning A Government to stock up on avian flu shots. USA Today, Oct 8, 8, 2005.

6 ) Wang P. Avian Flu : Inoculate Your Portfolio. BusinessWeek. Online edition. Available at : http://www.businessweek.com/investor/conte..._4988_pi015.htm

7 ) CNNMoney. Merck shares jump on cancer drug vaccine. October 6, 2005. Available at : http://money.cnn.com/2005/10/06/news/fortune500/merck.reut/

8 ) For more scientific background on the link between the hepatitis B vaccine and the AIDS pandemic link to http://www.originofAIDS.com .

9 ) Horowitz LG. The CIA's Role in the Anthrax Mailings : Could Our Spies be Agents for Military-Industrial Sabotage, Terrorism, and Even Population Control ? A Special Report. Article available at : http://www.tetrahedron.org/articles/anthra..._espionage.html

10 ) Horowitz LG. DNA : Pirates of the Sacred Spiral. Sandpoint, ID : Tetrahedron Publishing Group, 2004.

Source : http://www.paroledevie.org/base/articles/pdf/A347_grippe.pdf


Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES
---