Hugo Chavez y el rumbo Multipolar de Suramérica y Asia

Apr 12 2009 @ 05:31pm
Por: Felipe IV
Publicado en: Política
Con su visita a Cuba, el presidente venezolano, Hugo Chávez, concluye una gira internacional que en su criterio reafirmó la aparición de nuevos polos de poder en el mapa mundial hacia una nueva geopolítica.



Antes de llegar a La Habana, Chávez participó en Doha en una reunión cumbre de países de América del Sur y árabes y visitó Irán, Japón y China, donde firmó una serie de acuerdos económicos que contrastan con la situación de crisis internacional.

En opinión del mandatario está naciendo un mundo nuevo, un nuevo equilibrio y orden mundial en sustitución del mundo unipolar que pretendió imponer Estados Unidos y el centro de gravedad del planeta se mueve hacia el Este y hacia el Sur.

Como reafirmación de ese enfoque, Chávez anunció que tan pronto regrese al país concluirá la preparación de una cumbre de los países de la Alternativa Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA) la próxima semana en Venezuela.

Según adelantos, ese encuentro analizará la propuesta de una moneda común del grupo (Bolivia, Cuba, Dominica, Honduras, Nicaragua y Venezuela), así como proyectos de desarrollo y una posición común para la llamada Cumbre de las Américas.

El ALBA constituye un novedoso acuerdo de cooperación, integración y complementariedad ?más allá de los usuales pactos comerciales- que en sí mismo es expresión de los cambios regionales ocurridos en los últimos años.

En términos económicos Venezuela, que tradicionalmente dependía del mercado estadounidense, al cual entrega 1,5 millones de barriles diarios de petróleo, logró afianzar su multilateralidad, una garantía de desarrollo futuro.

Entre los acuerdos, Chávez informó que se tiene la meta de suministrar a China hasta un millón de barriles de petróleo diario a partir de entregas que hace sólo cinco años eran nulas y a fines de 2008 llegó 380 mil barriles.

Con China se acordó también la instalación de refinerías conjuntas en territorio y creación de una empresa naviera binacional y se incrementó un fondo financiero de ambos países de seis mil a 12 mil millones de dólares.

Antes, en Doha, Chávez propuso llevar a la praxis las ideas y oportunidades que comparten América del Sur y los países árabes, mediante la consolidación de redes de relaciones bilaterales incluyendo planes productivos energéticos y tecnológicos.

En su gira el mandatario ratificó su propuesta de conformar un banco petrolero internacional, adelantó la idea de un banco de América del Sur y países árabes y apoyó la propuesta de China para crear una nueva moneda como reserva internacional.

?Brasil apoya la nueva moneda que propone China con el apoyo de Rusia, una nueva moneda como reserva internacional; creo que por ahí hay que jugar y jugar duro?, expresó.

En Irán Chávez inauguró un banco venezolano-iraní, con fondo de 200 millones de dólares que llegará a mil 200 millones para proyectos de las dos naciones e impulsar la cooperación agrícola, energética, económica, científica y tecnológica.

Una característica de los acuerdos es su largo aliento, que en el caso de Irán engloban el período 2010-2015 con una segunda etapa 2015- 2020, y abarca industrias básicas, minería, agricultura, energía, ciencia y tecnología y aspectos consulares y políticos.

Otro aspecto es el de la inter-regionalidad, que llevó al presidente Amadineyad a expresar la disposición de Irán a establecer la cooperación con el ALBA, incluyendo una cumbre de la agrupación en Teherán a fines de 2009 o en 2010.

En Japón Chávez firmó acuerdos de cooperación energética y petroquímica referidos a la participación nipona en la Faja Petrolífera del Orinoco y un proyecto para la extracción de gas mar afuera, entre otros, por 33 mil 500 millones de dólares,

"Japón necesita petróleo. Venezuela quiere diversificar su mercado. Japón es ideal para nosotros?, subrayó Chávez al explicar el alcance de los acuerdos.

Como respaldo ambos países crearon un fondo de cuatro mil millones de dólares y se acordó la participación japonesa en la ampliación de líneas férreas, autopistas, ferrocarriles, equipamiento médico, hospitales y viviendas en Venezuela.

Chávez adelantó que su país aspira también a suministrar a Japón un millón de barriles de petróleo diarios, además de gas licuado que podría comenzarse a exportar en tres años, gracias al funcionamiento del proyecto mar afuera.

Los acuerdos, además de importante respaldo al desarrollo venezolano, consolidaron la política de eliminar la dependencia de sus exportaciones a Estados Unidos, sustituyéndola por la multiplicidad, signo de la tendencia pluriplural mundial.

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES