Jefes de Familia y Educación Sexual.

Aug 27 2008 @ 03:46pm
Por: Lideres Solidarios
Publicado en: Varios


Una de las últimas noticias más relevantes que ha generado muchos debates en los medios de comunicación es sobre uno de los temas que todavía genera tabúes y posturas diferentes de interpretar un derecho que por naturaleza es innato en los seres humanos: La Reproducción Sexual.



Si entendemos que los seres humanos tenemos instintos animales desde que nacemos y que logramos convivir y socializarnos con ellos, será posible comprender que el fundamento básico es poder controlar esos impulsos naturales para desarrollarnos como seres humanos, pero si es todo lo contrario generará problemas dentro de las sociedades modernas como lo que sucede actualmente en la nuestra. Uno de estos instintos es la parte sexual que viene dentro del “combo” de fábrica de nacimiento. En nuestro país El Salvador no hemos tenido y no hay realmente una cultura en poder educar a nuestra niñez y juventud por medio de la sensibilización en este tema muy trascendental que afecta gran parte de hogares.

La sexualidad debe ser encamina e iniciada desde seno del núcleo familiar, es aquí donde los padres de familia juegan un papel muy importante en los primeros años de socialización de sus hijos/as. Es lamentable que muchos/as todavía están ligados a un tradicionalismo familiar vano que ha provocado la irresponsabilidad y la degeneración del concepto de sexualidad por parte de jefes de familia promiscuos, que por lógica no tienen la solvencia moral ante sus hijos para abordar este tema.

Cuando los jefes de familia no asumen su rol como educadores de sus hijos, tienden a trasladar los problemas a los maestros de las escuelas, colegios, institutos, a las iglesias, al gobierno; se justifican por que todos tienen la obligación de corregir los “horrores” de sus hijos/as y no ellos.

Siempre que veo una niña de 12 años embarazada me pregunto ¿Dónde estaban sus padres cuando inicio su vida sexual activa?, pero es más vergonzoso e intolerable saber que su progenitor abuso de su inocencia por años y peor aun con el consentimiento e encubrimiento de su madre.