Las Campañas contra las Drogas Incitan a Consumir Más

Apr 06 2009 @ 11:28pm
Por: Sauron
Publicado en: Salud
El otro día iba yo en el metro cuando de repente me topo con un rayote de cocaína gigante. Era grande, hermoso, refrescante y no era la primera vez que lo había visto. Eso sí, en veces anteriores tenía otro aspecto, otro diseño.



Por Borja Prieto

Lo admito, soy muy fan de las campañas anti-droga hechas en España. Creo que se superan con los años y que cada vez son más divertidas. No sé si funcionarán, me imagino que no pero chistosas son un rato. En la industria de la música se dice que a sus trabajadores no les gusta la música, en el mundo de la tele la gente no ve la tele y los que hacen anuncios contra la droga está claro que jamás se han drogado. Así es y así será por el resto de los siglos. Así que no sufran por sus amigos, hijos y padres y disfruten. He aquí mis anuncios favoritos contra la droga. Los spots televisivos los dejo para otra entrega.



Infame anuncio a medio camino entre una portada de maxi electro y un ejercicio mal parido de 1º de Escuela de diseño. El rayote es gigante y el fondo da una sensación refrescante, vamos, que dan ganas de animarse. La coca tiene apariencia de estar perfectamente picada y ese fondo tan claro y limpio recuerda a una bandeja de plata de las que sólo se ven en las mejores fiestas y en los documentales de narcotraficantes. Nada que ver por supuesto con un cerdo retrete o la cartera de un colega. Todo este conjunto y la fuente de letra utilizada, tan manida y tan familiar, dotan a la raya de una prestancia y una apariencia casi peliculera. Una perturbada y repensada incitación al consumo.

Sentencia publicitaria: cagada máxima.

Capacidad anti-droga: Nula

Ganas de esnifar después de verlo: Todas.



Uno de mis favoritos. En un anuncio antidroga está mal poner "te invitamos", también está muy mal poner a gente pasándoselo teta y aún está peor poner a gente en la postura del "subidón" (aquella en la que la droga estalla en tu interior y llegas al climax máximo levantando felizmente los brazos).

Para mi lo mejor de este anuncio es el diseño. Clarísimas reminiscencias indie de los 90 y de los primeros flyers techno. ¿No podría colar esto como un flyer del Nature, del Bali-Hai e incluso del Maravillas?

Sentencia publicitaria: Tirando a penosa

Capacidad anti-droga: Contraproducente.

Ganas de esnifar después de verlo: Más de tomarte una pasti pero bastantes.



Un gallifante para el publicista. Me imagino la reunión de creativos. Pagaría por haber escuchado esos brainstormings discutiendo acerca de cómo flipas con la coca que de repente ves cosas que no son entonces vamos a poner algo superchocante que lo flipas y que la gente identifique con el buen rollo para romper y crear un escándalo social. Desde luego si la intención era esa cagada máxima. Aquí lo que se ve es una colonia con una pinta de oler fenomenal, de valer un pastón y que da tan buen rollo que hasta te la quieres beber, esnifar y comprar.

Sentencia publicitaria: Suspendido.

Capacidad anti-droga: Mínima.

Ganas de esnifar después de verlo: Ni lo piensas pero ganas de enchufársela de un trago todas.



Incomprensible anuncio. Me apuesto el brazo derecho a que en un baño como ese ni Dios se pone a cagar. Ese baño transpira olor a cocaína, pis y alcohol. El ángulo de la fotografía, la perspectiva y la tipa te transportan a la típica situación que no apetece y en la que has estado metido muchas veces. Si tú sabes como controlar, ¿qué haces en ese baño?

Sentencia publicitaria: ¡A la cárcel!

Capacidad anti-droga: Cero.

Ganas de esnifar después de verlo: Ninguna.



Clásico anuncio encargado al cuñado del ministro que tiene más de 40 años y en su vida se ha metido una raya. Es tan opusino que parece una coña tipo "Happiness", pero no, va en serio y el mensaje también. Ya puestos podrían haber puesto a unos jóvenes patizambos jugando al corro de la patata o bebiendo un schewpes de piña sin burbujas con pajita.

Sentencia publicitaria: No cumple los requisitos para ser valorado.

Capacidad anti-droga: -11. Dan ganas de revelarse. Si esta es la alternativa, dadme droga.

Ganas de esnifar después de verlo: No sé.



La bomba. No podía faltar el anuncio profundo, de los que dan que pensar, de los que te dejan meditando minutos, horas, años y que cuando te ponen droga delante dices: "No, ese tren no lo cojo". Nunca he entendido pq en los anuncios anti-droga ponen tanta droga y no ponen a un puto cocainómano sin dientes o con el tabique hecho añicos de un hombre arruinado o sin familia o sin amigos y se empeñan en poner mogollón de farlopa y hacer formas artesanales y montoncitos monísimos. Obsérvese por favor la calidad de los raíles y la buena pinta de la mercancía. En fin.

Sentencia publicitaria: Olé vuestros cojones.

Capacidad anti-droga: Debe mejorar.

Ganas de esnifar después de verlo: Chup chup.



No voy a entretenerme demasiado como tampoco lo hicieron los que lo pensaron en este atentado al diseño, al buen gusto, a la estética y al ser humano en particular. ¿De donde han sacado a esos jóvenes? ¿me van a decir que el del medio no consume? ¿es esto una nueva forma de divertirse? ¿y la chica que está ahí arriba, qué hace? En Euskal Herria lo tradujeron como:

"Con las drogas, a tope" que es mucho más gracioso.



Nadie se lee un tocho así y menos yo así que ni comento este anuncio.



Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES