Latinoamérica ya empieza a sentir los estragos del huracán

Oct 14 2008 @ 08:14pm
Por: Felipe IV
Publicado en: Crisis financiera

Qué no hay crisis?

En las últimas semanas, no faltaron los líderes latinoamericanos que declararon que la región estaba a salvo de la crisis financiera global. "Aquí, si llega (la crisis), va a ser una olita", dijo el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva el cinco de octubre.



Por John Lyons - The Wall Street Journal

Después de una semana brutal, la olita empieza a parecerse más a un tsunami. La bolsa brasileña ha caído 50% de su máximo de este año y el real ha sufrido su mayor retroceso desde la crisis económica de 1999. México utilizó cerca del 10% de sus reservas internacionales la semana pasada en un intento por frenar el súbito declive del peso.

Los economistas privados dicen que el congelamiento global del crédito, una posible recesión en Estados Unidos y las caídas en los precios de las materias primas le costarán caro a la región. Varias firmas de investigación redujeron el pronóstico de crecimiento regional para el año que viene de cerca de 3,5% a alrededor de 1,5%. "Es una implosión global que se está llevando a todo y a todos por delante", opina Damian Fraser, jefe de investigación de renta variable de América Latina para UBS Pactual en Ciudad de México.

Si Da Silva y otros suenan como si estuvieran negando la realidad, podría ser porque Latinoamérica se ha beneficiado más que cualquier otra región de un boom de los commodities que ha impulsado un crecimiento sostenido, reforzado sus divisas y empujado las reservas internacionales a niveles récord.

El auge fomentó un optimismo generalizado de que una región que había sido sinónimo de descalabros cambiarios y cesaciones de pagos había finalmente madurado. Hasta el mes pasado, algunos analistas estadounidenses de renta variable seguían diciendo a sus clientes que América Latina sería un "refugio" en medio de la conmoción global, según inversionistas.

Sin duda, Latinoamérica está mejor preparada para soportar un bajón de lo que lo ha estado en ningún otro momento de su historia reciente.

A diferencia del comienzo de otras crisis globales, la mayoría de las economías latinoamericanas tienen superávit que las protegerán de los impagos de deuda soberana que han devastado a la región en el pasado. Además, en general los bancos de la región no compraron valores ligados al desempeño de las hipotecas estadounidenses y sus balances lucen saludables.



"En conjunto, América Latina está mejor preparada, aunque eso no significa que se mantendrá inmune"
, dice Alonso Cervera, economista de Credit Suisse para la región.

A menos que los precios de las materias primas repunten, los superávit económicos de la región podrían convertirse en déficit. Eso forzaría a los gobiernos a optar entre reducir el gasto, aumentar los impuestos o dejar que las divisas se debiliten más.

Aunque la región está mejor posicionada que en el pasado, no es tan sólida como podría haber sido si los gobiernos hubieran cumplido sus promesas de crear fondos de estabilización durante los tiempos de bonanza, dicen los economistas. "A excepción de Chile, el dinero para momentos difíciles que supuestamente debían ahorrar ya se ha gastado", dice Cervera.



Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES