Obama buscará en una cumbre una nueva relación con Latinoamérica

Apr 12 2009 @ 07:52pm
Por: MoNyKa ViLlAlTa
Publicado en: Noticias

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, buscará establecer la semana próxima un nuevo lazo de cooperación con Latinoamérica, pero su resistencia a cambiar posturas sobre temas altamente simbólicos como las políticas inmigratorias y el embargo a Cuba podría minar el esfuerzo, dijeron analistas.

Obama viajará a México el jueves para su primera visita a la región como presidente y se dirigirá a Trinidad y Tobago el viernes para asistir a la quinta Cumbre de las Américas.

Al igual que este mes en la cumbre G-20 de principales potencias económicas y emergentes realizada en Londres, el mandatario estadounidense se enfocará en escuchar a los líderes regionales y en trabajar sobre metas comunes.

"Con todo eso en juego hoy, no podemos permitirnos un diálogo sin verdadera comunicación", dijo el sábado Obama en su discurso semanal de radio. "Tenemos que encontrar y construir nuestros intereses mutuos", agregó.

Jeffrey Davidow, asesor especial de Obama para la cumbre, dijo que se produjo un impulso para establecer un nuevo tono en las consultas previas a la encuentro y en la diplomacia.

Obama se reunió con el presidente mexicano, Felipe Calderón, antes de asumir el poder y varios altos cargos del gabinete han visitado América Latina.

"Esto (...) legítimamente puede ser visto como un nuevo comienzo", expresó Davidow respecto al viaje del mandatario estadounidense a poco tiempo de iniciar su Gobierno.

La popularidad de Obama comparada con la del ex presidente George W. Bush y su gestión en la cumbre G-20 provocan que sus homólgos lo reciban con una buena disposición mientras comienza su visita, explicaron analistas, pero mucho depende de su promesa de escuchar sus peticiones.

PREDICAR CON EL EJEMPLO

"Lo que importa es el día después (...). Si Estados Unidos está (... ) diciendo que están dispuestos escuchar y aprender hay que predicar con el ejemplo", señaló Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano del Desarrollo.

"Y respecto a esto hay un número de temas que no deberían ser quitados de la agenda: cosas como Cuba, cosas como la inmigración", precisó.

Aquellos tópicos, a pesar de que no están en la agenda de la cumbre, seguramente serán debatidos. Se espera que el mandatario venezolano, Hugo Chávez, y líderes de similar inclinación de izquierda presionen para que Cuba sea readmitida en la Organización de Estados Americanos (OEA).

El debate sobre Cuba destacará la división entre Estados Unidos y la región.

Washington ha dicho que terminará con su embargo de 47 años en la isla de Gobierno comunista. Pero Obama está buscando disminuir las restricciones a las visitas familiares y remesas a Cuba, pasos que muchos interpretan como inadecuados.

"Las medidas que el Gobierno parece dispuesto a desplegar en lo que se refiere a los viajes familiares de cubano- estadounidenses son tan limitadas en su impacto, restringidas en su alcance, que a pesar de el Gobierno quiere que ésta no sea una cumbre sobre Cuba, podría transformarse en una", expresó la analista Julia Sweig.

Sweig encabeza los estudios latinoamericanos en el Consejo para Relaciones Exteriores.

Los analistas agregan que eso sería un error porque el principal tema frente a los líderes es la crisis económica. Como Latinoamérica es su principal socio comercial, la mejor forma en que Estados Unidos puede mejorar la situación es volviendo a equilibrar su propia economía, indicaron.

"La recuperación de la economía estadounidense es un factor clave y todos estarán esperando que el presidente Obama explique cómo desarrollará sus planes", sostuvo Peter DeShazo, director del programa para las Américas en el Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos.

Moreno indicó que cinco años de un crecimiento del 5 por ciento habían sacado a 40 millones de personas en América Latina de la extrema pobreza, pero una caída del 1 por ciento en la expansión debido a la recesión mundial podrían retroceder los índices, afectando a 15 millones de personas en la región.