Sol, piel y cáncer

Apr 04 2009 @ 05:00am
Por: MoNyKa ViLlAlTa
Publicado en: Salud
Es nuestra protección y frontera. Respira y siente. A través del tacto nos comunicamos con el mundo que nos rodea. Zona erógena por excelencia. Al cerrar los ojos podemos ?ver? a través de ella.



Es el órgano más grande de nuestro cuerpo y en un adulto promedio pesa 5 kilogramos y mide 2 metros cuadrados. Estructurada en capas y estratos almacena agua y grasa. Se renueva constantemente. Plena de diversos receptores nerviosos, glándulas sebáceas, folículos pilosos y fibras de colágeno. Es también el reflejo de nuestro estado general de salud y el órgano más expuesto al medio.



Los expertos dicen que el cáncer de piel aumenta un 10% en España cada año. Este padecimiento puede desarrollarse en cualquiera de las capas de la piel y existen dos tipos: no melanoma y el melanoma. Este último incluye a los melanocitos, que son las células que dan color al cabello, los ojos y la piel. Es el más dañino e incluso sin detección temprana su desenlace es fatal. Por suerte, no es el más común.

La exposición a los rayos ultravioleta naturales o artificiales es la principal causa de cáncer de piel. Y aunque todos somos susceptibles, el grupo de más alto riesgo es el de las personas rubias o pelirrojas con ojos azules o verdes, de piel muy blanca que más que broncearse se quema. Personas que se llenan de pecas, manchas y lunares. Además su aparición puede exacerbarse por acción hormonal o de fármacos que producen fotosensibilidad como antiinflamatorios o hipertensivos.

El uso de protectores solares no debe limitarse al verano, es necesario utilizarlos durante todo el año y no debemos olvidar las manos, ya que son la parte de nuestro cuerpo más expuesta, además de que los jabones desgastan su capa protectora natural. Los niños menores de dos años no deberán tomar de manera directa el sol. Habrá que tener en cuenta que los protectores empiezan a actuar una hora después de aplicados. Además de que el reflejo de la luz solar se intensifica en la nieve, el agua y la arena.

El Colegio Oficial de Médicos de España informó que las camas de bronceado artificial aumentan en un 50% la posibilidad de padecer cáncer de piel. El lucir permanentemente bronceado sólo es un concepto personal de belleza que puede pasar una factura muy costosa