No aportamos un grano de arena, sino un ladrillo para empezar a construir una ciudad de esperanza, un mejor El Salvador

Sep 29 2008 @ 05:23pm
Por: Lideres Solidarios
Publicado en: Crónicas

Queremos compartir con todos ustedes una vez mas, nuestra satisfacción en ser útiles para nuestra sociedad, el domingo 28 de octubre realizamos la entrega de los juguetes y la celebración de el día del niño/a en el cantón Santa Bárbara, municipio de Guazapa.

Es realmente impactante contemplar frente a tus ojos la necesidad de afecto, de amor y de sana diversión que sufre nuestra niñez; ver a los niños/as de Santa Bárbara participando en nuestras actividades que realizamos como: pinta caritas, dinámicas, juegos, concursos y quiebra de piñatas. Te conmueve y anima en el fondo del corazón para continuar en esta labor social; donde los únicos que deben marcar la diferencia y hacer los cambios que necesita nuestra nación, no deben ser lo políticos, el gobierno, ni los sindicatos….somos nosotros como jóvenes y especialmente aquellos que estamos en un nivel universitario, saben porque; entre más conocimiento adquirís, más comprometido estas para devolver ese conocimiento a través de las acciones humanitarias, donde muchos no tienen acceso a la educación, la salud, al sano entretenimiento y ser nosotros instrumentos de cambios para ellos.

Estamos concientes como organización que no tenemos “Súper Poderes” o una “Varita Mágica” para cambiar las condiciones sociales de muchos niños/as y jóvenes, pero también somos conscientes que estamos haciendo nuestra parte, no aportamos un grano de arena, sino un ladrillo para empezar a construir una ciudad de esperanza, un mejor El Salvador, por que nuestra nación necesita de jóvenes creativos, dinámicos, con coraje y convicciones como tu y como yo.

La satisfacción de haber llevado un momento de alegria a la nueva negeracion de Guazapa, zona emblemática del pasado conflicto armado, donde el tejido social de las familias quedo anulado; te das cuenta que fuiste un canal de ayuda y eso te humaniza grandemente como persona.

Ver las caras de los niño/as con su juguete, comiendo los dulces, saltando, brincando…ser felices por un instante; te dan ganas de llorar, no tenes palabras para explicarlo y simplemente decir: Gracias Dios por la oportunidad que nos das de bendecir a otros.
Cherada.com RSS Feeds

Suscríbete!

Feed Chicklet

Cherada en tu correo:

Hazte Fan!

Cherada en Twitter
Cherada en Facebook