Esquizofrenia: Mercados de orgía mientras la economía mundial se derrumba. Nuevos alertas

Oct 01 2008 @ 11:21pm
Por: Felipe IV
Publicado en: Crisis financiera


Hay un fenómeno probado por la realidad: Los números en "rojo" de las primeras economías mundiales (EEUU, Europa, China, son el factor predominante (y determinante) de un proceso recesivo que ya amenaza al sistema capitalista a escala global de acuerdo con las propias proyecciones oficiales de las primeras autoridades mundiales del sistema (Reserva Federal, BCE, FMI, Etc). En el medio de este cuadro, casi rozándose con la guerra energética en el Caspio y en el Golfo Pérsico, los mercados del dinero, en una esquizofrenia compulsiva, suben un día y bajan al otro, en un festival "cortoplacista" de la rentabilidad especulativa de un capitalismo que sigue bailando (como si nada pasara) en la cubierta del Titanic.

La orgía cortoplacista

En este escenario los llamados "mercados" del dinero (la especulación financiera internacional), con sus subas y bajas, cada vez más "volátiles" y cortoplacistas, son el espejo distorsionado de un sistema económico internacional aquejado por una crisis estructural en desarrollo cada vez más avanzado.

La especulación parasitaria y desenfrenada (la mayor tasa de rentabilidad capitalista) en los "mercados del dinero", las "ganancias" o las "pérdidas" coyunturales con el petróleo, las materias primas o las acciones empresariales, son falsamente utilizadas por los analistas del sistema para mensurar la "buena" o la "mala salud" de la economía a escala planetaria.

De tal manera que, a diario, la prensa internacional (controlada por el sionismo financiero) y sus repetidoras continentales presentan la "marcha de los mercados", las subas o bajas de los principales índices bursátiles mundiales empezando por el Dow Jones en Nueva York, como un espejo del "mal" o "buen" funcionamiento de todo el modelo económico globalizado.

Y la realidad probada por los números es otra: Los índices bursátiles no representan la "buena" o "mala salud" de la economía estructural (la que genera producción y trabajo masivo a escala planetaria), sino que solo reflejan el resultante de la dinámica del proceso especulativo del "dinero por el dinero mismo" (base de acumulación del capitalismo) que desarrollan un conjunto de bancos y empresas trasnacionales que hegemonizan el control de Wall Street y de las principales plazas financieras del mundo "globalizado".

Las últimas cuatro semanas, con un retroceso en las marcas del crudo y de las materias primas, los mercados del dinero se caracterizan por vivir ganancias y euforias "cortoplacistas" (que no duran más de un día) combinadas con "perdidas" también cortoplacistas de 24 horas y "volatilidad" creciente de las variables financieras.

Según los analistas: Esto señala una dinámica de "capitalismo sin futuro" donde los "inversores" (especuladores capitalistas) "compran" un día y "venden" al otro, para efectivizar la rentabilidad y volver a comenzar el juego.

Con los cables confundidos, también los analistas del sistema gozan un día con la "recuperación" y lloran al otro con la "caída". Y en el escenario, los mercados bursátiles viven un sube y baja constante, mientras los números en rojo (los índices reales) de la economía estructural, principalmente de EEUU, Europa y China, muestran que la orgía sólo es producto de un espejismo.

En las últimas semanas, los números mostraron claramente lo que analistas y especuladores interesados de Wall Street intentan ocultar para prolongar la fiesta "cortoplacista" de las acciones financieras: La economía ya está ingresando a la recesión global de la mano de las dos primeras potencias: EEUU y Europa.

Tanto la Reserva Federal de EEUU como el Banco Central Europeo han alertado que las economías de Europa y de Estados Unidos pararon de crecer, y la desaceleración se acentúa de la mano de la baja del consumo y la suba de los alimentos y la energía.

El Titanic

En el medio de este marco, los mercados del dinero bailan su fiesta cortoplacista en la cubierta del Titanic.

Este lunes, se repitió la dinámica compulsiva: Ante el anuncio del "rescate" de los dos gigantes hipotecarios en crisis por parte del Tesoro de EEUU, los mercados a nivel global estallaron en una "euforia ganancial" que terminó en 24 horas.

Este martes, señala la información internacional, los mercados amanecieron "cautos y planos" con tendencia a la caída, mientras los medios especializados señalan que las medidas del gobierno federal USA no alcanzan para detener las causas de fondo de la crisis hipotecaria-financiera estadounidense.

"Las bolsas asiáticas vuelven a vestirse de rojo. Las fuertes subidas registradas el lunes provocadas por el rescate hipotecario en Estados Unidos han dado paso hoy de nuevo a la recogida de beneficios (venta de acciones), ante la persistente preocupación por la desaceleración económica a nivel mundial", dice Cotizalia de España este martes.

Apunta The Wall Street Journal en la misma senda: "Muchos inversionistas aplaudieron la decisión del gobierno estadounidense de rescatar a los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac y algunos incluso predijeron un auge del mercado bursátil, al menos a corto plazo. Los analistas, sin embargo, cuestionaron si la medida es nada más que una cura temporal para los males que aquejan a la economía y los mercados financieros".

Según el más poderoso banco de inversión (léase de especulación) Goldman Sach: "La mitad del mundo ya está en recesión o entrará en ella en los próximos meses".

EEUU, Japón, las quince naciones de la zona euro y Reino Unido, países que en conjunto representan más de la mitad de la economía mundial están "o en una recesión o enfrentan significativos riesgos de entrar en recesión en los próximos meses”, señaló el lunes el economista de Goldman Sachs, Binit Patel, en un reporte a sus clientes.

La crisis inmobiliaria -según el banco insignia de la especulación en Wall Street- ya ha provocado pérdidas y amortizaciones para los bancos en todo el mundo, por hasta US$ 500 mil millones.

Todas las principales economías mundiales están cayendo a medida que los crecientes costos de préstamo se unen a los precios récord de las materias primas para frenar el crecimiento económico, señala Goldman Sach.

Par el banco, la economía estadounidense se encuentra al borde de una recesión y Francia, Alemania y Japón sufrieron una contracción durante el segundo trimestre de este año.

Economistas del banco suizo UBS, por su parte, encabezados por el experto Larry Hatheway, esta semana recortaron sus pronósticos para el crecimiento global para el próximo año a 2,9% desde el 3,1% pronosticado previamente.

Con esta calificación, la proyección cada vez se acerca más al 2,5%, lo que se considera una recesión mundial.

Por su lado, especialistas del banco de especulación JPMorgan prevén que la estimación de 1% de expansión para este trimestre será la más lenta desde mediados de 2001.

"La economía realmente ha mostrado una señal tras otra de debilitamiento",señaló para la agencia Bloomberg el economista de la Universidad de Harvard, Martin Feldstein. “Estoy mucho más pesimista que hace un año respecto del panorama”, añadió.

De acuerdo con la visión de The Wall Street Journal, lo que "más preocupa a los inversionistas" es que los problemas económicos de EEUU ya se han contagiado a Europa, Japón y el mundo en desarrollo. Incluso después del rescate, es probable que el deslizamiento hacia un bajón económico global continúe, con recesiones en algunos de los grandes países europeos y, posiblemente, EEUU".

Un temor de los inversionistas -señala el Journal- es que el multimillonario costo del rescate incremente la deuda fiscal, lo que podría elevar el rendimiento de los bonos del Tesoro y, a su vez, aumentar las tasas de interés del mercado.

A su vez -continúa- el alza de las tasas dificulta el financiamiento tanto para las empresas como para las personas, golpeando el crecimiento económico y el precio de las acciones. El rendimiento de los bonos también afecta a las tasas hipotecarias, lo que implica que un mayor rendimiento podría anular algunas de las ventajas del rescate para los compradores de casas.

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda de España, Pedro Solbes, aseguró este martes que existe "posibilidad y riesgo" de que la económica española entre en recesión.

Según The Wall Street Journal, la economía global, que hasta hace poco "seguía creciendo pese al debilitamiento de Estados Unidos, acaba de exhibir los más recientes signos de enfriamiento y recesión en puerta".

En la mitad de agosto, la oficina de estadísticas de la Unión Europea confirmó los negativos pronósticos del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, admitiendo que los 15 países de la zona euro decrecieron un 0,2% respecto a los tres primeros meses del año.

Se trata de la primera caída en los 15 países que usan el euro desde inicios de los años 90, que impacta su vez en el derrumbe del euro frente al dólar que se ha incrementado este martes.

El martes de la semana pasada, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) también revisó a la baja su pronóstico de crecimiento para la Eurozona, a un 1,3% en 2008, contra un 1,7% en su anterior estimación.

De esta manera, y según reflejan los índices macroeconómicos del FMI, cuatro de las cinco mayores economías del mundo, incluyendo EEUU, la zona euro, el Reino Unido y Japón, están por entrar en recesión.

El Departamento del Trabajo de EEUU, por su parte, acaba de anunciar que la inflación alcanzó su nivel más alto en 17 años, al acumular un alza de 5,6% en los últimos 12 meses.

El porcentaje de hipotecas en proceso de ejecución (en quiebra) en EEUU alcanzó un nuevo récord en el segundo trimestre del año y ya más del 9% de los hogares con un préstamo de ese tipo no consigue pagar puntualmente sus mensualidades.

La Asociación de Banca Hipotecaria (MBA, por sus siglas en inglés) informó de que el 2,75% de las viviendas de los EEUU hipotecadas se encuentra ya en alguna fase del proceso de ejecución, frente al 2,47% del primer trimestre y al 1,4% de hace un año.

Por su parte, U.S. Federal Deposit Insurance Corp. dijo que su lista de bancos en problemas aumentó 30% en el segundo trimestre al mayor total en cinco años. La lista tenía 117 bancos "en problemas" hasta el 30 de junio, frente a 90 en el primer trimestre.

Es la más alta cifra desde mediados del 2003, afirmó el organismo en su informe trimestral publicado en agosto, en Washington.

Los bancos de crédito asegurados por FDIC, como se conoce a la institución, informaron de un ingreso neto de US$ 4.960 millones, comparado con una cifra de US$ 36.800 millones en el mismo trimestre hace un año.

"Francamente, los resultados fueron bastante desalentadores, y no vemos un retorno a los altos niveles de ganancias de años previos en el corto plazo", dijo en una conferencia de prensa la presidenta de FDIC, Sheila Bair.

Los mayores bancos y casas de bolsa USA, por su lado, han anunciado depreciaciones de activos y pérdidas crediticias por valor de más de US$ $500,000 millones desde el 2007 vinculadas a declinaciones de los títulos respaldados por hipotecas.

En suma, y para el que quiera verificarlos, la lista en "rojo" de los números macroeconómicos de las primeras economías capitalistas a escala mundial, EEUU y la UE (juntas suman más del 40% del PBI mundial), es interminable y se actualiza a diario.

A esta debacle matemática del capitalismo expresada en números, se suma la economía china, la tercera en importancia en la escala de producción mundial capitalista.

China, no obstante que descendieran temporariamente los precios de las materias primas y el petróleo, se encuentra en un proceso inflacionario récord.

Durante lo que va del año el precio de la comida se incrementó el 23,3%, arrastrado una vez más por la carne de cerdo, que se encareció el 63,4%, y las verduras, cuyo precio subió un 46%, respecto a 2007.

Cabe recordar que los PBI juntos de EEUU, la Unión Europea y China alcanzan el 50% del PBI mundial.

Pero hay otro dato que convierte a sus economías en el eje de un Apocalipsis económico global: EEUU, la Unión Europea y China, son los mayores compradores de petróleo y materias primas del mundo.

Si contraen su demanda por efecto de la inflación-recesión, se derrumban las economías de los países exportadores de commodities a escala global. Es decir, se desploma el sistema, por el centro y por la periferia.

La crisis, como fue planteada hasta ahora, viró de lo "financiero" hacia lo "económico-.financiero": Tuvo un epicentro en la crisis hipotecaria de EEUU, se expandió a los mercados financieros globales (subdesarrollados y desarrollados), y ahora ya toca variables estructurales de la "economía real" a escala global por medio del proceso desatado por el cóctel suba del petróleo + suba de alimentos = proceso inflacionario, que ya padecen las economías centrales del sistema capitalista: EEUU, Unión Europea y China.

En este contexto, los mercados del dinero especulativo siguen bailando en el Titanic.

Por Manuel Freytas

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES