Mientras la crisis pulveriza a Wall Street, los gigantes bancarios se engullen entre sí

Oct 02 2008 @ 12:05am
Por: Felipe IV
Publicado en: Crisis financiera


Mientras los bancos centrales de EEUU y de Europa buscan salidas de "emergencia" para el colapso del sistema financiero, que también ya comienza a castigar con dureza la zona del euro, los gigantes quebrados son absorbidos (engullidos) por otros gigantes más superconcentrados que los compran con garantías y créditos del Estado.

Mientras Wall Street y las bolsas mundiales se derrumbaban, en una operatoria autorizada y con aval del Sistema de la Reserva Federal, este lunes, el conglomerado Citigroup compró las operaciones del banco Wachovia , otro de los gigantes en problemas a raíz de la crisis financiera global.

Citigroup asumirá hasta US$ 42.000 millones en pérdidas en un fondo de préstamos por US$312.000 millones en manos de Wachovia. Por medio de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC), el Sistema federal absorberá el resto de las pérdidas y, en compensación, tomará una participación en Citigroup.

De la misma manera, la Corporación Federal de Seguro de Depósitos, FDIC, autorizó a tomar el control de Washington Mutual e inmediatamente vender las operaciones bancarias a JPMorgan Chase por 1.900 millones de dólares.

Mediante operaciones llamadas de "mercado abierto", la Reserva Federal autoriza a los bancos privados a intervenir en operaciones financieras en el área de las decisiones estatales.

El banco JP Morgan Chase (uno de los grandes ganadores de la crisis), por ejemplo, fue autorizado para el rescate del gigante Bear Stearns, intervino en la "liquidación" del gigante Lehman Brothers, y actuó en el "rescate" (compra) de Washington Mutual (WaMu), la mayor caja de ahorro de EEUU con más de US$ 140.000 millones.

Wachovia, el mayor emisor de opciones ARM (hipotecas de tipo de interés ajustable) de Estados Unidos, se veía contagiado por el ambiente pesimista que reinaba en Wall Street, a raíz de la venta forzada de Washington Mutual a JPMorgan Chase por 1.900 millones de dólares.

Tras hundirse en la Bolsa y perder miles de millones, Wachovia llevaba varios días negociando con otros bancos su adquisición. El Citigroup asumirá así una cartera de créditos de alto riesgo de Wachovia por un total de US$ 312.000 millones, en tanto que la FDIC absorberá otras pérdidas a cambio de acciones preferentes de Citigroup por 12.000 millones de dólares.

Citigroup Inc. accedió a comprar las operaciones de banca de Wachovia Corp. en otro acuerdo "orquestado" por el gobierno estadounidense, esta vez por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC) y en el que esta agencia podría asumir pérdidas ligadas a préstamos.

Bajo el acuerdo, Citigroup pagará US$2.160 millones en acciones y asumirá deudas por cerca de US$53.000 millones. Wachovia se mantendrá como una empresa "independiente" en bolsa, conservando su división de corretaje y gestión de fondos.

La Reserva Federal y el Departamento del Tesoro también participaron en el proceso, impulsando a las firmas más fuertes para que compren activos de firmas débiles.

En un comunicado por separado, el presidente de la Fed Ben Bernanke dijo que recibe con beneplácito el rescate de Wachovia y apoya las acciones de la FDIC. Agregó que las medidas de la FDIC muestran que el gobierno está comprometido con la estabilidad financiera.

"En general, el sistema bancario comercial de EE.UU. se mantiene bien capitalizado", dijo Bernanke, "la decisión tomada fue hecha bajo circunstancias extraordinarias con muchas consultas entre los reguladores y el Tesoro".

Para Citigroup, esta es una rápida transformación de uno de los mayores perdedores en Wall Street a un "pilar de fortaleza", el término que los ejecutivos comenzaron a usar para llamar a la compañía.

A lo largo del último año, Citigroup ha acumulado más de US$40.000 millones en rebajas contables y otras pérdidas generadas por el colapso hipotecario, la compañía fue líder en la creación y marketing de algunos de los valores exóticos que están en el corazón de la contracción crediticia.

En tanto, el gran banco regional National City, que se cuenta entre los diez primeros establecimientos bancarios estadounidenses, bajó su cotización en 63 por ciento en la jornada del lunes, y el mercado especulaba que podría ser el próximo en quebrar, tras Washington Mutual y Wachovia.

Por otra aprte, el grupo japonés Mitsubishi UFJ se convirtió en el accionista mayoritario del Morgan Stanley al comprar por 9000 millones de dólares un 21 por ciento de la entidad, gravemente afectada por la crisis financiera.

La operación se concretará en dos tramos: Mitsubishi adquirirá un 9,9 por ciento de los títulos de Morgan Stanley a 25,25 dólares por acción e invertirá otros 6000 millones de dólares en acciones preferenciales con un dividendo de un 10 por ciento.

Morgan Stanley y Goldman Sachs eran los dos últimos de los bancos de inversión independientes que habían logrado sobrevivir a la crisis, aunque ambos se convirtieron a la banca comercial.

En Europa, los gobiernos de Bélgica, Holanda y Luxemburgo se unieron para "salvar" al quebrado grupo financiero Fortis, con 11.200 millones de euros (US$ 16.300 millones), según informó el domingo el primer ministro belga, Yves Leterme.

“Estamos satisfechos con la acción acordada por los gobiernos del Benelux”, añadió el director del banco, Filip Dierckx, desde Bruselas.

“Hemos resuelto el problema de liquidez” y el aumento de capital recuperará la confianza de los clientes. Dierckx confirmó que Fortis también venderá la participación en el banco ABN Amro que había adquirido el año pasado. El directivo no especificó un calendario para llevar a cabo la operación.

El Estado belga anunció también que está preparado para realizar una acción de "salvataje" en favor de la entidad financiera inmobiliaria Dexia. La inyección de fondos ascendería a los US$ 7000 millones.

Por su parte, En Londres, el quebrado banco de inversiones Lehman Brothers vendió su sección de administración de fondos Neuberger Berman por casi US$ 2200 millones a los inversores financieros de EEUU Bain Capital y Hellman & Friedman. Desde Londres, el gobierno informó que el banco hipotecario Bradford & Bingley (B&B) será nacionalizado y su división de ahorros y depósitos será vendida al gigante español Santander.

De acuerdo con las cifras proporcionadas por el gobierno británico y confirmadas por el Santander, la entidad comprará la división de ahorros y depósitos de B&B y sus filiales por unos 612 millones de libras (US$1.100 millones) a través de su banco británico, Abbey National, que ya había sido comprado por el banco español en 2004.

El acuerdo se concretó tras un fin de semana de negociaciones que contaron con la participación activa del primer ministro, Gordon Brown. “Haremos lo necesario para garantizar la estabilidad del sistema financiero tras la nacionalización del banco Bradford & Bingley”, consignó el premier.

El gobierno alemán por su parte, salió a "entregar" a un consorcio de bancos privados a una de sus principales entidades bancarias, el hipotecario Hypo Real Estate (HRE), con un crédito de hasta 35.000 millones de euros (US$ 50.000 millones).

La semana pasada el gobierno y el ente de supervisión financiera BaFin habían asegurado que el sistema bancario alemán era "robusto".

Por otra parte, el banco Glitnir, tercero por su volumen de depósitos en Islandia, pasó ayer al control del Estado, que se hizo cargo del 75 por ciento de sus acciones por un valor de 4000 millones de coronas (US$ 877 millones), según informó el Banco Central islandés en Reykjavik.

Los detractores del actual sistema dicen que los rescates del fin de semana ofrecen pocas pruebas de que las crisis futuras puedan ser resueltas rápidamente.

"Bajo las circunstancias, (la intervención en Fortis) salió bien", dijo Wim Fonteyne, economista para Europa del Fondo Monetario Internacional. "Pero nadie debería tener mucha tranquilidad para otros casos. No es fácilmente transferible a otros bancos".

Bélgica, Holanda y Luxemburgo tienen lazos históricos y políticos cercanos, además Bélgica y Holanda ya tienen un acuerdo bilateral que esboza cómo podrían reaccionar si un banco trans- fronterizo colapsa.

La UE alienta ese tipo de acuerdos, en un reconocimiento de que la expansión de los bancos europeos más allá de sus fronteras implica que algunos no sólo se han vuelto demasiado grandes para ser salvados sino demasiado grandes para dejarlos caer.

Fuente: IAR Noticias

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES