Obamanomia

Nov 15 2008 @ 12:34am
Por: Juan Carlos .
Publicado en: Finanzas personales
El presidente electo Barack Obama parace tener un traajo difícil en sus manos en cuanto a la situación económica se refiere. Caída en los precios de las acciones y los bienes raíces, caída del consumo e incremento del desempleo son algunos de los desafíos que Obama tendrá que resolver tan pronto como llegue a la silla presidencial. Tenemos que ver si Obama necesita quitarle a Paul para pagarle a Peter o si puede conjurar políticas que pongan a todos felices. El plan pre-victoria de Obama proponía grandes recortes impositivos para aquellos que ganaran menos, y al mismo tiempo incrementar impuestos en promedio, a $700,000 para el 0.1% de los que ganan más.



Esto se oponía bastante a la oferta de McCain de un recorte de $269,364, para el 0.1% de los más ricos del país. Es bastante fácil ver por qué la propuesta de Obama le haría ganar más votos ya que los beneficiarios erán más en número que los del plan de McCain.

Pero, no son las mejores noticias las que le esperan a Obama mientras llega el día de tomar el poder. Según los datos al 7 de Noviembre, el desempleo alcanzó su máximo histórico de 6.5% en Octubre, mientras que el empleo no-rural llegó a 240,000 comparado con Septiembre. Las pérdias de puestos laborales se propagaron por todos los sectores económicos alcanzando los 50,000 en construcción, 90000 en la industria, 38000 en ventas minoristas y 15000 en el sector salud. Con tales pérdidas de empleos masivos, esto solo agrega más a la gravedad de la situación. Las pérdidas de empleos indican que el ciudadano promedio esta perdiendo poder de compra. Eso es una pésima noticia para una economía que ya está sufriendo una enorme pérdida de poder de compra.



Tal parece que el paquete de estímulo de $700 mil millones esta teniendo algún efecto cuando el LIBOR a tres meses cayó de 4.82% en Octubre a 2.29% el 7 de Noviembre, lo que indica que los bancos están dispuestos a prestarse entre sí. Sin embargo, esto no hace mucho por galvanizar el gasto de los consumidores, el cual es clave para empujar la economía lejos de la recesión. Tal parece que el gobierno se despertó ante esta realidad y esta planeando diversificar parte de este paquete de rescate para satisfacer las necesidades del público general. El gobierno ahora parece estar planeando recortes de impuestos entre los $500 por trabajador a $1,000 por familia, el cual fue parte de la Obamanomía pre-elecciones.

Unos de los desafíos principales que el nuevo presidente enfrente, incluye encontrar maneras para impulsar la economía, suavizar los mercados financieros, ayudar a los prestamistas emproblemados, impulsar los bienes y raíces, satisfacer las necesidades de la creciente población desempleada. Y obama necesitará hacer esto sin hacer inmanejable el déficit fisca o en otras palabras, llevando al contribuyente contra la pared. Con el nivel actual de gasto del gobierno incluyendo el paquete de rescate financiero, Obama heredará un déficit presupuestario de $1 trillón. En este escenario, será interesante ver cómo Obama se las arregla para balancear la necesidad de estímulo para disparar el gasto en inversión contra disparar el gasto en consumo y ver cómo Paul y Peter son afectados en el camino!