Pánico continuado: Se derrumban las bolsas y se agudiza la recesión en EEUU

Oct 16 2008 @ 11:31pm
Por: Felipe IV
Publicado en: Crisis petrolera

Colapso de los precios del crudo

Luego de 48 horas de euforia, entre lunes y martes, los mercados bursátiles han ingresado en una carrera bajista continuada que el miércoles llevó a otro derrumbe generalizado de las bolsas mundiales con Wall Street cerrando su peor descenso desde 1987.

Este jueves la onda negativa continuó con un nuevo derrumbe de las bolsas mundiales, mientras Wall Street recuperaba algunos puntos y el petróleo descendía por debajo de los US$ 70 el barril. Mientras tanto, los indicios recesivos en EEUU siguen conmoviendo al mundo con nuevos datos oficiales, y desde Europa llaman a una "refundación" del sistema capitalista



IAR Noticias

Las bolsas mundiales, con excepción de Wall Street, volvieron a derrumbarse este jueves ante las crecientes preocupaciones sobre la desaceleración económica global.

La jornada bursátil arrancó con fuertes caídas en Asia: El índice Nikkei de la bolsa de Tokio, que ayer había cerrado en alza antes de que el pesimismo volviera a inundar los mercados, perdió un 11,41%; el Kospi surcoreano, un 9,44%, y el Hang Seng de Hong Kong, un 5,11%.

En el caso del Nikkei japonés, ese recorte supuso la mayor pérdida diaria desde el crash bursátil de 1987.

El jueves fue otra jornada negra en Europa: El FTSE de Londres cayó un 5,35%; el DAX alemán, un 4,91%, y el CAC parisino, un 5,92%. El Ibex-35 cerró con una baja del 4,11% a 9.308,2 puntos.

En América Latina, México perdió 3,21%, Sao Paulo bajó 1,06% y Buenos Aires terminó en equilibrio (+0,01%)

Entretanto, la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) anunció el jueves que adelantó en tres semanas, al 24 de octubre, su reunión extraordinaria para examinar la situación del mercado petrolero a la luz de la crisis financiera mundial y los temores de recesión.

El barril, que terminó a un récord de US$ 147 en julio pasado, cayó nuevamente este jueves en Nueva York y Londres, cerrando bajo los US$ 70 por primera vez desde agosto de 2007.

Los inversores temían que las recientes medidas globales para rescatar el sistema financiero no serían suficientes para evitar la recesión.

El temor a la recesión se vio acentuado por unas cifras de ventas minoristas estadounidenses que registraron su caída más importante de tres años, un 1,2 por ciento en el mes de septiembre.

Al mismo tiempo, el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke, contribuyó al tono negativo por la advertencia de que la economía se enfrenta a una "amenaza significativa" por la paralización de los mercados crediticios.

"Poco duró la euforia de las bolsas tras el plan de rescate generalizado en los países europeos del pasado fin de semana. Ayer se acentuó la corrección del martes en todas las plazas con caídas similares a las registradas en los peores momentos de la crisis financiera", dijo Banesto (Banco Español de Crédito) en una nota a sus clientes. Mientras, los datos reflejaban una baja del euro de 0,8% hasta los 1,339 dólares.

En Wall Street, las acciones estadounidenses se hundieron el miércoles por sombríos datos económicos, que alimentaron el temor a que los esfuerzos para desbloquear los mercados de crédito no sean suficientes para evitar una recesión grave.

El promedio industrial Dow Jones cerró extraoficialmente con una baja 733,08 puntos, o un 7,87 por ciento, a 8.577,91 unidades. El índice Standard & Poor's 500 perdió 90,23 puntos, o un 9,04 por ciento, a 906,98 unidades.

El índice tecnológico compuesto Nasdaq retrocedió 150,68 puntos, o un 8,47 por ciento, a 1.628,33 unidades.

Este desplome es el peor porcentualmente en un sólo día desde octubre de 1987.

En cuanto a los precios del petróleo, el índice Brent se situaba este jueves por debajo de los US$ 70 tras bajar un 4%. El West Texas resta un 3,5% hasta los US$ 71,92 a la espera de que se conozcan hoy los inventarios semanales de crudo en EE UU.

El crudo estadounidense cerró con una baja de US$ 4,69 s, a US$ 69,85 , tras haber retrocedido hasta los US$ 68,57 dólares, el precio más bajo desde el 27 de junio de 2007.

El crudo Brent de Londres terminó con una caída de 4,48 dólares, a US$ 66,32.

"Creo que sigue siendo un tema de demanda, estamos bajando después del informe. Vimos aumentos muy grandes en la gasolina y el crudo por segunda semana consecutiva, lo que confirma que realmente la demanda está debilitada en Estados Unidos", dijo Amanda Kurzendoerfer, analista de materias primas de Summit Energy de Louisville, Kentucky.

El crudo estadounidense se ha derrumbado desde el récord de más de US$ 147 marcado en julio, y su valor ha caído en casi un tercio en tres semanas, el declive más pronunciado desde que comenzó a negociarse en 1983.

Se agudizan los indicios recesivos en EEUU

Mientras tanto, aumentan los indicios de que EEUU sufrirá una recesión mucho más cruda que las de 2001 y 1990-91. Los despidos, que comenzaron a principios de año, se empezaron a acelerar el mes pasado, incluso antes de que azotara la crisis financiera.

El Departamento de Comercio anunció que las ventas minoristas bajaron 1,2% el mes pasado, un declive mucho más pronunciado que en julio y agosto.

Las cifras confirman que la economía real de EEUU ya se estaba debilitando antes de que la crisis de los mercados entrara en una fase crítica.

El consumo, que representa más del 70% de la economía estadounidense, probablemente registrará caídas sin precedentes en el tercer y cuarto trimestre.

Muchos economistas revisaron a la baja sus estimaciones. La consultora Macroeconomic Advisers redujo su estimación y proyecta un descenso de 0,3% en el PIB durante el tercer trimestre.

"El consumidor estadounidense está en serios aprietos. El crecimiento de los salarios se evapora, el crédito es escaso o no se consigue, los precios de las viviendas siguen cayendo... y los costos de los alimentos y la energía se quedan con una importante porción de sus presupuestos", dice Joshua Shapiro, economista jefe de la firma de consultoría MFR Inc.

Los problemas de EEUU están afectando a la economía mundial, cuyas débiles perspectivas han hecho caer los precios de las materias primas. El crudo, sin ir más lejos, perdió el miércoles un 5,1% en Nueva York para quedar en US$74,54 el barril, su cierre más bajo en lo que va del año. Este jueves ya cotiza por debajo de los US$ 70.

Mientras tanto, los persistentes problemas en los mercados crediticios probablemente golpearán con fuerza a los bancos en los próximos meses.

J.P. Morgan Chase & Co. y Wells Fargo & Co., dos de los bancos más saludables del país, dijeron el miércoles que sus operaciones de banca de consumo experimentarán un deterioro que podría durar meses.

J.P. Morgan, que es uno de los principales emisores de tarjetas de crédito, informó que los préstamos que tuvo que pasar a pérdida equivalieron a un 5% de su cartera de tarjetas de crédito, comparado con el 3,64% del tercer trimestre de 2007. El banco prevé que la cifra crezca a 6% para inicios del año entrante y a 7% para finales de 2009.

Si no estas suscrito a Cherada.com, registrate hoy (es gratis) para recibir boletines diarios, conteniendo informacion actualizada de las tematicas del momento. Protegemos tu privacidad y puedes desinscribirte en cualquier momento. Registrate en: http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=cherada&loc=es_ES