[postpic=center]120012[/postpic]

El Congreso de Bolivia aprobó la madrugada de este martes la convocatoria a elecciones generales para el 6 de diciembre de este año, que abre las puertas a una posible reelección del presidente Evo Morales.

Inmediatamente después de la decisión legislativa, Morales levantó la huelga de hambre que inició el jueves de la semana pasada.

Al suspender la medida, el mandatario agradeció y felicitó a las organizaciones sociales que acataron el ayuno porque, según él, contribuyeron a “garantizar este proceso revolucionario”.

La aprobación de la ley electoral puso fin a una fuerte disputa entre oficialistas y opositores, que el último fin de semana elevó la tensión política del país.

Tras lograr el consenso, el vicepresidente y presidente del Congreso, Álvaro García Linera, dijo: “La ley nos ha costado mucho producir, una ley producida por todos, a la boliviana, acostumbrados a construir conflictivamente los consensos”.

Ahora la norma pasa a manos del presidente Morales, quien debe promulgarla y se prevé que lo haga ante una concentración popular en la Plaza Murillo.

[goodbye]apocalipsis[/goodbye]