Select Page

Consejos para Superar la Cuesta de Enero

Consejos para Superar la Cuesta de Enero

No creas que sólo te sucede a ti: han pasado las fiestas de Fin de año, la Navidad, el momento de los Reyes Magos, las ofertas posteriores a estas fechas… y así estamos, transitando enero con un presupuesto verdaderamente ajustado. Pensar en recurrir a los anticipos de sueldo comienza a ser recurrente con el devenir de los días.

Pero nos asaltan las dudas y nos auto invadimos de preguntas: ¿es buena idea pensar en los anticipos? ¿Solicitar uno o más anticipos es la solución? ¿Qué pasará al mes siguiente? ¿No entraré en un círculo de anticipos del cual será muy difícil salir después?

Te invito a pensar juntos acerca de este tema y ver si podemos arribar a algunas conclusiones que sean útiles para tomar decisiones.

Si te encuentras en una situación financiera algo ajustada, pero tienes un empleo, una de las opciones de desahogo para superar el momento (lo que se suele llamar la cuesta de enero) puedes tener la opción de obtener uno o más anticipos, sobre el pago futuro.

Una de las clarísimas ventajas que tiene esta opción, frente a –por ejemplo- solicitar un crédito o utilizar demasiado tu tarjeta de crédito, es el hecho de que con esta acción no generas ningún tipo de coste adicional por intereses o por demora en los pagos. En los hechos pedir anticipos es como pedirle un préstamo a tu “yo” del futuro, y está claro que tú no te cobrarás a ti mismo ningún tipo de comisión o interés sobre saldo.

Pero, sin embargo, esta solución a primera vista tan ventajosa, tiene algunos escollos que habrás de contemplar y superar. El primero de ellos, es que tendrás que preguntarle a tu jefe y adoptar en esa gestión, el enfoque correcto para que sea exitosa.

La primera recomendación, es que te tomes tu tiempo, órdenes y reúnas tus pensamientos de tal modo de aumentar las probabilidades de obtener el “si” que tanto estás necesitando y esos anticipos lleguen a ti en tiempo y forma.

A este primer consejo, vamos a sumar las siguientes consideraciones:

  • Elegir un buen momento para acercarse a tu jefe por el tema de los Identifica un momento en que tu jefe esté tranquilo y relajado, con disposición para escuchar y considerar tu planteo. Cuanto más “feliz” esté, más probable será que manifieste buena disposición a conceder los anticipos.
  • Espera a un día o momento en que las ventas de la empresa o negocio estén en un punto alto, si es posible. Tu jefe puede estar más dispuesto a dar anticipos a ti o a cualquiera de sus empleados, si se han estado registrando ganancias adicionales. A menos que sea absolutamente necesario, no solicites anticipos cuando las ventas estén bajas.
  • Haz esta gestión cuando estén solos. No lo abordes en un pasillo: solicita una reunión para asegurarte de que esto suceda. La idea es no hacerle sentir presionado o expuesto públicamente.
  • Muéstrate abierto y flexible, por ejemplo, planteando que estarías dispuesto a considerar planes de pago, o a devolver los anticipos antes de su próximo día de pago, si fuera posible.

Por último, cuando vas por anticipos a tu jefe es muy importante que expliques con cuidado y con calma (por supuesto planteando la verdad) las razones por las cuales lo haces. Es importante que proyectes una imagen seria y comprometida, y no la de alguien que pediría una y otra vez anticipos a partir de ahora. Cualquier jefe encenderá una señal de alerta ante esa sospecha y lo más probable es que no te conceda la petición.

 

Planes de Posicionamiento disponibles en Cherada.net

Loading...

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.