Descubrimiento de los Mapas que cambian la Historia

Mucho se ha dicho y escrito sobre el posible conocimiento de América antes de los viajes de Cristóbal Colón.

por Enrique Garcia Barthe

En la historia oficial, a pesar de que los eruditos afirman tener una posición de apertura y de que no se oponen a tal posibilidad, sistemáticamente niegan las evidencias de que esto pueda haber sucedido. Y con argumentos tan poco científicos como: “no puede ser”, “no hay pruebas”, “es falso “, “es poco creíble”. “no hay antecedentes que lo confirmen”, “no había desarrollo ni conocimientos para ello”, etc., etc.

Pero a pesar de estas posturas anti-científicas ya que estos argumentos se esgrimen pero no se prueban, existen investigadores que han podido acumular y presentar evidencias y pruebas de lo que podemos llamar “Globalización Prehistórica”.

Después de mi descubrimiento de la existencia de piedras talladas con escrituras semíticas, de presumible origen cananeo, en la Patagonia Argentina, me puse a investigar la posibilidad de antiguas navegaciones transoceánicas. Había llegado el momento de aplicar los conocimientos que había adquirido durante mi desempeño como dibujante cartógrafo años atrás, en el Servicio de Hidrografía Naval de la Armada Argentina, aplicándolos a la investigación de antiguos mapas. Empresa no muy prometedora en sus resultados, teniendo en cuenta que las copias de los antiguos mapas no son fáciles de conseguir, pude comprobarlo después de un largo e inútil peregrinaje por las bibliotecas y mapotecas en búsqueda de este material.

Y aunque pensaba que ya todo lo referente a los mapas antiguos había sido estudiado y exprimido, necesitaba encontrar un dato, una pista, un indicio que me sirviera para explicar una posible antigua navegación.

Antes de adentrarnos en el tema, quiero advertir al lector que debido a la variedad de formas encontradas en diferentes autores para expresar muchos de los nombres, que se encontraran a continuación, he tomado arbitrariamente una de esas formas, ya que no existe una forma mas correcta que otra, mal que les pese a algunos lingüistas que puedan creer estar en posesión de la verdad.

El Profesor Paul Gallez demuestra, inequívocamente, que la extensión continental de China hacia el sur en los mapas antiguos como en los Ptolomeos de Hamer (Martellus), corresponde a Sudamérica, identificando costas, ríos, montañas, y realizando una red de distorsión.

Otro investigador el Dr. Dyck Edgar Ibarra Grasso descubre que el Sinus Magnus o Megas Kolpios (Gran Golfo) que aparecía al oriente de los mapas antiguos no era otra cosa que el Océano Pacífico. Teníamos así a Sudamérica llamada entonces Indias Orientales o Indias Meridionales

[postpic=center]108729[/postpic]

Ríos de América en el mapa de Enricus Martellus de 1489 – en mapas publicados por Paul Gallez

1 – RÍO ORINOCO 2 – RÍO AMAZONAS 3 – RÍO TOCANTINS 4 – RÍO SAN FRANCISCO

5 -RÍO PARANÁ 6 – RÍO PARAGUAY 7 – RÍO NEGRO 8 – RÍO COLORADO 9 – RÍO CANANEA

Estos descubrimientos me llevaron a pensar que quienes hubieren hecho semejante trabajo cartográfico de Sudamérica, en los mapas antiguos, no podían dejar de conocer la existencia del centro y norte de América. Se hacia evidente que si la extensión de China hacia el sur era Sudamérica, el continente Americano había sido recorrido y era entonces conocido, como podía ser posible que no conocieran Norteamérica, ¿pero si la conocían, dónde estaba?. La respuesta es, que se había realizado un corrimiento del continente Americano, en los mapas.

En el caso de Sudamérica su corrimiento caería en el océano, por lo que no era problema representarla sobre el. No sucedía lo mismo con Norteamérica debido a que la misma debido al corrimiento del continente se encimaba con Asia, debiendo optar por representar una u otra o mezclarlas. Pero en este caso los geógrafos encontraron otra solución.

Fueron tres los mapas precolombinos publicados por el Prof. Gallez que llamaron mi atención. Son estos mapas precolombinos:

1440 – Nova cosmographía per totum circulum – Plancha Ngrados X III Dana Benett Durand.

1448 – Mapamundi de Andreas Walsperger – Plancha Ngrados X V Dana Benett Durand.

1470 – Mapa de la Stiftsbibliothek de Zeitz – Plancha Ngrados XVI – Dana Benett Durand.

[postpic=center]108730[/postpic]

Hablaré de mi descubrimiento de la existencia de América en mapas precolombinos conocidos, lo que no debe confundirse con el descubrimiento de mapas, de origen desconocido.

Tomando como ejemplo el mapa Per Totum Circulum de 1440, reconstruido por Dana Benett Durand que es el que más toponimia contiene, salvo alguna ocasión de alguna referencia individual, nombrándolos por sus fechas. Ya que tratarlos uno por uno, no valdría la pena ya que carecen de diferencias fundamentales y se sería muy extenso y posiblemente confuso.

Estos mapas circulares son identificados como de origen árabe. Pero cabe la pregunta: ¿De quienes los heredaron estos?. El hecho de que los mismos estén centrados en Jerusalén y deban ser leídos colocándolos al revés o sea con el norte abajo, nos da un indicio de su antigüedad y origen en medio oriente.

En dos de estos mapas encontramos la leyenda que han sido realizados en 180grados según “manda” la geografía de Ptolomeo, en esta expresión “manda” encontramos la tragedia de Galileo, lo que es obligatorio aceptar, de lo que no se debe dudar ni cambiar. Es importante aclarar que los Ptolomeo de la época, como el Donnus Nikolaus Germanus de 1474 tenían claramente 180grados. Pero no es cierto ni exacto que la tierra fuera considerada plana para los geógrafos anteriores al siglo XVI.

La necesidad de poner esta aclaración en épocas de la inquisición “según manda Ptolomeo” demuestra que no están convencidos de lo que hacen, pero que están obligados a seguir las ideas oscurantistas romanas del geógrafo Claudio Ptolomeo que todavía se encontraban vigentes, y que se apartan y barren con la ciencia Griega de Pitágoras, Demócrito, Hiparco, Eratóstenes, Aristarco, y muchos otros.

Aunque Ptolomeo escribe sus obras en Griego y no en Latín, es evidente que fue educado por la “Escuela Oscurantista Romana” ya que a pesar de que los nombra, pareciera desconocer quienes son, Alejandro Magno, Diógenes, Dioscorus, Flaccus, Philemón, Theophilus u otros, llamándolos “Un tal ….”

Redondo no aclara la diferencia entre circulo y esfera. La esfera es un cuerpo de tres dimensiones que llevado al plano de dos dimensiones carece de perspectiva que la pueda identificar y solo se la puede representar como un círculo, en el caso de estos mapas no es la representación de un plano dentro de un círculo sino de una media esfera.

Los círculos que rodean al centro del mapa y las líneas que los cruzan corresponden a paralelos (círculos) y meridianos (líneas), del tipo de una proyección polar, pero no centrada en el polo, sino centrada en Jerusalén, los círculos a 30grados, 60grados, y 90grados, indican la curvatura de la tierra, el de 90grados que bordea el mapa indica el radio de la media esfera y como dos radios de 90grados forman un diámetro de 180grados como manda Ptolomeo.

Esto aclara en estos mapas la forma de la media esfera o sea 180grados. Quedando esto confirmado además por la indicación de los polos y las tierras que se pierden en el horizonte circular evidenciando el origen esférico de los mismos, comprobando la existencia de globos terrestres en la antigüedad.

Es sabido el conocimiento de esfericidad de la tierra desde la antigüedad. Ya Eratóstenes en el siglo III antes de Cristo realiza una medición bastante aproximada de su contorno, y la estatua griega de Atlas con el mundo esférico sobre sus hombros, no solo demuestra el conocimiento de la esfericidad de la tierra, sino que demuestra que bien pudieron plasmar sobre una esfera ya sea tallándola o dibujándola, su mundo conocido y agregar luego los lugares que los marinos fueran agregando como producto de sus viajes. Bastaría entonces que cualquier artista se pusiera sentado frente a cualquier punto de la esfera y copiaría lo que viera, sobre un plano, con la distorsión que produce la curvatura, más las imprecisiones y deformaciones propias de los mapas antiguos

Nadie puede poner en duda que las culturas de la época estaban perfectamente capacitadas técnica y artísticamente para lograr todo esto, lo que descartaría la hipótesis tan difundida por algunos autores, de la participación de extraterrestres con proyecciones tomadas desde el espacio.

Para confirmar lo dicho basta con mirar un globo terráqueo actual, con Jerusalén como centro, para ver como coincide el tipo de proyección desarrollado en estos mapas, para darse cuenta de los conocimientos de la tierra, que se tenía en la antigüedad, para poder realizar estos mapas, donde tuvieron que correr o encimar los dos hemisferios terrestres, para lograr los 180grados que la época demandaba. Mirando la proyección con la vertical en Jerusalén de la tierra actual vemos que tanto Australia como América no aparecen por que se encuentran al otro lado de la esfera terrestre y son exactamente las tierras que aparecen corridas y encimadas en la proyección antigua, para lograr los 180grados

[postpic=center]108731[/postpic]

Es posible que Ptolomeo no solo corrigió a Marino de Tiro achicándolo sino que halla sido el primero en ubicar los polos en el eje con el sentido de giro de la tierra en concordancia con el uso horario, como lo vemos en las diferentes reconstrucciones de su mapa que parten de un extremo al oeste de África en las Islas Afortunadas con el meridiano Ngrados 0grados hasta el otro extremo en Catigara con los 180grados,como puntos fijos para cualquier mapa. Por lo que se puede presumir que la modalidad de centrar los mapas en Jerusalén o cualquier otro lado, es anterior a Ptolomeo, y que aunque algunos geógrafos continuaron usándola terminó por desaparecer.

Los mapas de Hiparco Eratóstenes, Marino de Tiro, Estrabón, Pomponio Mela etc., es muy posible que se correspondan con este tipo de proyección centrada en Jerusalén, donde muestran al igual que estos mapas del siglo XV copiados por los monjes germanos un Mar Caspio aparentemente desviado hacia el norte y con salida oceánica. Debido a que no se ha podido encontrar y no se conocen los mapas de estos autores antiguos, puede que las reconstrucciones de los mismos se hallan realizado equivocadamente con un criterio que es posterior, impuesto por Ptolomeo.

Imagino el problema de los geógrafos para meter los 360grados de la esfera en los 180grados de la media esfera representada en él círculo. En estos mapas aparece la solución adoptada. Girando y corriendo la semiesfera (hemisferio) no visible en esta proyección con centro en Jerusalén y encimándolo sobre el otro Corriendo América aproximadamente 130grados, y encimando América del Norte en Asia, como en la reconstrucción del mapa de Zeitz de1470 realizada con un mapa actual.

En esta demostración animada de cómo se realizaban los corrimientos, con el mapa de la Stiftsbibliothek de Zeitz de 1470, podemos ver como se vuelve a separar América de Asia. Como Australia pasa del Atlántico al Indico tomando su verdadero lugar, y Nueva Guinea Papua que aparece como una gran península, se separa de Sudamérica y se convierte nuevamente en una isla.

[postpic=center]108732[/postpic]

Estos corrimientos que complican la interpretación de estos mapas, se demuestran fácilmente por que la Laguna Meótica, a la que se puede la identificar perfectamente en el Mar Negro pero sin nombre, se repite más al norte como “See Meotiden” y junto con la región de Tanais (Río Don) “Tanaiberg” se encuentran en las tierras de Siberia proyectadas 90grados en dirección al polo norte, y se explica que es un País muy amplio en el que no hay edificaciones y que sus habitantes son nómades y bárbaros y que no fueron conquistados por Alejandro Magno ni por los Romanos “Das lant der Sachien ist gar ain weitt lant und ist nit baut und ist ain poesz volck daz sy weder Allexander noch den Romer hye unter tang wurden” esta leyenda se encuentra acompañada de una ilustración que muestra al Rey Sitia, con sus tiendas, típicas de las tribus nómades de Asia y su tan famosa y temida caballería. En otra leyenda dice “Dy leut von Scithien habent kain pleibentenstat zyehent hyn und her von keiten” que significa que los Scithias son nómades y no se quedan en un lugar sino que se mueven continuamente de un lugar a otro, que era el modo normal de vida, de los Tártaros-Mongoles.

Antiguamente se utilizaba el término Scithias para denominar a los que habitaban al este de las tribus Germánicas, hasta los confines de Siberia como Tártaros y Mongoles.

Queda así demostrado, que si Siberia se encuentra proyectada en dirección aparente al polo norte, las tierras que se encuentran en el extremo este del mapa denominadas Indias o Poriana pertenecen a las Indias Orientales que no tienen nada que ver con Siberia y que son América.

[postpic=center]108733[/postpic]

Mapa Pertotum Circulum de 1440, sector de Europa y Siberia.

Junto con el continente Americano se corrió Australia quedando ubicada al oeste de África en el Océano Atlántico como la isla de “Trivalla” 1440. En el sur de África se indica el Polo Sur como “Polus Antarticus” debe tenerse cuidado con la leyenda que se encuentra debajo ya que esta pertenece al sur de África y habla de regiones tórridas como las que allí se encuentran como el Kalahari.

Debajo de Australia aparece indicado “Mer Von Mittentag” o sea el Mar del Mediodía y luego “ist unwonhaft von grosz hiez wegen und hat nur ain insel und in dem mer seind vill grausamer merr wunder” lo que significa “es inhabitable por el gran calor solo hay una isla y en el mar hay monstruos asombrosos” seguramente se refiere al calor del desierto Australiano y a las ballenas, tiburones ballenas, tiburones blancos etc. que se pueden encontrar en sus alrededores.

Claro que no se sabe si este corrimiento fue realizado en los antiguos originales o en estas copias que hicieron los Monjes Germanos.

En estos tres mapas aparece Japón con el nombre de Isla “Dicolzy”, es Marco Polo quien nombra por primera vez una isla llamada Ciampagu y es el geógrafo Fra Mauro que en su mapa del mundo de 1459 la coloca cerca de las costas de China; se nota en el mapa que no tenía lugar para poner a Cipango a las 1500 millas en el océano de las que habla Marco Polo. Pero esto no se ajusta a lo que dice Polo de Cipango.

Si bien en dos de los mapas 1448 – 1470 no hay nombres sobre Corea, en el de 1440 Corea queda colocada como debe ser, en Asia y antes de las Indias Meridionales (América) y aparece con el nombre de “Ulkania” con sus cadenas montañosas.

Asombrosamente estos mapas nos demuestran que la Isla Continente de Australia era conocida, circunnavegada y cartografiada, siglos antes de su supuesto descubrimiento, y que esta Junto con América se corrió unos 130grados en dirección oeste , quedando de esta manera en el océano Atlántico frente a las costas occidentales de África.

Enorme isla que aparece en estos mapas pero que no podía haberse descubierto en esa región y menos cartografiado, ya que simplemente no existe en ese lugar, y solo es producto de este corrimiento de tierras que les eran desconocidas a los geógrafos de Europa, para así lograr un mapa que estuviera de acuerdo con la geografía ptolomeica de la época, que constaba de un máximo de 180grados.

[goodbye]apocalipsis[/goodbye]

 

Planes de Posicionamiento disponibles en Cherada.net

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.