Select Page

EL BESO

EL BESO

(no pierdas la costumbre)

Muchas parejas, al llegar al matrimonio
y enfrentar las rutinas de la vida
y la convivencia, se olvidan de practicar
el arte de besar.

La mayoría de las veces,
reconocemos a las parejas de novios
por ese ímpetu amoroso que los
mantiene muy cerca,
físicamente, uno del otro;
besándose constantemente,
sin apenas notar dónde y con quién están,
caminando de la mano,
en fin,
demostrando amor apasionado.

Y es que el beso es,
queridos míos,
como el termómetro de la relación.

Transmite los mensajes más sublimes,
aquellos que con palabras
no nos atrevemos a decir.

Puede expresar “te amo”, “te extraño”,
“te deseo”.

Pero

¿por qué cambia la intensidad del beso
cuando pasamos de novios a casados?

Nuestra rutina refleja nuestros hábitos.
Si dejamos los besos
fuera de nuestra vida diaria,
podríamos perder la costumbre
de hacerlo
y sería fatal para la relación.

El beso, las caricias, los abrazos,
establecen el contacto físico
entre los miembros de la pareja y
mantienen viva la pasión.

Lo cierto es que no tenemos que hacer
una demostración en la calle como
si fuéramos adolescentes,
sino darle a estas manifestaciones
de cariño, su lugar
y su momento en nuestra cotidianeidad.

El beso apasionado no debe ser sólo
la antesala de la relación sexual.
No debe ser visto como un arma erótica,
sino como una muestra de cariño y amor.

¿No ha sido el “beso” el primer gesto
de ternura que hemos recibido
al venir al mundo?

¿No has visto a una madre
comerse a “besos” a su bebé?

El lugar y la hora,
la pauta el propio deseo.
Sin planes ni protocolo:
date el lujo de besarlo
“de los pies a la cabeza” !.


 

Planes de Posicionamiento disponibles en Cherada.net

Loading...

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.