Una sencilla y elegante demostración de la extraordinaria diferencia entre un llamado “contrail” o estela de condensación (normal) formada por los aviones, y un chemtrail, o estela química formada por la fumigación vertida consciente y planificadamente sobre nosotros.

[banner=center,http://www.dinapharm.com/store/product_info.php?products_id=104]139784[/banner]

Una de las estelas, la de la derecha siempre mantiene su longitud porque el vapor de condensación se disipa en cuestión de segundos; por el contrario, la de la izquierda se hace mayor y forma una larga línea en el cielo, de la misma naturaleza que las que están un poco más arriba y se han extendido dejando la ya conocida mancha química que jamás nos recordará a una nube.

[postpic=center]120215[/postpic]

[goodbye]apocalipsis[/goodbye]

Loading...