Select Page

Los Escuadrones de la Muerte: El Horror Salvadoreño

Los Escuadrones de la Muerte: El Horror Salvadoreño

En los últimos años, los Estados Unidos se han alineado con algunas de las fuerzas más oscuras. Pero lo peor ha sido que han tolerado el terror clandestino impulsado por la poderosa oligarquía salvadoreña, que tras bambalinas dirige a la ultraderecha del país.

El ALBUQUERQUE JOURNAL, presentó un informe sobre el resultado final de un estudio exhaustivo sobre los clandestinos escuadrones de la muerte, vinculados a la actividad política abierta. Esa actividad teñida de una ideología neonazi, forma parte de la doctrina de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). Los informes del reportero-investigador, Craig Pyes, revelan un panorama convincente del papel protagónico de los sectores ultra derechistas, en la racha de asesinatos que en los últimos cuatro años han provocado la muerte de 40 mil personas, en este pequeño país centroamericano.

El reporte demuestra la forma en que el principal líder de ARENA, y ex Presidente de la Asamblea Legislativa, Roberto D’Aubuisson, estaba vinculado a los sectores clandestinos que concibieron y estructuraron esta red de terror. Su objetivo es la eliminación de la izquierda y el centro moderado en El Salvador, a fin de preparar el camino para que la ultraderecha realice la catártica toma del poder. Lo que debería ser especialmente preocupante para los norteamericanos, es el h echo que hasta hace poco, el gobierno de los Estados Unidos ha tolerado las atrocidades, mientras continúa suministrando una enorme ayuda militar. Los aspectos sobre derechos humanos de la política exterior de los Estados Unidos, han sido deliberadamente minimizados a lo largo de los últimos cuatro años. La cruel ultraderecha salvadoreña cree que este país ignorará los asesinatos masivos a cambio de neutralizar la amenaza comunista en este hemisferio.

Y hasta hace poco, nuestra política exterior centroamericana parecía estar orientada hacia esa dirección. Pero los escuadrones de la muerte, los militares y los paramilitares que tienen la responsabilidad, ya no son figuras desconocidas, sin rostro. ARENA es su “alter ego”, y D’Aubuisson, su candidato presidencial para las elecciones de marzo, es el portador de su bandera (?). El oponente principal de D’Aubuisson será el demócrata cristiano José Napoleón Duarte -si logran sobrevivir a los escuadrones de la muerte suficientes dirigentes demócratas cristianos capaces de montar una campaña política-. Si D’Aubuisson ganara y ARENA se consolidara como el legítimo gobierno de El Salvador, los Estados Unidos se verán ante una opción imposible. Continuar ayudando a El Salvador, gobernado por ARENA, implicaría apoyar a la recalcitrante ultraderecha que realizó atentados y asesinatos para lograr espacio político.

Suspender la ayuda norteamericana en caso de una victoria de ARENA, sería decirle a los cada vez más fuertes guerrilleros izquierdistas que se encuentran en las montañas, que ha llegado el momento de otra Nicaragua. El dilema lo hemos creado nosotros. Si desde hace tiempo Washington hubiera prestado atención a las señales de sus propios diplomáticos de carrera en Centroamérica -especialmente en El Salvador-, se hubiera podido evitar el meteórico ascenso de esas fuerzas sanguinarias.

Pero Washington no lo hizo, ahora tiene que correr contra el tiempo y remendar. A poco tiempo de las elecciones de marzo, los Estados Unidos deberían hacer todo lo posible para impedir la coerción, el terrorismo y el fraude por parte de la extrema izquierda y la extrema derecha. También se necesita sin duda, algún mensaje a los militares y a la oligarquía, en el sentido que una victoria de ARENA y la llegada al poder de la ultraderecha, terminaría con la ayuda económica y material estadunidense. La política exterior norteamericana ha permitido el desarrollo de este ambiente de terror y muerte.

Esa política es errónea. Debemos asumir el compromiso de corregirla, en favor del pueblo salvadoreño que ha derramado tanta sangre. El ALBUQUERQUE JOURNAL, inicia una serie de artículos sobre los escuadrones de la muerte de la extrema derecha en El Salvador, del reportero investigativo Craig Pyes.

La serie es la culminación de una investigación de 10 meses, llevada a cabo por Pyes y una colega, Laurie Becklund de Los Angeles Times, en El Salvador, Guatemala, México y los Estados Unidos. Pyes conversó con algunos de los involucrados en los asesinatos, sobre su ideología, sus motivaciones políticas y personales, y tuvo acceso a documentos secretos desconocidos hasta la fecha. Estos reportajes analizan los vínculos entre los escuadrones de la muerte y líderes políticos en El Salvador, así como sus vínculos ideológicos que llegan hasta los Estados Unidos.

[goodbye]apocalipsis[/goodbye]

 

Planes de Posicionamiento disponibles en Cherada.net

Loading...

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.